<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 69

Capítulo 69. Li Feiyu y la Joven Dama

 

La residencia del Anciano Li no era extravagante; en cambio, era simplemente una casa pequeña y humilde.

 

Alrededor de varias casas cercanas había un muro de tierra de dos metros de alto y medio metro de grosor que rodeaba un sencillo patio. Frente al sendero había una puerta arqueada en forma de media luna a través de la cual Han Li podía ver que el patio estaba lleno de muchos visitantes.

 

Entrando en el patio, Han Li se dio cuenta de que el número real de personas era mucho mayor que el que había visto desde el exterior de la puerta. Se reunieron en grupos de dos o tres, discutiendo el estado del Anciano Li en voz baja.

 

Han Li ya había escuchado que el Anciano Li era una persona de buen carácter en la Secta de los Siete Misterios. Independientemente de si uno era un discípulo de rango bajo o un estimado colega, rara vez se enfadaba con alguien, ni se peleaba por el poder y las ganancias en la secta. Como resultado, muchas figuras de la secta, tanto las importantes como las insignificantes, no tenían más que elogios para el anciano, lo que provocó que su popularidad fuera muy alta.

 

No es que el Anciano Li estuviera sufriendo de una enfermedad inducida por el veneno, todos los que tenían un alto estatus en la secta eventualmente presentarían sus respetos, ya sea personalmente o a través de un representante. No hubo ni una sola persona que no lo hiciera, sin importar si la razón por la que vinieron era de corazón o hipócrita, y como resultado, el patio pronto se llenó de gente.

 

Una vez que Han Li entró, fue reconocido por la gente del patio. Los Protectores más bajos inmediatamente lo rodearon, cada uno esforzándose por ser el primero en saludarlo.

 

“¿Cómo estás, Dios Medicinal Han?”

 

“¡Vino el Doctor Han!”

 

Una oleada de buenos deseos resonó y golpeó continuamente sus oídos. Incluso si no quería escuchar el ruido interminable, no tenía más remedio que aguantar.

 

Viendo estos rostros rebosantes de entusiasmo, Han Li también mostró una sonrisa brillante que no perdió ante la multitud en términos de esplendor. Sin embargo, aunque parecía ser extremadamente cortés, en realidad estaba harto de las falsas cortesías.

 

Afortunadamente, las personas de alto estatus, como los Vice Líderes de la Secta y los Ancianos Consagrados, asintieron implícitamente con la cabeza en la dirección de Han Li, mostrando su reconocimiento de su llegada sin hacer un movimiento para acercarse a él.

 

Viendo que no le incomodaron haciendo que los saludara, Han Li tuvo una buena impresión de estos estimados individuos.

 

Debido al bajo estatus de Ma Rong, no pudo hacer nada más que pararse a un lado con una mirada de preocupación. Mientras los Protectores trataban de acercarse a Han Li con sus constantes bromas, la cara de Ma Rong revelaba preocupación mientras sus dos grupos se presionaban entre sí sin cesar.

 

Finalmente, después de que Han Li terminó de saludar a la última persona, Ma Rong no pudo esperar más e inmediatamente corrió hacia adelante, agarrándole el brazo a Han Li con una mano y metiéndose directamente en la casa. Esta acción grosera e impetuosa enfureció a algunas personas que deseaban llevarse bien con el Dios Medicinal Han, mostrando un poco de su desagrado.

 

Por fuera, Han Li tenía una sonrisa forzada, pero en realidad estaba bastante satisfecho con la decisión de Ma Rong. De esta manera, podía finalmente deshacerse de esas personas incesantemente molestas sin tener que ofender a nadie.

 

Con un sentido de urgencia, Ma Rong arrastró a Han Li a la sala de estar.

 

No había mucha gente dentro, excepto unos pocos miembros de la familia y dos Ancianos. El líder de la secta Ma también estaba allí, pero lo que más sorprendió a Han Li fue que Li Feiyu también estaba dentro de la habitación.

 

Han Li estaba conmocionado. Según lo que sabía, no había relación entre Li Feiyu y el Anciano Li, así que ¿por qué se presentó aquí?

 

Justo cuando su estómago estaba a punto de estallar con preguntas, Han Li notó que el Discípulo Mayor Li estaba consolando a una niña pequeña con lágrimas fluyendo por su cara. La expresión altamente enfocada de Li Feiyu estaba llena de rastros de emoción, una mirada que era muy diferente de la que solía mostrar a sus compañeros discípulos.

 

Mirando la apariencia enamorada de Li Feiyu, Han Li se dio cuenta de repente de lo que estaba pasando. Asustado, no pudo evitar pensar que era extremadamente gracioso.

 

Han Li escudriñó rápida y cuidadosamente la apariencia de la joven, queriendo ver qué tipo de belleza podía hacer que Li Feiyu ignorase todo por amor.

 

La joven parecía tener entre quince a dieciséis años y llevaba una horquilla de jaspe. Además, llevaba un vestido verde de loto, lo que daba a los rasgos faciales originalmente dulces y agradables un aire travieso y pícaro. A pesar de ello, sus dos ojos estaban hinchados y enrojecidos, lo que la hacía parecer encantadora y patética. Su apariencia desanimada le dio a la gente el impulso de llevarla con amor a un abrazo.

 

“¡Zeze! Ella realmente es una jovencita hermosa.” Han Li exclamó por unos instantes desde su corazón, pensando que el que Li Feiyu cayese bajo la trampa de amor de esta dama era perdonable. En su corazón, todavía había un rastro de envidia y celos, sin saber cuándo él mismo podría también tener una compañera íntima.

 

Tal vez fue porque se dio cuenta de que Han Li estaba estudiando a esta joven, pero Ma Rong se apresuró para presentar a todos en la casa a Han Li con el fin de que pudiera establecer un sentido de familiaridad.

 

El líder de la secta Ma y un Anciano Qian de cara blanca a quien Han Li había visto antes, naturalmente no necesitaban ninguna presentación, e inmediatamente tomó la iniciativa de dar un paso adelante para revisar el cuerpo.

 

“¡Saludos, Líder de la Secta Ma, Anciano Qian!

 

“¡Jeje! ¡El joven Doctor Han ha llegado!” El líder de la secta Ma actuó como si fuera el amigo íntimo de Han Li, casi como si no hubiera diferencia entre su estatus.

 

“Doctor Han es Doctor Han, ¿por qué tienes que mencionar la palabra ‘joven’?” Han Li maldijo silenciosamente dentro de su corazón en desacuerdo con la frase del líder de la secta Ma.

 

Por otro lado, la actitud del anciano Qian era fría y distante. Simplemente asintió con la cabeza, actuando completamente opuesto al Líder de la Secta Ma. Han Li no se sintió ofendido por la indiferencia del Anciano Qian, ya que sabía que el Anciano Qian practicaba un método de cultivo especial que le obligaba a cercenar sus sentimientos y deseos, lo que le obligaba a tratar a todo el mundo con indiferencia y con la misma frialdad que a los demás.

 

Además del líder de la secta Ma y el anciano Qian, había otro anciano alto, robusto y de cara roja con el que Han Li no estaba familiarizado. Las palmas de las manos de este anciano eran ásperas y toscas, y sus diez dedos cortos eran gruesos y macizos; de esto se desprendía claramente de una sola mirada que este anciano se entrenaba en un arte marcial especial.

 

“Este es el Anciano Zhao, el amigo íntimo de mi maestro. Su trabajo anterior era supervisar la División de Recolección de Tesoros fuera de la montaña. Acaba de regresar hace dos días”. Ma Rong dijo mientras presentaba al Anciano a Han Li.

 

Hacia Han Li, el Anciano Zhao no sentía frialdad ni calidez. Hizo un sonido de “en” con su boca, sin decir una palabra, pero la duda en sus ojos era evidente. Claramente no confiaba en las habilidades de Han, el Dios Medicinal invitado, debido a su corta edad.

 

Como el Anciano Zhao no parecía tener una actitud favorable hacia él, Han Li naturalmente no tomaría la iniciativa de adular al Anciano Zhao. Siguiendo el ejemplo del anciano Zhao, Han Li usó un tono plano para dar sus respetos, y luego hizo todo lo posible para evitar a la otra persona.

Descarga:

8 Comentarios Comentar

  1. Angelusautemmors

    Lector

    Nivel 3

    Angelusautemmors - hace 2 meses

    El siguiente cap debe estar bueno (la verdad es que no se que comentar)

    1. Chavezz17

      Lector

      Nivel 12

      Chavezz17 - hace 3 semanas

      Nos pasa a casi todos, al menos intentas comentar algo, el resto solo deja su fantasmagórico “griciis por il cipitili”

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.