<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 56

Capítulo 56. Batalla de los Globos de Luz

 

“Yu Zhitong, sólo quiero recordarte de nuevo que si algo me pasara, no estarás mejor.”

 

“Sabes que tu alma no durará mucho tiempo en su estado actual y que dependes de mí para que te ayude a buscar un nuevo cuerpo. Así que si hay algo que quieras decir, dilo ahora mientras haya tiempo. No me enfadaré a menos que resulte que no me hayas dicho algo de conocimiento crucial”, dijo el doctor Mo, que no estaba dispuesto a renunciar a cualquier oportunidad de tratar de obtener información oculta de la misteriosa juventud.

 

A partir de estas palabras, se hace evidente para Han Li que el Doctor Mo de hecho tenía mucho miedo de que Yu Zhiyong hiciera algo en el último momento que pudiera causar su perdición y que buscaba una mayor seguridad de que sus planes no habían sido manipulados.

 

En respuesta a las palabras del Doctor Mo, Yu Zhitong, quien entendió completamente los riesgos que implicaba dañar al Doctor Mo, contestó suavemente: “No tiene sentido que yo manipule tus planes, y si lo hago, mi familia sufrirá el castigo del cielo”

 

Además, después de usar la Técnica de los Siete Devoradores de Almas, al precio de tu esencia fundamental, recibirías temporalmente una cierta cantidad de poder mágico, que te permitiría usar unos cuantos hechizos simples; pero tu existencia será como la de un alma, una vez que tu esencia fundamental se haya agotado, ¿estás seguro de que aún puedes ejecutar ese hechizo?”. Después de que Yu Zitong hizo una declaración amenazadora en contra del Doctor Mo, este señaló sus debilidades y no dejó ninguna posibilidad de que el Doctor Mo se echara atrás.

 

Aunque Han Li no era religioso, escuchar su diálogo hizo que rezara en silencio a los Cielos para que el Doctor Mo renunciara a sus planes malvados. Parece una cosa ridícula, pero era lo único que podía hacer.

 

“Bien, usaré aquello en lo que confío e ignoraré aquello en lo que no confío. Debido a que hay grandes beneficios, es natural que haya algunos riesgos”, dijo el Doctor Mo después de tomar una decisión.

 

Al escuchar esto, Yu Zhitong parecía bastante feliz y la emoción apareció en sus palabras. “Ves, esa es la forma correcta de pensar. Piensa en ello. Originalmente eras un mero mortal sin raíces espirituales, incapaz de entrar en el camino de la inmortalidad. Pero si este plan se convierte en un éxito, ¡ese ya no será el caso! Con tu nuevo cuerpo y tu poderosa fundación espiritual, cualquier secta o clan grande te rogará  para que te unas. No sólo eso, tu cuerpo sería inmune a la enfermedad y a la muerte, permitiéndote vivir cinco veces más que un mortal normal”.

 

“Ahh, entonces confiaré en ti en este asunto. No te preocupes, yo, Mo Juren, soy un hombre de palabra. Lo que yo diga se hará definitivamente. Una vez que tenga éxito en este asunto, inmediatamente te ayudaré a encontrar un cuerpo adecuado con una base espiritual fuerte. Te prometo que no te defraudaré, Pequeño Hermano Yu.” Después de escuchar las promesas de Yu Zhitong, la preocupación inicial del Doctor Mo desapareció incluso adoptó un tono más amable, dirigiéndose a Yu Zhitong con gran familiaridad.

 

“Entonces, si ese es el caso, agradezco al Gran Hermano Mo. Después de tu éxito, yo solo te enseñaré todas y cada una de las técnicas de cultivo que tengo en mi poder”, dijo el astuto Yu Zhitong, que sabía que había logrado atraer a Mo Juren con sus palabras.

 

Han Li escuchó mientras los dos hablaban descaradamente sobre el uso de su cuerpo sin pedir sus opiniones. Aunque se dio cuenta de que no podía hacer nada dada su situación actual, no pudo evitar sentirse molesto por el hecho de que no le dieran ninguna oportunidad.

 

Una vez que el Doctor Mo disipó sus dudas y tomó la decisión de seguir adelante con el plan, ya no se demoró, inmediatamente sacó algunas agujas doradas y las clavó en un punto de acupuntura ubicado en la parte posterior de su cabeza. Inmediatamente se revitalizó, su cuerpo se llenó de energía suficiente para llevar a cabo el siguiente paso de su plan y aumentar sus posibilidades de éxito.

 

Se dirigió hacia donde yacía Han Li, se sentó erguido en una posición de meditación, y luego procedió a sentarse frente a Han Li con los brazos cruzados sobre su pecho, abrazando fuertemente sus hombros.

 

Entonces, el Doctor Mo ejecutó una Técnica Celestial. Con un movimiento de su mano, un rayo rojo de luz salió de sus palmas y golpeó el patrón que estaba debajo de Han Li, haciendo que los jades colocados alrededor del perímetro del diagrama brillaran.

 

El Doctor Mo procedió a susurrar el hechizo que tenía un efecto cautivador y desconcertante, haciendo que aquellos que lo escuchaban se sintieran somnolientos. Mientras continuaba el canto, Han Li sintió una profunda sensación de cansancio, haciendo que todo se volviera borroso mientras perdía lentamente el conocimiento.

 

‘Nada bueno’ pensó Han Li, sabiendo muy bien que este era el efecto deseado del misterioso canto y que una vez que cayera inconsciente, su cuerpo estaría poseído. Aferrándose a este pensamiento, Han Li resistió la tentación de dormir. Los pensamientos de morderse la lengua y pellizcarse a sí mismo fueron rápidamente ignorados ya que no tenía el control de su cuerpo, así que al final, por mucho que lo intentara, fue incapaz de luchar contra los efectos del hechizo y se cayó en un profundo sueño. Justo antes de quedar inconsciente, la última imagen que vio fue la hermosa cara del Doctor Mo. En ese momento, sin embargo, el Doctor Mo parecía más un diablo desagradable que una figura guapa. Las últimas palabras que Han Li quería decirle al Doctor Mo fueron: ‘Tu fealdad te sienta bien’.

 

Dentro de la infinita oscuridad de su subconsciente, Han Li tuvo un sueño muy extraño. En su sueño, éste se había convertido en un globo de luz verde del tamaño de un puño, que era feliz y libre en su pequeño mundo.

 

Pero no mucho después, un globo amarillo del tamaño de un pulgar con una intención malvada invadió repentinamente su sueño. Al ver el globo verde, la bola de luz amarilla cargó agresivamente contra el globo verde de luz, revelando de repente su boca para morder el globo verde que era Han Li. Por supuesto que Han Li no era débil, y también abrió la boca para vengarse. Después de unos pocos intercambios, Han Li terminó fácilmente la batalla tragándose el globo de luz amarillo. El victorioso Han Li se regocijó por su victoria, pero muy pronto otro intruso entró en su subconsciente. Esta entidad extranjera también era un globo de luz verde que medía mucho más que Han Li, pero no contenía el mismo brillo y lustre que el globo de luz de él. Cuando el enemigo vio el globo de luz de Han Li, se sorprendió; aparecieron dudas sobre sus rasgos.

 

Después de que Han Li experimentó el asombroso sabor de devorar otros globos de luz, la visión de un nuevo enemigo no hizo que Han Li pensara mucho en el poder de su oponente mientras atacaba directamente a su enemigo con la intención de devorarlo. El enemigo, al ver el ataque de Han Li, eligió disgustado cargar hacia delante y entablar batalla. Aunque el oponente era muchas veces más grande que Han Li, sus ataques sólo eran ligeramente más fuertes que el globo de luz amarillo que anteriormente devoró Han Li. Al darse cuenta de su desventaja, el invasor intentó girarse y escapar, pero Han Li no estaba dispuesto a dejar que se fuera tan fácilmente y lo persiguió, mordisqueando al invasor que escapaba. El invasor era muy astuto y resbaladizo; cada vez que Han Li parecía haberlo atrapado, el otro globo verde soltaba la parte que había atrapado y seguía huyendo. Al final, el invasor logró huir, pero su masa corporal era un tercio de su tamaño original. Aunque Han Li se mostraba reacio a dejar ir a su oponente, no había nada que pudiera hacer al respecto, por lo que decidió esperar a que más enemigos invadieran el lugar para poder devorarlos. Tristemente, no llegaron más globos de luz, y él continuó flotando los alrededores de su pequeño mundo.

Descarga:

15 Comentarios Comentar

    1. Angelusautemmors

      Lector

      Nivel 4

      Angelusautemmors - hace 4 meses

      A mordiscos se comen las almas, me pregunto que sabor tendra un alma parece que Han Li le gusto mucho

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.