<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 96

Capítulo 96. Falla

 

 

Mientras practicaba su control sobre el vuelo del talismán, Han Li descubrió que usar la “Técnica de la Telequinesis” para propulsar el talismán lo transformaría en un rayo de luz gris. Aunque era incomparablemente afilado, existían algunas limitaciones importantes cuando se lo ponía en pleno uso, a pesar de que podía cortar casi todo y atacar según su voluntad.

 

¡En primer lugar, propulsar esta luz gris cuesta demasiado poder mágico!

 

Una vez que Han Li cultivó la octava capa de las Artes Eternas de la Primavera, pudo usar la Técnica de la Bola de Fuego cien veces.  Sin embargo, cuando controlaba la luz gris, su poder mágico sólo podía persistir durante un corto cuarto de hora antes de que se agotara por completo.

 

Actualmente recuerda que antes, el Monje Luz Dorada no había hecho uso inmediatamente del rayo de luz gris. Su poder mágico era demasiado limitado y solo podía controlar el talismán durante un tiempo lamentable.

 

Esto explicaba por qué había puesto una resistencia mínima cuando Han Li se apoderó del rayo de luz gris. Mientras el enano controlaba la luz gris, probablemente había gastado más de la mitad de su poder mágico. Además, el poder mágico de Han Li era originalmente mucho mayor que el de los enanos. Cuando luchara en poder mágico con un enano, era natural que el enano fuera derrotado completa y absolutamente.

 

Además, otro problema con el rayo gris era que su distancia de ataque estaba bastante limitada. El rayo gris sólo se podía controlar fácilmente en un radio de unos setenta metros. Fuera de este rango, su control se volvería inflexible y lento. Ocasionalmente, se descontrolaba. Cuando se vuela fuera del alcance de unos cien metros, el rayo gris vuelve a cambiar completamente a su verdadera forma de talismán y cae al suelo.

 

Con respecto a esos dos defectos, Han Li creía que una vez que su poder mágico avanzase, esos problemas se aliviarían gradualmente. Sin embargo, había un último problema: el defecto fatal del talismán.

 

Después de usar el talismán varias veces, Han Li se dio cuenta de que la luz emitida al sacar la pequeña espada gris se debilitaba lentamente cuanto más la usaba. Parecía que su vida útil se reducía gradualmente. En otras palabras, este talismán tenía un número limitado de usos. Cuando el número de veces que se podía utilizar superase el límite, se agotaría por completo y se extinguiría.

 

Una vez que Han Li aprendió a controlar esta luz gris, inmediatamente dejó de practicar. Después de todo, quería poder utilizar este talismán en un momento crucial durante situaciones peligrosas. Quizás en una crisis posterior, este artículo  podría salvar su pequeña vida.

 

De la misma manera, Han Li creía que el talismán dorado que podía transformarse en una barrera dorada también tenía una restricción similar. Sin embargo, por el momento, no sabía el conjuro para usarlo. Sólo podía guardarlo y prepararlo para un uso futuro.

 

Después de descansar, Han Li investigó el medallón de mando triangular y el manual del Clan Qin.

Desafortunadamente, no obtuvo nada de estos artículos.

 

Cinco días pasaron de esta manera. En el momento en que Han Li quitó la señal que decía que no quería ver a nadie, Li Feiyu entró corriendo como sale un pedo. Cuando vio a Han Li, le contó el rumor de que se había convertido en un demonio.

 

Estos rumores dejaron a Han Li sin palabras, sin saber si debía reír o llorar. Solo podía mantener rígida su cara y darle a Li Feiyu una mirada infeliz. Li Feiyu obviamente se estaba burlando de él.

 

Li Feiyu finalmente dejó de reírse efusivamente y lentamente reprimió su sonrisa. Le dijo a Han Li con voz solemne: “Deberías poder adivinar la razón por la que vine aquí.”

 

“¡Mmm! ¿No es porque los muchos ancianos de la secta no se sienten a gusto conmigo y te enviaron para conocer mi actitud actual?”. Han Li respondió con indiferencia.

 

“¡Jeje! Al parecer te lo imaginas”. Como si estuviera agobiado por la gran confianza de los ancianos, Li Feiyu suspiró.

 

“Sin embargo, ¿qué planeas, que tu amigo íntimo, informe a esos tipos? Para sobornarme, ya han prometido ascenderme desde mi puesto a Jefe de División de la División de Cuchillas Externas”. Li Feiyu inmediatamente volvió a sonreír maliciosamente.

 

Han Li arrugó sus cejas. Después de pensarlo, dijo gentilmente: “Parece que el gran líder de la secta Wang y los ancianos están inquietos. Aclaremos este asunto; de lo contrario, no podrán sentirse aliviados”.

 

“¡Entonces será así! Regresa y dile al Líder de la Secta Wang que mañana al mediodía iré personalmente a la Cumbre del Sol Poniente para verlo. Hazle saber que no necesita estar intranquilo.” Dijo Han Li con una sonrisa.

 

“¡Bien! Con estas palabras, puedo reportarme”. Li Feiyu se encogió de hombros con una respuesta no comprometedora.

 

Después de eso, Han Li y Li Feiyu charlaron alocadamente durante un momento. Incluso Han Li le mostró a Li Feiyu la Técnica Bola de Fuego a corta distancia, abriendo enormemente la perspectiva de Li Feiyu y dejándole envidioso por el resto del día.

 

Esto continuó durante un rato más antes de que Li Feiyu se despidiera y dejara el valle para volver a reportarse ante Wang Juechu.

 

Han Li estaba de pie en la puerta de la habitación y miró a lo lejos a la figura de Li Feiyu que se iba, perdida en sus pensamientos durante mucho tiempo. De repente sonrió misteriosamente y entró en la habitación, cerrando la puerta tras él.

 

A la mañana siguiente, a medida que el cielo se hacía más brillante, Han Li escaló la Cumbre del Sol Poniente con la mayor discreción. Continuó a hurtadillas hasta que entró en la habitación del líder de la secta Wang.

 

Cuando Wang Juechu se despertó, vio la silueta de una persona de pie junto a su cama. Su complexión se volvió fea, pero se las arregló para sacar una sonrisa rígida. Un poco extrañado, le preguntó: “Doctor Han Li, ¿por qué viniste? ¡Espero que me perdones por no haberte recibido! ¿Pero no acordamos reunirnos al mediodía? ¿Por qué ha venido tan temprano?”

 

Han Li miró fríamente al Líder de la Secta Wang. Esta mirada hizo que todos los pelos del cuerpo de Wang Juechu se pusieran de punta. La cara del líder de la secta Wang era como si hubiera sufrido el dolor de haber sido cortado con un cuchillo.

 

Viendo que Wang Juechu parecía asustado, Han Li no pudo evitar estar secretamente satisfecho consigo mismo. Miró a Wang Juechu después de ejecutar la Técnica del Ojo del Cielo, dándose a sí mismo algunos efectos particulares. Hace unos días, su investigación descubrió un nuevo uso para la Técnica del Ojo del Cielo: podía usar el Ojo del Cielo para hacer que los espíritus de los mortales ordinarios quedaran asombrados.

 

“No hay ninguna razón. Simplemente sentí que si venía antes, las mentes de todos podrían estar un poco más lúcidas. De esa forma, no obligarían a la otra parte a mantener una relación desagradable”. La más mínima expresión no se podía percibir en la cara de Han Li, aunque su tono parecía algo malintencionado.


Capítulo semanal (6/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Ponerse en contacto a través de WhattsApp +584141808942

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Luis Mariano

    Lector

    Nivel 15

    Luis Mariano - hace 2 meses

    Una vez que Han Li aprendió a controlar esta luz gris, inmediatamente dejó de practicar. Después de todo, quería poder utilizar este talismán en un momento crucial durante situaciones peligrosas. Quizás en una crisis posterior, este artículo podría salvar su pequeña e insignificantes vida…

    XD

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.