Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

ATG – Capítulo 1439

Capítulo 1439: Una agitación caótica en el Valle del Fin de la Neblina

“Hablando de eso… Xiao Che, acabo de recordar que será tu undécimo cumpleaños dentro de seis días. Ni siquiera he pensado en qué regalo darte todavía”.

Una vez que el pequeño Yuanba dijo esto, de repente pareció recordar algo. Sus ojos se iluminaron cuando dijo: “¡Correcto! ¡Correcto! Recuerdo que tu y esa hermosa hermana mayor de la casa del Lord Gobernador se comprometieron al nacer, y se acordó que ambos se casarían una vez que cumplieran los dieciséis años. Mi padre me lo mencionó muchas veces. Pero ahora que lo pienso, solo quedan cinco años hasta entonces, el tiempo pasa muy rápido”.

El pequeño Xia Yuanba inclinó la cabeza mientras hablaba, era como si estuviera imaginando cómo se vería Yun Che después del matrimonio.

Cuando hablaron de este asunto, el Pequeño Yun Che no parecía expresar mucha emoción o expectativa. Por el contrario, una figura bastante abatida lo interrumpió cuando dijo: “Oh, ella… tengo la sensación de que prácticamente me odia. Cada vez que me vea, habrá una mirada muy feroz en su rostro y rápidamente correrá muy lejos para esconderse en algún lugar”.

“¿Ah?”, Dijo el Pequeño Yuanba con voz perpleja, “¿Podría ser que ella está… siendo tímida?”

“Como si eso fuera cierto…”, dijo el pequeño Yun Che sacudiendo la cabeza. “En realidad, creo que sé lo que está pasando. Cuando ella y yo nos comprometimos al nacer hace tantos años, mi padre y mi madre todavía estaban cerca. Además, en ese momento, no solo mi abuelo era realmente poderoso, sino que mi papá también era súper poderoso”.

“¡Mnn, mnn!” El pequeño Xia Yuanba asintió de inmediato con la cabeza cuando dijo: “Escuché al Padre decir muchas veces que si el Tío Xiao aún estuviera vivo, definitivamente se habría convertido en el próximo jefe de familia del Clan Xiao”.

“Mn. Entonces, en ese momento, el Lord Gobernador estaba muy contento con este arreglo y debe haberse jactado de esto al público durante mucho tiempo… Sin embargo, mi padre y mi madre fallecieron y se descubrió que estaba lisiado… Así que todo es diferente ahora”.

“Además, el mes pasado, escuché en secreto al Anciano Xiao Gu de la enfermería decir… decir que el Lord Gobernador había estado en comunicación constante con el Maestro del Clan recientemente. Parece que él está pensando en… pensando en casarla con el Hermano Mayor Yulong y el Maestro del Clan también parece estar totalmente de acuerdo… ”

El pequeño Yun Che dejó escapar un suspiro suave, su expresión teñida de melancolía y decepción que no se adaptaba a su edad.

“¡Hmph! ¡¿Y qué?!” El pequeño Xia Yuanba se enfureció con voz indignada, “¡Tu compromiso con la hermana mayor de la familia del Gobernador es algo que incluso yo, un niño pequeño, sé! Él es el gobernador, así que si no cumple su palabra, toda la ciudad lo convertirá en el hazmerreír. ¡Después de eso, veremos si todavía tiene la cara para seguir siendo gobernador!”

“¡Pequeño Che! Pequeño Che, ¿dónde estás?”

La voz preocupada de una niña de repente sonó en la distancia. Al escuchar esa voz, el Pequeño Yun Che se levantó de inmediato y dijo con voz bastante asustada: “¡Oh, mierda, es la tía pequeña! Si descubre que otras personas me acosaron, definitivamente se enojará mucho”.

“Ah…” El Pequeño Xia Yuanba también se levantó apresuradamente. De repente, se encendió una bombilla en su cabeza cuando dijo: “Entonces… Entonces, ¿qué tal si dices que accidentalmente caíste en un pozo de barro mientras jugabas conmigo y por eso te ves así?”

“Oooh… entonces diremos eso”, dijo el pequeño Yun Che mientras asentía con la cabeza. Después de eso, agarró su ropa y corrió en la dirección de donde había venido la voz de la niña cuando dijo: “Yuanba, voy a regresar primero. Juguemos de nuevo la próxima vez”.

…………

Con una sacudida, Yun Che fue despertado del sueño.

Seguía sentado en el suelo del Salón Sagrado y una infinita cantidad de nieve volando bailaba en silencio en el aire exterior.

Yun Che extendió una mano y la presionó contra su cabeza…

Extraño, ¿cómo me quedé dormido de repente?

¿Podría haber sido porque estaba en el Salón Sagrado y su mente y corazón no estaban protegidos en absoluto, por lo que se relajo demasiado y, como resultado, cayó en un sueño profundo y pacífico?

Además, incluso había soñado algo bastante extraño.

En su sueño, había visto una escena de cuando él y Xia Yuanba todavía eran pequeños… Pero lo extraño era que Xia Yuanba en su sueño tenía una aptitud sorprendentemente alta en el camino profundo y era aún más talentoso que su hermana mayor, Xia Qingyue. Además, su cuerpo no solo no era grande y resistente, sino que además era excepcionalmente delgado.

Aparte de eso, no tenía hermanos… lo que también significaba que Xia Qingyue no había existido en ese sueño.

Lo que era aún más ridículo era que la persona con la que se había comprometido al nacer no había sido Xia Qingyue, sino una “hermana mayor de la familia del gobernador” cuyo nombre se había borrado.

Yun Che sacudió la cabeza mientras soltaba una carcajada involuntariamente… Se río de sí mismo por haber tenido un sueño tan extraño y absurdo.

Además, podía recordar muy claramente cada escena de ese sueño, cada palabra que había dicho.

De hecho, sus recuerdos eran tan claros que parecía que esas escenas realmente se habían desarrollado en la vida real.

Sin embargo, como era un sueño, podría aparecer cualquier tipo de escenario absurdo. Yun Che tampoco perdió mucho tiempo pensando en un sueño ridículo y aleatorio. Sus pensamientos rápidamente se volvieron hacia la calamidad carmesí que llamaba a su puerta y volvió a entrar en un estado de profundo pensamiento.

No pudo decir cuánto tiempo había dormido o cuánto había estado esperando en el Salón Sagrado, pero Mu Xuanyin aún no había regresado.

Bajo el impacto de esa aterradora verdad y el futuro incognoscible, a pesar de que Yun Che continuamente buscó calmar su corazón y su mente durante mucho tiempo, todavía estaban inquietos. Al final, dio un suspiro antes de volver su mirada hacia el mundo exterior. Mientras pensaba en los años que había pasado en el Reino de la Canción de Nieve, finalmente no pudo evitar levantarse y caminar hacia el exterior.

Cuando llegó por primera vez al Reino de la Canción de Nieve, Mu Bingyun había dispuesto que se quedara en el Salón de la Nieve Congelada, pero el Maestro del Salón Principal Mu Fengshu la había obstruido. Había interrumpido con fuerza el examen, sorprendiendo a todos los presentes y provocando una serie de disturbios. Mu Bingyun también había podido usar esto como pretexto para llevarlo directamente al trigésimo sexto Palacio del Fénix de Hielo.

En ese momento, Mu Bingyun no estaría por mucho en mundo debido al veneno que la había afectado durante mil años, por lo que el trigésimo sexto Palacio del Fénix de Hielo solo existía de nombre y solo tenía a Mu Xiaolan como discípula, con Yun Che convirtiéndose en el segundo.

Pero hoy, después de la recuperación del poder de Mu Bingyun, su fuerza fue superada solo por Mu Xuanyin en todo el Reino de la Canción de Nieve, por lo que se había convertido oficialmente en la Maestra del Palacio Principal de los treinta y seis Palacios del Fénix de Hielo.

Aunque era el punto de partida de su viaje, no sabía cómo le iba ahora al trigésimo sexto Palacio del Fénix de Hielo. Debería ser excepcionalmente bullicioso y animado, y definitivamente no debería estar perdiendo con ninguno de los otros Palacios del Fénix de Hielo, ¿verdad?

Cuando Yun Che pensó en esto, ya había llegado sin saberlo al aire sobre el área que albergaba los Palacios del Fénix de Hielo.

El área que albergaba los Palacios del Fénix de Hielo seguía siendo tan excepcionalmente tranquila como antes y la nieve que volaba llenaba el aire, al igual que en la región alrededor del Salón Sagrado. Pero parecía que… este silencio era algo diferente al anterior.

A lo lejos, las figuras de varios discípulos del Fénix de Hielo se apresuraron hacia el este con obvia prisa.

“¿Mn?” Las cejas de Yun Che se crisparon y expandió rápidamente su percepción espiritual… Muy rápidamente, en un área no muy lejos al este de él, sintió un montón de auras incomparablemente caóticas.

Eso fue… ¡en dirección al Valle del Fin de la Neblina!

Valle del Fin de la Neblina era un lugar dentro del Reino del Fénix de Hielo, pero no era un campo de entrenamiento. ¡En cambio, era un lugar donde los discípulos que habían cometido crímenes imperdonables eran castigados!

En aquel entonces, cuando había peleado con Mu Xuanyin, había confiado en el Dominio del Alma del Dragón que había estallado en ese instante y accidentalmente había tocado una parte de ella que no debería haber tocado… Después de eso, Mu Xuanyin lo arrojó al del Fin de la Neblina.

Como resultado, ¡estaba profundamente consciente de lo aterrador que era Valle del Fin de la Neblina!

Había muchas especies de bestias profundas viviendo en ese lugar y todos vivían en áreas concentradas… Al principio, antes de que accidentalmente lograra comprender la “invisibilidad” de la Cascada de la División Lunar, cada paso que había dado en ese lugar era un paso lleno de terror y casi había perdido su vida en más de una ocasión… y fue cuando estuvo en el anillo exterior de Valle del Fin de la Neblina, donde las bestias profundas eran las más débiles.

Esta situación… ¿Podría ser que un gran alboroto de bestias profundas hubiera estallado repentinamente en el Valle del Fin de la Neblina?

Estaba claro que Mu Xuanyin y Mu Bingyun no estaban cerca. Yun Che no tuvo tiempo de pensar más. Aumentó su velocidad al máximo, corriendo hacia Valle del Fin de la Neblina.

El Valle del Fin de la Neblina estaba en completo caos cuando los rugidos de las bestias profundas y los gritos de asombro de los discípulos del Fénix de Hielo sacudieron el aire.

Cuando los alborotos de las bestias profundas comenzaron a ocurrir el año pasado, lo primero que hizo Mu Xuanyin fue ordenar que se erigiera una barrera alrededor del Valle del Fin de la Neblina para sellarla. Como resultado, no había ocurrido nada en Valle del Fin de la Neblina durante el año pasado.

Pero justo ahora, la barrera que era excepcionalmente resistente se había derrumbado repentinamente sin previo aviso e innumerables bestias profundas y frenéticas se precipitaron del Valle del Fin de la Neblina como mareas oceánicas.

Alborotos de bestias profundas estallaron en todas partes en el Reino de la Canción de Nieve y los Palacios del Fénix de Hielo fueron enviados constantemente fuera de la secta para suprimirlos, por lo que no quedaba más de la mitad de ellos para proteger a la secta en cualquier momento. Esto, junto con la gran calamidad que Luo Guxie había creado a su llegada, significaba que la mayoría de los ancianos y discípulos del Palacio del Fénix de Hielo estaban haciendo tareas de limpieza.

Sin embargo, todavía había más que suficientes para sofocar el caos que había surgido del Valle del Fin de la Neblina después de que la barrera se hubiera derrumbado.

Cuando Yun Che llegó al aire sobre Valle del Fin de la Neblina, los destellos helados llenaron el aire debajo de él, pero el campo de batalla no era tan grande como había imaginado por primera vez. La barrera que sellaba el Valle del Fin de la Neblina tampoco se había derrumbado por completo. Era solo que se había perforado un gran agujero, y a pesar de que la marea de bestias surgió violentamente, los discípulos del Fénix de Hielo los golpearon fácilmente, ola tras ola.

Además, había tres maestros del Palacio del Fénix de Hielo.

Yun Che inmediatamente se sintió aliviado. Después de todo, este lugar era la ubicación central de la secta más fuerte del Reino de la Canción de Nieve. A pesar de que las bestias profundas del Valle del Fin de la Neblina eran extremadamente aterradoras, ¿cómo podían realmente dañar a la secta?

Con tres maestros del Palacio del Fénix de Hielo alrededor, podrían combinar su fuerza para reparar la barrera una vez que hubieran exterminado a las bestias profundas. No es de extrañar que solo movilizaron el Palacio del Fénix de Hielo y no pidieron ningún refuerzo a los ancianos o discípulos del Salón Divino. De hecho, había suficientes fuerzas para lidiar con la situación.

La mirada de Yun Che recorrió el área y, para su sorpresa, descubrió una figura familiar.

¡Mu Xiaolan!

Estaba claro que había estado trabajando duro en los últimos años y que ya había entrado en el Reino del Alma Divina ahora. Además, debido a que ella era la única discípula directa de Mu Bingyun, el Canon de Investidura del Dios del Fénix de Hielo que mostró estaba varios pasos por encima de los otros discípulos del Palacio del Fénix de Hielo.

Claramente, Mu Bingyun le había otorgado aún más de la línea de sangre del Fénix de Hielo.

A pesar de que no la había visto en unos años, la apariencia de Mu Xiaolan básicamente había permanecido igual… además del hecho de que su pecho se había hinchado claramente un poco y que había perdido mucho de su naturaleza simple e inmadurez. Sus ojos también se habían vuelto más fríos y más imponentes que antes y su espada helada bailaba con una crueldad despiadada, ya que ágilmente repartía la muerte a una bestia profunda frenética tras otra.

Cuando recordó los momentos que había pasado con ella cuando había llegado por primera vez al Reino de la Canción de Nieve, el corazón de Yun Che se llenó de gratitud. No se mostró y ya no estaba preocupado mientras se preparaba para abandonar el área.

Fue justo cuando se dio la vuelta que sus cejas se fruncieron repentinamente y volvió a girar. Miró hacia las profundidades del Valle del Fin de la Neblina y en el siguiente instante, sus cejas se hundieron mientras murmuraba en voz baja: “¡No es de extrañar que la barrera se rompió!”

Al final, los Palacios del Fénix de Hielo estaban formados por los discípulos de élite de la secta del Fénix de Hielo. En medio de las caóticas luces profundas y los sonidos de la batalla, la horda de bestias profundas estaba siendo golpeada una y otra vez. Con la adición de tres grandes maestros de palacio, los discípulos del Fénix de Hielo ni siquiera habían sufrido muchas bajas y el suelo estaba lleno de los cuerpos de varias bestias profundas, su sangre teñía la región de nieve roja, la vista era impactante y desagradable para los ojos.

Si continuaba así, en otra hora, el alboroto de las bestias que surgió del Valle del Fin de la Neblina sería suprimido por completo y después de volver a sellar la barrera, no habría más erupciones en el futuro previsible.

Sin embargo, fue justo en este momento que un rugido extrañamente impactante repentinamente resonó desde las profundidades del Valle del Fin de la Neblina.

Cuando el rugido sonó por primera vez, había venido desde una distancia extremadamente lejana. Pero cuando cayó sobre sus orejas, en realidad sonó como si estuviera justo al lado de ellos… Después de eso, otro rugido sonó y fue como un trueno que sacudió el aire, haciendo que la tierra se moviera y las montañas se balancearan. Los discípulos del Fénix de Hielo, que actualmente estaban reprimiendo a las bestias profundas, sintieron sus cuerpos temblar violentamente. Hubo un zumbido en sus oídos y cuando su visión se volvió negra por un instante, la sangre se filtró de todos los orificios en sus caras.

El sombro apareció en los rostros de los tres maestros del Palacio del Fénix de Hielo que estaban al frente de la batalla. Después de eso, sus expresiones cambiaron drásticamente debido a una sorpresa aún mayor cuando exclamaron: “¡Simio Divino del Viento Nevado!”

“Ese par de Simio Divino del Viento Nevado habían sido domesticados cientos de años atrás y habían sido las bestias rey guardianas que siempre habían protegido el Valle del Fin de la Niebla en los últimos años. ¿Podría ser que incluso ellos hayan estado…?

En medio de su conmoción y confusión, dos enormes figuras emergieron de la densa niebla… Sus ojos, que generalmente brillaban con una luz excepcionalmente tranquila, ahora estaban llenos de malicia y frenesí impactantes.

El maestro del palacio del Fénix de Hielo en el medio rugió: “Simio Divino del Viento Nevado, los dos…”

Justo cuando hablaba, un rugido estremecedor llenó sus oídos. Los dos Simio Divino del Viento Nevado no dijeron una sola palabra, simplemente se lanzaron hacia ellos mientras rugían. Dos enormes ondas de energía explotaron en el aire, cada una cubriendo un radio de cincuenta kilómetros.

Los nervios de los otros dos maestros del palacio del Fénix de Hielo llevaban mucho tiempo tensos. Sus expresiones cambiaron repentinamente, pero reaccionaron instantáneamente. Sus espadas formaron dos formaciones que se entrelazaron en el aire cuando se encontraron con los dos Simio Divino del Viento Nevado.

“¡Espera un minuto! ¡No lastimes a los discípulos!” El maestro del Palacio del Fénix de Hielo en el medio gritó alarmado.

Este grito causó que las pupilas de los otros dos maestros del palacio se contrajeran de inmediato… La fuerza profunda de las tres personas estaba en el Reino del Rey Divino y estos dos Simios Divinos de la Nieve Salvaje también eran poderosas bestias del Rey Divino. Pero a su alrededor, la mayoría de los discípulos del Fénix de Hielo solo estaban en el Reino de la Tribulación Divina en el mejor de los casos.

Si los poderes de cinco Reyes Divinos chocaran directamente entre ellos… ¡Las réplicas erradicarían instantáneamente a innumerables discípulos del Fénix de Hielo!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.