Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

RMJI – Capítulo 564

Capítulo 564. Un Regalo

 

Después de escuchar el tono de Han Li, que de repente se volvió áspero, el hombre diabólico sintió que algo andaba mal. Cuando vio que Han Li había tirado una cabeza cortada, sintió caer su corazón, pero inconscientemente se desdibujó hacia delante para atraparla. En el mismo instante en que se adelantó, vio claramente la cara de la cabeza cortada. Sintió temblar su corazón al darse cuenta de que la pálida cabeza cortada pertenecía al Anciano Ding.

 

El hombre esquelético estaba igualmente horrorizado cuando se dio cuenta de que se trataba de la cabeza del anciano Ding. Con gran coordinación, los dos se acercaron rápidamente el uno al otro, en el instante en que descubrieron que la situación había salido mal. Luego ordenaron a sus tesoros mágicos que volviesen a ellos antes de mirar a Han Li con expresiones vigilantes.

 

Aunque Han Li era un cultivador tardío de la Formación del Núcleo, si los dos se unían, posiblemente podrían rivalizar con él. Como resultado, no parecían tener el más mínimo miedo.

 

No muy lejos, Yuan Yao estaba viendo todo esto en total confusión. A pesar de no usar la oportunidad de escapar, aún mantenía la diabólica técnica que rodeaba su cuerpo y tenía su extraño martillo rojo girando a su alrededor por precaución mientras observaba silenciosamente las extrañas acciones de Han Li y los demás.

 

Han Li miró profundamente a Yuan Yao antes de volver su mirada hacia el hombre esquelético y el hombre diabólico. Sin dar más explicaciones, agitó ambos brazos con una leve sonrisa y más de veinte pequeñas espadas azules salieron de sus mangas como dos grupos de peces. Entonces, en una repentina ráfaga de luz, las espadas voladoras dispararon directamente hacia los dos cultivadores.

 

Cuando el hombre esquelético y el diabólico vieron esto, tenían expresiones de incredibilidad en sus rostros.

 

Los cultivadores de la Formación del Núcleo Ordinarios debían agotar la mayor parte de su fortuna sólo para refinar un único tesoro mágico, y ahora este aliado traidorhabía sacado de repente más de veinte espadas voladoras. Con esta única demostración, los dos sabían inmediatamente que Han Li no era un cultivador ordinario de la etapa tardía de la Formación del Núcleo tardío, y que no tenían ninguna oportunidad contra él.

 

La expresión del hombre esquelético palideció y de repente gritó: “¡Vamos a separarnos! ¡Cada uno a lo suyo!”

 

Justo cuando terminó de gritar, se transformó en un rayo negro de luz y se fue volando. Al escuchar esto, el hombre diabólico inmediatamente recuperó su arma sin decir una palabra más y salió corriendo en la dirección opuesta. Su velocidad no era mucho más lenta que la de su compañero. Parecía ser excepcionalmente hábil para huir.

 

Cuando Han Li vio esto, su expresión se volvió solemne, y rápidamente formó un gesto de encantamiento con ambas manos antes de señalar sus espadas voladoras. Las espadas entonces brillaban con luz azul antes de que cada espada produjera tres luces idénticas, transformando las veinticuatro espadas originales en noventa y seis y duplicando la fuerza de cada una. Han Li entonces tiró su manga e impetuosamente pronunció: “Sepárense”.

 

Tan pronto como se pronunció la palabra, las espadas azules se dividieron en dos grupos. Cada grupo de espadas voladoras se unió en una luz azul y formaron sus propios enjambres de luz antes de partir rápidamente.

 

El uso por parte de Han Li de la habilidad divina de la Técnica Fantasmal de la Sombra de la Espada dejó al hombre esquelético y al hombre diabólico mortalmente pálidos cuando voltearon sus cabezas para mirar. Entonces comenzaron a circular la totalidad de los poderes mágicos en sus cuerpos mientras temían por sus vidas.

 

<< Nota: Técnica Fantasmal de la Sombra de la Espada – Primera introducción en el capítulo 217. Es una técnica que permite a las espadas producir una copia ilusoria de sí misma. Con su fuerza actual, cada una de las ilusiones de la espada es capaz de retener un tercio del poder del arma original. >>

 

Han Li se quedó quieto y solo miró a los dos con un rastro de compasión. Los enjambres de luces de espada viajaban a una velocidad que los cultivadores ordinarios no podían esperar igualar. A menos que tuvieran tesoros que desafiaran al cielo, similares a la capa roja sangre de Han Li o a las Alas Tormenta de Trueno, los dos no tenían la más mínima posibilidad de sobrevivir.

 

Tras un breve momento, los enjambres de luz de espada se habían alejado varios kilómetros y perseguido a ambos hombres. Solo pudieron darse la vuelta impotentes e invocar sus tesoros mágicos en un intento de bloquear los enjambres de espadas. Pero bajo el asalto desbordante de sus números superiores, las espadas desgarraron sus cuerpos en rápida sucesión, cada muerte acompañada de un grito miserable.

 

Han Li entonces liberó tranquilamente la Técnica Fantasmal de la Sombra de la Espada, e hizo que las espadas volaran de vuelta con las bolsas de almacenamiento, ahora sin dueño.

 

Con las espadas volando de vuelta como aves volviendo a su nido, Han Li se giró para mirar la negra niebla que había a lo lejos con una misteriosa sonrisa.

 

Para su sorpresa, antes de hablar, Yuan Yao se rió y dijo: “Así que es el compañero Daoísta Han. No esperaba que en las decenas de años que estuvimos separados las habilidades del Hermano Han llegaran a esta etapa. ¡Esta pequeña mujer realmente te tiene en gran estima!” Poco después de que ella dijo esto, la neblina negra se dispersó lentamente para revelar a la impresionantemente bella mujer. Luego miró en silencio a Han Li con ojos luminosos y una amplia sonrisa.

 

“No esperaba que la Compañero Daoísta Yuan me reconociera. ¡Me has dado un buen susto!” Han Li se rió y luego disolvió sus artes de cambio de apariencia sin dudarlo, restaurando su apariencia original en un destello de luz blanca.

 

“Yo misma encuentro bastante difícil creer que aparte del Hermano Han, pueda haber otra persona en el Mar de las Estrellas Dispersas que también posea un gran número de tesoros mágicos de espadas voladoras.” Aunque había dicho esas palabras con una sonrisa, aún así dio un respiro de alivio al ver a Han Li revelar su verdadera apariencia. Luego, después de un momento de duda, se abstuvo de preguntar por qué Han Li había aparecido aquí; en cambio, se acercó a Han Li y le saludó con gratitud, expresándole su sincero agradecimiento: “Gracias al oportuno rescate del Hermano Han, esta pequeña mujer pudo escapar de la calamidad”.

 

Ella realmente entendía que si Han Li hubiera querido hacerle daño, ni siquiera le habría dado la oportunidad de huir, dado su cultivo actual. Por eso, sería mucho mejor si ella pudiera forjar una relación amistosa con él.

 

Han Li sabía naturalmente porque Yuan Yao le había mostrado respeto con una sonrisa tan fuerte. Así, se rió y agitó el brazo antes de decir: “Simplemente me encontré con esta cacería por casualidad, y salvarte a ti sólo requirió un esfuerzo muy pequeño. Desde la última vez que nos vimos, parece que la Compañera Daoísta Yuan ha progresado bastante con sus técnicas”.

 

Yuan Yao inclinó la cabeza y miró a Han Li antes de hablar con una ira fingida, “¿Se está burlando el Hermano Han de esta pequeña mujer? El Hermano Han ya ha llegado a la etapa tardía de la Formación del Núcleo, mientras que yo todavía estoy en la etapa temprana de la Formación del Núcleo. ¿De qué progreso podemos hablar?”

 

“¡Jeje! La Compañera Daoísta Yuan es demasiada modesta. Aunque he logrado llegar a esta etapa con la ayuda de muchos encuentros fortuitos, todavía hay varios asuntos sobre los que debo consultar con usted”.

 

Yuan Yao quedó momentáneamente aturdida antes de esconder su pequeña sonrisa con su mano. “¡Jeje! Pregunta lo que quieras, pero si el Hermano Han no encuentra desagradable mi humilde hogar, ¿No sería mejor tener nuestra charla allí?” La mujer trató a Han Li con obvia intimidad, quizás debido a que él acababa de salvar su vida.

 

Sin darse aires, Han Li estuvo de acuerdo: “¡Entonces tendré que molestarte para que me guíes!”

 

La cara de Yuan Yao se sonrojó y descendió a la isla con una sonrisa en la cara mientras Han Li la seguía hasta su residencia en la cueva.

 

La residencia en la cueva de Yuan Yao no puede considerarse muy grande, pero fue arreglada con gusto de una manera elegante y limpia. Además, los pasillos de la residencia estaban recubiertos de plantas raras y coloridas, llenando de color y una agradable fragancia la residencia de la cueva, que normalmente es aburrida.

 

Cuando Han Li vio esto, no pudo evitar sonreír calurosamente mientras Yuan Yao llevaba a Han Li a una sala de piedra de más de treinta metros de ancho. Después de que Han Li tomó asiento en la mesa, preparó una taza de té fragante y se sentó felizmente frente a Han Li.

 

“El Hermano Han es muy famoso en el Mar de las Estrellas Dispersas; has adquirido una gran reputación. Casi todo el mundo ha escuchado de cómo el tesoro secreto de mayor rango en el Mar de las Estrellas Dispersas cayó en manos de un cultivador de la Formación del Núcleo llamado Han. Juzgando por cómo el Compañero Daoísta entró en la etapa tardía de la Formación del Núcleo en tan pocos años, ¿Podría ser que usted haya consumido la legendaria Píldora Reparadora Celestial? ¿Es la medicina tan milagrosa como dicen las leyendas?” Tan pronto como Yuan Yao se sentó, ella reveló un anhelo inconcebible tanto hacia la Píldora Reparadora Celestial como hacia el Caldero del Vacío Celestial.

 

Han Li se detuvo un momento antes de sonreír en silencio, la mujer era bastante lista. Claramente había aprovechado la oportunidad para plantear el asunto del Caldero del Vacío Celestial y la Píldora Reparadora Celestial sin mostrar ninguna intención hostil. Han Li no pudo evitar sentirse favorable hacia ella.

 

Han Li suspiró y agitó la cabeza, “Puesto que la Compañera Daoísta Yuan lo mencionó, no trataré de engañarte. El Caldero del Vacío Celestial realmente está en mi posesión. Sin embargo, debido a mi cultivo poco profundo, no he podido abrir el caldero desde que lo adquirí. Cualquier tesoro que contenga es completamente inaccesible para mí por el momento. Cuando mi cultivo progrese y tenga la capacidad de abrirlo, la Píldora Reparadora Celestial ya no me servirá de nada”. Ya que su cultivación superaba con creces el de ella, no sintió la necesidad de mentir y reveló con calma la verdad del asunto.

 

“¿Todavía no has abierto el Caldero del Vacío Celestial?” Cuando Yuan Yao escuchó esto, se detuvo un momento, antes de revelar una expresión de ligera incredulidad.

 

Han Li frunció el ceño y no quiso dar más explicaciones a la mujer. En vez de eso, tosió varias veces y decidió llegar claramente el corazón del asunto. Miró fijamente a Yuan Yao y lentamente dijo: “¿Por casualidad la Compañera Daoísta Yuan tiene más Leche Espiritual de Innumerables Años con ella? Debes saber que con el Caldero del Vacío Celestial en mi posesión, los problemas tienen una manera de encontrarme constantemente. Esto, junto con muchos otros asuntos inesperados, me ha hecho consumir casi toda la Leche Espiritual de Innumerables Años que me diste. Si le queda algo de eso, estoy dispuesto a pagar un alto precio por ello. Definitivamente no sufrirás una pérdida.”

 

Han Li habría perdido su vida varias veces durante su estancia en los Mares de las Estrellas Exteriores, si no fuera por la Leche Espiritual de Innumerables Años. Después de darse cuenta de lo importante que era este artículo, Han Li no estaba naturalmente dispuesto a dejar pasar la oportunidad de adquirir la otra mitad de la Leche Espiritual de Innumerables Años que había originalmente en la botella. Con esto, tendría otro artículo capaz de ayudar a salvar su vida la próxima vez que el peligro viniera a buscarlo.

 

Cuando Yuan Yao escuchó a Han Li, se detuvo un momento antes de fruncir inconscientemente el ceño.

 

Un momento después, sacó una botella de jade de su cintura, la colocó en el centro de la mesa y la empujó hacia Han Li sin dudarlo.

 

La mujer miró serenamente a Han Li y dijo: “No he usado ni una gota de la Leche Espiritual de Innumerables Años. El Hermano Han puede tenerla como regalo, así que no hay necesidad de darme ninguna piedra espiritual o artículo para ella”.


Capítulo semanal

Hey cultivador, ¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.