<- Actualmente solo registrados A- A A+

ATG – Capítulo 1374

Capítulo 1374: Sirvienta Imperial

“Cuñado, ¿cómo perdiste tu fuerza profunda? ¿Y cómo lograste regresar del Reino de Dios si no tenias fuerza profunda?”

Xia Yuanba hizo la pregunta a la que todos querían saber la respuesta.

“Es muy complicado. Te lo contaré en el futuro.” Fue la única respuesta que Yun Che pudo dar. Los giros y vueltas detrás de su resurrección habían sido complicados e incomprensibles, también… no podía decirles que había regresado solo porque había muerto, ¿verdad?

“Oh, claro”, dijo Yun Che, “cuando estaba en el Reino de Dios, encontré…”

Yun Che de repente se detuvo… Quería decirle a Xia Yuanba que había encontrado a Xia Qingyue en la Región Divina Oriental, y que se había enterado de la ubicación de su madre. Sin embargo, eso también significaba que Yuanba, motivado por sus hallazgos, probablemente iría al Reino de Dios para ir a verlas cuando se cultivara al Reino Profundo Divino algún día.

Xia Yuanba había nacido con las Venas Divinas del Emperador Tiránico gracias al Cuerpo Divino Inmaculado de Yue Wugou. Después de pasar un par de años en el Reino de Dios, Yun Che sabía muy bien cuán increíbles eran realmente las Venas Divinas del Emperador Tiránico. Si Yuanba realmente quiere alcanzar el camino divino, ni siquiera el entorno inferior de un reino inferior lo detendría. Solo sería cuestión de tiempo.

Pero cuando recordó que ambas mujeres estaban actualmente en el Reino del Dios de la Luna, un plano que estaba mucho más allá del alcance de Yuanba, cuando recordó que las leyes de supervivencia de la Región Divina Oriental eran mucho más crueles que en los reinos inferiores, y cuando recordó la razón por la cual ni Yue Wugou ni Xia Qingyue pudieron regresar a casa… Yun Che se corrigió rápidamente después de la pausa y dijo: “Encontré un par de artes profundas que son muy adecuadas para ti. Te contaré todo sobre ellos otro día.”

“¡Wah! ¡¿En serio?!” Xia Yuanba estaba tan emocionado que sus ojos saltaron. Como poseedor de las Venas Divinas del Emperador Tiránico, el deseo de Yuanba de mejorar su camino profundo se convirtió en su pasión número uno el día que había arraigado en su alma. Fue por eso que la mención de Yun Che del arte profundo del Reino de Dios había encendido cada llama que existía en su corazón.

“Di”, Yun Che echó un vistazo a la forma del cuerpo cada vez más ridícula de Xian Yuanba antes de preguntar: “¿Has encontrado a alguien y te has casado mientras yo no estaba?”

“¿Casarme?” Xian Yuanba parecía confundido, “No, no lo he hecho. ¿Por qué querría casarme?”

“… No importa, solo asume que nunca pregunté”, respondió Yun Che con preocupación. En cuanto a la edad, Xia Yuanba era solo un año menor que él, y su propia hija ya tenía once años. ¿Pero no solo Yuanba no había tocado a una mujer en toda su vida, sino que ni siquiera parecía estar remotamente interesado en ellas?

Como el Emperador Santo del Santuario del Monarca Absoluto y uno de los practicantes profundos más fuertes en todo el Continente Cielo Profundo, ¡este hombre era prácticamente una desgracia para todos los Emperadores Santos antes que él!

Hace mucho tiempo, Jazmín había dicho que una practicante profundo cuyas venas divinas del emperador tiránico se habían despertado se transformaría en un monstruo que estaba obsesionado con el camino profundo y solo el camino profundo… ¡tenía razón!

“Xue’er, Caiyi, también obtuve la versión completa de la Oda Mundial del Fénix y el Registro del Mundo Ardiente del Cuervo Dorado. Se los enseñare a ambas más tarde”.

“¿Ah?”, Exclamó Feng Xue’er con agradable sorpresa, “¿La versión completa… de la Oda Mundial del Fénix?”

“Mn. Hay un total de diez etapas en la Oda Mundial del Fénix completa, y la adquirí mientras visitaba un reino estelar llamado Reino del Dios de la Llama. Fue el Espíritu Fénix allí quien me regaló la Oda Mundial del Fénix completa.”

De hecho, no solo obtuvo la versión completa de las artes divinas del Fénix y el Cuervo Dorado, sino que incluso cultivó sus últimas técnicas, Loto Rojo Iluminador del Mundo y la Furia Celestial de los Nueve Coles… Desafortunadamente, eso fue todo en el pasado.

“Hablaremos de esto en el futuro-” La reacción de la Pequeña Emperatriz Demonio fue leve en comparación con la de Xue’er, sin embargo, “Por ahora, regresemos a la Ciudad Imperial del Demonio y reunámonos con padre y madre.”

“…” El corazón de Yun Che se aceleró como un maremoto mientras la miraba, “¿Ya han oído hablar mi padre y mi madre?”

“Les envié un mensaje antes de venir aquí”, respondió la Pequeña Emperatriz Demonio. “Deben sentirse bastante ansiosos por verte ahora.”

“¡Muy bien!” Yun Che se levantó y tiró de Yun Wuxin a su lado, “Xin’er’, vamos a ver a tu abuelo y tu abuela.”

Pero Chu Yuechan de repente habló con ojos temblorosos: “Yo… deseo echar un vistazo alrededor del Palacio Inmortal de la Nube Congelada.”

Al principio, Yun Che se sorprendió por su arrebato. Entonces, la respuesta lo golpeó y causó que las comisuras de sus labios se curvaran ligeramente. Aparentemente, ni siquiera Chu Yuechan era inmune al miedo escénico. Dio un paso adelante para sostener su mano, “Te acompañaré al Palacio Inmortal Nube Congelada más tarde, pero ahora es más importante que nos reunamos con padre y madre, ¿verdad? Mi madre seguramente me regañaría hasta la muerte si no vinieras.”

Chu Yuechan intentó retirar su mano débilmente, pero esa fue toda la resistencia que pudo reunir antes de ceder.

“Hermano Mayor Benefactor.” De repente, Feng Xian habló con voz tímida, “¿Puedo… acompañarte… al Reino Demonio Ilusorio también?”

“¿Huh?” Yun Che estaba un poco desprevenido, pero rápidamente respondió: “Por supuesto que puedes. Te dije que puedes ir a verme a la Ciudad Imperial del Demonio en cualquier momento que lo desees.”

“Lo que… lo que quiero decir es…” Feng Xian’er miró hacia abajo mientras estrangulaba nerviosamente su faja, “Lord Dios Fénix me ordenó que fuera… tu criada personal… para protegerte en todo momento… hasta el día en que pase de este mundo.”

Apenas había podido terminar su oración, y cuando finalmente terminó, su barbilla amenazaba con hundirse en su propio pecho. Ni siquiera se atrevió a levantar la vista hasta mucho tiempo después.

Pequeña Emperatriz Demonio: “……?”

Su Ling’er: “( ̄. ̄)?”

Xiao Lingxi: “…… ¿Eh?”

Feng Xue’er: “→ _ →?”

Chu Yuechan: “……”

Xia Yuanba: “(⊙o⊙)…”

“…” Yun Che se rascó la punta de la nariz una vez antes de echar un vistazo a las reacciones de las chicas. Luego, dijo cuidadosamente: “Su Lord Dios Fénix probablemente no mira más allá de sus fronteras a menudo, ¿verdad? La Familia Yun es la Familia Guardiana más fuerte en el Reino Demonio Ilusorio, por lo que nadie se atrevería a dañarme allí. En cuanto al Continente Cielo Profundo, mi seguridad es aún menos problemática ya que el Santuario del Monarca Absoluto es de Yuanba, la Secta del Divino Fénix es de Xue’er y el Palacio Inmortal de la Nube Congelada es… er, ¿supongo que es mío? Así que dudo mucho que corra algún peligro, ya sea en el Continente Cielo Profundo o el Reino Demonio Ilusorio. No creo que pueda encontrarme con uno, incluso si lo intento.”

Feng Xian’er, “…”

“Además, eres descendiente del Fénix, ¿verdad? Con tal identidad, no hay nadie en este mundo que merezca tenerte como su sirvienta”, agregó Yun Che. Al mismo tiempo, se quejó en su cabeza: ¿Ese Alma de Fénix le pidió seriamente a uno de sus descendientes más puros y talentosos que se convirtiera en su sirvienta? ¿Se le cayó el cerebro o algo así?

Pero Cang Yue eligió este momento para hablar con una sonrisa: “Es un poco injusto con Xian’er, pero creo que este arreglo es perfecto para nuestras necesidades.”

“¿Mn?” Yun Che fue tomado por sorpresa una vez más.

Cang Yue echó un vistazo a Xian’er antes de sonreír: “La hermana mayor Caiyi es la Pequeña Emperatriz Demonio del Reino Demonio Ilusorio, y hay muchas cosas con las que necesita ocuparse. La hermana mayor Yuechan tiene que cuidar a Wuxin. Xue’er es la maestra de secta de la Secta del Divino Fénix, y necesita llevar a cabo sus tareas diarias de la secta. Lingxi necesita cuidar al abuelo Xiao, Ling’er necesita practicar su medicina y yo tengo que dirigir mi propia nación. En pocas palabras, ninguno de nosotros puede acompañarlo en todo momento.”

“Pero Xian’er es un alma de corazón puro que ha crecido en una tierra de paz. Ella no tiene deberes mundanos que atender, y está en el Reino Profundo Emperador. Todos nos sentiríamos mucho más cómodos si ella estuviera cerca para cuidarte y protegerte en todo momento.”

“…” La boca de Yun Che estaba abierta. En realidad había… nada en lo que pudiera pensar que pudiera contrarrestar el razonamiento de Cang Yue.

“Además, esa es la voluntad del Dios Fénix, ¿no es así? Debe tener sus propios motivos para emitir tal orden.” De hecho, esta fue la razón más importante por la que Cang Yue había estado de acuerdo con el acuerdo. Miró a Feng Xian’er con ojos cálidos y sinceros y dijo: “Entonces, por favor cuida a nuestro esposo mientras estamos fuera, Xian’er.”

“Mn. Yo… daré lo mejor”, respondió Feng Xian’er con la cabeza aún inclinada. En este momento no tenía el coraje de mirar a los ojos a nadie… especialmente a Yun Che.

“Muy bien, esta decidido entonces. Padre y madre ya deben estar muy ansiosos, así que no los hagamos esperar más, ¿de acuerdo?”, Dijo Cang Yue antes de empujar a Yun Che suavemente hacia la dirección de la formación de teletransportación.

En aquel entonces, Yun Che había ordenado a los cuatro Terrenos Sagrados que derrocharan una gran cantidad de recursos para construir una formación de teletransportación de súper larga distancia, conectando el Continente Cielo Profundo y el Reino Demonio Ilusorio. Además, también había establecido un par de formaciones de teletransportación más pequeñas en la residencia de la Familia Yun, la Ciudad Imperial del Viento Azul, la Secta del Divino Fénix y el Palacio Inmortal de la Nube Congelada para su uso personal.

Luego eliminó tanto el Salón Divino del Sol y la Luna como la Poderosa Región de la Espada Celestial después de que se completó el trabajo, ya que habían dejado de ser útiles.

Cuando Yun Che salió de la formación de teletransportación, fue inmediatamente recibido por un vasto espacio. Yun Che dejó escapar un grito urgente y corrió hacia el frente, pasando las puertas del patio y encontrando a Yun Qinghong y Mu Yurou esperándolo.

Los ojos de Yun Che se estremecieron cuando cayó de rodillas. Luego, susurró: “Padre… madre. Tu hijo no ha sido filial. Los ha vuelto a preocupar durante tanto tiempo.”

“Mn.” Yun Qinghong asintió con una sonrisa, “Has mostrado la mayor piedad filial con solo llegar a casa a salvo.”

“¡Che’er!” Mu Yurou corrió hacia adelante y lo levantó con ambos brazos. Su voz sollozaba en el momento en que había comenzado a hablar: “Es bueno que estés en casa. Durante los últimos años, madre ha estado…”

“Está bien, está bien”, se rió Yun Qinghong, “Ahora que Che’er ha regresado sano y salvo, ya no hay necesidad de preocuparse-”

Mu Yurou se secó las lágrimas antes de sonreír: “Escuché que has perdido tu fuerza profunda de Caiyi. Eso no es todo malo. En el pasado, tu fuiste quien protegió a la Familia Yun y a nosotros. Ahora, madre finalmente puede devolverte el favor y puede proteger a su propio hijo.”

“¡Mn!” Yun Che asintió fuertemente con ojos llorosos, “De aquí en adelante, siempre estaré bajo tu ala. No voy a hacer que los dos se preocupen más.”

Yun Qinghong no pudo encontrar la oscuridad que le preocupaba por la expresión o las palabras de Yun Che, por lo que estaba aliviado y orgulloso de su hijo. De hecho, le pareció casi inimaginable que Yun Che hubiera logrado superar un giro del destino tan drástico y terrible. Luego, se giró para mirar a la chica Fénix que estaba detrás de Yun Che antes de preguntar: “Cheer, ¿quién es esta mujer?”

Feng Xian’er caminó hacia adelante y se inclinó hacia ellos, “Esta joven se llama Feng Xian’er. Yo… soy la criada personal del Hermano Mayor Benefactor… saludo al tío y tía.”

“¿Criada…?” Las cejas de Yun Qinghong se movieron un poco cuando la sorpresa coloreó sus rasgos.

Feng Xian’er era tan bonita como una flor y tan fragante como una orquídea. Su aura de fénix también le dio un sentido indescriptible de nobleza, del tipo que ni siquiera las mujeres de la mansión del príncipe podrían lograr. Y su cultivo… ¿cómo demonios podría ser una criada personal?

“Acerca de esto… va a tomar un tiempo explicarlo”, Yun Che hizo una mueca mientras respondía. Él mismo no había podido aceptarlo todavía.

Pero Mu Yurou le dirigió una sonrisa significativa y dijo: “Está bien, mamá entiende todo. Xian’er, como eres una criada personal de Che’er, cuídalo bien y trata a este lugar como tu propia casa, ¿de acuerdo?”

“… Sí, señora”, Feng Xian’er se inclinó nuevamente.

“¿Eh?” Yun Che levantó la vista, “¿Estás malinterpretando algo, madre?”

“Todo va como lo deseas, entonces, ¿qué malentendido podría haber?”, Dijo Mu Yurou sonriendo antes de mirar detrás de él, “Hablando de eso, ¿te gustaría presentar a tus compañeros?”

Yun Che se dio la vuelta para mirar detrás de él, y fue entonces cuando notó que ni Chu Yuechan ni Yun Wuxin lo habían seguido… se escondían detrás de la puerta del patio y revelaban solo un poco de sus mangas.

Yun Che se dio una palmada en la cabeza una vez antes de volver corriendo a las puertas del patio. Luego, tomó ambas manos antes de atraerlas a la visión de Yun Qinghong y Mu Yurou.

Chu Yuechan había sido una persona fría e insensible que no se preocupaba por los ritos mundanos… o al menos eso era lo que ella creía que era hasta ahora. Por alguna razón, nunca se había sentido tan tímida como cuando se enfrentaba a los padres de Yun Che.

En comparación, Yun Wuxin era un tercio tímida y dos tercios curiosa.

“Padre, madre”, dijo Yun Che con seriedad mientras se paraba frente a sus padres, “esta es Yuechan, y esta es nuestra hija… Finalmente los encontré después de perderlas durante doce años.”

Yun Qinghong y Mu Yurou se estremecieron violentamente al mismo tiempo.

“Yue… chan…” ¿Cómo podría Mu Yurou no saber este nombre? Desde el día en que se enteró del incidente de las mujeres del Palacio Inmortal de la Nube Congelada por accidente, se había convertido en un nudo permanente en su corazón. Los ojos de Mu Yurou se nublaron instantáneamente mientras miraba a Chu Yuechan y a la niña con la que estaban tomados de la mano; la niña que estaba unida a ellos por la sangre. Levantó las manos lentamente, pero de repente cayó hacia atrás cuando un mareo la golpeó de la nada.

Yun Qinghong actuó rápidamente para atraparla antes de que golpeara el suelo. Mientras tanto, Chu Yuechan ya se inclinaba lentamente, “La Mujer del Viento Azul, Chu Yuechan, saluda a tío y tía.”

“…” Yun Qinghong era un patriarca que había mantenido la calma incluso ante la aniquilación de su, pero era obvio que estaba tan conmocionado que incluso las palabras estaban más allá de él en este momento.

“Yuechan…” Mu Yurou rompió a llorar mientras empujaba a Yun Qinghong suavemente antes de actuar para levantar a Chu Yuechan, “Finalmente… Finalmente, Che’er te ha encontrado… pero… cómo… cómo puede pagar la Familia Yun nuestra deuda contigo…”

————

Sobre las nubes, Mu Xuanyin finalmente retiró su mirada de Yun Che antes de darse la vuelta y marcharse sin hacer ruido.

No dejó ni un solo rastro, como una nube de luz que podría ser arrastrada por una sola brisa.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.