<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1208

Capítulo 1208: Sacudiendo a Toda la Creación

Por supuesto, esa era otra mentira… a Bai Xiaochun aún le quedaban tres disparos de la Luminiscencia Arcaica.

Pero el Emperador-Vil no sabía eso. Había estado en una posición pasiva desde el comienzo de la pelea, y Bai Xiaochun seguía hablando de un modo que no tenía sentido. En vez de contenerse, tomaba la iniciativa de decir cuántos disparos tenía… pero cada vez que lo hacía, decía que solo le quedaba uno…

Debido a eso, el Emperador-Vil no tenía manera de saber la verdad, y no tenía manera de saber si podía confiar o no en Bai Xiaochun…

Hubiera preferido morir que confiar en Bai Xiaochun… pero si no confiaba en él, implicaría que creía… ¡que le quedaban bastantes disparos!

Y confiar en él… resultaría en lo mismo de antes, consecuencias amargas.

Crear situaciones frustrantes como esta realmente era una de las especialidades de Bai Xiaochun, y el Emperador-Vil claramente se dio cuenta de esto. Era una verdad sencilla, pero algo muy difícil de manejar.

Ni siquiera el Emperador-Santo tenía la menor idea de cuantos disparos de Luminiscencia Arcaica podía tener Bai Xiaochun… Pero al igual que el Emperador-Vil, ¡estaba seguro de que tenía que haber un límite!

Sin embargo, ninguno de los emperadores se atrevería a arriesgarlo todo para descubrir la verdad. Y ni probar ni pelear parecía servir de nada, por lo que ambos quedaron sin más opción que admitir… que, aunque los Dominios Inmortales Eternos no tenían a otro arcaico… ¡había alguien capaz de luchar contra ellos!

Esa persona no era su igual, pero en lo concerniente al poder de batalla… ¡tenían que tratarlo como a uno!

A medida que se desvanecía, el Emperador-Vil suspiró con impotencia y le dirigió una mirada profunda a Bai Xiaochun. Sabía bien que había perdido un dominio inmortal, al final, ¡simplemente se llevó al Celestial Virūpākṣa y desapareció!

Ahora la Ciudad Megaroca estaba en ruinas. De una población original contada en millones, más de la mitad habían muerto. Los sobrevivientes simplemente estaban agradecidos de seguir con vida, pero también estaban llenos de una ira y amargura indescriptibles.

Esa amargura surgió al ver como el Emperador-Vil los había abandonado, y su ira había sido porque al emperador no le había importado en lo más mínimo si vivían o morían. Si Bai Xiaochun no hubiera logrado derrotar ese sol rojo de hacía un rato, entonces todos ellos hubieran terminado muertos.

Hubiera sido difícil saber quién fue el primero en hacerlo… pero todos empezaron a ponerse de rodillas uno por uno y a ofrecerle kowtow a Bai Xiaochun, el cual aún flotaba en medio del aire.

—¡Saludos Emperador Alcance Celestial!

—¡¡Saludos Emperador Alcance Celestial!! —En los Dominios Inmortales Eternos, los arcaicos siempre habían sido considerados los únicos emperadores, ¡y serían referidos por tal título!

Aunque Bai Xiaochun en realidad no estaba en el Reino Arcaico, había logrado enfrentarse de frente al Emperador-Vil, por lo que técnicamente, para ellos era un arcaico.

Por tanto, su título formal cambió de Rey Alcance Celestial… ¡¡A Emperador Alcance Celestial!!

Aún había cultivadores del Reino Alcance Celestial ocultos entre la multitud, y aquellos que habían sobrevivido al ataque del sol rojo del Emperador-Vil estaban llenos de una emoción indescriptible. En este momento, finalmente se atrevían a revelar sus identidades. Empezaron a avanzar, y ofrecían su veneración de un modo distinto a los demás cultivadores a su alrededor. ¡Realmente aprobaban de Bai Xiaochun desde el fondo de sus corazones!

Las Tierras Eternas estaban formadas por cinco dominios inmortales, y ahora… ¡uno de ellos le pertenecía a Bai Xiaochun!

Era un asunto monumental que se convirtió en la charla más importante por todo el mundo. Tanto en la Dinastía del Emperador-Vil como en la Dinastía del Emperador-Santo, todos estaban conmocionados por estas noticias tan insólitas, ¡pero que en poco tiempo demostraron ser totalmente ciertas!

—El Rey Alcance Celestial Bai Xiaochun… se enfrentó en combate al Emperador-Vil, ¿¡y terminó en un empate!?

—¡No puede ser! ¿Cómo es siquiera posible…? el Rey Alcance Celestial… Esperen… ¿entonces debería ser llamado Emperador Alcance Celestial no? ¡¡Ahora es un arcaico!!

—¡¡Los Dominios Inmortales Eternos tienen tres arcaicos por primera vez en tantos años!!

—Así que es Bai Xiaochun… sí recuerdo correctamente, ¡hace apenas poco más de treinta años que se convirtió en celestial! ¿¡Y ahora es un inigualable arcaico!?

—Quizás sea el destino. El Ancestro Santo fundó la Dinastía del Emperador-Santo hace muchos años, y se convirtió en arcaico. Lo mismo sucedió con el Ancestro Vil. Y ahora el Archi-Ancestro ha hecho lo mismo. Tomó un tiempo… ¡pero finalmente es un arcaico!

Se escuchaban todo tipo de charlas por la tierra. Y los celestiales estaban especialmente impactados, así como los demás cultivadores locales que habían conocido personalmente a Bai Xiaochun.

Gu Tianjun quedó boquiabierto, y todos los rencores que tenía contra Bai Xiaochun se convirtieron de inmediato en temor.

El Celestial Espíritu Añejo, Chen Su y Sima Yunhua estaban conmocionados… Pero si se trataba de la Dinastía del Emperador-Vil, tales como el resucitado Caída, y Virūpākṣa… esos estaban aún más aterrados que antes de Bai Xiaochun.

Mientras tanto, los cultivadores del Reino Alcance Celestial que habían pasado tantos años de amargura en los Dominios Inmortales Eternos finalmente eran capaces de levantar la cabeza con júbilo. Sabían que finalmente… ¡¡finalmente tenían verdaderos cimientos en los Dominios Inmortales Eternos!!

Mientras todo eso ocurría, ¡una persona apareció justo afuera de la Ciudad del Emperador-Santo!

Se lo veía joven, vestido en túnicas blancas, con piel suave y un resplandor extraño en sus ojos. Después de aparecer en el aire sobre el palacio imperial, descendió sobre uno de los pétalos de la flor de loto, y se quedó mirando a la ciudad.

¡Ese era nada más y nada menos que Bai Xiaochun!

¡Solo una persona y un animal en toda la ciudad que se percataron de su llegada!

La persona, ¡era el Emperador-Santo!

Y el animal, ¡era la pequeña tortuga!

Antes de que la pequeña tortuga pudiera ir a él, Bai Xiaochun habló con una voz que solo él podía escuchar, e hizo que dejara salir un frío bufido. Después de eso, la pequeña tortuga simplemente se quedó en su lugar.

El Emperador-Santo dejó salir un suspiro de alivio al ver eso. Había emociones encontradas en su rostro, pero sacudió su cabeza, salió rápidamente del palacio imperial, y apareció justo al lado de Bai Xiaochun.

—Hola, Emperador-Santo, —dijo Bai Xiaochun, y se volteó con una sonrisa en su rostro.

Después de mirar de arriba a abajo a Bai Xiaochun, el Emperador-Santo colocó una sonrisa igual de radiante y respondió, —¡Hola Emperador Alcance Celestial!

Dicho esto, los dos empezaron a tener una buena conversación.

—Compañero Daoísta Bai, desde la primera vez que lo vi, supe que era una persona extraordinaria. ¡Jajaja! Resulta que tenía razón. Y Ahora… ¡usted es el tercer arcaico de los Dominios Inmortales Eternos!

—Está exagerando un poco Emperador-Santo, —dijo Bai Xiaochun con un tono humilde—. No soy un arcaico. —En realidad, estaba recordando por dentro cómo habían salido las cosas después de su llegada a los Dominios Inmortales Eternos.

El Emperador-Santo prosiguió con una sonrisa. —En lo que, a mi concierne, ¡eres un arcaico! —Dicho eso, los dos empezaron a recordar el pasado. Ninguno de los dos mencionó el propósito de la visita de Bai Xiaochun. Los dos revelaron sus auras eventualmente… y entonces todos los celestiales del Emperador-Santo descubrieron lo que sucedía. Quedaron conmocionados, y se dirigieron al palacio imperial, allí vieron a Bai Xiaochun y al Emperador-Santo charlando sobre una hoja de loto. Y todos, desde Chen Su, Gu Tianjun, a Sima Yunhua, quedaron atónitos.

Especialmente considerando… que Bai Xiaochun no se veía ni un poco inferior al Emperador-Santo. ¡Era como si fueran totalmente iguales!

Gu Tianjun juntó sus manos de inmediato y se inclinó profundamente. —¡Saludos Emperador-Santo, Emperador Alcance Celestial!

Sima Yunhua y Chen Su estaban conmocionados, y también ofrecieron rápidamente sus saludos formales. Sima Yunhua se sentía particularmente entusiasmado. Había desarrollado una buena relación con Bai Xiaochun, por lo que ahora tenía a dos emperadores arcaicos de quienes depender.

Después de que Gu Tianjun y los demás tomaran sus posiciones en acorde con su rango, Bai Xiaochun y el Emperador-Santo siguieron charlando un rato. Hasta que el Emperador-Santo finalmente sonrió y le preguntó, —Viejo amigo Bai, ¿hemos sido amigos a primera vista cierto? Destinados a ser cercanos. Por tanto… ¿por qué no nos hacemos hermanos jurados?

 


Capítulo extra, Patrocinado por: ¡El Patriarca Miguel Riquelme Adams! ¡Muchísimas Gracias!

Descarga:

22 Comentarios Comentar

  1. Frozzy

    Admin

    Nivel 34

    Hay más capítulos cortesía del Patriarca Miguel, pero los próximos 2 los colocaré a nombre de otros 2 patrocinadores que tengo pendientes para que vean que no me he olvidado de ellos. >.<

  2. jucagoto

    Lector

    Nivel 7

    jucagoto - hace 6 meses

    Gracias a los ancianos y a los patriarcas. Especialmente gracias gran patriarca Frozzy

  3. Eviledx

    Lector

    Nivel 4

    Eviledx - hace 6 meses

    hermanos jurados, el miedo y la hiprocrecia del emperador santo no es normal, jajajaja

  4. Ecle Chan

    Lector

    Nivel 17

    Sobreviviendo al apocalipsis electrico, de intenet e hidrico,
    No sé el estado de mi cuenta.
    ¿Hermano Jurado?, prefiero una serpiente venenosa de hermana

  5. Fantasma666

    Lector

    Nivel 2

    Fantasma666 - hace 5 meses

    Gracias por el capítulo, no se porque pero siento un olor a zorro no se porque

  6. Avatar

    Lector

    Nivel 2594

    rdrtoh - hace 3 meses

    Este emperador santo sólo quiere ver que ventajas puede obtener del Emperador Bai.

    Gracias por el capítulo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.