<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1226

Capítulo 1226: ¡Una Travesía Por el Vacío!

Había algo en la manera en la que le sostenía la mano, y algo en su pequeña sonrisa y suave mirada, contenía un esplendor indescriptible. Y era de algún modo muy atractivo…

¡Parecía como si unos ganchos reales lo estuvieran atrayendo a ella!

Después de regresar finalmente a su recámara privada, no pudo dejar de pensar en una pregunta en particular.

—¿De verdad hubo un problema con su avance, y eso le dio la oportunidad a la Madre Fantasma de actuar? O… ¿Gongsun Wan’er lo hizo todo a propósito? —Aunque no tenía manera de responder a la pregunta, lo segundo parecía una posibilidad alta.

Ya que no había manera de determinar la respuesta, simplemente dejó de pensar al respecto. Ondeó su mano para sacar un gran número de almas, y volvió a ponerse a trabajar en una llama de veintitrés colores.

En todos los Dominios Inmortales Eternos, y aún más allá, jamás había existido una llama de veintitrés colores. Bai Xiaochun había viajado más lejos en este sendero que cualquier otro nigromante celestial de la historia, gracias a la guía del genio Bai Hao.

Esta vez, le tomó muchos años darle forma a la fórmula de la llama de veintitrés colores. Pero aún después de todo ese tiempo, y todos sus augurios, seguía sin tener la confianza suficiente para intentar conjurar la llama.

Lo que empeoraba el hecho era que tenía muy pocas almas con las cuales trabajar. La mayoría las había adquirido en el abanico, y de acuerdo a sus cálculos, solo tenía suficiente para cuatro intentos.

Si fallaba cuatro veces seguidas, ya no tendría suficientes almas para seguir trabajando. El lado bueno, era que después de haber fundado la Dinastía del Archi-Emperador, alguna ley natural misteriosa había entrado en acción, y el territorio que controlaban empezó a transformarse de un modo en el que se parecía al Reino Alcance Celestial. Empezaron a aparecer almas abiertamente, y eso hizo que Bai Xiaochun emitiera un decreto Dhármico instando a los reforzados espirituales a esforzarse lo más posible para recolectarlas.

Después del suficiente tiempo, lograron reunir suficientes almas para permitirle un intento más.

—Solo cinco oportunidades… —pensó. Observó las almas, y luego revisó su nueva fórmula. Al final sus ojos se iluminaron con determinación, y llevó a cabo su primer intento de conjuración.

Mientras almas se reunían y empezaban a mostrar señales de formar una llama multicolor, Bai Xiaochun estaba totalmente centrado en el proceso que llevaba a cabo. Su expresión cambió después de siete días, realizó rápidamente un gesto de conjuro de dos manos. Al usar el poder de su base de cultivo, logró suprimir a la fuerza el poder de la explosión que había resultado cuando la llama se desestabilizó.

Solo se pudo escuchar un estallido apagado, y se quedó mirando como las caóticas llamas se disipaban. Después de eso, se quedó allí sentado, estaba claramente frustrado, tenía los ojos inyectados de sangre, y su mente andaba a toda velocidad analizando el proceso para intentar determinar que había salido mal.

Pasó varios meses de augurios y análisis. Hasta dejó de dormir y se saltó otras labores diarias, estaba locamente concentrado intentando resolver todos los problemas previos. ¡Hasta que finalmente empezó con su segundo intento!

Desgraciadamente, ¡ese también fue un fracaso!

Lo mismo ocurrió con el tercer y el cuarto intento…

En cada ocasión, pasaba más y más tiempo tratando de perfeccionar la fórmula y de resolver todos los problemas. Para cuando finalmente estaba listo para el quinto intento… ¡ya habían transcurrido tres años!

Dabao y Xiaoxiao seguían tan traviesos como siempre, la Dinastía del Archi-Emperador seguía creciendo y floreciendo. Además, ¡el Rey Campeón de Guerra finalmente ascendió a celestial!

¡Ahora la Dinastía del Archi-Emperador tenía cuatro celestiales! ¡La dinastía se hacía más fuerte y poderosa una vez más!

¡Fue entonces que Bai Xiaochun comenzó su quinto intento!

Si fallaba, ya no le quedarían más almas con las cuales trabajar, y quien sabe cuánto tardaría en reunir suficientes para otro intento. Pero en este quinto intento, ¡estaba setenta por ciento seguro de que lograría crear una llama de veintitrés colores!

Después de trabajar con completa precisión y mucho cuidado, finalmente apareció otro color en esa caótica llama que tenía al frente. Cuando finalmente se formó el color veintitrés, ¡un aura indescriptible surgió desde la recámara privada de Bai Xiaochun!

Ni siquiera la formación de hechizos que protegía su recámara privada tenía suficiente poder para contener esa aura. De hecho, incluso pasó a través de la formación de hechizos del palacio imperial, ¡e incluso la que cubría la ciudad!

En cuanto surgió esa aura, el cielo se opacó, las nubes se avivaron. Una luz multicolor llenó el aire, hasta la aparición de un majestuoso mar de fuego, ¡con veintitrés colores distintos!

Este llamó la atención de todos al instante, especialmente la de los cultivadores procedentes del Reino Alcance Celestial. Estaban profundamente conmocionados, era una sensación que venía de su misma sangre.

—Eso es…

—¿Cuántos colores son esos?

—¡No puede ser! Eso… ¡¡es una llama de veintitrés colores!!

Los gritos de asombro llenaron la Ciudad del Archi-Emperador, y las risas de Bai Xiaochun se unieron después de poco.

Su rostro se iluminó por la emoción mientras miraba la llama de veintitrés colores que titilaban en la palma de su mano. Le era literalmente imposible mantenerse calmado, y en cuanto esa llama de veintitrés colores entró en escena, pudo sentir que la marca en el dorso de su mano que representaba a Bai Hao se estremeció.

¡Esta llama de veintitrés colores sería de una ayuda inmensa para Bai Hao!

Bai Xiaochun quien aún temblaba, intentó enviar la llama de veintitrés colores hacia la marca de Bai Hao, casi por instinto.

En cuanto ambas cosas se unieron, la marca empezó a vibrar con aún más intensidad. Claro, Bai Xiaochun estaba muy nervioso; la idea de usar llamas multicolores para resucitar a Bai Hao no era más que algo que había especulado.

No tenía manera de estar seguro de si su idea funcionaría. Pero ahora… ¡las fluctuaciones que sentía de esa marca parecían darle una intensa premonición!

—Si puedo enviar una llama de veintitrés colores a la marca de Hao’er… ¡definitivamente podrá ser resucitado! —Tan solo recordar la caída de Bai Hao llenaba su corazón de dolor.

¡Bai Hao era el único aprendiz que había tomado en su vida!

Después de que llama de veintitrés colores se unió completamente a la marca de su mano, ¡los ojos de Bai Xiaochun se iluminaron con determinación!

Hasta ahora, no poseía evidencia que confirmara que usar técnicas de conjuración de llamas pudiera ayudarlo a resucitar a Bai Hao. Pero ahora había un nuevo sendero abierto frente a él.

—¡Necesito más almas! —dijo con una expresión solemne en su rostro. Sus reservas de almas se habían acabado, y al abanico no le quedaban más almas. ¡Pero había un lugar que seguramente tendría un suministro interminable de almas!

Alzó la mirada hacia el cielo, y desde su perspectiva, se veía como un cielo estrellado… ¡pero en realidad era un vacío vasto!

—El oscuro vacío está repleto de incontables ruinas y escombros interminables. Además… ¡también están las interminables almas de los caídos! —Durante los años que habían pasado desde la fundación de su nación, había vuelto solo pocas veces a revisar a Song Que.

Ahora que sabía cómo resucitar a Bai Hao, ¡tomó una nueva decisión!

—Usaré el abanico para viajar por el vacío, ¡conjuraré llamas y reuniré almas! Una vez que logre crear una llama de treinta colores, ¡seguro que podré resucitar a Bai Hao! —Una vez llegada a esa conclusión, envió su sentido divino para revisar a Song Junwan, Zhou Zimo, Dabao y Xiaoxiao.

Aunque viajaría muy lejos de ellos, podía regresar en cualquier momento a la Dinastía del Archi-Emperador gracias a la función de teletransportación. Aun así, para estar seguros, decidió dejar un poco de su sentido divino atrás, un clon que estaría listo para tomar acción si era necesario.

Decidió no contarle a su familia de su plan. Simplemente se tocó la frente, y un clon apareció frente a él, este se sentó de piernas cruzadas y empezó a meditar.

Entonces se desvaneció sin dudar más… para reaparecer en la oscuridad del vacío, ¡sobre el abanico!

¡Estaba por embarcarse en una travesía por el vacío para recolectar almas!

 


Capítulo extra, Cortesía de la Casa

Descarga:

24 Comentarios Comentar

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 1

      Dorun - hace 2 semanas

      Aqui parece que lo que deberian ser semanas se convierten efectivamente en años y mas años…. ya deberian estar a punto de estirar la pata varios de sus amigos de la secta..

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    Kibek - hace 2 semanas

    ” Bai Xiaochun había viajado más lejos en este sendero que cualquier otro nigromante celestial de la historia”

    no decian que nunca hubo un nigromante celestial antes de bai xiaochun xD

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 1

      jo3053 - hace 2 semanas

      No, solo dijeron que era el único en el aquel entonces Reino Alcance-celestial, pero si hubo en las anteriores generaciones del Archi-Emperador

      1. Avatar

        Lector

        Nivel 1

        Kibek - hace 2 semanas

        estoy bastante seguro que decian: que nunca hubo uno y que es cosa de legenda y nunca aparecio uno desde la fundacion del archi emperador

        1. Avatar

          Lector

          Nivel 1

          Kibek - hace 2 semanas

          de hecho decian que en el tiempo de la primera generacion habia solo como 1 terenal mas que en ese tiempo que tio bai se volvio uno

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.