<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1227

Capítulo 1227: Lámpara Blanca

Pasaron diez años en un abrir y cerrar de ojos.

Una suave luz rodeaba el abanico mientras iba disparado a través de la oscuridad. Por donde pasaban dejaba un rastro resplandeciente detrás, se veía casi como una estrella fugaz.

Bai Xiaochun estaba sentado de piernas cruzadas sobre el brazo del soberano en el interior de la cara del abanico. De vez en cuando abría sus ojos para observar el vacío con un resplandor en su mirada.

Casi parecía como si el negro fuera el único color allí. Pero durante los diez años que había pasado viajando en el vacío, había encontrado ocasionalmente ruinas o escombros, y así había reunido un buen número de almas.

Aunque estaba ansioso por lograr su meta, no podía hacer más nada para acelerar las cosas. No solo eso, el abanico claramente estaba siguiendo un sendero específico. Aunque podía cambiar su velocidad, y podía hacerlo cambiar de dirección temporalmente, siempre terminaba eventualmente de vuelta en su curso.

Tomando en cuenta que aún no tenía ningún destino específico en mente, finalmente abandonó la idea de ajustar la dirección y simplemente permitió que siguiera volando normalmente. Y se sentó de piernas cruzadas a meditar mientras tanto, estaba trabajando en la fórmula para la llama de veinticinco colores.

Bai Xiaochi estaba adulándolo constantemente, hasta que Bai Xiaochun finalmente empezó a considerar dejarlo cambiar su nombre.

Bai Xiaochi estaba muy emocionado con eso. Además, se había acostumbrado a elogiar constantemente a Bai Xiaochun, tanto que ya lo hacía casi por instinto…

De momento, estaba de pie detrás de Bai Xiaochun, le masajeaba los hombros y ocasionalmente revisaba su expresión facial.

—¿Estoy siendo muy brusco milord? Acabo de investigar nuevas técnicas de masaje hace poco y quería probarlas.

Bai Xiaochun estaba muy contento con este nivel de adulación. Simplemente recompensaba a Bai Xiaochi con una sonrisa cuando estaba de buen humor, y el pequeño espíritu autómata pasaba el resto del día emocionado.

De momento, solo le era posible convocar a un esclavo arcaico. Pero ahora el rango de ese esclavo arcaico no estaba limitado al mundo en la cara del abanico. Ahora podía salir de ese mundo y pararse en la superficie del abanico. A pesar de no poder salir del abanico, al menos ahora podía defenderlo mucho mejor. Si de algún modo el Emperador-Vil los lograba encontrar, ya no sería tanto problema.

Y si se trataba de lidiar con cualquier fuerza amenazante externa que se consiguieran, ya el abanico tenía bastantes mecanismos de defensa por sí mismo, todos muy formidables. De hecho, había pasado a través de ruinas o escombros más de una vez durante los últimos diez años.

Así fue como prosiguió la travesía de Bai Xiaochun por el vacío. Tres años transcurrieron volando… Ya casi terminaba su investigación de las llamas de veinticinco colores. Dado el número de almas que ya había reunido, había podido llevar a cabo dos pruebas ya, pero ambas habían sido un fracaso.

Un día mientras permanecía sentado de piernas cruzadas en meditación, se estremeció repentinamente. Por lo general se la pasaba con su sentido divino extendido para detectar objetos en el vacío a su alrededor. En este momento, sus ojos se abrieron y se iluminaron intensamente mientras se acercaba al borde del abanico para mirar a la oscuridad.

Bai Xiaochi se dio cuenta de lo que sucedía y se materializó a su lado, allí también miró con emoción al vacío.

¡Allí a lo lejos había un punto de luz blanca!

A medida que se acercaba… ¡quedó claro que era una gran lámpara!

Tenía 3.000 metros de altura y parecía simplemente estar flotando en el vacío. A cierto punto, a Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par y se dio cuenta de que a la lámpara… ¡la seguían un sinfín de almas!

Por lo que podía ver, tenían que ser cientos y cientos de millones de ellas. ¡Todas totalmente inexpresivas y pulsando con el aura de la muerte!

De verdad era un espectáculo impresionante.

Después de todos los años que había pasado viajando a través del vacío, esta era la primera vez que Bai Xiaochun veía algo así. Entonces se emocionó y bajó la velocidad del abanico.

—¡Tantas almas! —exclamó mientras se lamía los labios. En todos los años que había estado buscando almas, este era sin duda el mayor número que se había encontrado.

—¿Habías visto alguna vez algo así Bai Xiaochi? —le preguntó.

Aunque a Bai Xiaochi aún no le gustaba su nombre, estaba tan emocionado por lo que veía que simplemente sacudió la cabeza de inmediato, —Milord, aunque he pasado mucho tiempo hibernando, también he pasado muchos años despierto. Nunca antes vi algo así. Estas almas… ¡cielos! ¿A dónde están yendo?

Bai Xiaochun estrechó los ojos y se quedó observando; era una situación extraña y no quería tomar ninguna acción imprudente.

Era aún más extraño considerando que las almas no parecían haberse dado cuenta del abanico. Le emitió una orden con cuidado al abanico y lo envió a seguir las almas, con la esperanza de entender lo que sucedía.

Y así las siguió por varios años… El abanico intentó regresar muchas veces a su trayectoria principal, hasta que Bai Xiaochun finalmente se quedó sin paciencia y empezó a usar sus Píldoras de Convergencia de Almas para embaucarse lentamente las almas.

Los Confeccionadores Oscuros habían estado confeccionando Píldoras de Convergencia de Almas día y noche, así que tenía muchas a su disposición. Eventualmente logró apoderarse de esos cientos y cientos de millones de almas…

Con tantas almas, solo necesitaría algunas pruebas más para tener éxito con la llama de veinticinco colores, después de lo cual podría seguir investigando la llama de veintiséis colores.

Aunque estaba tentado a simplemente dejar volver el abanico a su curso original, aún tenía curiosidad sobre el destino al que intentaba llegar la lámpara. Por lo que sabía, podría haber más almas allí.

Ese lugar se acercó después de unos meses. Cuando Bai Xiaochun vio eso, su mente empezó a dar vueltas. Justo allí en medio del vacío, frente a la lámpara… ¡había un enorme pozo!

¡Tenía 30.000 metro de diámetro y pulsaba con una niebla ondulante que llenaba toda el área! Por otro lado, ¡la lámpara voló directamente hacia el pozo!

Lo más sorprendente fue que podía ver claramente que otras lámparas se acercaban desde otras direcciones, más de diez de hecho. Y cada una entró al pozo.

—¡Tantas almas! —exclamó con emoción. Sin embargo, era una escena tan extraña que vacilaba si intentar capturar las almas o no.

—¡Cielos! ¿¡Qué es este lugar!? —exclamó Bai Xiaochi claramente impactado, no tenía la menor idea de que era lo que estaba mirando.

Bai Xiaochun se quedó esperando indeciso sobre qué hacer. Pero mientras miraba las lámparas desapareciendo dentro del pozo, simplemente no pudo soportarlo más.

—Ese pozo misterioso probablemente es peligroso, —dijo entre dientes—, pero este lugar es una oportunidad demasiado buena como para desaprovecharla. Simplemente esperaré aquí a la próxima lámpara. ¡Una sola! ¡Todo debería estar bien si no me acerco demasiado al pozo! —No podía dejar pasar esta oportunidad, especialmente dada la cantidad de almas que necesitaba para poder seguir con su trabajo con la llama de veintiséis colores, así que se sentó a esperar.

Después de unos quince días, pudo ver otra lámpara que flotaba hacia el pozo. Sus ojos se iluminaron y envió el abanico a acercarse, luego salió volando y empezó a arrojar Píldoras de Convergencia de Almas. Se pudieron escuchar varios estallidos y Bai Xiaochun se llevó rápidamente las almas.

—¡Soy rico! —exclamó. Regresó de prisa al abanico y se sentó nervioso a ver si ocurriría algo. Pero después de unos días, empezó a ganar más coraje.

—¡Jajaja! ¡No pasó nada después de todo! ¡Este lugar es una tierra sagrada para Bai Xiaochun! —Sus ojos se iluminaron más y decidió esperar a la próxima lámpara.

Esta llegó después de unos días…

Y así fue como Bai Xiaochun empezó a recolectar almas como loco, y simplemente limpiaba todas las lámparas que se acercaban

Sin embargo, Bai Xiaochi ya tenía un muy mal presentimiento con todo esto, y le advertía constantemente a Bai Xiaochun.

—Milord, debería retirarse ahora que ha ganado. Tengo un muy mal presentimiento…

 


Capítulo regular, Jueves 14-03-2019


Patrocinar: 6$ x 2 Capítulos
Descarga:

24 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 2

    Dorun - hace 2 meses

    Gracias Frozzy Sama por el pan diario para el alma….. y en un abrir y cerrar de ojos va a volver y sus hijos van a tener 40 años y con varios hijos y todos los ancianos de su secta inicial ya se murieron por viejos…

  2. Eviledx

    Lector

    Nivel 3

    Eviledx - hace 2 meses

    Cuando el tio bai se encuentra con esta riquesa, como pretendes dejarla ir, jajajaja

  3. elver galarga

    Lector

    Nivel 1

    elver galarga - hace 2 meses

    Sin duda hay mucha buena fortuna ahí afuera, pero el peligro puede estar al lado de esta

  4. Kalym

    Lector

    Nivel 1

    Kalym - hace 2 meses

    De 25 colores? Supongo que aunque no lo dijeron en esos diez años ya hizo la fórmula de 24 porque recién había completado la de 23

  5. Ecle Chan

    Lector

    Nivel 8

    Sabes que cuando exagera, siempre se mete en problemas… me pregunto si no podría apoderarse de dos lámparas, además…. ese pozo…., también tengo un mal presentimiento.
    Ahora…. tos, tos… tío Bai qué ha pasado con tus hijos, ya deben ser jóvenes mayores

    1. jucagoto

      Lector

      Nivel 6

      jucagoto - hace 2 meses

      Nuestra querida hermana ecle-chan sabe muy bien el destino que siempre le prepra al tío Bai

  6. Chavezz17

    Lector

    Nivel 13

    Chavezz17 - hace 2 meses

    Maldito ambicioso XD, es como en el casino, hay que saber retirarse cuando uno está ganando…

  7. Avatar

    Lector

    Nivel 6

    kalboy - hace 1 mes

    No creo que sea bueno lo que hace bai pero ya que emocionó no abra quién lo detenga

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.