<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1188

Capítulo 1188: ¡Más Furia!

Tras el Celestial Virūpākṣa había varias hebras de sentido divino, las cuales pertenecían a los demás celestiales de la ciudad, y todos habían detectado lo que sucedía con la formación de hechizos.

La mayoría se contenían un poco a propósito. Después de todo, Bai Xiaochun acababa de asesinar al Celestial Caída y había herido seriamente al Reverendo Voraz, cosa que dejó conmocionados a todos.

Algunos, como el Príncipe Ur-Demonio, estaban tan aterrados que apenas se atrevían a enviar su sentido divino, y aun así dejaban que el Celestial Virūpākṣa estuviera a la cabeza.

Por otro lado, el Celestial Virūpākṣa era el más poderoso entre los celestiales de la Ciudad del Emperador-Vil, y hacía tiempo que había empezado a detestar a Bai Xiaochun. Ya había empezado a sospechar de él desde el abanico dañado, y también había sufrido en sus manos durante el incidente con el clon del soberano. Por lo que en cuanto supo que Bai Xiaochun intentaba abrir la formación de hechizos, no vaciló ni un segundo en intervenir.

Bai Xiaochun alzó la mirada, sabía bien que si el Celestial Virūpākṣa le evitaba abrir la formación de hechizos, los demás celestiales de la Ciudad del Emperador-Vil también vendrían.

Entonces no solo estaría él en gran peligro, si no que además sería imposible salvar al Patriarca Corriente Espiritual y a los demás. Y eso era sin siquiera mencionar el hecho de que el Emperador-Vil podría aparecer eventualmente.

No había pasado mucho tiempo desde que había entrado en acción, y no se atrevía a apostar a cuánto tiempo permanecería el Emperador-Vil en reclusión. Si emergía, ¡podría llevarlo a una total catástrofe!

Así que matar a Caída no los asustó. Bueno, ¡seguro que los demás se asustarán sí puedo hacer retroceder a Virūpākṣa! —Ya sabía que esta era su única opción, levantó la cabeza y rugió con fuerza, ¡estaba convocando todo el poder de su base de cultivo para usar la Gran Espada del Norte contra la formación de hechizos!

Se escuchó un gran estallido cuando la espada apuñaló la formación, la cual se estremeció violentamente, pero logró aguantar. Sin embargo, usar la espada para apuñalar la formación no solo reducía considerablemente el peligro para los que estaban adentro, también hacía que fuera mucho más difícil para la formación repararse.

¡Bai Xiaochun alzó la mirada y desató un impresionante poder con su cuerpo carnal y su base de cultivo para salir disparado hacia el Celestial Virūpākṣa!

—¿¡Tienes ganas de morir!? —No era que el Celestial Virūpākṣa no hubiera visto como Bai Xiaochun asesinaba a Caída. Era que seguía pensando que sin importar que Bai Xiaochun fuera aún más fuerte de lo que había demostrado, igual podría manejarlo. Especialmente cuando no blandía su Gran Espada del Norte.

En cuanto se acercaron el uno al otro, lo primero que hizo Bai Xiaochun fue desatar su Puño del Emperador Imperecedero casi al máximo de poder.

Se pudo escuchar un gran estallido, unos colores salvajes destellaron entre los Cielos y la tierra. Bai Xiaochun tosió una gran bocanada de sangre mientras retrocedía. Virūpākṣa estaba igual de impactado, y sus ojos brillaban intensamente, su corazón ya estaba repleto de asombro. Hasta él estaba impactado por el puñetazo que Bai Xiaochun acababa de desatar.

Antes de poder atacar de nuevo, las heridas de Bai Xiaochun ya sanaban, y se podía ver una sonrisa feroz en su rostro… ¡estaba desatando otro Puño del Emperador Imperecedero!

Bai Xiaochun escupió una gran bocanada de sangre, se escucharon unos estrépitos intensos. Pero no se contenía en nada. Bai Xiaochun ya había atacado cinco veces seguidas en apenas un parpadeo. Pero al Celestial Virūpākṣa si le estaba costando resistir la fuerza y estaba retrocediendo mientras tosía sangre.

Bai Xiaochun se arrojó a él con una apariencia más viva que nunca. El Príncipe Ur-Demonio y otros celestiales a lo lejos quedaron boquiabiertos por lo que ocurría.

Bai Xiaochun parecía haber sido abrumado por la locura, y estaba haciendo cosas que ninguno de ellos se hubiera podido imaginar jamás. Para ellos, se veía totalmente distinto. ¡Ahora pulsaba como con venas de acero!

Obviamente estaba herido, tanto que tosía bocanadas de sangre constantemente. Incluso con sus poderes de regeneración, no parecía el tipo de persona que debiera recibir heridas tan terribles.

Frente a tanta locura y esas venas de acero, hasta el valeroso Celestial Virūpākṣa se encontraba tosiendo sangre, y finalmente parecía estar vacilando.

Bai Xiaochun se limpió la sangre de la boca y dijo, —¡Vamos!

Entonces se puso en movimiento, desató aún más Puños del Emperador Imperecedero, los Cielos y la tierra se sacudían bajo los emperadores sombríos que desataban un torrente de destrucción. Parecía que no le importaban para nada las heridas que pudiera sufrir, ¡cada vez mostraba un mayor poder de batalla!

Gracias al apoyo del Códice Imperecedero, Bai Xiaochun parecía haber llegado a un punto sin vuelta atrás. O mataba a su oponente, ¡o moriría en el intento!

Mientras su aura asesina ardía, Virūpākṣa se esforzaba por resistirse. Su rostro cambió dramáticamente después de toser siete bocanadas de sangre.

—¿¡De verdad estás tratando de morir Bai Xiaochun!? —gritó con fuerza. Virūpākṣa y los demás no podían hacer más que maldecir. En este momento, el brazo de Bai Xiaochun estaba hecho pedazos, se podían ver los huesos bajo su piel. Tosía sangre tan violentamente que incluso venía con trozos de sus órganos internos.

Pero Bai Xiaochun se encontraba tan enfurecido y su aura asesina era tan intensa, que Virūpākṣa ya estaba vacilando con respecto a si debía o no seguir con la lucha. A estas alturas, ¡estaría en un gran peligro aunque ganara!

¡No vale la pena! —Repentinamente salió disparado hacia atrás frente al siguiente ataque de Bai Xiaochun. A pesar de ser indignante, el peligro era demasiado. Al igual que el Reverendo Voraz; decidió retirarse, y hasta se arrepentía de haberse involucrado en primer lugar.

El Príncipe Ur-Demonio y los demás celestiales veían los sucesos a lo lejos, y quedaron boquiabiertos. Después de intercambiar unas miradas impactadas, decidieron voltearse y volver a la ciudad.

—Olvídenlo. Deberíamos dejarlo solo mientras no cause problemas en la ciudad.

—Ese tipo obviamente está loco…

—El Emperador-Vil podrá estar en meditación aislada, pero si las cosas siguen de este modo, ¡seguramente vendrá a encargarse de las cosas!

Bai Xiaochun ignoró al Celestial Virūpākṣa que escapaba, regresó a dónde estaba su Gran Espada del Norte. Ya no le quedaba mucho aliento, sujetó el mango de la espada con fuerza, y luego tiró de ella para sacarla de la formación de hechizos. Mientras sus heridas aún sanaban, convocó tanto su base de cultivo como el poder de su cuerpo carnal para desatar otro ataque con la espada.

—Ábrete!

¡BUUUUUUUUUUM!

Golpeó exactamente el mismo lugar en el que había apuñalado a la formación de hechizos, por lo que empezaron a extenderse grietas por doquier. ¡Entonces la formación de hechizos estalló!

Mientras el polvo se asentaba, las decenas de miles de cultivadores del Reino Alcance Celestial que habían estado adentro alzaron la mirada. A pesar de estar tan débiles, sabían que les acababan de dar otra oportunidad de seguir viviendo. Luego alzaron la mirada y vieron a Bai Xiaochun. A pesar de que algunos no lo reconocían, muchos si eran sus amigos. Otros tantos hasta empezaron a derramar lágrimas.

—¡Archi-Ancestro!

—¡Es el Archi-Ancestro!

—¡¡El Archi-Ancestro ha venido a rescatarnos!! —Bai Xiaochun no pudo mantener un corazón tranquilo frente a estas exclamaciones. Lo primero que hizo fue centrarse en Li Qinghou y el Patriarca Corriente Espiritual, los cuales ya se veían profundamente débiles. Después de acercarse rápidamente a Li Qinghou, extendió sus brazos para ayudarlo a ponerse de pie.

—¡Tío Li!

Debía haber sido una reunión alegre, especialmente después de todo el tiempo que había pasado desde la última vez que se había nvisto. Y aunque Li Qinghou estaba claramente emocionado, su rostro se tornó sombrío repentinamente, y sujetó los hombros de Bai Xiaochun con fuerza.

—Xiaochun, —le dijo con angustia—, ¡¡tienes que ir a salvar a Song Junwan y a Zhou Zimo!!

Bai Xiaochun se estremeció cuando escuchó eso, fue como si repentinamente no pudiera respirar. Llevaba muchos años buscando a esas dos mujeres, y apenas ahora escuchaba sus nombres, en este momento de peligro crítico.

—¡Se las llevó el Príncipe-Vil! —continuó Li Qinghou—, ¡¡tienes que rescatarlas!!

El Patriarca Corriente Espiritual añadió con tanta angustia como Li Qinghou, —¡Están embarazadas Xiaochun! Y por la manera en la que han estado actuando la una con la otra… ¡tú debes de ser el padre! No estoy seguro de por qué llevan tanto tiempo de embarazo, pero por lo que me dijo Junwan, no caben dudas de que está llevando a tu hijo. ¡¡Tienes que salvarlas!!

—¿¡QUÉ!? —Bai Xiaochun sintió como si le hubiera caído un rayo, quedó conmocionando hasta el alma. Aunque quizás otros no podrían entender la situación, él recordaba algo que el Rey Fantasma Gigante le había contado, debido a su linaje con la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre, los tiempos de gestión de ambas mujeres se habían extendido de manera dramática. En este momento, lo que sentía ya no podía considerarse simplemente furia. ¡Ahora sentía más ira de lo que pudiera ser imaginado!

 


Capítulo regular, Sabado 02-03-2019


Patrocinar: 6$ x 2 Capítulos
Descarga:

25 Comentarios Comentar

  1. Blacklothus

    Lector

    Nivel 1

    Blacklothus - hace 4 meses

    Nooo matar a ese príncipe es solo poco, debe hacerle sufrir eternamnete, despellejarlo vivo y raspar sus huesos, etc…

  2. Mistral

    Editor

    Nivel 1

    Mistral - hace 4 meses

    Bueno, este es el momento de actuar, emperador santo. Esta tortuga puede aniquilar celestiales practicamente solo.

  3. Fantasma666

    Lector

    Nivel 2

    Fantasma666 - hace 3 meses

    Gracias por el capítulo, diablos esto se va a poner feo, lo mas seguro es que va a lograr controlar el abanico y va a herir al emperador vil

  4. Avatar

    Lector

    Nivel 32

    rdrtoh - hace 1 mes

    Se desató el Baimagedon. Cómo se atreven s tocar a sus waifus, castración!!!!

    Gracias por el capítulo.

  5. Cinthya Barraza

    Lector

    Nivel 1

    Cinthya Barraza - hace 4 meses

    No sé porqué, pero quiero leer que utilice el agarre destructor de gargantas(8

  6. shinkenjutsu

    Lector

    Nivel 33

    shinkenjutsu - hace 4 meses

    Matenlooooo mátenlo y eliminen su alma para que no pueda volver a rencarnar esa basura D:<
    PD: gracias por el cap

  7. jucagoto

    Lector

    Nivel 6

    jucagoto - hace 4 meses

    Francamente pensaron que nuestro tío Bai ere un corderito asustadizo que evitaba el combate y pensaba en las consecuencias. Pero lo que no se dieron cuenta que era un dragon durmiendo que mientras no lo molestaran el no molestria, pero tocaron su escama inversa, y se viene el Baipocalipsis.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.