<- Actualmente solo registrados A- A A+

ATG – Capítulo 1368

Capítulo 1368: Volviendo al mundo

“Tus venas profundas de Dios Maligno fueron creadas a partir de una gota de la Sangre Indestructible del Dios Maligno, y fue la sangre la que contenía el último de su poder de origen central. Es por eso que las venas profundas del Dios Maligno pudieron tomar forma dentro de su cuerpo. Además, una segunda gota de sangre indestructible del Dios Maligno no existe en este mundo.”

“En otras palabras, nunca habrá unas segundas venas del Dios Maligno.”

“Por otro lado, todavía tienes las venas profundas del Dios Maligno. El problema aquí es que están muertas, o se han quedado completamente quietas, si tuviera que describirlo mejor. Si hay una cosa en el mundo que pueda despertar las venas profundas de su Dios Maligno calmado, entonces sería… el poder de origen del Dios Maligno.”

Yun Che había estado escuchando atentamente cada palabra del Espíritu del Fénix, pero su línea final hizo que sus cejas se fruncieran de repente, “No querrás decir…”

“Estoy seguro de que ya lo has notado”. El Espíritu Fénix continuó: “Tu hija no ha adquirido ningún recurso de este plano mediocre, y definitivamente no ha experimentado ningún encuentro extraordinario o suerte del camino en su vida. Sin embargo, su energía profunda ha seguido creciendo a un ritmo poco convencional hasta que alcanzó un nivel en el que innumerables practicantes profundos en este plano ni siquiera se atreven a soñar en toda su vida. Su crecimiento definitivamente no es algo que la línea de sangre del Fénix y la línea de sangre del Dios Dragón puedan lograr.”

“Por lo tanto, la razón principal por la que pudo crecer a tal ritmo es porque sus venas profundas han heredado el aura divina del Dios Maligno de ti.”

Yun Che, “…”

“Lo único que podría despertar las venas profundas del Dios Maligno es la presencia viva y fresca del aura divina del Dios Maligno. No solo eso, el aura divina del Dios Maligno que existe en las venas profundas de tu hija puede ser la última de su clase… y tu última oportunidad de despertar las venas profundas del Dios Maligno dentro de tu cuerpo.”

“…” Yun Che no dijo nada. Tampoco trató de cuestionar al Espíritu del Fénix sobre el método. De hecho, su excitación apenas contenida de antes se había desvanecido por completo.

“En resumen, existe la posibilidad de que tus venas profundas muertas del Dios Maligno se despertaran si extrajera el aura divina del Dios Maligno que reside dentro de las venas profundas de tu hija y la transfieras a las tuyas. Por lo que sé del poder divino del Dios Maligno, las posibilidades de que esta operación tenga éxito son alrededor del veinte por ciento… si no más.”

En este momento, las venas profundas del Dios Maligno de Yun Che eran como un volcán extinto. El aura divina del Dios Maligno que residía en las venas profundas de Yun Wuxin era su única oportunidad de reavivar sus llamas.

“El poder divino del Dios Maligno no era el único poder divino que posees. Para otros, sería un regalo del cielo si lograran preservar incluso uno de los muchos poderes divinos de los cuales fuiste dotado. Sin embargo, fuiste capaz de coexistir perfectamente con tus poderes divinos, ¿no? Estoy seguro de que ya has adivinado que el poder divino del Dios Maligno era “probablemente” la razón por la que pudiste manejarlos a todos.”

“El poder divino del Dios Maligno es el poder más alto que posees. Si puede resucitar con éxito, el resto de tus poderes divinos pueden despertarse por sí solos y devolverte a tu altura anterior.”

La evaluación del Espíritu del Fénix fue correcta. El poder divino del Dios Maligno era indudablemente el más vital y más alto de los poderes que poseía Yun Che actualmente, y las posibilidades de que el resto de sus poderes divinos se despertaran junto con el poder divino de su Dios Maligno eran extremadamente altas.

¡Además, el Espíritu del Fénix mismo había dicho que la posibilidad de que él pudiera despertar su poder divino del Dios Maligno era de más del veinte por ciento!

Sin embargo… Yun Che no solo no parecía contento con la noticia en lo más mínimo, su rostro estaba tan vacío de emoción que daba miedo. Él preguntó: “¿Qué le pasaría a mi hija si el aura divina del Dios Maligno fuera extraída de sus venas profundas?”

“… Perdería toda la energía profunda que ha acumulado hasta este punto. Sus venas profundas también volverían al nivel mortal. También existe la posibilidad de que ella…

“… sufra una cantidad impredecible de daño de la operación o incluso quede lisiada, ¿verdad?”, Respondió Yun Che con frialdad.

“Así es”, dijo el Espíritu Fénix antes de entrecerrar los ojos escarlatas. “Puedo decir de corazón y alma que no deseo ver que esto suceda, pero aún así debo recordarle que no le queda mucho tiempo para dudar o elegir. Su hija tiene actualmente once años y sus venas profundas aún no han madurado completamente. Una vez que cumpla dieciséis años, el aura divina del Dios Maligno se fusionará con sus venas profundas completamente maduras. Para entonces, sería demasiado tarde para extraer el aura divina del Dios Maligno de ella, y…”

“¿¡Y luego qué!?” La temperatura en los ojos de Yun Che descendió varios grados, pero luego recordó que el ser que tenía delante era un benefactor al que tal vez nunca podría pagarle, y que todo lo que estaba haciendo en este momento le informaba de una “posibilidad”. Sus ojos inmediatamente volvieron a la normalidad antes de darle una sonrisa al Espíritu Fénix, “Disculpe. No esperaba que el Dios Fénix, quien heredó la voluntad de los Dioses Verdaderos, me contara una broma.”

Espíritu Fénix, “…”

“No hay forma de que pueda cambiar el futuro de mi hija por una oportunidad de recuperación. Ningún padre sería capaz de hacer esto… “Mientras decía esto, la figura de Xing Juekong repentinamente cruzó por su mente y causó que sus cejas se hundieran un par de centímetros hacia abajo.”

Incluso si el método tuviera una posibilidad garantizada de éxito, incluso si resultara que sus poderes se multiplicarían diez veces o incluso cientos de veces, no se movería sin importar qué. Era una elección que nunca haría.

“Nunca eh pensado que soy una buena persona, pero tampoco soy un animal más bajo que un cerdo o un perro.” Los ojos mortales de Yun Che brillaron de repente con una frialdad extraordinaria: “Le debo a Wuxin once años de paternidad. Ni siquiera estuve a su lado cuando ella nació. Ahora que finalmente he recuperado a mi hija… ¡exterminaría a cualquiera que se atreviera a lastimarla hasta el último hombre!”

Yun Che expulsó sus sentimientos turbios en un suspiro antes de girar a mitad de camino hacia la salida, “Aun asi, debo agradecerle por informarme de este “método”. También debo agradecerle por proteger a mi esposa e hija durante doce años seguidos con la barrera del Fénix. Dudo que pueda pagar esta deuda incluso en mi próxima vida.”

“No es necesario que te importe tanto. En aquel entonces, salvaste a todos los descendientes del Fénix en este lugar y me diste una razón para liberarlos de su maldición de línea de sangre. Este es el buen karma que mereces.”

“Esto también está bien. Tal vez no sea malo para ti volver a la mortalidad y la paz.”

“Te imprimí una marca de fénix. Esto significa que la Barrera del Fénix aquí ya no bloqueará tu entrada, y puedes visitarme en cualquier momento que lo desees… puedes irte.”

Yun Che asintió agradecido al Espíritu del Fénix antes de despedirse.

Aunque el Espíritu del Fénix le otorgo el privilegio especial de atravesar la Barrera del Fénix cada vez que lo deseara, Yun Che dudaba que pudiera usarlo sin alguien que lo protegiera. Después de todo, el Clan Fénix estaba situado en el centro de la Cordillera de las Diez Mil Bestias, y había innumerables peligros acechando en sus alrededores…

Los ojos escarlatas del Fénix no desaparecieron inmediatamente a pesar de la partida de Yun Che. Un largo suspiro resonó dentro del espacio negro después de un momento.

“Esa es justo la elección que el tomaría… no, ni siquiera contaba como una opción para él.”

El recuerdo del Espíritu del Fénix del Reino del Dios de la Llama… la grieta que había aparecido en el Muro del Caos Primordial… Esa aura aterradora que asustó incluso a un Alma Divina…

Si todo sucediera como se predijo… si realmente habían perdido su mayor esperanza antes de que la batalla comenzara…

…………

Después de que Yun Che salió de la sala de prueba del Fénix, descubrió que Feng Baichuan, Feng Zu’er, Feng Xian’er y más de doscientos miembros del clan Fénix lo estaban esperando.

Fue porque sabían que Yun Che se iba a ir muy pronto.

Feng Baichuan parecía tan aliviado como Yun Che después de enterarse de que Yun Che finalmente había escapado del olvido en su mente. Suspiró: “El destino es realmente una cosa maravillosa. Pensar que la madre y la hija que han vivido con nosotros por separado durante doce años resultaría ser tu familia. Si hubiéramos sabido sobre esto antes… ”

El viejo sacudió la cabeza. No estaba muy seguro de cómo describir sus propios sentimientos.

Yun Che le sonrió antes de darle una solemne reverencia, “Senior Feng, muchas gracias por su cuidado. Dudo que hubiera llegado tan lejos sin todos ustedes.”

Feng Baichuan sacudió la cabeza, “Tonterías. Lo que hicimos ni siquiera valía una décima parte del favor que hiciste por nosotros en ese momento.”

Al final resultó que, el karma existía en este mundo después de todo. No solo la amabilidad que sembró hace tantos años fue recíproca diez veces, sino que no sería una exageración decir que le habían salvado la vida.

“Hermano Mayor Benefactor”, Feng Xian’er caminó hacia adelante con la cabeza ligeramente inclinada antes de preguntar decepcionada y tímidamente: “¿Nos veremos… otra vez?

Yun Che sonrió. “Por supuesto que lo haremos. En el futuro, debería quedarme en la Ciudad Imperial del Demonio del Reino Demonio Ilusorio permanentemente, pero también visitaré la Nación del Viento Azul con frecuencia. Tanto tú como Zu’er ya están viajando por el mundo de todos modos, así que puedes ir a verme cuando lo desees.”

“En… ¿en serio?” Feng Xian’er miró a Yun Che con entusiasmo. Sus ojos en realidad parecían un poco brumosos.

Feng Baichuan no pudo evitar sacudir la cabeza con una sonrisa. El resto de los miembros del clan Fénix también sonreían significativamente.

“Ah, claro, hay una cosa con la que me gustaría tu ayuda de inmediato, Xian’er”, dijo Yun Che. “Deseo volver a la Ciudad Imperial del Viento Azul primero cuando me vaya, pero el viaje de aquí para allá está bastante lejos, y no tengo un arca profunda. Entonces, ¿puedes acompañarnos allí?”

Feng Xian’er parecía que acababa de escuchar la palabra de los cielos. Ella asintió de inmediato y dijo: “Yo… protegeré al Hermano Mayor Benefactor con todas mis fuerzas, y… y…”

Estaba tan emocionada que ni siquiera podía hablar coherentemente.

“En… En ese caso, permíteme acompañarte también”, dijo Feng Zu’er apresuradamente. “Últimamente ha habido muchos ataques de bestias profundas en la Nación del Viento Azul, y será más seguro si ambos podemos escoltarlos.”

“Tos…” Pero Feng Baichuan inmediatamente palmeo a Feng Zu’er a su lugar y dijo: “El cultivo de Xian’er está a solo un pelo del tuyo, así que ella sola es suficiente para proteger a nuestro benefactor. Sin embargo, ¡debes quedarte en casa y concentrarte en tu cultivo! ¡Eres el joven jefe del clan, pero Xian’er casi te ha superado! ¿No te resulta vergonzoso?”

“¿Eh?” Feng Zuer tenía una expresión tonta en la cara… La seguridad del hermano Mayor Benefactor era su primera prioridad, así que ¿no sería mejor si ambos lo escoltaran de regreso a la Nación del Viento Azul? ¿Cómo se puso en duda su cultivo de repente?

“Yun Che, es maravilloso escuchar que has salido de tu sombra, así que no te mantendré aquí por más tiempo. Siempre que encuentre el tiempo, siéntase libre de visitarnos cuando lo deses”, dijo Feng Baichuan sinceramente.

“Lo haré”, asintió Yun Che.

“Xianér, los escoltarás de regreso a casa, ¿de acuerdo?”, Le ordenó Feng Baichuan antes de bajar la voz un poco, “Hmm… no has estado en la Nación del Viento Azul durante mucho tiempo, ¿verdad? En ese caso, no necesita apurarse para volver a casa. Está bien si te quedas allí y te diviertes un poco.”

“Sí”, respondió Feng Xian’er en voz baja.

“¡Ah!”, Dijo Feng Zuer emocionado cuando escuchó su conversación, “Padre, no he estado en la Ciudad Imperial por mucho tiempo, ¿puedo…?”

“¡Cállate, tú!” Feng Baichuan lo empujó hacia abajo por segunda vez, “¡Te quedarás en casa y te enfocarás en tu cultivo! ¡No tienes permitido ir a ningún lado hasta que hayas logrado un gran avance! ”

Feng Zu’er, “Eh…”

“Hermano Mayor Benefactor”, Feng Xian’er llegó al lado de Yun Che antes de sostener su brazo suavemente… Había hecho lo mismo innumerables veces durante el último mes más o menos, pero en este momento el gesto estaba lleno de tristeza, “Yo te llevaré a tu destino de inmediato…”

Fue en este momento que la formación de sellado de las salas de prueba de repente se puso roja. Un momento después, una luz roja idéntica brilló en Feng Xian’er.

Todos se volvieron para mirar a Feng Xian’er inmediatamente después de eso. La niña misma se sorprendió al murmurar algo distraída: “Lord Dios Fénix está… ¿llamándome?”

La convocatoria del Dios Fénix fue algo que casi nunca sucedió, por lo que el raro evento había excitado a todos los miembros del Clan Fénix en las cercanías. Feng Baichuan la instó: “Rápido, ve a ver al Dios Fénix.”

“Sigue tu camino”, dijo Yun Che, “te esperaré afuera.”

Feng Xian’er asintió y soltó a Yun Che. Luego, se apresuró a entrar en la sala de prueba.

“Xian ‘saluda al Lord Dios Fénix”.

Dentro de la sala de prueba del Fénix, Feng Xian miró las pupilas del Dios Fénix antes de arrodillarse en el suelo. Su corazón estaba lleno de ansiedad y temor. Aunque esta no era la primera vez que veía al Espíritu del Fénix, nunca antes había sido convocada personalmente hasta ahora.

“Xianér”, la voz del Fénix resonó junto a sus oídos y en el fondo de su alma, “He estado observando tu crecimiento durante los últimos años. Sin duda, tú y Zu’er son la esperanza y el orgullo más brillantes de este Clan Fénix declinado.”

“Gracias por su alabanza, Lord Dios Fénix”, dijo Feng Xian con ansiedad.

“Te he convocado hoy porque deseo hacerte una petición.”

Era una línea simple, pero había causado que Feng Xian ‘mire en estado de shock. Incluso el color en su rostro se había desvanecido.

El Dios Fénix no estaba haciendo una orden o una instrucción. Estaba haciendo una…

¿¡Petición!?

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.