Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

RMJI – Capítulo 562

Capítulo 562. Secta Yang Azul

 

Al igual que el hombre esquelético y el hombre diabólico, los recién llegados tampoco hicieron preguntas sobre la identidad de Han Li. Cuando el elegante hombre vio que había cinco personas presentes, saludó directamente a las tres personas que habían llegado antes y respetuosamente dijo: “Yo soy Ke Yu. Con todo respeto, he venido a entregar las órdenes y guiarlos. Aquí está mi prueba de identidad, por favor siéntase libre de confirmarla.” El elegante hombre sacó entonces un medallón de comando negro y se lo entregó a Han Li. Como claramente tenía el cultivo más alto entre los tres que habían llegado primero, naturalmente tomó la posición de liderazgo.

 

Han Li recibió el medallón sin decir palabra y lo miró antes de arrojárselo casualmente al hombre esquelético.

 

El esquelético hombre también le echó una rápida mirada y luego se lo devolvió casualmente al elegante hombre. Entonces dijo en tono perezoso: “¿De qué sirve mostrar el medallón de comando? Como a un cultivador del Establecimiento de la Fundación como usted se le permitió usar la formación de transportación, hay pocas dudas acerca de su papel. En cuanto a nuestras identidades, tampoco sirve de nada examinarlas. Sólo hemos llegado aquí porque hemos recibido órdenes como ejecutores; es imposible que haya forasteros. Así que, ¿qué le parece si empieza a decirnos las órdenes?”

 

El hombre esquelético parecía bastante familiarizado con el proceso y hablaba con audacia mientras mostraba una expresión de impaciencia.

 

Cuando el elegante hombre escuchó esto, dudó un momento antes de revelar una sonrisa avergonzada. No planteó la cuestión de identificar a Han Li o a los demás y sólo dejó salir una tos seca antes de presentar al anciano a su lado.

 

“Este es el Mayor Ding, un ejecutor de la Secta Yang Azul. Su misión es ayudar al Mayor Ding a capturar a un criminal de la Secta Yang Azul. el Mayor Ding continuará con los detalles, el papel de este Menor fue sólo para presentarlo.” Luego, obedientemente, dio un paso atrás y se dirigió al anciano que estaba a su lado.

 

“¿La Secta Yang Azul? No me digas que es la Secta del Lord Tres Yang”. Un destello azul apareció en los ojos del hombre esquelético mientras revelaba asombro.

 

Cuando Han Li y el hombre diabólico a su lado escucharon esto, también revelaron sorpresa.

 

El anciano de la Secta Yang Azul, apellidado Ding, sonrió débilmente y saludó a los tres, “Jeje, parece que no hay necesidad de que yo hable del fundador de mi secta ya que sabes su nombre. El Ancestro Marcial ha solicitado personalmente al Líder de la Coalición, el ArchiSanto de los Seis Caminos, para este asunto. Esto se debe al hecho de que no sólo el criminal es un cultivador de la Formación del Núcleo, sino que también está en posesión de muchos de los tesoros más valiosos de la Secta Yang Azul. Ya han pasado muchos años desde que escapó, pero hace poco nos enteramos de su paradero. Si el Ancestro Marcial se hubiera propuesto personalmente capturarla, naturalmente sería bastante fácil, pero desafortunadamente, tiene asuntos más urgentes por los momentos. Por eso, se vio forzado a pedirles ayuda a sus compañeros Daoístas. Con nosotros cuatro cultivadores de la Formación del Núcleo, seremos capaces de capturar a esa bruja viva con certeza”. Cuando dijo esa última frase, su expresión inconscientemente se volvió severa.

 

Después de escucharlo decir ‘bruja’, el hombre diabólico le preguntó desconcertado: “¿Es esta criminal una cultivadora?”

 

Han Li frunció el ceño, habiendo recordado algo débilmente.

 

“Así es, la bruja se llama Yuan Yao. Originalmente, era una concubina que estaba preparada para el joven maestro de la secta. Sin embargo, fue más allá de nuestras expectativas que esta bruja fuera tan despiadada, y usando su extraordinaria belleza y técnicas de hechicería, conspiró con otra mujer y mató en secreto al joven maestro de la secta. Yuan Yao entonces tomó los tesoros del joven maestro de la secta y las preciosas píldoras medicinales y huyó, para luego tener éxito en la Formación del Núcleo. Como ese joven maestro era el único descendiente del Ancestro Marcial Tres Yang, naturalmente siente un profundo odio por la mujer y la considera una prioridad absoluta. Mientras vosotros tres me ayudéis a capturar a la mujer viva, nuestra secta seguro que los recompensará. No los dejaremos sin compensación por sus esfuerzos”. El viejo rechinó los dientes mientras hablaba del objetivo.

 

El hombre esquelético y el hombre diabólico se miraron entre sí. En cuanto a Han Li, se frotó la nariz en completo silencio.

 

Así que el culpable resultó ser Yuan Yao, la historia de esta misteriosa y bella mujer estaba más allá de la imaginación de Han Li.

 

Había sospechado de cómo la mujer había conseguido llegar a la Formación del Núcleo en tan poco tiempo y por qué había actuado de una manera tan reservada, pero no habría adivinado que ella había robado todo de un joven maestro de secta y que estaba siendo perseguida por la Secta Yang Azul. Las muchas y preciosas píldoras medicinales del Joven Maestro parecían haber beneficiado mucho a Yuan Yao. Pero ahora, parecía que la mujer estaba atrapada en una situación problemática, y vagos pensamientos de interrumpir su plan habían surgido en su mente. Sin embargo, por el momento no eran más que pensamientos. Aunque no se puede considerar que tengan una relación particularmente estrecha, al menos se les puede considerar conocidos.

 

En ese momento, el esquelético a su lado comenzó a hablar: “Como ya hemos recibido órdenes de nuestros superiores, mi hermano y yo habríamos participado de todos modos. ¿Sabe dónde apareció esta mujer? Ya que nos hemos reunido aquí, entonces no debe estar muy lejos”.

 

“El compañero Daoísta tiene razón, la bruja vive recluida en una isla desolada al norte de la Isla del Emperador Brillante. Cuando salió a comprar algunos bienes, uno de nuestros discípulos la reconoció y la siguió de vuelta a la isla. Hasta ese momento, no teníamos la menor idea de dónde podía estar. Esta mujer es extremadamente astuta y posee tesoros con tremendo poder, sin mencionar las preciosas Explosiones de Fuego Azul de nuestra secta. Por eso, todo el mundo debe tener el cuidado adecuado”. Cuando el viejo dio su advertencia, habló especialmente a Han Li. Ya que Han Li era un cultivador de la etapa tardía de la Formación del Núcleo, el anciano lo tenía en mayor consideración que a los demás.

 

Pero contra su imaginación más descabellada, mientras Han Li asintió sin expresión, reflexionaba interiormente si debía o no exterminarlos. Sin embargo, cuando Han Li escuchó que Yuan Yao estaba cerca y que tenía muchos tesoros preciosos a mano, su corazón se conmovió. Después de un simple momento de reflexión, Han Li decidió que después de salvarla, aprovecharía la oportunidad para exigirle grandes recompensas.

 

Con la explicación completa, Ke Yu terminó de examinar a la gente en la habitación y respetuosamente les pidió confirmación de que lo entendían antes de salir de la cueva.

 

 

En algún otro lugar de los Mares Interiores, un cultivador con el cabello revuelto miró hacia abajo a la formación de transportación que estaba bajo sus pies, confundido. La transportación había estado parpadeando con luz cuando entró, pero una vez que estaba a punto de teletransportarse, la formación había perdido potencia por alguna razón insondable. Esto le hizo frotar sombríamente la parte posterior de su cabeza; no sabía qué hacer.

 

 

Dejando atrás a la gente que custodiaba las formaciones, Han Li y el grupo llegaron a la ladera de una montaña. A lo lejos, una aldea podía verse vagamente. El grupo de cinco personas se elevó a los cielos y bajo la guía del Anciano de la Secta Yang Azul, abandonaron la isla volando hacia el norte.

 

El vuelo fue sin incidentes y el grupo voló en silencio. Con los gestos distanciados y retraídos de Han Li, nadie se atrevió a charlar sin tacto por el camino, ya que poseía el mayor cultivo entre ellos.

 

Alrededor de medio día después, el grupo de cinco personas avistaron una pequeña isla a unos diez kilómetros de distancia.

 

Una fría luz parpadeó en los ojos del anciano cuando se detuvo y dijo con frialdad: “Éste es el lugar. La bruja debería estar escondida dentro de una de las colinas.”

 

Los demás se detuvieron y miraron la isla a lo lejos. Aparte de la escasa vegetación, sólo había unas pocas montañas de piedra y el Qi espiritual era extremadamente escaso.

 

Después de echar un vistazo a la isla, el hombre diabólico no pudo evitar preguntar, “Compañero Daoísta, ¿No te equivocas? La bruja es una cultivadora de la Formación del Núcleo. ¿Por qué cultivaría en un lugar como éste?”

 

“Tranquilo, no hay forma de que nuestra información esté equivocada.” El viejo de apellido Ding respondió con total confianza. Luego formó sus manos en un gesto de encantamiento y extendió su mano, haciendo que una raya de luz amarilla brillante cruzara el cielo.

 

Poco después, una ráfaga de resplandor amarillo brilló repentinamente desde un lado de la isla.

 

El anciano se alegró al ver esto, apresuradamente volteó la cabeza hacia los otros tres y les explicó: “Uno de nuestros discípulos de la secta se quedó aquí para vigilar a la mujer. Parece que aún no ha salido de la isla”.

 

Después de que se dijo eso, esperaron un momento más antes de que una raya de luz roja se les acercara desde la dirección en que salió la luz amarilla. Un momento más tarde, el rayo rojo de luz llegó delante de ellos y se desvaneció para revelar a un cultivador vestido de gris en la etapa media del Establecimiento de la Fundación que parecía tener unos cuarenta años de edad. Su túnica era idénticas a las del viejo, pero los emblemas de fuego eran mucho más pequeños que los de las túnicas del viejo.

 

Cuando el hombre reconoció al viejo Ding, se inclinó apresuradamente ante él y respetuosamente le dijo: “El discípulo saluda al Tío Marcial Ding y a los Mayores”.

 

El anciano hizo un gesto de saludo sin prestarle atención y le preguntó con voz grave: “¿Sigue la bruja en la isla?

 

“Ella sigue ahí. La bruja aún no se ha ido desde que este discípulo la siguió de vuelta a esta isla”. El hombre de mediana edad habló con certeza.

 

El anciano habló con un tono profundo: “Bien, lo has hecho bien en tu tarea. Cuando este asunto termine, serás ascendido a discípulo interno dentro de la secta. Adelante, lidera el camino”.

 

Cuando el hombre de mediana edad escuchó esto, sonrió embelesado mientras le daba las gracias repetidamente al anciano. Luego se dio la vuelta y voló a la pequeña isla.

 

En un parpadeo, el grupo llegó por encima de la pequeña isla. El hombre de mediana edad señaló entonces una montaña de piedra y respetuosamente dijo: “Esta discípula vio que se acercaba a esa montaña y luego desapareció sin dejar rastro. Aunque no pude investigar más de cerca debido a mi bajo cultivo, creo que la cueva de esa mujer está dentro de esa montaña”.

 

Cuando el hombre esquelético escuchó eso, una extraña luz apareció entre sus ojos mientras miraba a la montaña. Entonces asintió lentamente con la cabeza y dijo: “Así es. El exterior de la montaña está claramente bajo los efectos de restricciones de alto nivel. A menos que uno examine de cerca esa montaña en particular, no sería capaz de descubrir nada extraño sobre la isla. No es de extrañar que la mujer haya podido ocultarse aquí durante tantos años”.


Capítulo semanal

Hey cultivador, ¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.