<- Actualmente solo registrados A- A A+

ATG – Capítulo 1647

Capítulo 1647: La apuesta del cielo eterno

Región Divina Oriental, Reino de Dios del Cielo Eterno, en la parte inferior de la Torre del Cielo Eterno.

Todo el lugar era un mar de color gris, solo había unos pocos destellos tenues de luces provenientes del jade profundo en el área.

No se limitaba solo a la luz, todo en este lugar estaba aislado del mundo exterior, incluido el sonido e incluso el aura.

Este era el lugar más importante de entre todos en el Reino de Dios del Cielo Eterno. Sin el permiso personal del Emperador Dios del Cielo Eterno, no podrían entrar, sin importar quiénes fueran. Sin embargo, en este momento, una barrera tras otra estaba siendo abiertas.

Zhou Qingchen se sentó en silencio en el centro de este oscuro y oscuro espacio. Este era el día doscientos veintinueve que había pasado allí.

Podía recordar el tiempo que había pasado aquí con demasiada claridad. Porque cada día que había pasado en este lugar se sentía mucho más largo que cualquier otro en sus mil años de vida.

En el pasado, cada vez que comenzaba un entrenamiento en aislamiento que duraba varios años, había podido pasar el tiempo meditando en silencio. Sin embargo, estos pocos meses le habían hecho darse cuenta de cuán terriblemente lento podría ser el flujo del tiempo.

Buzz.*

Un sonido resonó en el aire, y vio que la gran puerta que había estado sellada durante mucho tiempo se abría lenta y cuidadosamente. El sonido suave que había sonado en el aire al principio ahora también se había disipado por completo.

Cuando la puerta se abrió, un rayo de luz brilló en el área. No era demasiado brillante, pero causó que Zhou Qingchen levantara inconscientemente su mano y se protegiera la cara.

Después de estar confinado en este lugar durante tanto tiempo, claramente anisaba ver la luz. Sin embargo, un rayo de luz tan débil le parecía tan deslumbrante.

Porque, el actual él se había convertido en un diablo.

“Padre real”. Zhou Qingchen se puso de pie e hizo una reverencia formal.

Zhou Xuzi entró lentamente. En solo unos pocos meses, parecía haber envejecido más. Sin embargo, esa sonrisa suave y gentil aún permanecía en su rostro. “Qingchen, ¿cómo has estado?”

Zhou Qingchen respondió: “Informando al Padre Real. Durante el último medio mes, la energía profunda de la oscuridad dentro de mi cuerpo no se ha agitado en absoluto y este hijo también ha estado mucho más tranquilo.”

“Eso es bueno.” Zhou Xuzi sonrió y asintió con la cabeza. “La situación es mucho mejor de lo que había imaginado. Esto también significa que nuestro ancestro te ha estado protegiendo desde las sombras. Por lo tanto, debes creer que definitivamente habrá un día en que la energía profunda oscura sea purgada de tu cuerpo.”

Esta vez, Zhou Qingchen no dio la misma respuesta que siempre. En cambio, de repente dijo: “Padre Real, este hijo ha estado pensando constantemente algunas cosas y de repente pensé en algo… que tal vez ni siquiera debería estar pensando y no sé si debería preguntarle Padre real al respecto.”

“Je, je, no hay necesidad de callar nada. Siéntete libre de preguntarme cualquier cosa”, respondió Zhou Xuzi. Él fue la verdadera causa de todo lo que le había sucedido a Zhou Qingchen. Debido al dolor en su corazón y la profunda culpa que sentía hacia él, era más blanco con Zhou Qingchen que nunca.

“Este hijo suyo quiere preguntar…” Zhou Qingchen todavía dudó incluso después de haber comenzado a hablar. Pero al ver la mirada cálida y gentil de su padre, finalmente logró hacer la pregunta. “¿Es la energía profunda de la oscuridad realmente tan inaceptable?”

“¿Oh?” Zhou Xuzi comenzó a fruncir el ceño, pero aún mantenía una cálida sonrisa en su rostro cuando respondió: “La energía profunda de la oscuridad es un símbolo de energía negativa. Si la energía profunda de la oscuridad desaparece de este mundo, también significará que ya no habrá poderes pecaminosos en este mundo. Esto es especialmente cierto para aquellos que hemos heredado el legado de los dioses, exterminar toda la energía profunda de la oscuridad en el universo es un deber que se ha transmitido de generación en generación. Un deber que reconocemos sin necesidad de hablar de ello.”

“¿Por qué de repente hiciste tal pregunta?”

Desde que Zhou Qingchen comenzó a cultivar el camino profundo, había escuchado a Zhou Xuzi y a muchas otras personas decirle exactamente estas palabras innumerables veces. En el pasado, nunca las había dudado. Porque para él, simplemente había sido sentido común, al igual que el agua y el fuego no podían mezclarse.

Mientras miraba a los ojos de su padre, finalmente dijo la duda que se había formado en su corazón. “Los diablos que poseen energía profunda de la oscuridad, erradicarán su humanidad. Se volverán crueles, sedientos de sangre y violentos. No dudarán en hacer nada, cometerán cualquier delito para su propio beneficio… La energía profunda de la oscuridad es una herejía en este universo y, como practicantes profundos del Reino de Dios, debemos hacer todo lo posible para destruirla, sin importar si existe en la forma de diablos, bestias diabólicas o espíritus diabólicos.”

“Entonces, desde que me convertí en un diablo, siempre me ha aterrorizado que mi humanidad se vea erosionada lentamente por la energía profunda de la oscuridad dentro de mí, que me haya convertido en un monstruo despiadado e inhumano.”

Zhou Xuzi, “…”

Levantó ambas manos y mientras la energía profunda circulaba dentro de su cuerpo, una capa de energía negra apareció lentamente sobre sus palmas. Sus dedos no temblaron y sus ojos y voz permanecieron tranquilos. “Ya han pasado más de siete meses y la energía profunda de la oscuridad en mi cuerpo se ha estado manifestando cada vez con menos frecuencia. Mi cuerpo ya se ha adaptado completamente a su existencia y, comparado a como era antes, ahora me he convertido en un verdadero diablo.”

“Pero…” cerro lentamente los ojos, “¿por qué es que no estoy volviéndome en algún tipo de bestia? Mi sentido de la racionalidad, mi sentido de lo correcto y lo incorrecto sigue siendo claro. Las cosas que nunca había estado dispuesto a hacer en el pasado, las cosas que nunca podría hacer en el pasado, no han cambiado ni un poco. Sigo sin querer hacer esas cosas, y aun no puedo hacerlas.”

“El único cambio negativo que realmente he notado es que mi estado de ánimo se volverá violento y agresivo cada vez que mi energía profunda de la oscuridad comienza a descontrolarse…”

Levantó las manos aún más alto mientras la energía profunda de la oscuridad cubriéndolas se volvía más densa. “Padre real, ¿podría ser que la energía profunda de la oscuridad no es tan terrible? ¿Podría ser que lo que siempre hemos sabido sobre la energía profunda de la oscuridad, sobre los diablos… haya sido erróneo desde el principio?”

“¡Suficiente!”

Esa reprimenda furiosa le robó todo el calor a la cara de Zhou Xuzi. Como el emperador dios más recto del universo, el emperador dios que vivía para destruir todas la oscuridad y el pecado, no pudo creer ni aceptar tales palabras. Y en realidad provenían de su propio hijo, el hijo que él personalmente había elegido como sucesor del trono del Reino de Dios del Cielo Eterno.

¿¡Qué tipo de comportamiento vergonzoso fue este!?

Zhou Xuzi, que rara vez perdió los estribos, estaba a punto de abofetear a su hijo, con los ojos encendidos de ira… Pero en el momento en que vio la energía oscura en la palma de Zhou Qingchen, sus ojos temblaron y reprimió con fuerza la rabia que había brotado en su interior. En cambio, extendió una palma e instantáneamente dispersó la energía oscura que Zhou Qingchen había liberado.

“Qingchen, ¿cómo puedes decir algo así?” Zhou Xuzi mantuvo con fuerza su expresión tranquila, pero su voz siguió temblando al decir esas palabras. “¡La energía oscura es una herejía que no debería existir en este mundo! ¡Siempre ha sido así! ¡Son las enseñanzas de nuestros ancestros! ¡El camino del cielo!”

Cuando Zhou Xuzi lo reprendió, el normalmente respetuoso y obediente Zhou Qingchen de repente retrocedió un solo paso. Cuando comenzó a hablar de nuevo, su voz se había vuelto mucho más grave. “Si la oscuridad es realmente un pecado que no se puede tolerar, entonces ¿por qué… por qué la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial se sacrificó a sí misma y a todos sus parientes para salvar el mundo?”

“¿Por qué el Dios de la Estrella de la Matanza Celestial, quien controlaba la Rueda de las Miles de Tribulaciones del Infante Maligno, se expuso a la posibilidad de ser atrapada y aniquilada haciendo una aparición en el Muro del Caos Primordial? ¿Por qué ayudó a sellarlo?”

“Por qué Yun Che, que claramente poseía energía profunda de la oscuridad, se enfrentó a la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial solo para salvar este mundo…”

“¡Cállate!”

PAH!

La manga larga de su túnica voló mientras golpeaba a Zhou Qingchen con tanta fuerza que lo envió a volar. El cabello y la barba de Zhou Xuzi se pusieron de punta mientras todo su cuerpo temblaba. “Qingchen, ¿¡S-sabes siquiera lo que estás diciendo!? ¡Ya te has vuelto loco! ¡La energía profunda de la oscuridad ya ha comenzado a devorar tu razón, y erosionar tu propia naturaleza! ¡Despierta!”

“Ke… ke, ke”. Zhou Qingchen se apoyó contra una pared mientras se levantaba lentamente. Usó un dedo para limpiar la sangre que goteaba de la comisura de sus labios y agachó la cabeza. Comenzó a hablar lentamente: “Una persona cuya mente no está clara solo gritará y delirará como un lunático. Hablará solo tonterías. Sin embargo, lo que este hijo acaba de describir son cosas que tanto el Padre Real como yo hemos presenciado y experimentado personalmente…”

“¡Creí decirte que te callaras!”

¡Bang!

Toda la sangre de Zhou Xuzi se precipitó a su cabeza cuando el jade profundo bajo sus pies explotó en polvo fino y voló por todas partes.

El largo cabello de Zhou QIngchen se había desordenado y su respiración era violenta y pesada. Se arrodilló lentamente en el suelo, con su cabeza profundamente inclinada. “Este hijo suyo ha hablado precipitadamente y te ha ofendido con sus palabras… Le ruego al Padre Real por su perdón.”

Sin embargo, para Zhou Qingchen, estos últimos doscientos veintinueve días, los días más oscuros de su vida, también se habían convertido en el período en el que su mente había estado más clara.

Fue solo después de que la oscuridad habitara en él que realmente llegó a comprender la oscuridad.

Quizás, este fue realmente el aspecto más cruel del primer acto de venganza de Yun Che contra el Cielo Eterno.

No solo había destruido el cuerpo de su sucesor, también había borrado sus creencias y convicciones arraigadas.

La sangre goteaba lentamente de la esquina de los labios de Zhou Qingchen, y cada gota que salpicaba el suelo apuñaló el corazón de Zhou Xuzi. Toda su ira pronto se transformó en un dolor penetrante. Soltó un largo suspiro y avanzó lentamente. Cuando tocó un dedo en el aire, una luz profunda brilló débilmente y la marca roja en la cara de Zhou Qingchen comenzó a desvanecerse.

“Qingchen”, dijo lentamente, “no te preocupes, ya he encontrado una manera de ayudarte a recuperarte. No importa qué, no importa qué precio tenga que pagar, definitivamente lo hare realidad.”

“Esto es algo que yo, tu padre, le he jurado a su hijo más importante.”

“Este hijo… cree en el Padre Real”, respondió Zhou Qingchen suavemente. Sin embargo, su cabeza seguía inclinada bajo su cabello despeinado y no la levantó para mirarlo.

Zhou Xuzi se dio la vuelta y salió de la habitación. Sus pasos no hicieron un solo sonido, pero sintió como si fueran tan pesados como una montaña.

Mientras caminaba a través de las capas de barreras, Zhou Xuzi no salió de la Torre del Cielo Eterno. En cambio, fue al piso más bajo de la torre, el lugar más secreto en el Reino de Dios del Cielo Eterno.

Ahí era donde estaba la Perla del Cielo Eterno.

Era solo que sus pasos eran erráticos. A veces, eran pesados y fuertes, y otras veces, eran ligeros y rápidos.

“Las enseñanzas de nuestros ancestros… la voluntad del Cielo Eterno… algo que he seguido toda mi vida… algo a lo que he dedicado la mitad de mi vida… cómo podrían estar mal, cómo podrían estar mal…” murmuró una y otra vez.

Durante todo este tiempo, había venido a consultar al espíritu de la Perla del Cielo Eterno con la esperanza de poder encontrar una manera de salvar a Zhou Qingchen entre sus recuerdos antiguos. Pero recibió la misma respuesta cada vez, y fue que “si Yun Che pudiera inyectarlo por la fuerza en su cuerpo, entonces también podía purgarlo de su cuerpo… y esa es la única forma posible.”

Justo cuando quería entrar en el área prohibida donde yacía la Perla del Cielo Eterno, una transmisión de sonido de repente sonó en su mente.

Esta transmisión de sonido hizo que se detuviera repentinamente. Su cuerpo tembló violentamente mientras giraba sobre sus talones y salía rápidamente de la torre.

Cuando salió de la Torre del Cielo Eterno, el Venerable Taiyu ya lo estaba esperando en la sala principal. Zhou Xuzi aterrizó frente a él y habló con voz grave: “Taiyu, ¿lo que dijiste es verdad?”

“Estoy absolutamente seguro.” El Venerable Taiyu levantó lentamente la cabeza. Dada su posición, si no estuviera absolutamente seguro, incluso si pudiera decirlo con noventa y nueve por ciento de certeza, aún no usaría las cuatro palabras “Estoy absolutamente seguro.”

“¿Tienes algún detalle?” Zhou Xuzi dijo.

El venerable Taiyu negó con la cabeza, “Es difícil encontrar detalles. Yun Che ha caído en manos de la Reina Diablo del Reino del Robo de Almas y el Reino Yama incluso trato de obtenerlo de ellos.”

“¿El Reino Yama?” Zhou Xuzi frunció el ceño.

“Mnn.” El Venerable Taiyu dijo: “Aunque Yun Che posee energía profunda de la oscuridad, la gente de la Región Divina del Norte todavía lo ve como alguien de la Región Divina Oriental. Debido a los antiguos rencores y enemistades que existen entre ambos reinos, naturalmente lo verían como una herejía que debería ser extinguida una vez que descubrieran su identidad.

“También es posible que los reinos rey de la Región Divina del Norte hayan escuchado sobre el Legado del Dios Maligno y la Perla del Veneno Celestial. Asi que, Yun Che definitivamente no lo pasara bien en la Región Divina del Norte una vez que su identidad haya sido expuesta.”

“La razón por la que incluso apareció en el Reino de Dios del Principio Absoluto en primer lugar fue probablemente porque su identidad había sido expuesta. Entonces huyó al Reino de Dios del Principio Absoluto para esconderse de las personas que intentaban perseguirlo. Pero después de dañar a Qingchen y exponer su paradero, se vio obligado a huir nuevamente a la Región Divina del Norte.”

“Además, antes de caer en manos de la Reina Diablo, parece que ya la había ofendido profundamente. En cuanto al Reino Yama, parece que mató a una persona importante. Dadas las circunstancias actuales, parece que Yun Che todavía está rodeado de enemigos, a pesar de que se ha vuelto extrañamente fuerte.”

Nadie se sorprendería de esta noticia si la escucharan. No importa si se debió a la identidad de Yun Che o los secretos que poseía.

Zhou Xuzi cayó en sus pensamientos por un breve momento antes de decir: “¿Cuándo ocurrió esto?”

“Debería ser hace aproximadamente un mes”, respondió el Venerable Taiyu. Después de eso, frunció el ceño y dijo: “La Reina Diablo claramente hizo un acuerdo con nosotros al principio. Sin embargo, después de que lo capturo, no hizo nada durante un mes entero. Es muy posible que no tenga la intención de usar a Yun Che para negociar un “acuerdo” después de que lo capturó. Después de todo, ¿cómo podría ignorar los secretos que posee Yun Che?”

“No”, respondió Zhou Xuzi mientras sacudía lentamente la cabeza. “Un secreto, al final, sigue siendo un secreto. No se puede ver ni percibir. Sin embargo, la moneda de cambio que he puesto sobre la mesa es una que no puede resistir. Además, mi única condición es que obligue a Yun Che a expulsar la oscuridad en el cuerpo de Zhou Qingchen y he jurado que no intentaré matarlo o llevarlo de regreso a la Región Divina Oriental… Así que tiene menos razones para rechazarlo.”

“Debe haber estado segura de que recibiría esta noticia tarde o temprano. Así que definitivamente está esperando a que la contacte primero.”

Venerable Taiyu dio un suave suspiro. Sabía que incluso si Zhou Xuzi se pusiera completamente a la defensiva, definitivamente se doblegaría a sus demandas.

“La reina de los diablos es astuta y rapaz. Cuanto más ansiosa parezca, mayor será el precio que exigirá… Sin embargo, Qingchen no puede darse el lujo de esperar. La oscuridad ya ha comenzado a corroer su mente. Le está transformando lentamente, día a día. Si esperamos demasiado, me temo que podría llegar al punto de no regresar. Ai.” Zhou Xuzi parecía completamente exhausto. “Sin embargo, lo bueno es que realmente logró capturar a Yun Che.”

El venerable Taiyu miró a Zhou Xuzi antes de decir: “Sin embargo, mi señor no parece estar demasiado preocupado por este acuerdo.”

Zhou Xuzi miró fijamente el espacio frente a él mientras decía lentamente: “Esa moneda de cambio es algo que es imposible de rechazar para ella. De hecho, es imposible… que alguien lo rechace.”

El Venerable Taiyu frunció el ceño profundamente cuando preguntó: “Mi señor, ¿qué moneda de cambio va a utilizar exactamente?”

Pero en el momento en que esas palabras salieron de su boca, de repente pensó en algo y su expresión cambió de inmediato. Tartamudeó alarmado, “P-podría ser…”

Zhou Xuzi cerró los ojos, pero no dijo nada.

Esa mirada de conmoción se congeló en el rostro del Venerable Taiyu y le tomó mucho tiempo recuperar la compostura. Soltó un suspiro largo y prolongado antes de decir: “Mi señor ha dedicado la mitad de su vida al Cielo Eterno y al mundo. Finalmente estás viviendo para ti solo esta vez.”

Zhou Xuzi dijo lentamente: “Una vez que termine este asunto, ya no seré el Emperador Dios del Cielo Eterno. Asi que Qingchen tendrá que pagar esta deuda él mismo.”

“Taiyu… gracias por esas palabras”, dijo con voz sincera. Aunque el Venerable Taiyu acababa de decir esas breves palabras, habían consolado enormemente su corazón y su alma.

El Venerable Taiyu se rió entre dientes mientras sacudía la cabeza. “No hay necesidad de tales palabras entre nosotros. Solo hay una cosa que me preocupa. Esa Reina Diablo no solo es extremadamente astuta, su poder del alma también es terrible y extraño. Ya lo experimentamos una vez. Así que debes tener cuidado.”

“No te preocupes”, dijo Zhou Xuzi. “Si no hiciera los preparativos adecuado, ¿cómo me atrevería a entrar en las fronteras de la Región Norte? Antes de que esto suceda, lo más importante es cómo puedo ocultar mis acciones y cubrir mis huellas… Taiyu, tendré que dejártelo a ti.”

“No te preocupes, mi señor.”

Taiyu se fue después de retirar su barrera de aislamiento. Hasta donde podía recordar, esta era la primera vez que Zhou Xuzi había actuado verdaderamente de manera egoísta desde que se convirtió en emperador.

Y tal vez solo Zhou Qingchen podría hacerlo comportarse de esa manera.

 

Ya puedes leer el manhua de ATG en SkyManga.com

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.