<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1209

Capítulo 1209: Reuniones

Bai Xiaochun ni siquiera parpadeó. Apenas salieron esas palabras de la boca del Emperador-Santo, avanzó dos pasos con entusiasmo, juntó sus manos y se inclinó.

—¡Hermano Mayor! —dijo con una voz que casi parecía temblar por la emoción, como por temor a no sonar lo bastante sincero. Claro, para los demás celestiales, sonaba claramente melodramático…

Pero antes de que alguno pudiera siquiera empezar a sentir desdén, el Emperador-Santo quién no pareció haber notado nada exagerado, también se inclinó con emoción.

Sus ojos se iluminaron, se rio y dijo, —¡¡Segundo hermano!!

El Emperador-Santo incluso habló de una manera aún más melodramática que Bai Xiaochun. Después de ver eso, Bai Xiaochun quedó un poco insatisfecho. No quería ser sobrepasado, respiró hondo y luego continuó con un volumen aún más fuerte y con el tono más sincero que podía.

—¡Hermano Mayor!

—¡Segundo hermano! —respondió el Emperador-Santo con un tono maravillado. Ambos se miraron mutuamente, y entonces empezaron a reír.

Entre los celestiales presentes empezaron a surgir algunas emociones extrañas, y hasta les empezó a dar escalofríos por todo el cuerpo, solo pudieron intercambiar miradas incómodas, y luego apartaron rápidamente la vista los unos de los otros…

Aunque ya habían visto a muchos hipócritas antes, nada que hubieran visto podía compararse a lo que mostraban Bai Xiaochun y el Emperador-Santo en este momento.

Mientras el Emperador-Santo y Bai Xiaochun reían juntos, sus mentes actuaban a toda velocidad. Bai Xiaochun estrechó sus ojos, y se veía como un joven zorro astuto. Mientras tanto, los ojos del Emperador-Santo resplandecían como los de un viejo zorro astuto. Por supuesto, el Emperador-Santo desde el principio entendía el motivo de la visita de Bai Xiaochun. Quizás, si no hubiera luchado ya con el Emperador-Vil y no hubiera revelado su poder de batalla al nivel arcaico, entonces el Emperador-Santo jamás hubiera mencionado eso de convertirse en hermanos jurados.

Pero Bai Xiaochun se hacía cada vez más fuerte a un ritmo alarmante. Eso, sumado a su Luminiscencia Arcaica, aseguraba que el Emperador-Santo tuviera que tomárselo muy en serio, y que lo viera en un nivel completamente distinto de antes.

Además, ya tenía cierta noción de cómo pudo Bai Xiaochun lograr todo esto.

Había estado sospechando desde el inicio, al igual que el Emperador-Vil. Y ahora, estaba totalmente seguro… ¡de que Bai Xiaochun había conseguido para sí mismo ese abanico dañado de nivel soberano!

Solo con un tesoro precioso como ese podía haberse vuelto tan poderoso tan rápidamente.

Antes de la batalla con el Emperador-Vil, quizás el Emperador-Santo hubiera intentado actuar y arrebatarle el abanico. Pero ahora que Bai Xiaochun había demostrado un nivel de poder comparable al de un arcaico, y considerando que también tenía a todos los cultivadores del Reino Alcance Celestial listos para luchar por él, naturalmente, la actitud del Emperador-Santo había cambiado.

Un factor importante era que Bai Xiaochun había venido a visitarlo personalmente. Otro era la confianza de Bai Xiaochun, por lo que su control de la Luminiscencia Arcaica se le hacía aún más misterioso e inconmensurable.

Además, el hecho de que Bai Xiaochun llegara sin ninguna demanda clara… ¡implicaba que le interesaba una alianza!

Algunos asuntos no requerían de discusiones o negociaciones. Tanto Bai Xiaochun como el Emperador-Santo entendían que si forjaban una alianza, sería un duro golpe para el Emperador-Vil y su dinastía. De hecho, sería prácticamente la peor catástrofe para él, ¡apenas debajo de su propia muerte!

¡Cambiaría toda la estructura política del mundo! Otro factor importante que el Emperador-Santo consideraba… era que las rivalidades nunca eran eternas. Si se negaba a unir fuerzas con Bai Xiaochun, existía la posibilidad de que Bai Xiaochun resolviera eventualmente sus problemas con el Emperador-Vil, ¡y que terminara aliándose con él!

—Segundo hermano, ahora que nos hemos convertido en hermanos jurados, es apropiado que yo, como el hermano mayor, ¡te entregue mi segundo dominio inmortal como obsequio! —Sonrió, ondeó su mano, y le ofreció de regalo a Bai Xiaochun los desolados e infértiles territorios del norte. Por supuesto, estos ya le pertenecían a Bai Xiaochun desde un principio.

Pero la respuesta de Bai Xiaochun sonó completamente ridícula para Gu Tianjun y los demás celestiales…

—Hermano mayor, ahora que somos aliados, puedes estar tranquilo. ¡Los ejércitos de la Dinastía del Emperador-Vil jamás podrán pasar mientras el norte esté bajo mi mando!

Después de todo, si Bai Xiaochun ocupaba el norte, entonces controlaría casi la mitad de todo ese dominio inmortal. Y si el Emperador-Vil intentaba tomar esa área para llegar a la Dinastía del Emperador-Santo, implicaría la caída y erradicación de Bai Xiaochun.

El Emperador-Santo se rio en voz alta y sellaron el acuerdo. Entonces el Emperador-Santo organizó un gran banquete en honor a Bai Xiaochun.

Después de que Bai Xiaochun se fuera, la sonrisa se desvaneció inmediatamente del rostro del Emperador-Santo, y fue reemplazada por un ceño fruncido. Sin embargo, esa expresión también se esfumó después de un momento, al darse cuenta de que esta alianza con Bai Xiaochun era buena para él.

Apenas había perdido el norte de su segundo dominio inmortal, el cual era de por sí un lugar infértil que alguna vez le había pertenecido a la Dinastía del Emperador-Vil. Bai Xiaochun eventualmente la había conseguido de vuelta, por lo que el Emperador-Vil terminó con dos dominios inmortales y medio, y la Dinastía del Emperador-Santo también tenía dos dominios inmortales y medio. Sin embargo, el norte seguía siendo de poco valor o interés para el Emperador-Santo.

Abandonar algo sin valor para conseguir una alianza tampoco era aprovecharse, pero sin dudas valía la pena. Ahora que Bai Xiaochun estaba de vuelta, el Emperador-Santo controlaba un dominio inmortal eterno, y la mitad de otros dos.

Al final, las cosas volvían al estatus quo.

Por supuesto, la Dinastía del Emperador-Vil la había pasado mucho peor… la visita de Bai Xiaochun les había arrebatado todo un dominio inmortal…

Por tanto… ¡ahora el territorio de los cinco dominios inmortales de las Tierras Eternas había experimentado un cambio drástico!

Ahora la Dinastía del Emperador-Vil solo controlaba un dominio inmortal y medio, la Dinastía del Emperador-Santo seguía igual, un total equivalente a dos. ¡Ese cambio llevó a la Dinastía del Emperador-Santo a alturas más grandes al instante!

El dominio inmortal y medio restantes terminaron en manos de Bai Xiaochun.

Después de considerarlo todo, el Emperador-Santo sonrió y decidió montar el espectáculo más grande posible como muestra de su amabilidad y buena voluntad. ¡Por lo que emitió un decreto oficial declarando que cualquier residente de la Dinastía del Emperador-Santo que fuera proveniente del Reino Alcance Celestial sería libre de quedarse o irse como quisiera!

Eso generó mucha emoción entre los cultivadores del Reino Alcance Celestial que vivían en la Dinastía del Emperador-Santo. ¡Incluso empezaron a emigrar en masa casi al instante hacia lo que hacía tiempo que se había convertido en una especie de tierra santa para ellos!

Mientras tanto, Bai Xiaochun, quien acababa de salir de la Dinastía del Emperador-Santo, convocó su conexión con la Gran Espada del Norte para determinar su ubicación general. Luego empezó a avanzar sobre las aguas del Mar Eterno antes de adentrarse en sus profundidades.

Después de extender su sentido divino… ¡encontró rápidamente una gran espada!

¡Esa era nada más y nada menos que la Gran Espada del Norte!

En cuanto su sentido divino la encontró, se activó por primera vez en muchos años. Sonaron varios estruendos y esta salió disparada hacia él, quien la sujetó firmemente. Mientras se elevaba volando fuera del mar, ¡envió su sentido divino al interior de la espada!

Allí pudo ver a Li Qinghou, el Patriarca Corriente Espiritual, el Rey Fantasma Gigante, el Sumo Pontífice del Cielo y muchos otros rostros familiares. Dejó salir un suspiro de alivio y empezó a reír con alegría.

Al mismo tiempo, todos dentro del mundo de la espada alzaron la mirada conmocionados.

—¡¡Xiaochun!!

—¡¡Nuestro exaltado líder!!

—¡¡Esa es el aura del Archi-Ancestro!!

Poco después, la emocionada voz de Bai Xiaochun se escuchó y resonó por todo el mundo de la espada.

—¡¡He vuelto!!

Mientras se escuchaban todas esas exclamaciones de alegría, Bai Xiaochun volvió al dominio inmortal bajo su control, y empezó a teletransportar a esos cientos de miles de personas que había en la espada. Se terminó montando todo un escándalo rápidamente.

Fueran el Sumo Pontífice del Cielo o el Patriarca Corriente Espiritual, todos habían jugado un rol en los eventos que habían llevado a la situación actual. Por lo que se emocionaron mucho al escuchar los sucesos de boca de Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun no tenía que hacer nada. El Sumo Pontífice del Cielo asumió inmediatamente el liderazgo del dominio inmortal, ¡y el Patriarca Corriente Espiritual se dedicó a reestablecer la Secta Desafiadora del Río!

El tiempo pasó de ese modo, cada vez más y más cultivadores del Reino Alcance Celestial salían de la Dinastía del Emperador-Santo y se dirigían a reunirse con su gente.

Hasta empezaron a aparecer algunos individuos que no habían sido vistos hasta ahora… ¡como el Rey Nueve Serenidades, el Rey Adviento Espiritual y el Rey Campeón de Guerra de las antiguas Tierras Desoladas!

También estaban los antiguos aprendices del Daoísta Alcance Celestial, ¡los semidioses del norte y el este con rangos iguales a los de los reyes celestiales!

A diferencia de otros, el semidiós del norte había dudado por mucho tiempo antes de tomar su decisión. Al fin y al cabo, en el pasado había sido muy duro con Bai Xiaochun. Al final, cuando vio lo bien que iba todo, finalmente tomó su decisión y se acercó cautelosamente a Bai Xiaochun.

¡Todas las cosas progresaban de maravilla!

 


Capítulo extra, Patrocinado por: ¡El Anciano Enrique García! ¡Muchísimas Gracias!

Descarga:

20 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 2

    Dorun - hace 2 meses

    Gracias por las traducciones y a los Ancianos que donan… Saludos desde Chile.

  2. Mistral

    Editor

    Nivel 1

    Mistral - hace 2 meses

    Bueno, van a tener que conseguir rapidamente mas Celestiales para equilibrar las cosas.

  3. Avatar

    Lector

    Nivel 3

    Jakecerati - hace 1 semana

    Todo iba relativamente bien, hasta que todo puso relativamente mal. Ya sabemos cómo terminan estás reuniones, me

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.