<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1216

Capítulo 1216: Sangre Fuerte

Después de que el Maestro Deidad Adivina se fuera, la vida de Bai Xiaochun volvió a lo que había sido hasta ahora. En este momento, lo más importante para él no era su cultivo… sino sus hijos dentro de Song Junwan y Zhou Zimo que estaban por nacer.

Nadie se atrevería a violar el tabú de usar el sentido divino para intentar determinar el sexo de los bebés. A excepción de Bai Xiaochun. Este no tenía tales reservas, y hace rato que lo había hecho.

A Song Junwan la desanimaron un poco las noticias. Quizás no hubiera sido gran cosa si Bai Xiaochun no fuera el Archi-Emperador. Pero dada su identidad actual, obviamente un chico sería un poco más importante. Y lamentablemente, Song Junwan llevaba una chica.

Habría sido más fácil de aceptar si Zhou Zimo hubiera estado llevando a una chica también, pero resultaba que ella si tenía un chico. Aunque Song Junwan estaba un poco decepcionada, no quería que Bai Xiaochun se hiciera la idea equivocada así que ocultó sus emociones.

La verdad era que a Bai Xiaochun no le importaba si sus hijos eran niños o niñas. Los amaría por igual. Eventualmente pudo sentir las emociones de Song Junwan, y pasó un poco más de tiempo con ella consolándola y asegurándose de que entendiera que a él no le importaban ese tipo de cosas.

Así pasó otro mes. Ahora ambas estaban muy cerca de dar a luz, y Bai Xiaochun estaba cada vez más nervioso. En base a las técnicas premonitorias que había llevado a cabo, a sus diversos preparativos, y al nivel de su base de cultivo, estaba totalmente seguro de que nada saldría mal. Sin embargo, ya que estaba a punto de convertirse en padre… aún estaba preocupado.

¿Me pregunto cómo se sentirá ser papá? —Esa preguntaba aparecía a menudo en su mente. Otra cosa que pensaba a menudo era los nombres.

¿Cómo debería llamarlos…? —Aunque se le habían ocurrido muchas ideas, aún no había tomado una decisión final.

¿Bai Dabao? No, ¡no es lo bastante imponente![1]

¿Bai Chaoda? No. Su mamá no estará de acuerdo…

¿Bai Lingfei? 

El último nombre le hizo suspirar, tanto porque le recordaba a Du Lingfei, como por el hecho de que, si le daba ese nombre a su hija, Song Junwan probablemente lo cortaría en trocitos.

Mientras pensaba en los nombres… ¡el Emperador-Santo vino de visita!

Vino sin ninguna advertencia previa, y de un modo que nadie en la Dinastía del Archi-Emperador se percató de su presencia, nadie excepto Bai Xiaochun. El hecho de que llegara justo antes del nacimiento de sus hijos hizo que los ojos de Bai Xiaochun titilaran. En cuanto detectó las fluctuaciones, se elevó por el aire.

En cuanto salió, fijó su mirada en cierto lugar a la distancia, y allí apareció el Emperador-Santo en medio del aire. Ya que temía causar un malentendido, apareció un poco lejos en vez de hacerlo directamente en la Ciudad del Archi-Emperador.

—¡Segundo hermano! —dijo. Luego se rio alegremente y dio un paso adelante para abrazar a Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun estaba un poco sorprendido de ver al Emperador-Santo venir de manera tan inesperada, y le daba curiosidad el porqué. Una cosa que le preocupaba era que su Luminiscencia Arcaica aún no estaba lista para ser usada de nuevo.

En cualquier otra ocasión, probablemente hubiera fingido que no pasaba nada. Pero no estaba de humor para eso, y fue directo al grano, —¿¡Qué estás haciendo aquí Hermano Mayor!?

—Oh, no es nada importante. Solo estaba un poco aburrido, y pensaba en el hecho de que tus hijos están por nacer. Eso me hizo pensar que quizás el Emperador-Vil quiera causar problemas, así que decidí montar guardia para ti. —Mientras hablaba, extendió su sentido divino hacia la Ciudad del Archi-Emperador como si buscara algo.

Bai Xiaochun frunció el ceño, ondeó su mano y expulsó el sentido divino del Emperador-Santo de la ciudad. Estrechó los ojos y dijo, —Aprecio tus buenas intenciones Hermanos, pero este no es un buen momento.

Estaba claro que Bai Xiaochun no retrocedería. A estas alturas, el Emperador-Santo estaba empezando a sentirse un poco incómodo, y sabía que sería fácil que hubiera un malentendido. Pero de verdad tenía que darle un vistazo a la Ciudad del Archi-Emperador. Al final suspiró y decidió no arriesgar ningún malentendido.

—Voy a ser sincero Segundo Hermano. Sé que es un poco grosero llegar así, pero es que… la Tortuga-Santa desapareció… —Justo después de decir eso, miró de cerca la expresión facial de Bai Xiaochun.

Cuando Bai Xiaochun escuchó que la Tortuga-Santa estaba perdida, al principio no tuvo ninguna reacción. Pero luego abrió los ojos ampliamente al caer en cuenta de a cuál Tortuga-Santa se refería el Emperador-Santo…

—¿Mi pequeña tortuga? ¿está perdida? —No era ninguna actuación. Realmente estaba sorprendido y no tenía la menor idea de dónde pudiera estar la pequeña tortuga.

—Si, —respondió el Emperador-Santo—. Desapareció hace medio mes. No sería algo por lo que preocuparme mucho, pero es que se robó un montón de semillas de loto antes de irse… —El Emperador-Santo claramente estaba desanimado. La Tortuga-Santa había parecido estar bien por muchos años, y al Emperador-Santo le agradaba tenerla. Le daba todo lo que esta le pidiera, pero al final, terminó desapareciendo de todos modos.

Su primera reacción fue pensar que la pequeña tortuga tenía que haber vuelto con Bai Xiaochun. Pero su sentido divino logró revisar la mayor parte de la Ciudad del Archi-Emperador hacía unos momentos, antes de que Bai Xiaochun se metiera, y no logró encontrar ningún rastro de la pequeña tortuga.

No solo eso, también podía ver que la reacción de Bai Xiaochun había sido genuina.

—Uhm… —Cuando formaron inicialmente la alianza con la Dinastía del Emperador-Santo y con el Emperador-Santo en persona, había charlado con la pequeña tortuga, y le había dicho que podía venir cuando llegara el momento, pero no de un modo que pudiera herir la alianza.

Pero debido al nacimiento tan próximo de sus hijos, se había olvidado por completo de la tortuga. También le sorprendía saber que la tortuga había desaparecido. Se sintió un poco mal por el Emperador-Santo, y también ligeramente culpable, estaba a punto de explicarle más, cuando su expresión cambió súbitamente y volteó hacia el horizonte.

El Emperador-Santo se sorprendió y volteó en la misma dirección.

Después de un momento, se pudieron escuchar unos estruendos intensos… ¡¡y más de cien buques de guerra enormes aparecieron a lo lejos!!

La mayoría tenía unos 3.000 metros de largo, y se veían muy impresionantes. Justo al frente, había un buque en particular con 30.000 metros de largo, y era el que lideraba la procesión hacia la Ciudad del Archi-Emperador.

A primera vista, uno podría pensar que era una invasión. Pero no había manera de que una procesión tan grande de buques de guerra pudiera llegar las fronteras del dominio inmortal hasta la Ciudad del Archi-Emperador sin que nadie se diera cuenta, no al menos que un arcaico las ocultara.

La procesión la seguía un gran número de cultivadores, todos procedentes de Alcance Celestial. Había expresiones extrañas en los rostros de todos los que procedían junto a los buques de guerra hacia la ciudad.

Cuando los residentes de la Ciudad del Archi-Emperador veían lo que sucedía, aparecieron expresiones de asombro en sus rostros pues asumían que estaban bajo ataque. Aunque los buques estaban demasiado lejos como para distinguir a quienes llevaban, Bai Xiaochun y el Emperador-Santo sí que podían verlo claramente.

Había hombres y mujeres, pero la mayoría eran claramente mujeres. No solo eso, ¡la mayoría emanaban fluctuaciones que indicaban que poseían la sangre del Reino Alcance Celestial!

Pero lo más sorprendente era el número de personas. Los buques más pequeños llevaban a cientos de personas. Y el buque principal… albergaba decenas de miles.

—¡Lu Yuntao! —dijo asombrado el Emperador-Santo.

—¡Maestro Deidad Adivina! —dijo Bai Xiaochun al mismo tiempo, y se le abrieron los ojos de par en par al ver al Maestro Deidad Adivina de pie sobre el buque de guerra de 30.000 metros de largo… rodeado por decenas de miles de mujeres. Al parecer, todas estas mujeres eran sus concubinas…

Justo a su lado había una mujer de apariencia noble con vestimentas formales de la corte, y su base de cultivo era tan alta que claramente estaba en el gran círculo del Reino Semidiós. De hecho, era una pseudo-celestial, ¡tan fuerte como el Sumo Pontífice del Cielo!

Esta mujer era la Lu Yuntao a quien el Emperador-Santo acababa de mencionar.

Incluso en los Dominios Inmortales Eternos, las personas con bases de cultivo tan altas no eran comunes, y en general poseían el poder de batalla más alto después de los celestiales.

El Maestro Deidad Adivina se dio cuenta rápidamente de que Bai Xiaochun flotaba en el aire con una apariencia atónita. Por su parte, Lu Yuntao alcanzó a ver al Emperador-Santo y su expresión cambió un poco. Respiró hondo, sujetó la mano del Maestro Deidad Adivina y se elevó volando del buque de guerra hacia los impactados Bai Xiaochun y Emperador-Santo.

—¡Saludos Archi-Emperador, Emperador-Santo!

—¡Saludos Emperador-Santo, Archi-Emperador!

El Emperador-Santo se quedó mirando a Lu Yuntao y luego al Maestro Deidad Adivina, y finalmente a los buques de guerra.

—¿Y ustedes son…?

Lu Yuntao no se atrevería a ocultar la verdad, juntó sus manos, se inclinó y dijo, —Emperador-Santo, esta… es la familia de su humilde servidora. Y esta… es la pareja Daoísta de esta humilde servidora.

 


[1] Dabao significa literalmente «gran tesoro». Chaoda significa «exageradamente grande». Los dos nombres suenan ostentosos y muy llamativos, pero no son del todo imposibles como nombres.


Capítulo regular, Lunes 11-03-2019

Descarga:

13 Comentarios Comentar

  1. Einherjer

    Lector

    Nivel 1

    Einherjer - hace 2 semanas

    Jajajajaja Ese Maestro Deidad Adivina merece un monumento también, el es el que ha hecho la más grande contribución al desarrollo de las tierras de Alcance Celestial jajajaajaja

  2. Kalym

    Lector

    Nivel 1

    Kalym - hace 2 semanas

    😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂

    1. Ecle Chan

      Lector

      Nivel 3

      jajajaajaj sí que sí… miércoles… glups, miles… y pensar que el tío Bai sufre con las que tiene…
      espero que Deidad Adivina sufra igual

  3. Mistral

    Editor

    Nivel 1

    Mistral - hace 2 semanas

    Junwan no seas de mente estrecha. Un chico es salvaje y aventurero en la mayoria de los casos. El mocoso solo sera un dolor de trasero….pero una niña ¡Sera la señorita mas adorada de todo el Imperio! Y no existe el hombre de familia que pueda negarle un deseo a su pequeña.

    No me equivoque, se trajo un pequeño pais.

    1. Ecle Chan

      Lector

      Nivel 3

      Exacto, allí tienes a La dama polvo rojo, ella es mujer, pero fue y es una gran guerrera que dudo que sea mirada por debajo por nadie

  4. Chavezz17

    Lector

    Nivel 4

    Chavezz17 - hace 2 semanas

    Por un momento pensé que el Emperador-Vil los iba a atacar, pero luego pensé en lo tonto que sería eso y me quedé en blanco en un momento xd

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.