<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1297

Capítulo 1297: Batalla a través del Espacio

A estas alturas, Bai Xiaochun pudo escuchar la voz de la Madre Eterna hablándole. —¡Tienes el tiempo de diez respiros!

Al escuchar eso, sus manos se movieron con un gesto de conjuro, y luego las colocó frente a él, esto hizo que el cielo estrellado empezara como a hundirse, y a rodear al Renegado Mortal como si fuera un horno para píldoras.

—¡El tiempo es el fuego! —Entonces ondeó su manga, y fue como si un tiempo inconmensurable fluyera hacia el horno de píldoras del cielo estrellado.

Allí adentro del horno, el rostro del Renegado Mortal cambió un poco, y realizó rápidamente un gesto de conjuro con su mano derecha. Luego colocó su mano frente a él, e hizo que una gran masa de humo negro saliera y empezara a golpear el horno.

Hacía unos momentos, pensaba que sería fácil escapar del horno. Pero ahora que la Madre Eterna le estaba dando poder con la energía de todos los seres vivientes de los Dominios Inmortales Eternos, se le haría imposible escapar de allí durante el tiempo de al menos diez respiros.

Tras unos instantes, se escuchó de nuevo la voz de Bai Xiaochun.

—¡Ingredientes medicinales de vivir por siempre! ¡Confeccionen a este soberano en una píldora!

Su mano destelló con un gesto de conjuro, y comenzó el proceso de confección. A estas alturas, había pasado el tiempo de diez respiros, y todos los seres vivientes de los Dominios Inmortales Eternos tosían sangre, la esfera de luz que eran los Dominios Inmortales Eternos se oscureció tanto que parecían estar por ser destruidos.

De todos modos, su meta había sido conseguirle tiempo a Bai Xiaochun. Y ahora, mientras su energía se disipaba, los vórtices alrededor del horno del cielo estrellado se convirtieron en plantas medicinales, y el horno en sí se cerró de golpe. ¡Entonces el fuego del tiempo lo completó!

Esta no era una sesión normal de confección de píldoras; Bai Xiaochun estaba usando su base de cultivo soberana para desatar una habilidad divina poderosa, ¡y hasta el Renegado Mortal percibió una sensación de peligro que no había experimentado en muchos años!

Otro oponente quizás hubiera podido sellarlo por un momento. Pero el Renegado Mortal sabía bien que Bai Xiaochun quería hacer mucho más que eso con este horno del cielo estrellado. Entonces pasó un destello por sus ojos y respiró hondo repentinamente.

En ese momento, los cientos de miles de clones Dao en el cielo estrellado colapsaron súbitamente en masas de humo y se desvanecieron.

Para cuando reaparecieron, estaban pasando a través del horno del cielo estrellado para volver al Renegado Mortal.

El rostro de Bai Xiaochun cambió e intentó detener lo que sucedía, pero no podía. En apenas un abrir y cerrar de ojos, un poder destructivo y masivo se formó dentro del horno para píldoras, ¡y parecía estar al borde de explotar!

Los cientos de miles de clones Dao hicieron que se escuchara un estallido ensordecedor desde el interior del horno, y ya incapaz de soportar la fuerza, ¡explotó por completo!

En cuanto el horno explotó, el fuego del tiempo no pudo resistir la fuerza y se extinguió. Entonces una masa inconmensurable del humo negro de la muerte y la exterminación nirvánica se extendió por todos lados.

El Renegado Mortal emergió desde el interior de ese humo negro, y una gran ansia de matar pasaba por sus ojos.

—Parece que te he subestima… —dijo con una voz tan fría como el hielo. Pero antes de poder terminar, Bai Xiaochun lo miro pálido, pero con un resplandor extraño en sus ojos. Era obvio que esperaba que el sello durara más, pero sabía que probablemente no era posible.

Así que no dudó un segundo, ¡aprovechó la ausencia de los clones Dao del Renegado Mortal e hizo que sus propios clones Dao explotaran repentinamente!

A lo lejos, los cientos de miles de clones Dao diseminados por el espacio se transformaron en un montón de semillas de amargón que empezaron a acelerar por el cielo estrellado.

Previamente, todos los clones Dao del Renegado Mortal hubieran podido detenerlas. Pero ahora había una abertura en su estrategia, y Bai Xiaochun reaccionó velozmente. Antes de que el Renegado Mortal pudiera detenerlo, las semillas de amargón se diseminaron como un gran océano blanco… ¡llenando así el cielo estrellado y descendiendo sobre todas las 1.080.000 ruinas!

En ese momento, las semillas de amargón volvieron a formar clones Dao, y empezaron a brillar con un resplandor que combatía la oscuridad.

Bai Xiaochun sabía que el Renegado Mortal se resistiría, aunque probablemente tendría que poner bastante esfuerzo. Probablemente amenazaría los Dominios Inmortales Eternos para intentar distraer a Bai Xiaochun. Al fin y al cabo, aunque no era rival para el Renegado Mortal, tampoco podía ser vencido rápidamente, no al menos que el Renegado Mortal decidiera darlo todo. Así que, si el Renegado Mortal no hacía algo para intentar detener sus clones Dao, el resultado final estaría decidido.

Y por supuesto, si el Renegado Mortal consumía la Flor Eterna, entonces Bai Xiaochun sería el impotente. ¿Cómo podría dejar que eso sucediera?

Tanto Bai Xiaochun como el Renegado Mortal entendían todas las implicaciones. Bai Xiaochun era casi como una cucaracha; si no se exterminaba completamente, pocos métodos podían ser efectivos.

Aunque el Renegado Mortal había perdido un poco de la iniciativa en el combate, seguía siendo increíblemente poderoso. A pesar de que Bai Xiaochun lo había debilitado, su expresión permaneció igual… simplemente explotó, y envió 1.080.000 hebras de humo negro por todo el cielo estrellado. ¡Y formó 1.080.000 clones Dao en apenas unos momentos!

En cada una de las ruinas que existía en el cielo estrellado, ¡los clones del Renegado Mortal se enfrentaban contra los de Bai Xiaochun!

En vez de haber un solo combate masivo, ahora había 1.080.000 peleas diseminadas por todo el cielo estrellado, los estallidos retumbaban sin cesar por todos lados.

El Renegado Mortal observó con una expresión sombría a Bai Xiaochun y dijo, —Eres la primera persona que ha luchado conmigo de esta manera, y la primera persona en arrinconarme así.

No había recibido heridas como las de Bai Xiaochun, pero aún no estaba seguro de quien era el que tenía los mejores poderes regenerativos.

Al final, Bai Xiaochun no podía darle golpes verdaderamente letales al Renegado Mortal, mientras que los ataques del Renegado Mortal forzaban a Bai Xiaochun a defenderse con todo, y aun así salía herido.

—Pero no importa. ¡Es hora de terminar con esto! —Estrechó sus ojos, salió disparado hacia Bai Xiaochun y extendió su mano derecha. En ese momento, su pulgar se tornó totalmente negro, y se convirtió en un agujero negro repleto del poder de la exterminación nirvánica, un poder que resonó al instante por el cielo estrellado.

—¡Dedo de Exterminación! —dijo fríamente. En ese momento, todos los 1.080.000 clones Dao extendieron sus manos derechas de igual modo, sus pulgares se tornaron negros, y desataron el mismo ataque… ¡¡el Dedo de Exterminación!!

El poder de tantos Dedos de Exterminación hizo que el rostro de Bai Xiaochun cambiara. Tanto él, como todos sus clones Dao retrocedieron de inmediato.

Lamentablemente, los Dedos de Exterminación ya habían fijado a su objetivo, sin importar que tanto retrocedieran, no podrían escapar. La mano del Renegado Mortal se lanzó, el cielo estrellado se estremeció. ¡Eran 1.080.000 manos desatando un poder explosivo!

En ese momento de crisis, Bai Xiaochun respiró hondo. Rugió con el Códice Imperecedero operando a todo poder, y usó la Embestida Sacude Montañas, su Restricción Imperecedera y finalmente su Agarre Destructor de Gargantas, ¡todo para combatir el Dedo de Exterminación!

Sus 1.080.000 clones Dao hicieron lo mismo y unos estruendos intensos retumbaron por todas las ruinas.

¡Era el sonido más intenso que había resonado alguna vez en el cielo estrellado! Poco después, los clones Dao de Bai Xiaochun fueron forzados hacia atrás, salía sangre por sus bocas y sus cuerpos se notaban débiles, su fuerza vital estaba al borde del colapso. Bai Xiaochun podía sentir que el impresionante Dedo de Exterminación era algo que su Códice Imperecedero no podía manejar tan fácilmente. ¡Lo sacudió hasta el alma!

En cuanto el Dedo de Exterminación apuñaló a Bai Xiaochun y a sus clones Dao, ¡el Renegado Mortal lo observó fríamente y se preparó para seguir con el ataque!

Si las cosas siguen así, —pensó Bai Xiaochun—, ¡sin duda alguna moriré!

 


Capítulo regular, Lunes 15-04-2019

Descarga:

24 Comentarios Comentar

  1. Atuq Yema

    Lector

    Nivel 1

    Atuq Yema - hace 2 meses

    Joder, sigo triste al saber que ya acaban de traducir esta hermosa novela.

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    DonVice - hace 2 meses

    Por ahi lei sobre el reino del pantano…okey y con tantos clones dao sera posible que cada uno active el reino del pantano? Digo….llamarian una bestia de escencia cada uno o abririan completamente el portal para que salga el verdadero cuerpo de su bestia ?….

    1. Yang

      Autor

      Nivel 40

      Yang - hace 2 meses

      No paso ya esto cuando Bai estaba en el alma naciente y quería ser un deva? Que con sus clones invocaba un diferente reino del pantano xd

  3. Yon_sama

    Lector

    Nivel 1

    Yon_sama - hace 2 meses

    Luego de casi un año me po go al dia en Awe.. Ya en su recta final, mi único lamento es no haber podido patrocinar un cap aunque lo intente varias veces y nunca pude me salia error en el paypal….. Muchas gracias Frozzy aqui swguire hasta el final.esta vez a menos que tenga un percance médico y pase otro temporada lejos de aparatos electrónicos, de ser asi lo leere luego…
    Abte todo Muchas Gracias Frozzy aunque no me recuerdes tenia el mismo nick en disqus

  4. Ecle Chan

    Lector

    Nivel 11

    mierda, es la primera persona que sobrevive a un desastre de confección de pildoras del tío Bai… cuándo ví el horno me asusté, en serio me asusté…

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.