ISSTH – Capítulo 681

Capítulo 681: La Gran Magia de Arrebato de Fundación

“¿Qué gloria y honor, P*rra?” Enfureció Meng Hao desde el Carro de Guerra. Originalmente era un erudito, y no era el tipo de persona que maldecía a los demás. Sin embargo, después de que el Loro despertó, tuvo una influencia bastante perversa sobre él, e inevitablemente aprendió a maldecir.

Desafortunadamente, después de todos estos años, solo había dominado esta maldición.

El Décimo Patriarca del Clan Wang se rió con una voz ronca. Su sonido estaba lleno de antigüedad, como un viento frío que sopla desde algún lugar ubicado hace incontables años.

“Lo siento…”, dijo, “Pero todas las mujeres de mi familia inmediata están muertas. Si lo deseas, podríamos hacer un trato. Me encantaría entregarte sus esqueletos. ¿Qué piensas?”

La expresión de Meng Hao era extremadamente fea mientras avanzaba en el Carro de Guerra. El Décimo Patriarca del Clan Wang continuó siguiéndolo, y actualmente se estaba acercando a Meng Hao. 

Meng Hao podía sentir claramente que su propio cuerpo emitía continuamente niebla blanca. Estaba invadido por el dolor de tener algo en su interior separándose de sí mismo, lo que causó que un destello de ansiedad brillara en sus ojos.

“¡Todavía no es hora de usar la Espada Inmortal!”, Pensó.

“¡Gran Magia de Arrebato de Fundación!”, Dijo el Décimo Patriarca del Clan Wang. Su voz resonó en todas las direcciones, pero Meng Hao fue incapaz de mirar hacia atrás. Sin embargo, podía sentir que la velocidad con la que la niebla blanca salía de él, aumentó varias veces. Un dolor indescriptible lo invadió, y no pudo evitar soltar un grito abatido.

Sorprendentemente, venas rojas se podían ver pulsando en su rostro y, de hecho, en todo su cuerpo. ¡Casi parecía como si fuera a ser hecho pedazos, de adentro hacia afuera!

Meng Hao comenzó a temblar, y la sangre brotó de su boca. Ahora no podía seguir empleando el Qi del Inmortal que Muestra el Camino, por lo que el Carro de Guerra se detuvo y se encogió. Lo metió en su bolsa de almacenamiento y luego, soportando el intenso dolor, levantó su mano derecha para producir la Bandera de Tres Serpentinas. La agitó frente a él, y al instante, una densa niebla se extendió por los alrededores.

Debajo de él, el agua de mar negra aparentemente interminable pareció casi congelarse en su lugar. ¡Ni una sola onda se podía ver en su superficie!

El Décimo Patriarca del Clan Wang flotaba en el aire a cierta distancia, sonriendo a Meng Hao.

Era una sonrisa espantosa, llena de codicia, casi como si para él, Meng Hao fuera comida. Su expresión hizo que el cuero cabelludo de Meng Hao se entumeciera. 

Rápidamente agitó la Bandera de Tres Serpentinas, haciendo que una monstruosa niebla negra se extendiera hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

“Ese objeto mágico… me parece un poco familiar…”, dijo el Décimo Patriarca del Clan Wang, con los ojos brillantes. Realizó un encantamiento con su mano derecha, y luego señaló hacia adelante.

“Ocaso de la luna sobre el mar”, dijo con su voz ronca. A sus pies, el agua de mar negra se volvió violeta, e inmediatamente, una luna de color rojo se alzó desde sus profundidades. 

La aparición de la luna roja hizo que las llamas llenaran el mundo, transformándose en una bola de fuego masiva que se disparó hacia la Bandera de Tres Serpentinas de Meng Hao.

Cuando se estrellaron entre sí, la Bandera no sufrió daños, pero la niebla negra se desmoronó de inmediato. La luna roja, por otro lado, se desvaneció como una lámpara sin aceite, completamente derrotada.

Luego, la Bandera de Tres Serpentinas se expandió, extendiéndose para borrar el cielo y encerrando a Meng Hao y al Décimo Patriarca del Clan Wang.

El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang cambió su expresión y dijo: “Ese tesoro… me es muy familiar. ¡Estoy seguro de que lo he visto antes en alguna parte!”

Pareciendo muy serio, realizó un encantamiento con ambas manos, luego las levantó por encima de su cabeza y se tocó las diez yemas de los dedos.

“¡Poder del sol naciente, dispersa toda la oscuridad de la noche!”

En ese momento, todo estaba completamente oscuro, sin luz por ninguna parte. La Bandera de Tres Serpentinas parecía haberse convertido en parte de la oscuridad de la noche.

Sin embargo, un rayo de luz salió disparando desde el Décimo Patriarca del Clan Wang y comenzó a circular a su alrededor. Era casi como si se hubiese convertido en un sol naciente en medio de la noche oscura.

Un resplandor brillante comenzó a extenderse en todas las direcciones, y su poder comenzó a disipar el poder de la noche oscura. ¡La negrura ilimitada se desvaneció bajo la luz, y fue completamente desechada!

Meng Hao no pudo soportarlo, y la sangre salió de su boca. La Bandera de Tres Serpentinas retumbó y comenzó a emanar un brillo tenue. Luego voló hacia atrás, al mismo tiempo que se encojia. El mundo entero se ilumino con un brillo radiante, con el Décimo Patriarca del Clan Wang flotando en el aire. Si uno lo miraba, ¡Era imposible saber si era una persona o un sol!

La mente de Meng Hao tembló. ¡Esta era una Habilidad Divina, una Magia Daoísta de la que nunca había oído hablar!

“¡¿Qué Habilidad Divina es esta?!” Un temblor recorrió su cuerpo, y la sangre brotó de su boca. Cuando la luz del sol disipo la oscuridad de la noche, también lo considero parte de la noche. Su cuerpo estalló en llamas, y dejó escapar un grito agudo. 

Un brillo violeta destelló en sus ojos mientras se curaba frenéticamente. Sin embargo, en medio de los estruendosos sonidos retumbantes cayó hacia el mar.

La voz del Décimo Patriarca del Clan Wang se llenó de orgullo cuando dijo: “Ese fue otro arte creado personalmente por el antepasado del Clan Wang. Que lo hayas visto con tus propios ojos significa que puedes tener una sonrisa en tu rostro mientras vas al inframundo.”

Su rostro estaba un poco más pálido que antes; Claramente, no era una cosa simple usar el arte que acababa de realizar. Si no fuera por el hecho de que necesitaba terminar la batalla, no lo habría usado.

El resplandor brillante se extendió por los alrededores, y el agua de mar se estaba volviendo violeta. Cuando Meng Hao salió del agua, los ojos del Patriarca del Clan Wang se oscurecieron.

“¿Incluso ahora, todavía no desata el poder de esa Espada Inmortal?”, Pensó. “Cuando llegué, solo podía usar aproximadamente la mitad de su poder. Ahora, al borde de la muerte, todavía no la utiliza… ¡Por lo tanto, puedo estar un setenta por ciento seguro de que la Espada Inmortal ahora es inútil!” De repente voló por el aire, estirando su mano derecha para agarrar a Meng Hao.

“¡Gran Magia de Arrebato de Fundación!” Un resplandor negro se extendió desde los cinco dedos de su mano derecha. Luego la luz se transformó en algo similar a un agujero negro y emanó una impactante fuerza gravitacional.

La persona entera de Meng Hao parecía estar en descomposición. Su carne estaba lacerada y rasgada, su cabello se había caído, y se veía extremadamente marchito. Su fuerza vital se desvanecía rápidamente. En comparación con la base de Cultivo de la Búsqueda del Dao del Décimo Patriarca del Clan Wang, la propia base de Cultivo de Meng Hao… era demasiado débil.

En ese momento, cuando el Décimo Patriarca del Clan Wang se acercó, la locura ardió en los ojos de Meng Hao. A pesar del hecho de que sus vasos sanguíneos estaban rotos y estaba gravemente herido, aun así logró golpear su bolsa de almacenamiento con la mano derecha. 

En ese instante, apareció una jarra de alcohol y él tomó un trago. Justo entonces se pudo ver también la Espada Inmortal, y escupió el alcohol de su boca sobre ella.

El Qi Inmortal explotó, extremadamente rápido y feroz. Cuando el Décimo Patriarca del Clan Wang vio que Meng Hao estaba a punto de atacarlo, su corazón tembló, sin embargo, después de sólo un breve momento, sonrió fríamente. Hacía tiempo que se había preparado exactamente para esta situación. Inmediatamente comenzó a realizar un encantamiento que haría que apareciera un doble de su cuerpo, en su posición exacta. 

Sin embargo, fue en este punto que un temblor violento recorrió a Meng Hao. Aparentemente, no podía mantener el control sobre la Espada Inmortal. La sangre brotó de su boca, y todo su brazo derecho explotó en una neblina de carne y sangre, dejando que la Espada Inmortal cayera al mar.

No importaba cómo uno lo mirase, parecía claro lo que había sucedido. Meng Hao no era capaz de manejar el poder de la Espada, y aún así había tratado de controlarla por la fuerza. Su brazo derecho no pudo mantener su poder y terminó explotando.

Meng Hao se rió amargamente, y una mirada de desesperación apareció en su rostro.

“¡No puedo aceptar esto!”, Aulló, con su voz llena de extrema pena e indignación.

El Décimo Patriarca del Clan Wang lo observó sonriendo. A partir de este punto, estaba ochenta por ciento seguro de que la Espada Inmortal ya no sería una amenaza para él. Una expresión feroz apareció en su rostro.

Por supuesto, después de haber vivido tantos años, era astuto, y aún más, cauteloso. A pesar de la situación actual, y que Meng Hao había perdido un brazo, todavía no estaba desprevenido con respecto a la Espada Inmortal.

En lugar de tratar de poner sus manos sobre la Espada Inmortal, se dirigió hacia Meng Hao.

Cuando Meng Hao vio esto, la ira surgió en su corazón. Sin embargo, sólo pasó un momento para que una idea completamente despiadada surgiera en su cabeza. La crueldad de la idea en realidad no iba dirigida hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang, sino a sí mismo.

El Décimo Patriarca del Clan Wang se acercó. Cuando estuvo frente a Meng Hao, levantó su mano derecha y empujó la brillante negrura sobre el pecho de Meng Hao. Luego hundió su mano en la carne de Meng Hao, y sus uñas literalmente rasgaron su carne.

“Tu piel es gruesa y tu cuerpo duro…”, dijo el Décimo Patriarca del Clan Wang. “No está mal. Si pudieras llevar tu cuerpo carnal a la siguiente etapa, entonces tal vez no podría tratar contigo. Pero en este momento… simplemente no es lo suficientemente bueno.” Sus uñas apuñalaron profundamente en el pecho de Meng Hao.

“¡Gran Magia de Arrebato de Fundación!” Una luz extraña apareció en los ojos del Décimo Patriarca del Clan Wang, un sentimiento de sed, de deseo, y de emoción. Sus dedos se apretaron brutalmente, y un agujero negro apareció dentro de Meng Hao.

La fuerza gravitacional que ejerció fue impactante e invadió por completo el cuerpo de Meng Hao.

Su cuerpo comenzó a temblar mientras un dolor impensable lo invadía. Innumerables hebras de color sangre aparecieron por todo su cuerpo. Estos hilos se habían fusionado con el mucho tiempo atrad… ¡Esta era su Fundación Dao Perfecta!

¡Era la base sobre la cual él lograría su Dao en el futuro!

Sin embargo, ahora, los mechones de color sangre se retorcían y se distorsionaban mientras se encogían, succionados implacablemente por el agujero negro en su pecho.

Fueron succionados hacia su pecho desde sus piernas, sus brazos, su cabeza, desde cualquier posición de su cuerpo.

“¡De ahora en adelante, tu Fundación Dao Perfecta me pertenece!”

“¡De ahora en adelante, mi camino hacia la Ascensión Inmortal está abierto!”

“¡Ya no seré un Falso Inmortal, sino un Verdadero Inmortal!”

“¡Seguiré el camino del antepasado y me convertiré en un todopoderoso experto del Cielo y la Tierra!” El Décimo Patriarca del Clan Wang estaba tan emocionado que levantó su cabeza y se rió a carcajadas. Lentamente retiró su mano derecha, y mientras lo hacía, innumerables hebras rojas se extendieron entre ella y el cuerpo de Meng Hao.

Los hilos rojos brillaban resplandecientemente, y cualquiera que los viera pensaría en Perfección. ¡Perfección absoluta!

El cuerpo de Meng Hao se marchitó y envejeció mientras su base de Cultivo se separaba de él rápidamente. 

Pudo sentir que su base de la Condensación Qi desaparecía. 

Su Pilar Dao también desapareció. 

Luego, su Núcleo Perfecto se desvaneció.

Su expresión era vacía, como si hubiera perdido todo el poder para defenderse. Se quedó allí sin comprender, mientras la amargura llenaba su rostro. El dolor sacudió su cuerpo, aunque ni siquiera podía acercarse al dolor que sentía en su corazón.

El Décimo Patriarca del Clan Wang miró los hebras rojas que se acumulaban en su mano, y un intenso deseo brilló en sus ojos. Su corazón se llenó de emoción y euforia. De hecho, estaba más emocionado ahora, que nunca en toda su vida.

En este momento, dejó completamente de lado cualquier preparación que hubiera hecho para defenderse de la Espada Inmortal. Todo su corazón y mente estaban completamente enfocados en extraer la Fundación Dao Perfecta.

Fue entonces, después de que abandonó sus defensas, que un destello frío apareció en los ojos en blanco de Meng Hao.

“¡Cualquiera que quiera tomar mi Fundación Dao primero debe pagar el precio!”

“¡Espada Inmortal!” Los ojos de Meng Hao se llenaron de una locura que hizo temblar la mente del Décimo Patriarca del Clan Wang. De repente, la Espada Inmortal que se había hundido en el mar explotó con un Qi de Espada increíble. 

Se disparó desde el interior del agua, moviéndose a una velocidad increíble.

ISSTH – Capítulo 680

Meng Hao se paró en el Carro de Guerra mirando cómo el Décimo Patriarca del Clan Wang caía hacia atrás rápidamente. La intención asesina destelló en sus ojos, y agitó una mano, haciendo que la Espada Inmortal de Bronce de Han Shan apareciera.

Las pupilas del Décimo Patriarca del Clan Wang se contrajeron, y no hizo nada para esquivar o evadir. De hecho, un brillo frío apareció en sus ojos, y giró por completo su base de Cultivo, causando que su aura surgiera con un brillo radiante. Las llamas de su Divinidad Naciente incluso comenzaron a quemar su cuerpo.

“Entonces, finalmente desenvainó la espada…” pensó. “Por lo que parece, solo puede usarla una vez más. Usaré este Clon para hacerlo usar todo su poder. ¡Cuando él mate a mi clon, entonces mi verdadero ser puede teletransportarse aquí!” Un extraño brillo apareció en sus ojos.

Justo cuando parecía que Meng Hao iba a atacar con la Espada Inmortal, la Espada de repente desapareció. En ese instante, diez rayos brillantes salieron volando de su bolsa de almacenamiento. El Poder del Tiempo se disparó de ellos mientras se lanzaban hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

Se movieron con una velocidad increíble, además, el Décimo Patriarca del Clan Wang se había centrado principalmente en la Espada Inmortal. Por lo tanto, Meng Hao pudo una vez más aprovechar un momento crítico. Las diez puntas de Espada del Tiempo volaron hacia adelante con una velocidad impactante, llevando consigo más de 100,000 años de poder del Tiempo.

A medida que se acercaban al Décimo Patriarca del Clan Wang, su rostro se oscureció. Su cuerpo se marchitó rápidamente, y se retiró de inmediato a toda velocidad. Por supuesto, cuanto más rápido se movía, más rápido se movía el Carro de Guerra.

Meng Hao estaba corriendo contra el reloj, por lo que no contuvo nada de Qi del Inmortal que Muestra el Camino. Empujó el Carro de Guerra hasta que retumbó, disparando hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

El Patriarca Wang dejó escapar un rugido furioso, y luego, repentinamente, su brazo derecho explotó. Esta auto detonación lo alejó violentamente, permitiéndole esquivar el ataque. Mientras lo hacía, los ojos de Meng Hao destellaron con intención asesina.

“¡Detonar!” Una punta de Espada, con un valor de 1,000,000,000 de Piedras Espirituales, explotó. Inmediatamente se transformó en una tempestad de Poder del Tiempo que giró en espiral hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang, que todavía estaba tratando de esquivar el Carro de Guerra.

Soltó un rugido desolado y provocó que su base de Cultivo explotara con todo su poder dentro de la tempestad. Cuando finalmente logró disipar la tempestad, su cuerpo estaba increíblemente marchito y su rostro ceniciento. Parecía nada más que piel y huesos, y su rostro tenía una expresión extremadamente furiosa.

Meng Hao no tuvo tiempo de sentir dolor en su corazón debido a la pérdida de Piedras Espirituales. Su habilidad para derrotar a este Clon del Décimo Patriarca del Clan Wang dependía, no sólo de su base de Cultivo, sino también… ¡De su riqueza!

Tenía Piedras Espirituales, y tenía los tesoros del Tiempo que desafiaban al Cielo. Detonar las cien Espadas de Madera del Tiempo era solo el comienzo. Las Puntas de Espada del Tiempo eran su carta de triunfo.

¡El Clon del Décimo Patriarca del Clan Wang estaba siendo derrotado por las Piedras Espirituales de Meng Hao!

“¡Detonar!”

Cuando las palabras salieron de la boca de Meng Hao, una segunda punta de Espada del Tiempo explotó. Se produjo una explosión masiva, y una tempestad de tiempo surgió en todas las direcciones. El aire envejeció, el mar se secó, en un abrir y cerrar de ojos, todo pareció avanzar diez mil años.

El Clon del Décimo Patriarca del Clan Wang explotó, y una Divinidad Naciente salió volando, gritando chillonamente.

“¡¡Meng Hao!! ¡Estás MUERTO!” La Divinidad Naciente de repente comenzó a girar, transformándose en un enorme vórtice, dentro del cual destellaron innumerables símbolos mágicos. A medida que giraba, se convirtió en una Formación de Hechizos.

En el centro mismo de la Formación de Hechizos apareció un agujero negro, un pasadizo que conducía a lo desconocido. Desde su interior surgió una presión que Meng Hao nunca había experimentado antes.

Era un aura que causó que el aire alrededor del agujero negro se llenara de crujidos, a medida que aparecían múltiples fisuras.

Cuando vio las fisuras, las pupilas de Meng Hao se contrajeron mientras observaba cómo se extendían para formar lo que parecía una forma elíptica.

Desde la distancia, ¡Realmente parecía un ojo!

El vórtice de la Formación de Hechizos era el iris, el agujero negro era una pupila y el área que lo rodeaba era el blanco del ojo. En cuanto a las fisuras, eran… ¡Venas de sangre!

Todo el cuerpo de Meng Hao se enfrió; La intensa presión que pesaba sobre él lo hizo sentir como si estuviera a punto de explotar. 

Lo que fue aún más impactante era que el ojo parecía estar fijo en él… Podía sentir claramente algo dentro de su cuerpo, algo que hacía tiempo que se había fusionado con él, comenzó a temblar, como si lo estuvieran extrayendo con fuerza.

Meng Hao no estaba seguro de cómo describir exactamente qué era, pero podía sentirlo vagamente. Finalmente, se dio cuenta de que era su base. ¡Su base estable y sólida, construida en estos doscientos años de Cultivo!

“Fundación Dao…” pensó, jadeando. Casi podía escuchar los latidos de su corazón; todo a su alrededor ahora estaba completamente en silencio.

Lo único que se movía era el vórtice…

Meng Hao quería luchar, pero por el momento, sentía como si su cuerpo no estuviera bajo su propio control. No podía mover ni un músculo, y parecía que su base interna estaba a punto de separarse de él. De hecho, incluso podía ver lo que parecía ser niebla blanca saliendo de su nariz y boca. No solo de su nariz y su boca, sino también de sus ojos, oídos y, de hecho, por todos los poros de su cuerpo.

¡Esta no era su fuerza vital, esta era su Fundación Dao!

“¡Mi Dao, es libertad e independencia!” 

Los ojos de Meng Hao se pusieron rojos cuando, en ese mismo momento, su base de Cultivo comenzó a girar explosivamente. Fue una erupción forzada que le hizo toser tres bocanadas sucesivas de sangre. Su cuerpo comenzó a consumirse, pero a cambio, ahora podía moverse nuevamente.

Sin embargo, en ese momento, se pudo escuchar un suspiro desde el vórtice. El sonido apuñaló los oídos de Meng Hao, haciéndole temblar. Tosió otra bocanada de sangre, y su rostro se puso blanco como la muerte mientras veía un ataúd emergiendo lentamente del interior del vórtice.

Tan pronto como apareció el ataúd, un aura antigua se filtró de él para extenderse por todo el Tercer Anillo. Todos los Demonios del Mar debajo del agua se quedaron inmóviles de inmediato. Incluso los Demonios del Mar en el Segundo Anillo temblaron.

En todo el Mar de la Vía Láctea, todos los Cultivadores, todas las formas de vida, de repente se quedaron quietos y en silencio.

El mar no se movió. El mundo estaba quieto. Solo existía la antigüedad, que se extendía para abarcar todo.

¡Esta era la Búsqueda del Dao!

¡El verdadero pico de la Búsqueda del Dao!

Meng Hao no necesitaba especular. Inmediatamente supo que este… era el verdadero ser del Décimo Patriarca del Clan Wang.

¡El verdadero ser finalmente había llegado!

El cuero cabelludo de Meng Hao se adormeció y sus ojos estaban completamente inyectados en sangre. Sin la menor vacilación, agitó su mano e inmediatamente provocó que siete de las restantes ocho Puntas de Espada del Tiempo, volaran hacia el vórtice.

“¡DETONAR!”, Rugió con voz ronca. Se produjo un gran estallido y las siete Puntas de Espada del Tiempo explotaron, transformándose en una terrible tormenta de Poder del Tiempo.

Al mismo tiempo, Meng Hao no dudó ni un momento en sacar la Espada de Han Shan. Levantó la jarra de alcohol de bronce y tomó un trago, que luego escupió. El Qi de Espada se extendió y la Espada Inmortal surgió con la última hebra de Qi de Espada que había guardado.

Una tempestad de tiempo rasgó el vórtice e incluso el ataúd comenzó a marchitarse. En un abrir y cerrar de ojos, aparecieron grietas por todas partes. 

Sin embargo, mientras la tempestad se desataba, una mano marchita se extendió desde el interior del ataúd. Comenzó a apretarse en un puño, y la violenta tempestad del Tiempo inmediatamente comenzó a encogerse en su interior. Cuando estuvo completamente adentro, el puño se apretó con fuerza.

¡BOOOOM!

La tempestad se desvaneció y un anciano se levantó lentamente del ataúd. Llevaba prendas funerarias y parecía extremadamente demacrado y frágil. Su rostro estaba un poco sonrojado, pero el rubor desapareció rápidamente, dejando su rostro blanco pálido.

Sus ojos no eran grandes, pero el sentimiento de antigüedad que emanaba de ellos era extremadamente intenso. Miró a Meng Hao y sonrió. Pero luego notó la Espada Inmortal que sostenía Meng Hao, y sus pupilas se contrajeron.

La sonrisa hizo que el cabello de Meng Hao se pusiera de punta. Era una sonrisa que no reveló dientes en su boca; Este hombre era antiguo hasta el extremo.

Mientras el anciano sonreía, Meng Hao levantó la Espada Inmortal. El Qi de Espada se enfureció y produjo una canción extremadamente impactante. Sin embargo, antes de que la Espada pudiera atacar, un temblor recorrió a Meng Hao y tosió una bocanada de sangre.

“¡Maldita sea!” Su rostro se puso pálido, e hizo circular el Qi Inmortal del Inmortal que Muestra el Camino. El Carro de Guerra retumbó y salió disparado a la distancia. Un brillo de previsión apareció en los ojos de Meng Hao, y él jadeó. 

Él no utilizó intencionalmente la Espada, haciendo parecer que ésta no tenía poder a proposito. Podía decir por su encuentro con los Clones del Décimo Patriarca del Clan Wang que él desconfiaba de esa Espada.

Como ese era el caso, Meng Hao se negó a creer que no estaba preparado para ello. Todos sabían que el mejor momento para usar algo era cuando uno podía hacerlo junto con el elemento sorpresa.

“Este tipo es un zorro viejo y astuto. Definitivamente está preparado para la Espada. Si quiero usarla, tengo que atraparlo con la guardia baja. Mi base de Cultivo no es rival para la suya; Si quiero trascender esta Tribulación, ¡Tengo que usar mi ingenio!”

“Usar la Espada Inmortal en el momento adecuado… ¡Es la clave de la victoria!” El rostro de Meng Hao estaba sombrío. Pensar en cómo este oponente había aplastado la tempestad del Tiempo con un solo puño, lo dejó temblando de miedo.

“¡Este es el pico de la Búsqueda del Dao, el poder de un Falso Inmortal!” Meng Hao había sentido personalmente el poder aterrador del Décimo Patriarca del Clan Wang, y entendió bien la gran diferencia entre los dos. También era muy consciente de que la niebla blanca que había comenzado a salir de él era la Perfección que él poseía. Justo ahora, había sido forzada a salir de él. Pensarlo era aterrador.

“No hay necesidad de correr…”, dijo una voz ronca detrás de Meng Hao. “Tu vida ha sido preparada para mí. Es tu destino…” La antigua voz resonó en todas las direcciones. Parecía que el viento se estaba pudriendo, y cuando Meng Hao escuchó la voz, todo su cuerpo se volvió tan frío como el hielo.

No se volvió para mirar hacia atrás, sino que vertió todo el poder del Inmortal que Muestra el Camino en el Carro de Guerra. En un abrir y cerrar de ojos, se había lanzado a la distancia con una velocidad sorprendente e increíble.

“Sabía de ti cuando estabas en la Fundación Establecida. He estado esperando durante muchos años la oportunidad de alcanzar la Ascensión Inmortal, y tú… eres esa oportunidad.” La voz del Décimo Patriarca del Clan Wang parecía más cercana esta vez. 

Las venas sobresalían del pálido rostro de Meng Hao. No podía sacar más poder del Qi del Inmortal que Muestra el Camino. El Qi Inmortal atravesaba sus canales de Qi y fluía hacia el Carro de Guerra.

La velocidad con la que se movía era increíble. El agua del mar ya no era la del Tercer Anillo. Era negra, lo que indicaba que había entrado en el Segundo Anillo.

“Este es el Dao del Karma. Es una decisión tomada por el destino. No te puedes negar.”

“¿Crees que puedes rechazar el Dao del Karma? ¿Crees que puedes rechazar las elecciones del destino? Ya que no puedes rechazarlas, ¿Por qué no me das voluntariamente tu Fundación Dao? El día que llegue a la Ascensión Inmortal, estarás en el inframundo de la Cuarta Montaña. Incluso después de haber bebido el té de la anciana Meng, y haber olvidado todo acerca de tu vida pasada, aún tendrás un sentimiento de gloria y honor.” 

Esta vez, parecía que el Décimo Patriarca del Clan Wang estaba justo a su lado. *

 

 

 * La Anciana Meng, o Meng Po , es una figura de la mitología china. Ella trabaja en el inframundo y les da a las personas un té que les hace olvidar todo sobre sus vidas pasadas. El caracter “Meng” es el mismo que el de Meng Hao.

 

Capítulo 680: ¡Llega el Verdadero Ser!

ISSTH – Capítulo 679

Capítulo 679: ¡Batalla!

“¡¿Cómo puede ser tan fuerte?!”

“Un Gran Dao descendió, lo que lo convierte en una Separación del Espíritu de un Gran Dao, diferente al mío. ¡Pero aún así no tiene sentido que sea tan aterrador!”

“¡Ni siquiera ha usado técnicas u objetos mágicos! ¡Solo está confiando en su cuerpo carnal!”

“¡Maldita sea! ¿A qué nivel está su cuerpo carnal? ¡Los objetos mágicos son completamente ineficaces, ni siquiera es sacudido por Habilidades Divinas! ¡¿Qué tipo de cuerpo carnal tiene?!” El miedo del Santo Volador Inmortal había alcanzado el pináculo. En toda su vida practicando el Cultivo, nunca se había encontrado con un Cultivador de su misma etapa que lo aterrorizara tanto.

“¡Maldición, Décimo Patriarca del Clan Wang, me engañaste! Si hubiera sabido que Meng Hao era tan inhumano, no podrías haber dicho nada para convencerme de que me uniera a ti…” Voló hacia adelante a toda velocidad, temeroso de ser perseguido. Incluso escupió un poco de sangre y quemó más fuerza vital para ir más rápido.

Pero no importaba lo rápido que se moviera, no podía ir más rápido que el Carro de Guerra.

Meng Hao viajó en el Carro de Guerra, alimentado con una hebra del Qi del Inmortal que Muestra el Camino. Increíblemente, alcanzó al Santo Volador Inmortal en un instante, y se lanzó violentamente hacia él.

El rostro del Santo Volador Inmortal cayó. Era incapaz de evitarlo; sólo tuvo tiempo de agitar su espada de luz detrás de él para bloquearlo. Se escuchó un gran estallido y la espada de luz se hizo añicos, al igual que su cuerpo que explotó en miles de pedazos.

Su Divinidad Naciente voló, claramente en un estado lamentable. Por otro lado, Meng Hao salió del Carro de Guerra y agitó su mano, empleando el Octavo Hechizo, Sellador de Demonios. El Santo Volador Inmortal ni siquiera tuvo la oportunidad de moverse antes de que innumerables hebras invisibles de Qi atraparan su temblorosa Divinidad Naciente.

En ese momento su mente se llenó con una profunda sensación de crisis mortal y sus ojos se agrandaron de sorpresa. Luchó violentamente, pero no pudo hacer nada mientras Meng Hao agitaba su mano, provocando que las cien Espadas de Madera del Tiempo aparecieran. Luego, inmediatamente comenzaron a girar alrededor del Santo Volador Inmortal congregandose en la Formación de Espadas del Loto.

Se escuchó un grito miserable y la Divinidad Naciente del Santo Volador Inmortal comenzó a marchitarse rápidamente. En el espacio de aproximadamente diez respiraciones, se encogió, como si se estuviera siendo refinando, y luego se marchitó en la nada. 

Ahora estaba muerto en cuerpo y espíritu.

Meng Hao agitó su mano para recoger la bolsa de almacenamiento del Santo Volador Inmortal, y luego miró por encima la Formación de Espadas del Loto.

“El loto también es como el acto de refinar…”, pensó. *

En este punto comenzaron a escucharse truenos en la distancia. El viento soplaba embravecido y, en un abrir y cerrar de ojos, el día soleado se oscureció. Incontables nubes negras se alzaron, formando una masa densa que parecía un rostro gigantesco. Éste no era otro que… El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang.

El rostro estaba rodeado de rayos entrecruzados y los truenos acompañaban su avance; En la frente del rostro, se podía ver a un anciano con sus ojos brillantes.

“¡Meng Hao!”

La voz resonó como un trueno, como el rugido majestuoso de un ser celestial. Su poder creó una enorme depresión en el mar de la Vía Láctea, que rápidamente se transformó en un vórtice retumbante y giratorio.

Meng Hao respiró hondo y miró fríamente al Décimo Patriarca del Clan Wang.

“Otro clon…”, dijo. Su Sentido Divino era mucho más poderoso que antes, y entendía mucho más sobre el Décimo Patriarca del Clan Wang. Hasta ahora había peleado con dos de sus Clones. ¿Cómo podría no darse cuenta de que este era solo un Clon?

Meng Hao levantó su puño derecho, y apareció el Encantamiento de Consumo de Montaña. Mil montañas aparecieron a su alrededor, luego más, hasta que uno podía ver decenas de miles de montañas. 

Las montañas no eran pequeñas y parecían contener agua de mar. Estas representaban todas las montañas submarinas que existían en el rango del Sentido Divino de Meng Hao.

“El Encantamiento de Consumo de Montaña se divide en tres aspectos; ¡La montaña, el alma y la voluntad!”

“Junto con el avance de mi base de Cultivo, conseguí iluminarme con respecto al alma.”

“Este aspecto del alma puede controlarse más o menos por medio de mis poderes de Sellador de Demonios. Con el Arte de la Justa Entrega, puedo extraer las almas de la montañas e insertarlas en mis montañas. ¡Esa es la segunda etapa completa del gran Arte de consumo de montañas!”

Los ojos de Meng Hao destellaron con un brillo extraño. Ahora que se enfrentaba al Décimo Patriarca del Clan Wang, sintió una presión sobre pesando él, pero al mismo tiempo, un intenso deseo de luchar. Levantó su mano y luego la empujó hacia el mar.

“¡Justa Entrega!”

“Montañas del Mar de la Vía Láctea, estáis hundidas bajo las aguas, viviendo en un mundo sin la luz del día. Hoy, yo, Meng Hao, tomaré prestadas sus almas. ¡Abriré los Cielos y la Tierra y les permitiré bañarse en la luz del sol!”

“¡EMERJAN!”

En respuesta a su grito, el mar comenzó a arder mientras, una por una, las montañas dentro del mar comenzaron a temblar. Al mismo tiempo, un aura invisible comenzó a extenderse desde ellas hacia la superficie.

Mientras el mar bramaba, aparecieron las almas de las montañas, fusionándose en las montañas convocadas por la Habilidad Divina de Meng Hao. 

Miles y decenas de miles de montañas, una vista que haría temblar al mundo, ¡Completamente incomparable!

Mientras las montañas giraban alrededor de Meng Hao, él extendió sus brazos ampliamente. Con su cabello volando a su alrededor y los ojos ardiendo con el deseo de luchar, extendió sus manos frente a él. 

Las decenas de miles de montañas se dispararon por el aire con ruidos impactantes y se dirigieron directamente hacia el rostro gigantesco que flotaba en el aire.

El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang cambió su expresión mientras realizaba un gesto de encantamiento. Luego, el rostro de nubes que lo rodeaba se lanzó directamente hacia las montañas. 

Éstos se acercaron y luego se estrellaron entre sí, dando lugar a una explosión retumbante que resonó en la totalidad del Tercer Anillo.

Una montaña tras otra se derrumbó, y el rostro comenzó a llenarse de heridas. Un momento después, en medio de rugidos ensordecedores, todas las montañas colapsaron y el rostro se desmoronó.

Meng Hao no se detuvo ni por un momento. Voló por el aire, agitando su brazo para hacer que aparecieran las cien Espadas de Madera del Tiempo y se conformaran en la Formación de Espadas del loto. Luego, instantáneamente, la Formación se disparó hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

Al mismo tiempo, comenzó a apretar y a soltar su puño. Cada vez que hacía esto, su energía se redoblaba. Esta era…¡La Destrucción de los Nueve Cielos!

Ahora que su base de Cultivo realmente estaba en la etapa de la Separación del Espíritu, había obtenido una iluminación completa de la misma.

Las pupilas del Décimo Patriarca del Clan Wang se contrajeron. Podía sentir claramente que Meng Hao era completamente diferente de lo que recordaba, y era mucho, mucho más poderoso.

“Y, sin embargo, todavía eres… ¡Un insecto insignificante!”, Dijo mientras lanzaba un frío suspiro. Agitó su mano derecha, y provocó que apareciera un resplandor rojo en el cielo cubierto de nubes.

¡Era un sol! ¡Un sol rojo!

“¡Puesta del sol!”, Dijo con frialdad. El resplandor rojo se extendió para iluminar el Cielo y la Tierra, causando instantáneamente que las cien Espadas de Madera del Tiempo de Meng Hao se desaceleraran.

“¡Combustión del tiempo!” Gruñó Meng Hao.

Instantáneamente, en respuesta a sus palabras, las cien Espadas de Madera del Tiempo y sus diez ciclos de sesenta años de poder del tiempo, empezaron a arder. La combustión del tiempo causó que su velocidad aumentara dramáticamente y lograron atravesar las capas de luz roja, apareciendo cerca del Décimo Patriarca del Clan Wang. Una vez allí giraron a su alrededor lentamente.

Una simple rotación hizo que el rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang se oscureciera. Podía sentir que su Clon, en un abrir y cerrar de ojos, había perdido varios miles de años de longevidad.

“¿Un insignificante tesoro del tiempo? ¡Destrozate!” Soltó un frío suspiro y el resplandor rojo se hizo aún más impactante. Ahora emanaba un calor intenso que se extendió y comenzó a destrozar las Espadas de Madera del Tiempo.

Meng Hao ya estaba listo para esto. 

“¡Detonar!”

¡BOOOOOOOMMMMMMMM!

De las cien Espadas de Madera del Tiempo, setenta explotaron simultáneamente. Cuando los Árboles de Primavera y Otoño detonaron, desataron un poder de tiempo impactante que se convirtió en un vórtice gigantesco. 

El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang cayó mientras la explosión hacía eco. Su cuerpo comenzó a marchitarse, y estaba a punto de retirarse cuando Meng Hao se lanzó hacia adelante tan rápido como un rayo. Su puño derecho ya se había apretado ocho veces seguidas; ahora se cerró por novena vez y luego golpeó hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

“¡Destrucción de los Nueve Cielos!”

“¡Puesta de sol, descenso de las nubes!” El cuerpo del Décimo Patriarca del Clan Wang emano un monstruoso resplandor rojo que comenzó a extenderse.

Meng Hao lo enfrentó de frente, y su cuerpo se encendió en llamas. Aún así, su puño dio en el blanco.

Se produjo un gran estallido, y el Décimo Patriarca del Clan Wang cayó hacia atrás, con su rostro pálido. La intención asesina comenzó a irradiar de sus ojos cuando vio que Meng Hao, con sangre brotando de su boca y su cuerpo en llamas, lo estaba persiguiendo.

La voz ronca de Meng Hao resonó una vez más: “¡Detonar!”

La detonación de antes había sido la de setenta Espadas de Madera del Tiempo. Todavía quedaban treinta, todas los cuales explotaron al mismo tiempo.

La explosión creó una tempestad del tiempo en el camino de retirada del Décimo Patriarca del Clan Wang, y finalmente logró herirlo.

La sangre brotó de su boca, después de lo cual levantó su cabeza y rugió de rabia. De tres Clones, dos habían sido asesinados. Este tercer Clon era algo débil, no llevaba ningún objeto mágico y estaba limitado en las Habilidades Divinas que podía usar. Sin embargo… ¡Tenía una base de Cultivo de la Búsqueda del Dao! ¿Cómo podría lesionarse de esta manera?

Para el Décimo Patriarca del Clan Wang, ¡Esto era una humillación!

Después de jadear un par de veces, sofocó su ira y luego miró a Meng Hao acercándose a él. “Intenta exasperarme intencionalmente. Bajo ninguna circunstancia debo venir aquí con mi verdadero ser. Es posible que aún pueda usar esa Espada Inmortal. Eso podría representar una grave amenaza para mí… ¡No debo subestimarlo!”

Mirando a Meng Hao, gritó: “¡Llama al viento, convoca a la lluvia!”

Nubes negras que contenían dragones negros silbaron a su alrededor mientras un diluvio empapaba los alrededores. Cada una de estas gotas de lluvia contenía una intensa intención asesina. Éstas parecían cubrir los Cielos y la Tierra mientras se dirigían directamente a Meng Hao.

“Incluso si tengo que sacrificar este Clon, necesito que utilice esa Espada Inmortal. ¡Después de que la use, podré venir con mi verdadero ser!”

Meng Hao, con su cuerpo en llamas, se retiró rápidamente. Un brillo violeta apareció en sus ojos, y quemó parte de su fuerza vital para restaurar su carne, curándose visiblemente a un ritmo acelerado. 

Justo cuando el Décimo Patriarca del Clan Wang se acercaba a él, Meng Hao subió al Carro de Guerra.

Fue en ese momento que los dragones negros rugieron, y la densa lluvia llena de intención asesina comenzó a acercarse.

Meng Hao bajo su mano, y mientras continuaba sanandose a sí mismo, envió el Qi del Inmortal que Muestra el Camino al Carro de Guerra. Luego, en lugar de huir, disparó hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang con todo el poder que el Carro de Guerra podía reunir.

Fuera del Carro de Guerra, se materializó una bestia tras otra, rugiendo salvajemente. El sonido de sus cadenas resonó y cargaron a toda velocidad hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang, cuyo rostro se oscureció de inmediato. No había percibido antes que el Carro de Guerra era extraordinario, por lo que ver lo que estaba sucediendo ahora lo dejó conmocionado interiormente. 

Rápidamente se movió para evadirlo. Sin embargo, ¡Su velocidad no era rival para el Carro de Guerra!

Se escuchó un gran estallido, y el Carro de Guerra se estrelló contra él. Todo dragón negro en su camino colapsó y el agua de lluvia fue destruida. 

Una energía masiva, golpeó al Décimo Patriarca del Clan Wang. La sangre brotó de su boca mientras realizaba un encantamiento con ambas manos y luego las empujó hacia adelante. Su rostro se retorció en una expresión salvaje mientras utilizaba todo el poder de su base de Cultivo.

Aún así, fue empujado hacia atrás unos trescientos metros. Cuando se detuvo, la sangre brotaba de su boca, pero su cuerpo no había sido destruido.

“Antes de la Separación del Espíritu, él no era débil. Sin embargo, nunca imaginé que después de alcanzar la Separación del Espíritu, él sería tan rápido y feroz.”

“¡Debo tener esa Fundación Dao Perfecta!”

 

* En chino, la palabra para “loto” y la palabra “refinar” suenan muy similares.

ISSTH – Capítulo 678

Capítulo 678: ¡El Intrépido Meng Hao!

Los Tesoros de la Separación del Espíritu eran objetos que tenía todo Cultivador de la Separación del Espíritu. Eran refinados en el momento real de la Separación del Espíritu, creados a partir de un objeto único para la iluminación de cada individuo.

En cuanto a Meng Hao, eligió usar el Lirio de la Resurrección de cinco colores, que se desvanecía, como la base de su Tesoro de la Separación del Espíritu que se ajustaba a su Dao.

El Lirio de la Resurrección sin alma era incapaz de luchar. Tan pronto como lo atrapó, se fusionó con su palma, transformándose en una marca con forma de flor.

Él respiró profundamente mientras se ponía de pie, con su base de Cultivo en llamas. Esta era una verdadera base de Cultivo de la Separación del Espíritu, con un Área de tres mil metros que pertenecía únicamente a Meng Hao.

Por supuesto, todos los Cultivadores de la Separación del Espíritu tenían su propia Área.

Meng Hao era más delgado, y habiéndose sumergido en el Gran Dao, su cuerpo carnal ahora era más fuerte y más alto. En un abrir y cerrar de ojos, su cuerpo carnal alcanzó el pináculo absoluto de la Separación del Espíritu. En realidad, era imposible que progresara más. Si lo hiciera, ¡No sería un cuerpo carnal de la Separación del Espíritu, sino de la Búsqueda del Dao!

Su base de Cultivo se disparó; Todos los años de practicar el Cultivo mientras se restringía a la etapa del Alma Naciente habían creado una acumulación de poder que ahora mismo explotó.

En un instante, estaba en el límite de la Primera Separación, un avance que le dio el poder de una base de Cultivo de la Segunda Separación. Ahora todo lo que le faltaba era un Segundo Dominio de la Separación.

Una vez que recibiera la iluminación, y realmente realizara la Segunda Separación, Meng Hao confiaba en que él estaría instantáneamente… en la cima del Reino de la Separación del Espíritu.

Su longevidad también aumentó bajo la poderosa fuerza vital. Su cabello se volvió negro y su físico inigualable. Parecía más joven que antes, aunque sus rasgos también irradiaban una cierta antigüedad que era claramente visible.

¡Toda su persona experimentó una transformación tremenda y estremecedora mientras renacía completamente!

A cierta distancia en el Mar de la Vía Láctea, el Décimo Patriarca del Clan Wang estaba jadeando mientras miraba a lo lejos. Sus ojos brillaban con una extraña luz y una intensa avaricia.

“Con un talento latente y buena suerte como esa, no es de extrañar que tenga una Fundación Dao Perfecta. ¡Es mio! ¡Definitivamente mío!” En ese instante, desapareció.

Al mismo tiempo, en las profundidades negras del Segundo Anillo, los ojos de la Inmortal del Amanecer se cerraron. Cuando se abrieron de nuevo, se podía ver una frialdad infinita en ellos.

En el Gran Tang de las Tierras del Este, la pareja estaba quieta y observando. Las lágrimas corrían por el rostro de la mujer, lágrimas de alegría.

“Sin Separar el Espíritu, uno no puede vivir más allá de mil años. Mi hijo practicó el Cultivo durante solo doscientos años y logró la Separación del Espíritu. Incluso provocó el descenso de un Gran Dao.” Ella se volvió para mirar al hombre. “¿Cómo se compara ese talento latente con la gente de tu Clan, eh?”

El hombre permaneció allí en silencio durante un largo momento antes de suspirar. “No me preocupa que tenga poco talento latente. Incluso si fuera peor, sigue siendo nuestro hijo. ¿La Ascensión Inmortal es tan difícil? Lo que temo… es que su talento latente sea demasiado bueno. El camino del Cultivo no es fácil de recorrer. ¿Cuántas personas perecen sobre él? ¿Cuántas personas son completamente erradicadas? ¿Cuántas personas son destruidas en cuerpo y alma…?”

La mujer se estremeció y no dijo nada.

“Él también tiene que lidiar con su Tribulación de la Separación del Espíritu…”, continuó el hombre suavemente.

El rostro de la mujer se oscureció y ella dio un paso adelante. El hombre la agarró del brazo.

“Esta es su verdadera Tribulación, y hay Karma en todo. Si lo ayudas, hará que el Karma sembrado crezca más. Cuando llegue el momento de cosecharlo… el cálculo también será mayor.”

“En el Cultivo, no puedes construir sin derribar primero. ¡Si puede trascender la Tribulación, entonces cuando llegue su día de la Ascensión Inmortal, lo llevaré a las tierras de Victoria del Este!” El hombre habló con una determinación que podría cortar el hierro. Sin embargo, lo que la mujer no podía ver era que oculta en su mano había una píldora medicinal.

Era un tipo de píldora medicinal que rara vez se veía en las tierras del Cielo Sur, en la medida que podría considerarse un tesoro precioso.

“Hao’er… ”, pensó el hombre, “Si fallas, tu padre irá a buscarte en el ciclo de la reencarnación. Incluso si pereces, esta píldora medicinal puede devolverte la vida… Sin embargo, realmente deseo que tú… puedas trascender la Tribulación por tu cuenta.”

De vuelta en el Mar de la Vía Láctea, Meng Hao levantó su cabeza y rió a carcajadas mientras su base de Cultivo explotaba. La sensación del poder que ahora poseía lo llenaba de pasión. La sensación de finalmente adquirir la libertad hizo que su pensamiento se volviera increíblemente claro.

Su Sentido Divino se extendió. Ahora podía alcanzar la marca de 300,000 metros. Las semillas de Técnicas mágicas y Habilidades Divinas pasaron por su mente, muchas de las cuales instantáneamente se iluminaron.

Justo cuando comenzó a volar por el aire, dos rayos de luz aparecieron en la distancia. Mientras se acercaban hacia él, se podían ver dos hombres de mediana edad en su interior, el Santo Volador Inmortal y el Santo Divinidad del Mar.

Tan pronto como vieron a Meng Hao, supieron que esta era la persona que estaban buscando.

En el éxito de su Primera Separación, no sólo cortó el Lirio de la Resurrección, sino también su apariencia falsa, revelando sus verdaderas características.

“¡Meng Hao!” Gritó el Santo Volador Inmortal. Su voz retumbó como un trueno, y el mar se agitó en respuesta, como si estuviera a punto de explotar.

Un resplandor frío apareció en los ojos de Meng Hao. Tan pronto como vio a los dos hombres, supo quiénes eran.

En el momento en que el Santo Volador Inmortal habló, un resplandor brillante cubrió el cuerpo del Santo Divinidad del Mar. Al instante, una armadura apareció sobre él y avanzó. Ni siquiera él no pudo evitar sentirse tentado por la recompensa prometida por el Décimo Patriarca del Clan Wang; Si pudiera capturar a Meng Hao, los mayores beneficios serían para él.

Disparó con una velocidad increíble directamente hacia Meng Hao, realizando un gesto de encantamiento para convocar un enorme tridente. Sorprendentemente, el mar se agitó, y luego grandes cantidades de agua de mar se elevaron para circular a su alrededor. 

Mientras se acercaba, apuntó a Meng Hao con su tridente, provocando que el agua de mar rugiera y tomara la forma de una enorme mano que se extendió para atrápalo.

“¿Estás buscando morir?”, Dijo Meng Hao. Ya estaba algo disgustado por el comportamiento de la Secta Voladora Inmortal y la Secta de la Divinidad del Mar. Ahora que el Santo Divinidad del Mar lo estaba atacando, la intención asesina de Meng Hao se encendió. No hizo nada para evadir, sino que simplemente dio un paso adelante.

Ese paso le hizo chocar contra la mano de agua de mar que se acercaba. 

En ese instante se escuchó una gran explosión y la mano fue destruida. Meng Hao no fue dañado en lo más mínimo, y cuando salió del agua, estaba directamente frente al Santo Divinidad del Mar. 

Él tranquilamente extendió su mano derecha, sobre la cual se manifestó el Encantamiento de Consumo de Montaña. El movimiento de su mano hizo que aparecieran miles de montañas, todas las cuales se dirigieron hacia el Santo Divinidad del Mar.

El rostro del Santo Divinidad del Mar cayó y se retiró, agitando su brazo para hacer que aparecieran 100,000 símbolos mágicos. Éstos rápidamente se unieron formando diez Bestias de símbolos, todas las cuales irradiaban el poder de una base de Cultivo de la Separación del Espíritu, y se lanzaron hacia Meng Hao.

Meng Hao lanzó un resoplido frío, pero no las esquivó. Las mil montañas produjeron unas ondas impactantes, y las Bestias de símbolos hechas de 100,000 símbolos mágicos explotaron de inmediato. Era como si no estuvieran calificados para enfrentarse a las mil montañas, que luego se dispararon hacia el Santo Divinidad del Mar.

Todo sucedió demasiado rápido. El Santo Volador Inmortal no tuvo oportunidad de reaccionar, y la mente del Santo Divinidad del Mar se llenó de un intenso sentimiento de crisis mortal. Inmediatamente gritó, provocando que su tridente comenzara a brillar y se transformara en una enorme pared negra de agua de mar frente a él.

¡Boom!

El muro explotó. Al mismo tiempo, las mil montañas de Meng Hao también desaparecieron. Sin embargo, la réplica de la explosión causó que el rostro del Santo Divinidad del Mar se volviera pálido. Cuando se retiró hacia atrás, Meng Hao se dirigió hacia él.

Él levantó su mano, con la intención asesina destellando en sus ojos. No utilizó ningún tipo de Técnica mágica o Habilidad Divina, sino que lo golpeó directamente.

Cuando el puño descendió sobre él Santo Divinidad del Mar, pareció bloquear el cielo. Una energía similar a un Poder Celestial surgió de él, causando que el Santo Divinidad del Mar sintiera un miedo intenso. 

Él rápidamente escupió una brillante perla azul, que se disparó hacia Meng Hao. El puño de Meng Hao se estrelló contra ella, y la perla se hizo añicos; era completamente incapaz de enfrentarse al puño de Meng Hao, que continuó avanzando hacia el Santo Divinidad del Mar.

¡BAM!

El sonido resonó en todas las direcciones, y la sangre brotó de la boca del Santo Divinidad del Mar. Comenzaron a oírse crujidos y su armadura se hizo añicos. Su terror ahora había alcanzado un pináculo.

“Volador Inmortal, ¡Ayúdame!”

El rostro del Santo Volador Inmortal se oscureció y respiró hondo. Nunca había imaginado que Meng Hao, quien acababa de entrar en la Separación del Espíritu, sería tan aterrador.

“Maldita sea, incluso si su Separación del Espíritu causó fenómenos extraños en el Cielo y la Tierra, e incluso si causó que un Gran Dao descendiera, ¡No hay explicación para que sea tan inhumano!” 

Él aún estaba sorprendido cuando el Santo Divinidad del Mar pidió su ayuda. Apretando los dientes, disparó hacia adelante, levantando su mano derecha hacia el cielo. Al instante, apareció una espada de luz, que agarró en su mano. Al mismo tiempo, su velocidad aumentó dramáticamente.

En un abrir y cerrar de ojos, estaba sobre Meng Hao.

“Área”, dijo Meng Hao fríamente, sin siquiera volverse para mirar al Santo Volador Inmortal. En ese instante, surgió un Área de tres mil metros, un mundo que contenía el Dao y la voluntad de Meng Hao.

¡El mundo del Área!

La velocidad del Santo Volador Inmortal se redujo repentinamente. Su mente tembló y Meng Hao golpeó una vez más.

“¡Destrucción de los Nueve Cielos!” El primer golpe de la Destrucción de los Nueve Cielos, el Primer Cielo, provocó un estallido. La sangre salió de la boca del Santo Divinidad del Mar, y su cuerpo parecía estar a punto de explotar. Mientras él dejaba escapar un grito espeluznante, Meng Hao dio un paso adelante y golpeó con el Segundo Cielo.

Luego el Tercer Cielo y el Cuarto Cielo. El cuerpo del Santo Divinidad del Mar fue destruido y su Divinidad Naciente voló, gritando miserablemente.

“¡Tesoro Legado!” Gritó. Instantáneamente una estatua salió volando desde el interior de su Divinidad Naciente. La estatua era completamente negra y representaba una figura sin rostro.

Tan pronto como apareció la estatua, dejó escapar un aura impactante con el poder de la Búsqueda del Dao, que se transformó en una barrera que rodeó al Santo Divinidad del Mar.

“¿Tesoro Legado?” Dijo Meng Hao mientras golpeaba con el Quinto Cielo y el Sexto Cielo. Las explosiones resonaron por los alrededores, y la estatua tembló. 

Luego golpeó con el Séptimo Cielo y el Octavo Cielo, provocando que la estatua se sacudiera y la barrera temblara. En su interior, el rostro del Santo Divinidad del Mar palideció con una expresión desesperada.

“Noveno Cielo… ¡Destrucción!” Dijo Meng Hao con calma. Levantó su mano derecha, y esta vez, no lanzó su puño, sino que empujó suavemente con su palma.

¡BOOOOOM!

La barrera se derrumbó y la estatua salió despedida dando vueltas. En el interior, la Divinidad Naciente del Santo Divinidad del Mar dejó escapar el último grito de su vida. ¡Ahora estaba destruido en cuerpo y espíritu!

“¡¿Cómo puede ser tan fuerte?!” Pensó el Santo Volador Inmortal. Habiendo presenciado personalmente la muerte del Santo Divinidad del Mar, su cuero cabelludo se entumeció y su corazón se llenó de asombro. 

Rápidamente se mordió la punta de su lengua y escupió una bocanada de sangre. Comenzó a quemar su fuerza vital, sin dudar en desperdiciar su longevidad, para librarse del Área de Meng Hao. Luego se transformó en un haz de luz que huyó a toda velocidad.

Meng Hao se volvió para mirarlo, y sus ojos destellaron. Levantó su mano para recoger la bolsa de almacenamiento del Santo Divinidad del Mar, y luego agitó su manga para convocar el Carro de Guerra.

“¡Cualquiera que me haya perseguido junto con ese bastardo del Clan Wang tendrá que pagar el precio!”

ISSTH – Capítulo 677

Capítulo 677: ¡La Resonancia de un Gran Dao!

¡La Primera Cuchilla de la Separación del Espíritu!

¡El Primer Dao de la Separación del Espíritu!

Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en el fondo del Mar de la Vía Láctea. A su alrededor, los restos de huesos formaban el contorno de una flor. Entre las algas que se balanceaban, el esqueleto latía con una tenue luz, que gradualmente se volvió de un color blanco horrible, como el de los huesos.

Ésta presionó el Lirio de la Resurrección de cinco colores, suprimiéndolo, mientras luchaba frenéticamente.

El cuerpo de Meng Hao se marchitó. Continuó haciéndose cada vez más débil, hasta que se asemejo a una bolsa de huesos. Sin embargo, sus ojos brillaban con una fuerza vital sin precedentes.

Era como si estuviera encarnando el Dao; toda su mente, corazón y voluntad estaban enfocados en sus ojos, que descansaban en la Cuchilla multicolor frente a él.

Él ignoró por completo todo en el mundo exterior. ¡Todo su enfoque estaba en esa Cuchilla!

¡La Cuchilla se movió, y se elevó lentamente! 

Mientras lo hacía, la Cuchilla en los Cielos, que contenía innumerables constelaciones, también se elevó alto, iluminando con su brillo las tierras del Cielo Sur.

Inmediatamente, olas gigantescas se alzaron en todo el Mar de la Vía Láctea, chocando y retumbando por todas partes. El movimiento de la Cuchilla incluso causó que el Mar Violeta en el Desierto Occidental comenzara a agitarse violentamente.

Todos los Cultivadores, y de hecho, todos los seres vivos en el Mar Exterior, el Cuarto Anillo y el Tercer Anillo, quedaron estupefactos.

El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang tenía una expresión extremadamente antiestética mientras miraba hacia el cielo. Su rostro mostraba varias emociones, pero no se atrevió a dar un paso adelante hacia el área donde Meng Hao estaba realizando su Separación del Espíritu.

Sabía bien que se acercaba un Gran Dao. Si él entrara en esa área, el Gran Dao lo exterminaría en cuerpo y espíritu. La razón era que este Dao… no era su Dao.

“¡Maldita sea!”, Maldijo. La intención asesina brillaba intensamente en sus ojos. “Bueno, eventualmente tu Separación del Espíritu llegará a su fin. No debes suicidarte en el proceso, hijo, ¡De lo contrario nunca adquiriré tu Fundación Dao!”

“Sin embargo… todavía quiero saber, ¿Qué Dao comprendiste?”

Dentro del Tercer Anillo, los rostros de los Tres Santos también se oscurecieron. En contraste con el Santo Volador Inmortal y el Santo Divinidad del Mar, los ojos del Santo Alma del Sol brillaron con una luz extraña. Fue instantáneamente capaz de determinar que la Separación del Espíritu estaba siendo realizada… ¡Por Meng Hao!

“¡Entonces, resulta que en realidad estabas a solo medio paso de la Separación del Espíritu!”, Pensó, respirando profundamente.

Mientras tanto, mientras la Cuchilla Astral se elevaba lentamente, la imagen ilusoria del Lirio de la Resurrección, había llegado al punto de la locura. Se estremeció de terror debido a la sensación de crisis; Era la primera vez que experimentaba un verdadero temor.

Se podía sentir claramente que la Cuchilla frente a Meng Hao tenía el poder de cortarlo. Esa Cuchilla estaba respaldada por el poder de un Gran Dao, algo que no podía resistir.

De repente se escuchó una voz débil proveniente del esqueleto en las algas marinas, y los ojos del Reverendo Lámpara de Plata, muerto hace mucho tiempo, destellaron con lucidez. “El Dao de la libertad, de la independencia…”

Miró a Meng Hao sentado frente a él, y murmuró: “Si no fuera por el hecho de que fue arrinconado por el Lirio de la Resurrección, este niño nunca habría podido comprender un Gran Dao del Cielo y la Tierra…”

“Cortar los grilletes para conseguir la verdadera independencia… Lo interesante es que es imposible saber si fue templado por el Lirio de la Resurrección, o si el Lirio de la Resurrección fue templado por él.”

“Apenas puedo sentir que tanto él como el Lirio de la Resurrección tienen a alguien vigilándolo… Una es la Inmortal del Amanecer en el Segundo Anillo, la madre del Lirio de la Resurrección que existe en las tierras del Cielo Sur. El otro… está en las Tierras del Este.

Mientras el Reverendo Lámpara de Plata miraba a Meng Hao, una mirada siniestra se disparó desde las negras profundidades del mar en el Segundo Anillo, portando un mal ilimitado. A pesar del mal, todavía exhibía un rastro de Voluntad Inmortal mientras miraba hacia Meng Hao.

“Florecí al amanecer…”, pensó la dueña de la voz, “Y mi conciencia emergió… En el día de las vicisitudes, logré la Ascensión Inmortal y conocí a alguien que no debería haber conocido.”

“Shui Mo robó mi corazón, un corazón… que contenía todo el anhelo de mi vida anterior… Fue enterrada en el Mar de la Vía Láctea, sellada en una formación de piedra, y encerrada en un ataúd de cobre… restringido por innumerables cadenas.”

“Lo que estaba encerrado era mi bondad. Finalmente, se transformó en un Roc, que ahora llora en la Cueva del Renacimiento.”

“La Liga de Selladores de Demonios. El Noveno es el pináculo. ¿Es él su esperanza…? Hace mucho tiempo supe que si no podía encontrarte, destruiría la esperanza de la Liga de Selladores de Demonios.”

La mirada proveniente del Segundo Anillo observó a Meng Hao con emociones complejas. Había frialdad, confusión, odio y crueldad.

Mientras tanto, en el Gran Tang de las Tierras del Este, una mujer miraba en dirección al Mar de la Vía Láctea. Su mirada atravesaba el aire, a través del Mar de la Vía Láctea, hasta Meng Hao.

Era una mirada llena de preocupación, nerviosismo y ansiedad. Todo eso se transformó en un amor sin fin que envolvía su corazón.

Estaba parada en lo alto de una elevada Torre del Tang, mirando a lo lejos. Junto a ella estaba un hombre que silenciosamente estrechaba su mano. Podía sentirla temblar, y podía sentir la humedad del sudor en su palma. *

“Esta es la Tribulación de Hao’er…”, dijo en voz baja. “Solo quería que él viviera una vida normal y mortal. Sin embargo, terminó eligiendo el camino del Cultivo… Ahora no hay vuelta atrás.”

“Si él falla…”, murmuró el hombre, “Entonces los dos podemos ir a recibirlo cuando reencarne. Podemos pasar toda una vida con él, caminar un ciclo completo de sesenta años de primaveras y otoños…” Parecía estar hablando tanto con la mujer como con él mismo.

“Sabes, eres muy insensible”, dijo la mujer mientras corrían lágrimas por sus mejillas.

Un temblor recorrió al hombre, y él cerró los ojos. En lo profundo de su corazón existía un dolor amargo, que se extendía por todo su ser. Parecía recordar al frágil niño corriendo por la niebla ese año, llorando mientras gritaba a su padre y a su madre. Recordó cómo el niño cojeaba por tratar de encontrarlo. Cuando el niño lo vio, pudo ver las lágrimas en los ojos del niño, y se dio cuenta de cuánto confiaba en él.

“Li, no entiendes…” El hombre no pronunció estas palabras, sino que las susurró en su corazón. **

¡BOOOOOM!

En el fondo del Mar de la Vía Láctea, los ojos de Meng Hao destellaron con un brillo extremadamente radiante. Lentamente levantó su vista hacia la Cuchilla frente a él mientras ésta se elevaba aún más. En los Cielos, muy por encima del mar, la Cuchilla Astral también se alzó simultáneamente.

A medida que se alzaban, las Cuchillas parecían estar acumulando poder. Cuando llegaron al punto más alto, todos los seres vivos en el Mar de la Vía Láctea estaban observando…

Repentinamente, la Cuchilla Astral comenzó a descender hacia el Mar de la Vía Láctea.

El cielo retumbo, y el mar de repente comenzó a separarse. El fondo del mar, que a lo largo de incontables eras nunca había sido tocado por la luz del sol… fue revelado al mundo por primera vez.

Expuestos allí estaban Meng Hao, así como el Lirio de la Resurrección, que luchaba con locura.

También era visible la Cuchilla multicolor que flotaba frente a Meng Hao.

¡La Primera Cuchilla de la Separación de Espíritu!

“El cielo y la tierra son solo lugares de descanso para las criaturas vivientes…”, murmuró. “El tiempo representa el paso de cientos de generaciones de viajeros que avanzan.” Un resplandor de determinación apareció en sus ojos, y la Cuchilla descendió. ***

“Mi vida es simplemente un lugar de descanso. ¡Hacia donde vayan mis pasos, esa es mi dirección!” Su voz resonó, suavemente al principio, luego más y más fuerte.

“¡Cortaré los grilletes para alcanzar la verdadera independencia, para adquirir la verdadera libertad!” El sonido de su voz hizo que todo en el área temblara y retumbara. ¡El agua dividida del mar rugió y el resplandor de la Cuchilla Astral se multiplicó por diez!

¡Casi parecía haber formado una resonancia con Meng Hao!

Esa resonancia causó que el Cielo y la Tierra se atenuaran. El viento soplaba y las nubes se agitaban. El brillo de la Cuchilla Astral se extendió de manera ilimitada, y la Cuchilla multicolor frente a Meng Hao emanó una voluntad impactante.

Ésta era… ¡La resonancia de un Gran Dao!

El resplandor se hizo más intenso, transformándose en ondas y luego en vibraciones. El aire alrededor de Meng Hao se retorció, se distorsionó, y surgieron innumerables imágenes ilusorias. Cuando el Décimo Patriarca del Clan Wang lo sintió, su rostro cayó.

“¡La resonancia de un Gran Dao!”

En el Segundo Anillo, los ojos de la madre del Lirio de la Resurrección se abrieron de par en par. En cuanto a la pareja en el Gran Tang de las Tierras del Este, ambos temblaron.

¡Solo una gran determinación y una iluminación increíble podrían formar una resonancia como esta!

La Separación del Espíritu no es difícil en comparación con conseguir un Dao… ¡Pero aún más difícil es formar una resonancia!

El corazón, la voluntad y la mente de Meng Hao se fusionaron con el Gran Dao que descendía. ¡Se hicieron indistinguibles!

¡Soy el Gran Dao, y el Gran Dao soy yo!

En ese momento, ya sea en el Dominio Sur, los Altos del Norte o las Tierras del Este, los Patriarcas y los miembros todopoderosos de todas las Sectas y Clanes pudieron sentir la resonancia del Gran Dao.

La resonancia formó la Primera Cuchilla de la Separación del Espíritu, una Cuchilla que cortaría, no la vida o existencia de Meng Hao, sino más bien… ¡Cualquier defecto dentro de él que no se ajustara a su Dao!

Usa el Dao para cortar el Dao. Era como un bautismo que limpiaba cualquier falta de armonía, que purgaba el ser. Cualquier Dao no conforme era absolutamente innecesario.

Por supuesto, el Lirio de la Resurrección era un defecto, una falta de armonía, un Dao inconforme. ¡Era absolutamente innecesario!

“¡Libre y sin restricciones, libre de caminar por cualquier parte del cielo y la tierra! ¡Nadie puede restringirme! ¡El Cielo no puede impedirme y la Tierra no puede contener mi corazón! ¡Este es mi Dao!”

“¡Libertad! ¡Independencia!” La voz de Meng Hao era como la de un dios, cada palabra retumbaba como un trueno. El Mar de la Vía Láctea retumbó, la Inmortal del Amanecer se sacudió y la pareja en las Tierras del Este tembló, al igual que el Décimo Patriarca del Clan Wang.

¡Las palabras que acababa de resonar estaban llenas de la gran determinación de Meng Hao!

Cuando la Cuchilla Astral llegó, todo temblo. Se fusionó con la Cuchilla multicolor de Meng Hao, transformándose en una Cuchilla Dao que se clavó en la parte superior de su cabeza en el momento exacto en que terminó de hablar.

La Cuchilla se movió con una velocidad increíble; apenas terminaron sus palabras, atravesó la parte superior de su cabeza, su cuello y luego el corazón. ¡Pasó por su Región Dantian, y luego lo atravesó, dividiendolo por completo!

Sin embargo, Meng Hao no movió un músculo, y su rostro incluso mostró indicios de una sonrisa. En contraste, el Lirio de la Resurrección de cinco colores detrás de él dejó escapar un grito espeluznante sin precedentes. Tembló violentamente ya que toda conexión que tenía con Meng Hao… ¡Se cortó al instante!

Cinco hebras coloridas se destruyeron y el Lirio de la Resurrección de cinco colores comenzó a marchitarse rápidamente. No estaba dispuesto, y prácticamente explotó con resentimiento y locura. Pero desafortunadamente, no había nada que pudiera hacer. En ese momento, su voluntad se desvaneció por completo.

Desapareció por toda la eternidad.

La Primera Cuchilla de la Separación del Espíritu de Meng Hao cortó los grilletes, logrando su libertad. ¡Había obtenido su independencia!

En ese momento, estalló con una fuerza vital ilimitada e infinita. Su cuerpo carnal previamente marchito fue restaurado. Meng Hao levantó su vista, y cuando la imagen del Lirio de la Resurrección estaba a punto de disiparse por completo, extendió la mano y lo agarró.

“Viviste en mí durante 200 años, parásito. ¿Realmente crees que los viejos rencores podrían resolverse tan fácilmente? De ahora en adelante, eres mi Tesoro de la Separación del Espíritu. El día que te haga florecer con siete colores… ¡Es el día que llegaré a la Ascensión Inmortal!

 

* La torre del Tang se mencionó por primera vez en el Capítulo 1. Meng Hao finalmente la visitó en el Capítulo 59, que culminó con su visión de Choumen Tai. Luego el cadáver de Choumen Tai que cayó en el Dominio Sur. Más tarde, en el Capítulo 138, cuando fue a la Secta Tamiz Negro por primera vez, descubrió que tales torres existen en otros lugares. También vio una Torre del Tang en la vida ilusoria que vivió en la Prueba de Fuego para convertirse en un Lord Horno Violeta en el Capítulo 289.

** El carácter “Li” aquí es 丽, el mismo carácter que en el nombre de Meng Li 孟丽.

*** Aquí está citando las palabras pronunciadas originalmente en el Capítulo 291, en la vida ilusoria, y luego repitió en el Capítulo 626 cuando estaba hablando con la Montaña Demoníaca en la Secta del Demonio Inmortal.

ISSTH – Capítulo 676

Cuando la voz se desvaneció, Meng Hao repentinamente parecía un poco distraído, como si de repente estuviera vacío por dentro. Lentamente se levantó de su posición con las piernas cruzadas.

“Deja ese lugar, hijo mío… Ven a mi….”

“Te he estado esperando por más de doscientos años…”

“Ven. Ven….”

“Tu sangre es la más adecuada para alcanzar la madurez, y tu alma… necesita dormir…”

“Ven…. Te estoy esperando aquí…”

La expresión de Meng Hao se volvió más pálida, y comenzó a alejarse de las algas. Cuando estaba a unos treinta metros de distancia, repentinamente el Qi Inmortal que Muestra el Camino dentro de él comenzó a exudar una tenue corriente de Qi que penetró su Alma Naciente. Inmediatamente, su Alma Naciente se volvió débil, y de repente, en el fondo, ¡Un Dragón Alado de la Lluvia se hizo visible!

Era muy pequeño y parecía estar durmiendo. Sin embargo, la corriente de Qi Inmortal lo encontró y penetró directamente en el Dragón Alado de la Lluvia.

En ese instante, el Dragón Alado de la Lluvia abrió los ojos y rugió.

Mientras sonaba un rugido, el enorme Dragón Alado de la Lluvia de 30,000 metros de largo apareció alrededor de Meng Hao. Un aura impactante emano de él mientras rugía.

¡¡ROOOAAARRRRR!!

El aura de la Inmortal del Amanecer desapareció y un temblor recorrió a Meng Hao. Sus ojos de repente se volvieron claros y alzó la vista hacia el asombroso Dragón Alado de la Lluvia.

El Dragón Alado de la Lluvia volvió su cabeza para mirarlo y, en ese instante, Meng Hao sintió como si se estuviera mirando a sí mismo.

Justo entonces, el Dragón Alado de la Lluvia desapareció. El rostro de Meng Hao estaba pálido mientras recordaba lo que acababa de suceder. Luego envió su Sentido Divino dentro de sí mismo, para descubrir que el Lirio de la Resurrección había enviado innumerables zarcillos a lo largo de todo su cuerpo.

Los ojos de Meng Hao destellaron con intención asesina, y regresó a su lugar original al lado de las algas. El Lirio de la Resurrección tembló y retrocedió, y para cuando Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas, se había escondido por completo.

“¡Aquí mismo, ahora mismo, voy a tomar prestado el poder del Reverendo Lámpara de Plata para Separar completamente el Lirio de la Resurrección!”

“El método que usaré para hacerlo… ¡Es el poder de la Separación del Espíritu! ¡Mi camino de a la Separación del Espíritu… mi Primera Separación, será del Lirio de la Resurrección!”

“Deseo ser el dueño de mi propia vida. No permitiré que ningún extraño me controle. Lo que quiero es libertad. ¡Mi camino en la vida es un viaje, y mi Dao es una dirección! Continuaré en esa dirección y buscaré la verdad. ¡Ejerceré control sobre mi propia libertad y viviré con independencia!”

“¡Esa es mi voluntad de la Separación del Espíritu! Aplastaré todos los obstáculos y destruiré todo lo que bloquee mi camino. ¡Cualquier obstáculo que encuentre será pisoteado!”

“¡Temeroso de nada! ¡Libertad! ¡Independencia!”

“¡Los Cielos no oscurecerán mi mirada, y la Tierra no me encadenará mis pies!”

“¡Por ​​la libertad, puedo pagar cualquier precio!”

“¡Por ​​independencia, Separare cualquier cosa!”

“¡El Lirio de la Resurrección es como una montaña que obstruye mi paso en el camino de la vida! ¡Cuando la atraviese, mi camino se extenderá en la distancia!”

“El Lirio de la Resurrección es un grillete, una jaula que restringe mi libertad. Lo Separare… ¡Y en el instante de esa Separación, tendré mi independencia y podré practicar el Cultivo en libertad!”

“¡Esta es mi Primera Separación!”

“¡Este es mi Dominio de la Separación del Espíritu!

“¡Este es mi Dao de la Separación del Espíritu!”

Los ojos de Meng Hao destellaron con iluminación. Había permanecido en el Gran Círculo del Reino del Alma Naciente durante demasiados años. Se había sometido al bautismo de la Secta del Demonio Inmortal y había sido perseguido obstinadamente por el Décimo Patriarca del Clan Wang. Todo eso lo hizo sentir como si hubiera renacido, purificado por el fuego. Finalmente, en este momento, llegó a una comprensión completa.

En el momento en que se iluminó, la base de Cultivo de Meng Hao comenzó a retumbar. Las dos porciones de su base de Cultivo que estaban luchando en su interior por combinarse, de repente comenzaron a fusionarse a gran velocidad.

Parecía que su pensamiento acababa de comandar la rotación de su base de Cultivo. En ese instante de realización…

¡¡BOOOOM!!

Todo el cuerpo de Meng Hao comenzó a temblar, y las dos porciones de su base de Cultivo se fusionaron instantáneamente. Su Alma Naciente desapareció, y al mismo tiempo, el cuerpo de Meng Hao comenzó a brillar con una luz radiante y multicolor.

La luz circuló por el área, congregandose lentamente frente a Meng Hao. Cuando él abrió sus ojos, se había transformado en una Cuchilla.

¡Una Cuchilla multicolor que contenía un gran Dao del Cielo y la Tierra!

La Cuchilla contenía todo el poder de la base de Cultivo de Meng Hao, que era la combinación de sus Nueve Almas Nacientes, incluidos los Cinco Elementos del Cielo y la Tierra.

También contenía los recuerdos y experiencias de sus doscientos años de Cultivo. Cuando Meng Hao miró la Cuchilla, ¡Fue como mirarse a sí mismo!

En este momento, el corazón de Meng Hao no contenía alegría ni tristeza. Era como si hubiera olvidado todo excepto su sed de libertad y su deseo de buscar la independencia.

El Lirio de la Resurrección dentro de él parecía sentir que estaba en peligro. Se podía ocultar del Sentido Divino para que Meng Hao no pudiera sentirlo, pero no podía ocultar ni el más mínimo detalle a esta Cuchilla.

La intensa sensación de muerte inminente causó que el Lirio de la Resurrección comenzara a luchar, como si quisiera estallar desde el interior de Meng Hao. Quería tomar una vez más la iniciativa y, sin embargo, tan pronto como se movió, una tenue luz comenzó a emanar del esqueleto que flotaba en las algas. Arriba, en la superficie del mar, comenzaron a aparecer olas por todo el Tercer Anillo.

Luego, las marcas de los Lirios Blancos comenzaron a brillar en todos los Demonios del Mar del Tercer Anillo. Las marcas parecían rostros grotescos y emanaban auras espantosas.

Esas auras se combinaron para suprimir al Lirio de la Resurrección.

¡Booom!

El Lirio de la Resurrección luchó, y luego comenzó a gritar con una voz que nadie, excepto Meng Hao, podía escuchar.

Además, la imagen ilusoria de un Lirio de la Resurrección de cinco colores surgió detrás de él. Estaba en un completo frenesí y luchaba salvajemente. La expresión de Meng Hao era tranquila, aunque su cuerpo se marchitaba rápidamente, como si su fuerza vital y su base de Cultivo fueran absorbidas por el Lirio de la Resurrección.

Sin embargo, permaneció allí inmóvil, mirando la Cuchilla frente a él.

El Lirio de la Resurrección gritó y chilló, y sus lucha se hizo más intensa. Sin embargo, el poder supresor proveniente del Lirio Blanco del Reverendo Lámpara de Plata se precipitó hacia él. 

Pareció asestar un duro golpe al Lirio de la Resurrección de cinco colores. Su cuerpo estaba a punto de disiparse, y no tuvo más remedio que intentar nuevamente absorber a Meng Hao.

Algún tiempo después, cuando el cuerpo de Meng Hao se marchitó y se volvió casi esquelético, la Cuchilla frente a él se sacudió, luego se alzó lentamente.

Cuando la Cuchilla se alzó, un aura inconmensurablemente poderosa que sacudió el cielo surgió con ella. ¡Instantáneamente atravesó la superficie del mar y se alzó hacia el cielo, formando una conexión con los Cielos!

Desde la distancia, el Tercer Anillo se agitó y retumbó mientras un rayo de luz se disparaba hacia la oscura noche, haciendo que pareciese que era de día.

En ese momento, mientras el Santo Alma del Sol se cernía sobre el Mar de la Vía Láctea, su expresión cambió y de repente giró la cabeza para mirarlo.

“Alguien está realizando la Separación del Espíritu. ¿Pero cómo podría esta Separación del Espíritu provocar tales transformaciones en el Cielo y la Tierra?”

Al mismo tiempo, el Santo Volador Inmortal y el Santo Divinidad del Mar también tuvieron el mismo sentimiento. Miraron el haz de luz, cómo iluminaba el cielo, y sus rostros se llenaron de asombro.

El Décimo Patriarca del Clan Wang actualmente estaba sentado con las piernas cruzadas, meditando en la Bodega del Mar. De repente, sus ojos se abrieron de golpe y miró a lo lejos, con una expresión de alegría en su rostro.

“Esas… son las ondas de la Separación del Espíritu. ¡¡Es él!! ¡Entonces él está aquí! ¡Realmente es excepcional! ¡Su Separación del Espíritu puede conectarse con los Cielos de Ji y provocar cambios en el cielo!”

“Sin embargo, ¿Te atreves a realizar la Separación del Espíritu frente a mí? ¡Veamos cómo escapas esta vez!” El Décimo Patriarca del Clan Wang lanzó un resoplido frío y se levantó. Fue en este punto que su rostro de repente se oscureció con una expresión de incredulidad. Incluso con su nivel de fuerza de voluntad, lo que vio lo dejó sin palabras.

“¡¡Imposible!!”

El rayo de luz que se disparaba desde el mar no se detuvo en el cielo. Se disparó hacia el cielo estrellado, causando que los cuerpos celestiales emanaran ráfagas de luz estelar y repentinamente cambiaran de posición para formar una Cuchilla Astral.

La Cuchilla brilló en las tierras del Cielo Sur, y pronto, todos en ella pudieron ver en el cielo la imagen de una enorme Cuchilla.

Era casi como si hubiera destrozado el cielo sobre las tierras del Cielo Sur y ahora estuviera descendiendo sobre él.

Simultáneamente, el aura de un Gran Dao descendió del cielo hacia el Mar de la Vía Láctea. Penetró en la superficie de sus aguas y cayó sobre la Cuchilla que flotaba frente a Meng Hao.

“¡La Cuchilla de la Primera Separación realmente provocó transformaciones entre las estrellas!”, Exclamó el Décimo Patriarca del Clan Wang. “¡¿De qué Dao obtuvo la iluminación?!”

“Los Daos tienen clasificaciones, pueden ser grandes o pequeños. El Dao de este Meng Hao… ¿Qué es? ¡Puede causar que las estrellas se transformen en una Cuchilla Celestial que lo ayudará en la Separación del Dao!

“La Cuchilla Celestial es un Dao Celestial. ¡La Cuchilla de la Primera Separación es también el Primer Dao de la Separación del Espíritu!” *

El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang se llenó de asombro y dejó de moverse. A partir de este momento, no se atrevía a acercarse a la ubicación de Meng Hao. Se acercaba un Gran Dao, y con su base de Cultivo, si se acercaba, moriría sin lugar a dudas.

Mientras tanto, el Estado de Zhao flotaba en el Mar de la Vía Láctea sobre el Patriarca Confianza. Repentinamente la isla entera retumbó, y una enorme cabeza salió del agua para mirar hacia el cielo.

“Ese pequeño bastardo está realizando una Separación del Dao… Maldición ¡El pequeño bastardo es inhumano entre los inhumanos! ¡El Patriarca necesita salir de aquí! ¡Maldición! ¡Realmente me cabreas, pequeño bastardo!”

En las tierras del Dominio Sur, Xu Qing estaba en medio de una sesión de Cultivo cuando de repente un temblor la recorrió, como si acabara de sentir algo. Salió corriendo de su Cueva Inmortal y miró hacia el cielo. Parecía como si realmente pudiera ver a Meng Hao.

En la Secta Destino Violeta, Píldora Demonio estaba confeccionando píldoras cuando de repente se quedó paralizado. Levantó su vista hacia el cielo y su rostro se iluminó con una sonrisa.

Junto a él estaba Chu Yuyan, quien también parecía sentir algo. Levantó la vista y pareció perderse observando el cielo.

En ese mismo momento, Gordito, Chen Fan y todas las demás personas en el Dominio Sur que conocían a Meng Hao, tuvieron reacciones diferentes. Sin embargo, ninguno se acercó a los de Xu Qing y Píldora Demonio.

Con una excepción.

En la Secta del Demonio de Sangre, un hombre de mediana edad con una túnica roja estaba rodeado por un resplandor color sangre. Estaba parado en la cima de una montaña, mirando hacia el cielo, con una leve sonrisa en su rostro.

“Tú y yo estamos conectados por el destino. La Secta del Demonio de Sangre… es definitivamente el hogar al que regresarás.” **

 

* Tengamos en cuenta que en chino, las palabras para “Cuchilla” y “Dao” suenan casi exactamente igual.

** Si está interesado en revisar los capítulos que pueden o no tener que ver con la Secta del Demonio de Sangre y Meng Hao, consulte los Capítulos 34 , 93 , 94 , 95 , 582 , 583.

 

Capítulo 676: La Separación del Espíritu, ¡Primera Separación!

ISSTH – Capítulo 675

Al día siguiente, algo completamente impactante sacudió el Tercer Anillo. 100.000 discípulos de las tres Sectas abandonaron la Bodega del Mar para esparcirse por todo el Tercer Anillo. ¡Cada uno tenía un deslizamiento de jade dentro del cual estaba la imagen de una persona a la que buscaban!

Todo el Tercer Anillo fue sacudido por el evento. Incluso los Tres Santos aparecieron para unirse a la rigurosa búsqueda. Si eso fuera todo, podría no ser un gran problema. Sin embargo, lo siguiente que sucedió fue que aparecieron avisos en todas las tiendas de la Bodega del Mar, ofreciendo tesoros valiosos a cualquier Cultivador que se uniera a la búsqueda.

Por lo tanto, los Cultivadores se podían encontrar prácticamente en todas partes buscando en la superficie del mar. El Tercer Anillo estaba en un estado de bloqueo completo.

El Décimo Patriarca del Clan Wang se quedó en la Bodega del Mar. Había dividido su Sentido Divino en innumerables hebras que estaban imbuidas en los deslizamientos de jade. Si alguien se acercara a Meng Hao, sería capaz de sentirlo al instante.

El Décimo Patriarca del Clan Wang incluso estaba preparado para la posibilidad de que Meng Hao hubiera cambiado su apariencia y su aura. Preferiría matar a la persona equivocada por error, que dejar escapar a Meng Hao.

Mientras el Tercer Anillo se convertía en un frenesí, Meng Hao estaba sentado con las piernas cruzadas en una isla con su rostro sombrío. En su mano estaba el deslizamiento de jade que el Santo Alma del Sol le había dado.

“No quiero poner a prueba la lealtad de otra persona…”, murmuró suavemente, “Ni quiero poner mi esperanza en las manos de los demás.” Aplastó el deslizamiento de jade, luego se levantó y voló hacia el mar. Como no podía esconderse en la superficie del mar, se ocultaba en sus profundidades.

En el momento en que el deslizamiento de jade fue destruido, el Santo Alma del Sol estaba volando en el aire. De repente se detuvo en su lugar, y sonrió ampliamente. Entendió la decisión de Meng Hao, y eso fue porque… había estado esperando para tomar su propia decisión.

“Esta manera también funciona…”, pensó. “Tengo un amigo más y un enemigo menos.” Suspiró por dentro, recordando todo lo que había sucedido en el último mes y todas sus batallas con los Demonios del Mar.

Al mismo tiempo, Meng Hao avanzaba por el fondo del mar. El aura del Lirio de la Resurrección fue completamente suprimida, sin que pudiera escapar ni un poco. De vez en cuando controlaba el área a su alrededor; si aparecía algo anormal, estaba listo para sacar el Carro de Guerra instantáneamente.

“Dejar el Tercer Anillo requeriría pasar a través de la división de vientos tormentosos. Sin embargo, el Décimo Patriarca del Clan Wang sin duda está preparado para eso. Ir a la división de vientos tormentosos sería lanzarme a su red.”

“Sin embargo, definitivamente no puedo quedarme en el Tercer Anillo. Si lo hago, eventualmente me encontrarán, y luego…” Sus ojos se oscurecieron.

“Pero el Segundo Anillo… es donde acecha la Inmortal del Amanecer.” Pensó en silencio por un momento.

“Un demonio delante, y un ejército persiguiéndome desde atrás. ¡Ah, a quién le importa!” Sus ojos destellaron con un brillo frío.

“En la vida, uno solo puede esperar tener libertad e independencia; en la vida… ¡Uno debe buscar su propia felicidad! Todo el tiempo supe que vendría el Décimo Patriarca del Clan Wang. Por lo tanto, ¿Qué sentido tiene dudar ahora?”

“Mi única opción es el Segundo Anillo. Ahí es donde acecha la Inmortal del Amanecer, y es allí donde atraeré al Décimo Patriarca del Clan Wang. ¡Solo dentro del peligro puedo hacer todo lo posible para conseguir mi oportunidad de sobrevivir!”

“¡Sin embargo, para que la Secta Voladora Inmortal y la Secta Divinidad del Mar elijan ayudar al Patriarca del Clan Wang tan rápidamente indica que la compensación que les ofrecieron fue increíble!” La intención asesina destelló en sus ojos. Ya había tenido suficiente de esconderse y huir.

Después de regresar de la Secta del Demonio Inmortal, todo lo que hizo fue huir sin parar. El resentimiento y el deseo de matar habían alcanzado un pico de intensidad. Era algo que no desaparecería matando Demonios del Mar. Necesitaba… ¡Matar gente!

“Primero sembrar el caos en el Tercer Anillo, luego atraer al Décimo Patriarca del Clan Wang hacia mí. Después de eso… ¡Determina la victoria o la derrota en el Segundo Anillo!” Meng Hao estaba a punto de llevar a cabo su plan cuando, de repente, se detuvo a medio paso.

Una aura siniestra y viciosa se acercaba una vez más a él. Una vez más, el Lirio de la Resurrección estaba nervioso y temblando de terror.

El terror del Lirio de la Resurrección sacudió a Meng Hao; Él sacó el Carro de Guerra, pero no lo impulsó inmediatamente. En cambio, miró hacia el fondo del mar.

En realidad, este lugar era el mismo lugar donde había escuchado la voz la última vez.

La misma voz antigua habló una vez más, rompiendo la quietud. “La Ascensión Inmortal falló, y apareció un Lirio Blanco…”

“No pude Separar el Lirio de la Resurrección, así que solo pude Separarme a mí mismo… A partir de entonces, el Lirio de la Resurrección ya no existía, y los Lirios Blancos florecieron de orilla a orilla…”

Mientras escuchaba la voz por segunda vez, Meng Hao podía sentir dolor, indignación y el monstruoso resentimiento en ella. Otros que escucharan la voz estarían tan aterrorizados que su cabello se pondría de punta. Meng Hao, por otro lado, en realidad sintió una punzada de simpatía.

Se quedó allí en silencio por un momento antes de que la determinación brillara en sus ojos. Envió el Carro de Guerra hacia adelante en dirección a la voz. No pasó mucho tiempo antes de que Meng Hao viera la región cercana en el fondo marino que era el origen de la voz siniestra y viciosa.

Era un área llena de innumerables huesos blancos. Eran huesos de Cultivadores y Demonios del Mar, y parecían interminables. Desde la distancia, todos parecían formar la forma de un Lirio.

Un Lirio Blanco.

En el centro del Lirio Blanco había un sitio lleno algas negras, dentro del cual había un esqueleto, sentado con las piernas cruzadas. Su piel se había podrido hacía mucho tiempo, y flotaba allí suavemente entre las algas, que se enroscaban y lo envolvían.

La mente de Meng Hao tembló mientras se acercaba lentamente. Cuanto más se acercaba, más temblaba el Lirio de la Resurrección. De hecho, incluso había comenzado a emitir chillidos aterradores en su interior. Cuando llegó a menos de 300 metros del Lirio Blanco, las venas se hincharon por todo su cuerpo. Una Lirio de la Resurrección de cinco colores apareció detrás de él, y pareció enloquecer.

En el instante exacto en que apareció el Lirio de la Resurrección de cinco colores, el esqueleto que se balanceaba dentro de las algas de repente dejó de moverse. Levantó la vista y miró a Meng Hao con las cuencas de sus ojos vacías.

La mente de Meng Hao rugió. Lo que parecían ser recuerdos del cadáver se vertieron en sus ojos desde las cuencas vacías del cadáver.

Vio a un anciano con una larga túnica dorada, sentado con las piernas cruzadas en el fondo del mar. Frente a él había una lámpara de color plateado que emanaba un brillo suave. Incluso en el fondo del mar, la llama de la lámpara no podía extinguirse, y su luz envolvía al anciano.

El rostro del anciano tenía una expresión feroz y ocasionalmente se retorcía como si estuviera luchando contra algo. Parecía que estaba experimentando un dolor indescriptible, mientras las venas se hinchahan en su rostro. Repentinamente levantó su cabeza y rugió enojado.

“¡Soy el Reverendo Lámpara de Plata! ¡He practicado el Cultivo durante mil años, y estoy en la cima de la Búsqueda de Dao! ¿¡Cómo podría perder ante un pequeño Lirio de la Resurrección!?”

“¡Claramente lo logré! ¡Claramente lo borré! ¡¿Cómo pudo haber vuelto a la vida?!” Mientras el hombre aullaba, una enorme imagen ilusoria apareció a su alrededor.

Tenía casi mil metros de altura y, sorprendentemente, tenía seis colores… ¡Eso era… un Lirio de la Resurrección de seis colores!

Cuando apareció, el anciano comenzó a temblar y su cuerpo comenzó a marchitarse. Era como si toda su fuerza vital, toda su base de Cultivo, todos sus recuerdos, fueran absorbidos por el Lirio de la Resurrección.

“Ascensión Inmortal… Si el Lirio de la Resurrección logra la Ascensión Inmortal, absorbe la fuerza vital del huésped. ¡Si quiero alcanzar la Ascensión Inmortal, entonces debo hacer uso del destino del Lirio de la Resurrección!”

“¡No cederé!” Mientras el anciano aullaba, sus ojos se llenaron de odio y determinación.

“¡Llegaré a la Ascensión Inmortal!”

“¡Todo es por la Ascensión Inmortal!”

“Estoy destinado a ser Inmortal, y tengo mi camino hacia la Inmortalidad. Fui Inmortal en mi última vida, ¿Cómo es que… no puedo continuar como Inmortal en esta vida?”

“¡Si no puedo Separar el Lirio de la Resurrección, entonces debo Separarme a mí mismo! ¡Separar mi destino Inmortal, Cortar mi camino hacia la Inmortalidad! ¡Utilizaré el Cultivo de mi vida pasada para transformar mi resentimiento en un mar de huesos blancos!”

“De ahora en adelante, mis huesos flotarán en el fondo del Mar de la Vía Láctea, y mi sangre manchará sus aguas. ¡Usaré mis huesos para dispersar la voluntad del Lirio de la Resurrección y causar que florezcan innumerables Lirios Blancos!” Dicho eso, el anciano levantó su mano derecha y se golpeó el pecho. 

La sangre brotó de su boca y su cuerpo se marchitó rápidamente. Sin embargo, su sangre se derramó en el agua, extendiéndose en las corrientes y atrayendo a un gran número de Demonios del Mar.

“A partir de este día, mi alma se convertirá en Lirios Blancos, que vivirán como parásitos en las innumerables formas de vida, y serán… ¡El archienemigo del Lirio de la Resurrección!” 

El anciano comenzó a reír maniaticamente, y luego escupió sangre una vez más. Su sangre e incluso su carne comenzaron a hincharse, y al mismo tiempo, innumerables Demonios del Mar se abalanzaron sobre él.

Se escuchaban los sonidos de crujidos y desgarros, mientras innumerables colmillos y bocas consumieran la carne y la sangre del anciano. Meng Hao no podía verlo, pero podía escuchar su voz, llena de enemistad y odio.

“¡Archienemigos!”

Al mismo tiempo, el Lirio de la Resurrección de seis colores detrás de él comenzó a marchitarse. Era uno con el anciano, así que mientras era consumido, él también fue devorado. Luchó, pero fue en vano.

Después de un cierto tiempo, un temblor retumbó y los Demonios del Mar fueron expulsados ​​para revelar un esqueleto blanco completamente desprovisto de carne o sangre. Poco a poco se hundió. 

Las algas negras lo rodearon, lo envolvieron y comenzaron a flotar, adelante y atrás.

En cuanto al Lirio de la Resurrección, se había desvanecido por completo. Todo en la zona quedó en silencio. En cuanto a los Demonios del Mar que habían consumido su carne y sangre, de repente comenzaron a explotar. Su carne y sangre atrajeron más Demonios del Mar, que consumieron la carne y la sangre y, a su vez, explotaron.

El proceso se repitió durante un ciclo completo de sesenta años. En ese momento, el Tercer Anillo del Mar de la Vía Láctea estaba lleno del aura de la carne y la sangre del anciano. Debido a ese aura, todos los Demonios del Mar en esta parte del mar fueron marcados con un Lirio Blanco.

La mente de Meng Hao tembló mientras la visión se desvanecía y todo volvía a la normalidad. Seguía rodeado de innumerables huesos blancos. El esqueleto entre las algas bajó su cabeza y una vez más comenzó a balancearse de un lado a otro.

Meng Hao comenzó a jadear, y su rostro estaba ceniciento.

“El Lirio de la Resurrección… ¡Parece que lo he subestimado!”

“Ese esqueleto es el Reverendo Lámpara de Plata. Una vez viajó a la Secta Destino Violeta, ¡Y el Maestro dijo que lo ayudó a disipar el Lirio de la Resurrección!”

“Sin embargo… al final, murió aquí, pereciendo junto con el Lirio de la Resurrección para convertirse en su archienemigo, ¡El Lirio Blanco!”

“Y él… ¡No tenía un Lirio de la Resurrección de siete colores, sino más bien, uno de seis colores!”

“¡El Reverendo Lámpara de Plata no pudo controlar un Lirio de la Resurrección de seis colores, y el Lirio de la Resurrección dentro de mí ya tiene cinco colores!” Cuando pensó en esto, el rostro de Meng Hao cayó.

Una vez más, se dio cuenta de que había cometido un error de juicio cuando se trataba de si comprensión del Lirio de la Resurrección.

“¡Si mi Lirio de la Resurrección florece con seis colores, entonces mi destino será exactamente el mismo que el del Reverendo Lámpara de Plata!” Su expresión cambió y sus ojos brillaron mientras miraba a su alrededor.

“El Lirio de la Resurrección dentro de mí está aterrorizado hasta el extremo… ¡Podría no ser capaz de disiparlo completamente usando mi propio poder, pero eso no significa necesariamente que sería imposible si tomase prestado el poder del Reverendo Lámpara de Plata!” 

Sus ojos se estrecharon y luego comenzaron a destellar con una luz brillante. Su cuerpo destelló mientras se dirigía directamente hacia el Reverendo Lámpara de Plata.

Permitió que el Lirio de la Resurrección dentro de él luchara con locura, y sin dudar, cruzó sus piernas sentándose al lado de las algas. En ese instante, una voz débil y siniestra se escuchó dirigiéndose hacia él desde muy lejos en la distancia.

“Deja ese lugar, hijo mío…”

 

Capítulo 675: ¡El Reverendo Lámpara de Plata!

ISSTH – Capítulo 674

Capítulo 674: El Patriarca Wang Viene

El Santo Alma del Sol observó con envidia mientras Meng Hao guardaba el Carro de Guerra. Después de contenerse por un largo momento, finalmente dijo: “Ese tesoro tuyo es bastante bueno, ¿Quieres venderlo?”

“NO”, respondió Meng Hao sin dudarlo.

“Bien, ¡Olvídalo!”, Respondió el Santo Alma del Sol mientras lanzaba una exclamación. “Cosa asquerosa. No la tomaría ni si me lo dieras gratis.”

“Si me das uno gratis, lo tomaré…”, dijo Meng Hao, con sus ojos destellando.

“¡Al diablo!”, Respondió el Santo Alma del Sol enojado.

“Mira, estafador, los Corazones Demoníacos están en mi bolsa de almacenamiento. ¡Di ‘Al diablo’ una vez más y verás lo que pasa!” Un destello brillante apareció en sus ojos, como si esperara finalmente estar solo otra vez.

El Santo Alma del Sol abrió la boca, pero luchó por controlarse y no dijo nada en respuesta.

Pasó un largo momento, y cuando finalmente volvió a hablar, cambió de tema. “Muy bien, sin rodeos. ¿Qué era esa cosa de allí?”

“Un detestable y maldito Lirio de la Resurrección…”, respondió Meng Hao con franqueza. “Supuestamente, reside en el Segundo Anillo.”

“¡Un Lirio de la Resurrección!” Los ojos del Santo Alma del Sol se entrecerraron y se oscurecieron.

Poco después, los dos llegaron a la Bodega del Mar sin ser detectados. De vuelta en la torre, dividieron su botín. Aunque Meng Hao con frecuencia engañaba a la gente, cuando daba su palabra, nunca se retractaba. Por lo tanto, no sería un tacaño. Aunque fue el responsable de recoger los Corazones Demoníacos, no guardo ni uno solo.

Según su acuerdo anterior, Meng Hao obtuvo el diez por ciento de los Corazones Demoníacos y el resto lo vendió al Santo Alma del Sol con un descuento del cincuenta por ciento. Una gran cantidad de Piedras Espirituales se vertieron en su bolsa de almacenamiento. Meng Hao, una vez más, se sorprendió al darse cuenta de que el Santo Alma del Sol… ¡Era inmundamente rico!

Cuando salió de la torre con sus Piedras Espirituales, Meng Hao adoptó una vez el comportamiento de Steward Zhou. Regresó a su propia residencia, y apretó sus dientes por un largo momento. Luego consideró lo increíble que era la Punta de Espada del Tiempo, y finalmente sacó el Espejo de Cobre para hacer un duplicado.

Esta vez, hizo cinco de una vez. En total, ahora tenía diez Puntas de Espada del Tiempo, lo que significaba que…¡Ahora podía utilizar la primera forma de la Formación de Espadas de Loto!

Ahora que la forma estaba completa, su poder aumentó exponencialmente. Meng Hao envió la Formación volando hacia adelante y hacia atrás, con una expresión de emoción en su rostro.

Luego recuperó sus Espadas de Madera del Tiempo y comenzó a imbuirlas con más poder del Tiempo.

Varios días después, él y el Santo Alma del Sol una vez más se escabulleron a un área distante del Tercer Anillo y usaron el mismo método que antes para matar a los Demonios del Mar. Esta vez, trabajaron juntos aún mejor. El Santo Alma del Sol se emocionaba cada vez más por el asesinato, y Meng Hao se sentó allí con los ojos cerrados en meditación, permaneciendo en guardia contra la Inmortal del Amanecer.

Pasó un mes, durante el cual los dos se volvieron locos en el Tercer Anillo. Otros Cultivadores en el Tercer Anillo se sorprendieron al descubrir de repente que prácticamente no había Demonios del Mar en los alrededores

Además, el Tercer Anillo estaba a menudo lleno de enormes olas que hacían imposible salir de la ciudad.

Por supuesto, las ganancias obtenidas por Meng Hao y el Santo Alma del Sol, Lin Tao, fueron increíbles. Además, la base de Cultivo de Meng Hao ahora se había reducido de tres porciones a dos.

El día en que podría realizar su Separación del Espíritu estaba a la vuelta de la esquina.

Además, las cien Espadas de Madera del Tiempo en su Formación de Espadas del Tiempo ahora tenían contenidos diez ciclos de sesenta años. Cuando se desencadenaba la Formación, su poder era increíble. Por supuesto, su movimiento asesino más mortal eran las diez Puntas de Espada del Tiempo.

Incluso solas, eran suficientes para sorprender al Santo Alma del Sol. Sin embargo, si las combinaba con la Formación de Espadas del Tiempo, convirtiéndolas en el núcleo del loto, entonces el Qi de Espada llenaría el área de mil metros alrededor de la Bodega del Mar.

Meng Hao también compró una gran cantidad de objetos mágicos de detonación al Santo Alma del Sol. Tales artículos ahora estaban apilados como una montaña dentro de su bolsa de almacenamiento.

Ahora estaba armado hasta los dientes, y su fuerza general era mucho mayor que antes.

No volvieron a encontrarse con la Inmortal del Amanecer, aunque los sentidos de Meng Hao para mantener la guardia nunca disminuyeron.

Actualmente, Meng Hao estaba sentado con las piernas cruzadas dentro de la Formación de Hechizos. Innumerables Demonios del Mar llenaban el área a su alrededor, y el Santo Alma del Sol se dedicaba a la matanza. “¿Cuántos Demonios del Mar hay en el Tercer Anillo?”, Preguntó Meng Hao. “Hemos matado a muchos y, sin embargo, sigue habiendo enormes cantidades.”

El Santo Alma del Sol mató a ocho Demonios del Mar con un movimiento de su espada y luego se volvió para mirar a Meng Hao. “Son interminables. En realidad, una vez hubo una leyenda circulando alrededor de las tres Sectas de que existen tres Portales Estelares debajo del Mar de la Vía Láctea.

“Supuestamente, los Portales Estelares se conectan al Noveno Mar, y de ahí provienen la mayoría de los Demonios del Mar. Por supuesto, los Portales Estelares tienen limitaciones que impiden la entrada de Demonios del Mar increíblemente poderosos.”

Un mes antes, el Santo Alma del Sol nunca le habría contado a Meng Hao sobre los Portales Estelares. Sin embargo, habían estado trabajando juntos durante todo un mes y, a pesar de sus disputas diarias, su vínculo de amistad en realidad se había fortalecido.

“¿Tres Portales Estelares?”, Dijo Meng Hao, mirándolo en estado de shock.

“¡Uno en el Tercer Anillo, otro en el Segundo Anillo y un tercero en el Anillo Interno!”, Respondió el Santo Alma del Sol.

Meng Hao se sentó allí pensativo por un momento, y estaba a punto de hacer algunas preguntas más cuando, de repente, sintió un aura fría y malvada. Sin dudarlo, se puso de pie y comenzó a caminar hacia adelante, sacando el Carro de Guerra al mismo tiempo.

Cuando el Santo Alma del Sol vio esto, su rostro se oscureció e instantáneamente se dirigió hacia Meng Hao, quien lo agarró y lo llevó al Carro de Guerra.

Meng Hao estaba a punto de hacer volar el Carro de Guerra, pero luego, sus ojos destellaron. Acababa de notar que esta vez, la reacción del Lirio de la Resurrección dentro de él era extrañamente diferente.

No parecía activo y excitado como antes. Más bien… estaba temblando, como si estuviera aterrorizado. Era casi como si se hubiera topado con algo que consideraba mortal; incluso comenzó a retraer su propia aura, sin dejar que saliera ni una pizca de ella.

Meng Hao lanzó una exclamación, y luego impulsó el Carro de Guerra para que se moviera. Justo en ese momento, repentinamente escuchó una voz antigua en su oído.

“El día que el Lirio de la Resurrección florece con siete colores, las flores florecen, la Ascensión Inmortal, mil años…”

“La Ascensión Inmortal falló, y apareció un Lirio Blanco…”

Cuando escuchó la voz, la mente de Meng Hao tembló. El Lirio de la Resurrección dentro de él tembló aún más violentamente. Al mismo tiempo, el Carro de Guerra salió disparado del mar y luego voló a toda velocidad por el aire.

“No pude Separar el Lirio de la Resurrección…”, continuó la voz, “Así que solo pude Separarme a mí mismo… A partir de entonces, el Lirio de la Resurrección ya no existió, y los Lirios Blancos florecieron de orilla a orilla…”

Meng Hao respiró hondo y luego miró hacia el mar debajo de él. Entonces el Carro de Guerra dividió el aire y desapareció en la distancia.

Cuando reapareció fuera de la Bodega del Mar, el rostro del Santo Alma del Sol tenía una expresión un poco desagradable. Había estado a cargo de la ciudad durante muchos años, además de éso, las tres Sectas se hacían llamar Señores del Mar de la Vía Láctea. Sin embargo, en los últimos días se había dado cuenta de que había secretos al acecho en las profundidades del agua que ni él mismo conocía.

La voz que Meng Hao había escuchado justo ahora, él también la había escuchado. Además, cada vez que él y Meng Hao volvían de sus viajes, había ido a buscar en los registros antiguos. Poco a poco, había llegado a comprender lo que era el Lirio de la Resurrección.

Meng Hao y el Santo Alma del Sol guardaron silencio mientras regresaban a la torre, donde se sentaron con las piernas cruzadas a ambos lados de una mesa.

Después de un momento de silencio, el Santo Alma del Sol miró a Meng Hao. “Ese Lirio de la Resurrección probablemente ha estado aquí por muchos años, pero nunca ha aparecido. ¿Por qué surgiría repentinamente después de que aparecieras?”

“Porque tengo un Lirio de la Resurrección dentro de mí”, respondió Meng Hao con frialdad. Lanzó una bolsa de almacenamiento llena de Corazones Demoníacos al Santo Alma del Sol.

Las pupilas del Santo Alma del Sol se contrajeron. La respuesta de Meng Hao a su pregunta fue una conclusión sobre la que ya había estado especulado.

Pasó un largo momento, después de lo cual él tomó los Corazones Demoníacos y luego produjo Piedras Espirituales para dárselas a Meng Hao.

Estaba a punto de decir algo más cuando un deslizamiento de jade comenzó a brillar dentro de su bolsa de almacenamiento. Lo sacó de inmediato, lo miró y frunció el ceño. Luego, Miró a Meng Hao.

“El Santo Volador Inmortal, el Santo Divinidad del Mar, los setenta mil discípulos … ¡Incluso el Décimo Patriarca del Clan Wang están emergiendo de la división de vientos tormentosos y están en camino hacia aquí!”

Momentos atrás, innumerables naves habían comenzado a emerger de la división de vientos tormentosos que separaba el Tercer y Cuarto Anillo. Sentados con las piernas cruzadas sobre las naves había multitudes de Cultivadores. Sonidos retumbantes llenaban el aire.

Estaban densamente apiñados, y desde lejos sus números casi parecían interminables.

Volando en el aire había dos hombres de mediana edad. Uno llevaba una túnica azul, el otro, una blanca. Sus auras eran brillantes, y sus bases de Cultivo eran lo suficientemente impactantes como para llenar el cielo con una explosión de colores. A su lado volaba un anciano.

Ese viejo no era otro que el Décimo Patriarca del Clan Wang.

Tan pronto como salieron, contactaron al Santo Alma del Sol, y luego comenzaron a avanzar hacia la Bodega del Mar. Detrás de ellos, setenta mil discípulos avanzaron, bloqueando la vista del cielo.

De vuelta en la Bodega del Mar, la expresión de Meng Hao era la misma de siempre mientras escuchaba al Santo Alma del Sol. Sin embargo, en lo profundo de sus ojos, apareció un resplandor brillante. Inmediatamente Se levantó.

El Santo Alma del Sol murmuró para sí mismo por un momento y luego agitó su mano derecha, causando que apareciera un jade, que Meng Hao agarró.

“Haré todo lo posible para ayudarte…”, dijo el Santo Alma del Sol. “Este deslizamiento de jade describe un área controlada por la Sociedad del Alma del Sol. Puedes esconderte allí temporalmente sin problemas. Después de que todos salgan a buscarte, haré los arreglos para que alguien te saque del Tercer Anillo.”

“Eso hará que les sea más difícil rastrearte.”

Meng Hao miró el deslizamiento de jade, luego se giró para irse sin decir una palabra más. El Santo Alma del Sol miró su figura en retirada, y una expresión complicada apareció en su rostro.

Justo cuando estaba a punto de salir de la torre, Meng Hao se detuvo.

De repente pensó en una pregunta que había estado contemplando durante más de un mes. “Hay algo de lo que me he estado preguntando por un tiempo. ¿Es solo la Sociedad del Alma del Sol la que tiene una cantidad tan impactante de Piedras Espirituales, o son las tres Sectas?”

El Santo Alma del Sol esbozó una leve sonrisa.

“¿Eres consciente de lo que existe en la división de vientos tormentosos? Una cantera.”

“Dentro de esa cantera hay tres asombrosas vetas de Piedras Espirituales. ¡La Sociedad del Alma del Sol… no se preocupa en absoluto por las Piedras Espirituales!”

“Eso tiene sentido…”, dijo Meng Hao. “Pero, ¿Sería posible que me dijeras por qué compras tantos Corazones Demoníacos? ¿Qué hacen?”

Esta vez, el Santo Alma del Sol dudó por un largo momento. Realmente no necesitaba responder la pregunta, pero después de mirar a Meng Hao durante un largo momento, finalmente dijo: “Los Corazones Demoníacos tienen una función mucho más importante. En realidad, sería mejor para ti no vender los Corazones Demoníacos que permanecen en tu bolsa de almacenamiento.”

“En cuanto a lo que hacen exactamente, incluso mi comprensión es incompleta. Sin embargo, puedo decirte que el setenta por ciento de los Corazones Demoníacos recogidos por las tres Sectas… terminan siendo enviados lejos de las tierras del Cielo Sur. Utilizamos un método especial para entregarlos a una Secta en las estrellas que los recolecta.”

“El precio por el que los compramos… en realidad es mucho más bajo que el precio por el que los vendemos.”

Meng Hao asintió, y luego su cuerpo destelló mientras salía de la torre. Antes de partir, encontró a Wei Li y le dio una gran suma de Piedras Espirituales. Luego sacó el Carro de Guerra y desapareció en el horizonte.

No mucho después de que Meng Hao se fue, llegó el Décimo Patriarca del Clan Wang, junto con el Santo Volador Inmortal y el Santo Divinidad del Mar. Se movían a una velocidad increíble; en una respiración, estaban lejos en la distancia, en la siguiente respiración, estaban en la Bodega del Mar.

El Santo Alma del Sol salió de la torre con una expresión fría. Ahora se veía exactamente igual que cuando Meng Hao lo conoció por primera vez, mientras miraba a los tres Cultivadores que se acercaban.

ISSTH – Capítulo 673

“Diez Espadas constituyen un loto…”, pensó el Santo Alma del Sol. “¡Diez lotos constituyen una Formación!”

“Cien Espadas, y una enorme Formación, todo lleno del Poder del Tiempo. Cuando el poder del Tiempo se extiende, ¡Nada queda sin inmutarse!”

“Lo más intrigante de todo es que cada Flor de Espadas contiene miles de variaciones. Cuando los diez lotos se convierten en la Formación masiva, las variaciones aumentan exponencialmente. ¡Debe haber decenas de miles de variaciones ocultas en su interior!”

“Una Formación tan grande requiere un nivel impactante de Sentido Divino para ser controlada. Sin embargo… eso es meramente secundario. Lo más importante es que la Formación requiere tanto una forma física como un Espíritu interno. ¡Su Formación de Espadas de Loto tiene ambas cosas!” 

La mente del Santo Alma del Sol tembló. Ya tenía una opinión elevada de Meng Hao, pero ahora, no podía evitar que sus pupilas se contrajeran al darse cuenta de que en realidad lo había subestimado.

“Entonces, resulta que en realidad solo estaba usando una parte de su poder en nuestra pelea inicial. Si él usara esta Formación de Espadas, entonces incluso a mí… ¡Me resultaría difícil librarme de ella!”

“Los Cultivadores del Tiempo son inherentemente raros, pero es aún más impactante de lo que esperaba. Y luego está esa botella de alcohol… Creo que hay un ochenta por ciento de probabilidades de que realmente sea de su ciudad natal. ¡El único problema es que no sé exactamente dónde está eso!” 

Habiendo presenciado personalmente el poder de la Formación de Espadas de Meng Hao, el Santo Alma del Sol se sacudió internamente. Actualmente, cientos de miles de Demonios del Mar nadaban hacia ellos.

En un abrir y cerrar de ojos, el mar quedó completamente sumido en el caos. Los rugidos ensordecedores resonaban mientras la Formación de Espadas de Meng Hao giraba a una velocidad increíble.

Meng Hao estaba calculando mentalmente cuántos Corazones Demoníacos se estaban acumulando con cada Demonio del Mar que mataba. Al ver al Santo Alma del Sol parado allí aturdido, no pudo evitar molestarse. “¡Oye, estafador! ¡Si no te mueves pronto, ni siquiera te daré un descuento del treinta por ciento!”

El Santo Alma del Sol resopló y luego agitó su mano derecha. Al instante, 100,000 símbolos mágicos volaron de su manga, y se congregaron para formar diez Bestias de símbolos mágicos. Éstas rugieron mientras cargaban contra los Demonios del Mar circundantes y comenzaron a matarlos.

Ahora que Meng Hao y el Santo Alma del Sol estaban trabajando juntos, la velocidad de la masacre aumentó rápidamente. Sin el estímulo proporcionado por el Lirio de la Resurrección, sería imposible matar tantos Demonios del Mar en el Tercer Anillo. 

En este momento, los Demonios del Mar parecían haber perdido la capacidad de razonar y estaban completamente sumidos en la locura.

La sangre teñía el mar de rojo mientras la matanza había durado aproximadamente una hora. De repente cuatro rugidos devastadores resonaron en el área circundante.

Fue en ese momento cuando, sorprendentemente, cuatro enormes Demonios del Mar con Lirios Blancos se acercaron, uno desde cada dirección.

Uno de los cuatro Demonios del Mar era una gran Medusa. De los otros tres, uno era una gigantesca Tortuga Marina violeta, y los otros dos eran Dragones Marinos que parecían completamente idénticos.

A medida que se acercaban, enormes olas se alzaban por el mar mientras se extendía un aura de la Separación del Espíritu.

“Dos para cada uno, ¿eh?”, Dijo Meng Hao lo más rápido que pudo. “¿Quieres tener una pequeña competencia para ver quién puede matarlos más rápido? Si gano, el descuento será del diez por ciento. Si ganas, estaría dispuesto a establecerlo en un cuarenta por ciento. ¿Qué dices?”

El rostro del Santo Alma del Sol se oscureció. Nunca había conocido a alguien tan desvergonzado. Después de rechazar directamente la oferta de Meng Hao, agitó su manga, causando que dos espadas ilusorias y brillantes aparecieran frente a él. Se rasparon una contra la otra, haciendo que aparecieran imágenes ilusorias. Cientos de espadas se convirtieron en una lluvia de espadas que se disparó hacia los dos Dragones Marinos.

Al ver que el Santo Alma del Sol no podía ser engañado fácilmente, Meng Hao no dijo nada más. Se dio la vuelta y luego realizó un gesto de encantamiento con la mano derecha. Inmediatamente, las cinco Puntas de Espada volaron, disparando a una velocidad increíble hacia la gigantesca Tortuga Marina violeta. Al mismo tiempo, la Formación de Espadas del Tiempo desapareció y luego reapareció, rodeando a la Medusa.

Meng Hao estaba ubicado en el medio de las dos Formaciones, rodeado por una tempestad de 10,000 símbolos mágicos.

“¡Ataca!”, Gruñó. Al instante… las cinco Puntas de Espada del Tiempo que circulaban alrededor de la gigantesca Tortuga Marina comenzaron a girar y a emitir un impactante poder del Tiempo.

La gigantesca Tortuga Marina aulló, y el Lirio Blanco en su espalda comenzó a balancearse. Estaba a punto de precipitarse hacia adelante, pero cuando el aura del Poder del Tiempo entró en ella, se estremeció, y apareció una expresión de asombro en su rostro. Sin dudarlo, retrajo su cabeza dentro de su caparazón para defenderse.

¡Desafortunadamente, nada puede permanecer sin ser ignorado bajo el Poder del Tiempo!

Las cinco Puntas de Espada emanaron un Poder del Tiempo superior a 100.000 años. A medida que el poder circulaba, el cuerpo de la gigantesca Tortuga Marina se marchitó rápidamente. 

Se escuchó un chillido espeluznante y luego un estallido. Una Tortuga Marina gigante que poseía el poder de la Separación del Espíritu se convirtió instantáneamente en nada más que cenizas y humo…

La velocidad y el salvajismo de su muerte causaron que incluso Meng Hao se concentrara repentinamente. Sus ojos destellaron con una luz brillante.

“¡Mis Piedras Espirituales no se gastaron en vano!”, Pensó.

Al mismo tiempo, la Medusa quedó atrapada en la Formación de Espadas de Loto. Luchó, pero su cuerpo comenzó a marchitarse. Después del espacio de unas diez respiraciones, se escuchó un golpe y la Formación de Espadas la transformó en nada más que cenizas flotando en el agua del mar.

En este punto, el Santo Alma del Sol solo había logrado matar a uno de los Dragones Marinos. Sacudió la cabeza para mirar por encima del hombro y vio el impresionante poder de los Tesoros del Tiempo de Meng Hao. 

Sus pupilas se contrajeron, y de repente descubrió que Meng Hao era aún más enigmático.

El tiempo pasó.

Varias horas después, todavía estaban rodeados por grupos de Demonios del Mar densamente cargados, que atacaban uno tras otro. El agua de mar estaba teñida de rojo. Incluso el Santo Alma del Sol se sorprendió por el nivel de la carnicería.

Sin embargo, a medida que continuaban matando y masacrando, su entusiasmo solo se hizo mayor. Incluso convocó las tres Espadas de la Bodega del Mar; donde quiera que pasaban, no dejaban nada más que muerte.

Al final, Meng Hao en realidad no necesitaba hacer nada. Él solo se quedó allí, manteniendo la Formación de Espadas y los símbolos mágicos. El Santo Alma del Sol estaba en un frenesí mientras mataba a los Demonios del Mar. Era casi como si se hubiera convertido en una persona diferente, volando de un lado a otro y gritando a todo pulmón.

“¡¡¡MUEREEEEE!!!!” gritó, riendo todo el tiempo. A pesar de estar bajo el agua, su base de Cultivo hizo que su risa llenase toda el área.

Meng Hao miró al Santo Alma del Sol empapado en sangre y pensó. “En el futuro, definitivamente no debería provocar a este tipo…” El rostro anteriormente sombrío del hombre se torció ferozmente, y su personalidad taciturna anterior ahora estaba trastornada por la locura mientras continuaba despotricando y delirando.

“Se ha vuelto loco…” pensó Meng Hao, sorprendido. “¿Podría ser que el pequeño estafador se haya reprimido durante demasiado tiempo?” Mientras más miraba, más tenía la impresión de que el Santo Alma del Sol realmente estaba un poco loco.

En algún momento apareció el Loro y se posó sobre el hombro de Meng Hao. Sus ojos se agrandaron cuando vio la matanza realizada por el Santo Alma del Sol. “Realmente se ha vuelto loco…”, decía.

La gelatina de carne estaba a un lado, asintiendo vigorosamente. “No ofendas a ese loco, Meng Hao. ¡He visto gente como él antes, y todos son psicópatas!”

“¿Por qué no están recogiendo Corazones Demoníacos?”, Espetó Meng Hao. El Loro y la gelatina de carne, con sus ojos destellando, salieron volando de inmediato y comenzaron a moverse por el fondo del mar para recoger los Corazones Demoníacos.

El Santo Alma del Sol vio esto, pero no prestó atención. Por el momento, estaba feliz de estar matando cosas.

Pasó más tiempo. El Santo Alma del Sol estaba completamente absorto en la masacre. Incluso empleó una gran cantidad de objetos mágicos, haciendo que los sonidos de las explosiones llenaran el aire. En cuanto a Meng Hao, estaba aún más ocioso que antes. 

Finalmente se sentó con las piernas cruzadas dentro de la Formación de Hechizos y cerró los ojos para meditar, concentrándose en fusionar las tres porciones de poder de su base de Cultivo dentro de él.

El tiempo pasó y la matanza continuó durante cuatro horas más. La voz del Santo Alma del Sol se estaba volviendo ronca y, sin embargo, su deseo de matar no había disminuido, sino que había aumentado.

Después de un tiempo, Meng Hao abrió los ojos. El agua del mar que los rodeaba ahora era completamente roja. Después de mirar al Santo Alma del Sol, volvió a cerrar los ojos.

Después de que pasó el tiempo suficiente para quemar una varilla de incienso, un temblor lo recorrió. De repente se levantó y giró su cabeza para mirar el fondo del mar a lo lejos. Repentinamente una sensación de inminente desastre lo invadió.

Al mismo tiempo, el Lirio de la Resurrección entró en acción, y una sensación de emoción irradió de él, como si quisiera salir desde su interior. Tal presagio hizo que la mente de Meng Hao comenzará a dar vueltas. De repente avanzó hacia el Santo Alma del Sol y luego agitó su mano, haciendo que apareciera el Carro de Guerra.

“¡Esto es divertido!”, Se rió el Santo Alma del Sol, con sus ojos completamente inyectados de sangre.

“Divertido una mierda…” Meng Hao gruñó de inmediato exasperado. “¡Vamos!” Dicho eso, extendió su mano para agarrar al Santo Alma del Sol. Los ojos del Santo se abrieron de par en par, pero no hizo nada para detener a Meng Hao, permitiéndole que lo arrastrara hacia el Carro de Guerra.

¡BOOOOOM!

El Carro de Guerra salió disparado y se estrelló contra innumerables Demonios del Mar. Después de que los atravesó y cargó hacia la superficie del agua, un aura siniestra surgió de las profundidades del mar, haciendo que el Santo Alma del Sol se sintiera increíblemente frío.

De repente se escuchó una voz débil dentro del aura fría y siniestra. “Mi hijo…. vuelve… vuelve…”

Cuando la voz resonó, un enorme tentáculo salió disparado desde las profundidades del mar, como una enorme sombra negra. En un abrir y cerrar de ojos, estaba sobre ellos.

Se movía con una velocidad tan increíble que parecía estar a punto de envolverse alrededor del Carro de Guerra de Meng Hao. Los ojos de Meng Hao instantáneamente se inyectaron de sangre. Lo más rápido posible, hizo circular lo poco que le quedaba del Qi del Inmortal que Muestra el Camino.

El poder del Qi hizo que los ojos del Santo Alma del Sol se ensancharan. Luego volvió a mirar el enorme tentáculo y su cuero cabelludo se entumeció. Sin embargo, al mismo tiempo, un deseo aún más fuerte de ir a la batalla surgió dentro de él.

Agitó su mano derecha, haciendo que las tres Espadas que circulaban a su alrededor dispararan hacia el tentáculo.

Meng Hao levantó la vista y sus ojos destellaron con intención asesina. También agitó su mano derecha, provocando que las cinco Puntas de Espada del Tiempo y la Formación de Espadas de Loto de cien espadas aparecieran y siguieran las tres Espadas.

Se escuchó un gran explosión. La sangre brotó de las bocas del Santo Alma del Sol y Meng Hao. Sin embargo, el poder combinado de los dos y sus impactantes objetos mágicos hicieron que el tentáculo se detuviera instantáneamente.

En el instante en que convocaron sus objetos mágicos, el Carro de Guerra comenzó a moverse. Se disparó fuera del océano a una velocidad increíble, y luego desapareció.

La rama del Lirio de la Resurrección salió explosivamente desde el agua sangrienta del mar, pero luego descendió lentamente. Las olas rojas se extendieron por un tiempo, pero luego el agua volvió a calmarse.

A lo lejos, más cerca de la Bodega del Mar, se escuchó un silbido y, de repente, apareció el Carro de Guerra. El rostro de Meng Hao estaba pálido, al igual que el del Santo Alma del Sol. En ese momento, los dos intercambiaron una mirada.

“Maldición, ¡¿Qué demonios fue eso?!”, dijo el Santo Alma del Sol con los dientes apretados. “¿Y cómo lograste atraer su atención? Simplemente eres demasiado hábil para causar problemas. Primero está el Décimo Patriarca del Clan Wang, ¿Y ahora esa maldita cosa?”

Meng Hao no dudó en absoluto al responder: “Me parece recordar que dijiste que controlas todo en el Tercer Anillo. Si no sabes lo que es, ¿Cómo esperas que lo sepa?”

Los dos resoplaron y luego se miraron con enojo. Por un momento, ninguno habló.

Finalmente, el Santo Alma del Sol dijo: “¿Cuántos Corazones Demoníacos obtuvimos?”

Meng Hao hizo algunos cálculos, y luego sus ojos comenzaron a brillar. “Aproximadamente el doble que la última vez…”

Cuando el Santo Alma del Sol escuchó esto, instantáneamente sonrió. “Volvamos a la Bodega del Mar y descansemos unos días, luego lo haremos de nuevo, ¿De acuerdo?”

 

 

Capítulo 673: La Llamada de la Inmortal del Amanecer

ISSTH – Capítulo 672

Poco tiempo después, Meng Hao salió de la torre, con una expresión sombría y desagradable. Al final, había sido engañado por ese estafador; terminó aceptando un descuento del cincuenta por ciento.

Meng Hao siempre había sentido que vivía una vida en la que engañaba a otros. Raramente otros lo engañaban. Especialmente nunca imaginó que sería estafado por un estafador tan solemne y sin principios como el Santo Alma del Sol. Todo el asunto lo dejó extremadamente exasperado.

“No puedo creer que ese estafador me engañó de esa manera…” suspiró Meng Hao. El Aprendiz del Santo Alma del Sol lo condujo, no al área de la ciudad, sino a una villa privada cercana.

Ese fue el arreglo establecido por el Santo Alma del Sol. Al permanecer en este distrito privado perteneciente a la Sociedad del Alma del Sol, el contacto con extraños podría mantenerse al mínimo, lo que haría mucho más fácil deshacerse de cualquier rastro de su presencia.

Cuando Wei Li vio la expresión de su rostro, no se atrevió a hablar. Cada vez que ella lo miraba, él parecía tener una expresión diferente. A veces apretaba los dientes, a veces suspiraba, a veces parecía tener un dolor indescriptible.

“¿Qué le pasa?”, Pensó ella asombrada. Lo que ella no sabía, era que para Meng Hao… ¡Las Piedras Espirituales se había convertido en su vida desde hacía mucho tiempo! Que alguien, de un solo golpe, redujera la cantidad de Piedras Espirituales que podía ganar, era como un cuchillo apuñalando su corazón.

Después de que Meng Hao salió de la torre, el Santo Alma del Sol, Lin Tao, comenzó a reírse complacido. Sintiéndose bastante feliz, se llevó el vaso de alcohol a los labios y tomó un largo trago.

Su esposa se sentó a un lado, sacudiendo la cabeza. También estaba muy feliz, no por lo mucho que su esposo había logrado al aprovecharse de Meng Hao, sino por el hecho de que una amistad se estaba desarrollando lentamente entre los dos.

Su esposo nunca había tenido amigos, y ella podía sentir lo feliz que realmente estaba.

Más tarde esa noche, Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en su habitación, pensando en su situación actual. Todavía sentía un poco de dolor en su corazón; la sensación de pasar de estafador a estafado lo dejó suspirando repetidamente.

“Patriarca del Clan Wang, bastardo. ¡Solo espera y verás!” Meng Hao siempre se había sentido una persona bastante razonable. Por lo tanto, después de reflexionar sobre el asunto, llegó a la conclusión de que el responsable de estos crímenes era en realidad el Décimo Patriarca del Clan Wang.

Apretando los dientes, Meng Hao sondeó su base de Cultivo. Actualmente, solo quedaban tres porciones majestuosas del poder de su base de Cultivo, y estaban en proceso de fusión.

“Cuanto más avance, más lento será…”, pensó, retrayendo su Sentido Divino. Este era su camino hacia la Separación del Espíritu. Finalmente, las tres porciones se convertirían en dos, y finalmente en una. Cuando eso sucediera, podría entrar en la Separación del Espíritu.

“Me pregunto qué haré para la Primera Separación…” Estaba un poco indeciso sobre este punto. A pesar de haber pensado mucho en el asunto recientemente, todavía no había recibido ningún tipo de iluminación. Todo el asunto todavía estaba algo borroso para él.

Perdido en sus pensamientos, sacó el anillo de almacenamiento y pasó su mirada por encima las Piedras Espirituales. Cuando las vio brillando y destellando, se sintió un poco mejor.

“Entonces, ese bastardo Patriarca del Clan Wang no está muerto, y está trabajando increíblemente duro para localizarme. Parece que realmente piensa que esta vez tomará mi Fundación Dao.” Un brillo frío apareció en los ojos de Meng Hao mientras sacaba la Espada de Madera del Tiempo y el Espejo de Cobre, luego comenzó a hacer copias, refinandolas con más ciclos de tiempo.

“Solo espera hasta que obtenga cien Espadas de Madera del Tiempo. ¡Harán una Gran Formación que me dará el poder de defenderme incluso contra la etapa de la Búsqueda del Dao, al menos hasta cierto punto!”

Ahora que sus Piedras Espirituales se habían repuesto por completo hasta su pináculo, Meng Hao podía sumergirse en la duplicación. Poco a poco, más y más Espadas de Madera del Tiempo comenzaron a acumularse.

Varios días después, finalmente produjo la centésima copia. Las cien Espadas contenían ocho ciclos de sesenta años de poder del Tiempo.

Quería seguir trabajando, pero no había suficiente tiempo. Su reunión con el Santo Alma del Sol estaba programada para el amanecer de la mañana siguiente. Echó un vistazo a las cien Espadas de Madera del Tiempo con sus ocho ciclos de sesenta años de poder del tiempo, y sus ojos brillaron. Pero entonces, apretó los dientes y examinó las grandes cantidades de Piedras Espirituales en su anillo de almacenamiento.

“Las Piedras Espirituales son muy, muy, muy importantes. Sin embargo, si muero, terminarán perteneciendo a otra persona…” Sus ojos destellaron y sacó la Punta de Espada del Tiempo.

La miró por un momento y luego comenzó a respirar pesadamente.

“No necesito muchas copias de esta Punta de Espada, sólo diez… de esa manera, puedo lograr la primera forma de la Formación de Espadas de Loto. El poder de tal Formación de Espadas sería equivalente a 100,000 años de tiempo.” Miró la Punta de Espada, y luego el anillo de almacenamiento. Finalmente, comenzó a trabajar con el Espejo de Cobre.

Antes de comenzar a duplicar la Punta de Espada, se preparó mentalmente. Sabía que una vez que comenzara, no podría parar hasta que se completara la duplicación. Por lo tanto, se preparó para hacer todo lo posible. Luego, comenzó a verter las Piedras Espirituales en el Espejo de Cobre.

Diez Piedras Espirituales, cien Piedras Espirituales, mil Piedras Espirituales…

Los movimientos de Meng Hao eran algo monótono. Mientras tanto, él observaba que la acumulación de Piedras Espirituales en el anillo de almacenamiento era cada vez más pequeña. Dos horas después, el Espejo de Cobre de repente comenzó a emanar una luz brillante en todas las direcciones. Los ojos de Meng Hao ardieron de pasión cuando la superficie en forma de pupila del Espejo lentamente pareció convertirse en una capa acuosa, de la cual aparecieron dos Puntas de Espada idénticas.

Meng Hao estaba jadeando cuando las recogió. Luego, levantó la cabeza y comenzó a reír.

¡El Poder del Tiempo dentro de ambas Puntas de Espada era completamente idéntico!

Sin embargo, mientras se reía, comenzó a calcular cuántas Piedras Espirituales había gastado y sintió un dolor punzante en el corazón.

“¡Realmente gasté 1,000,000,000!”

“¡Maldición, es ridículamente caro!” El dolor lo invadió.

“Patriarca del Clan Wang, bastardo, ¡Las cosas no han terminado entre nosotros!” Sus ojos estaban rojos y sintió un dolor profundo, todo lo cual se transformó en ira hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang. Luego, apretando los dientes, comenzó a hacer otro duplicado.

Con su acumulación original de 5,000,000,000 de Piedras Espirituales, Meng Hao solo pudo copiar cuatro Puntas de Espada del Tiempo. Incluyendo la original, ahora tenía cinco. En cuanto a las Piedras Espirituales restantes, las usó para duplicar píldoras medicinales, Espadas de Madera del Tiempo y otros objetos misceláneos.

Finalmente, estaba completamente equipado para la batalla. Sin embargo, su bolsa de almacenamiento estaba prácticamente vacía. El anillo de almacenamiento también estaba vacío. Para Meng Hao, aunque era temprano en la mañana y el sol brillaba en el cielo, todo parecía oscuro.

La noche anterior, había sido increíblemente rico. A la mañana siguiente, volvió a la normalidad. Además de sonreír amargamente, lo único que Meng Hao podía hacer era… bueno, sonreír amargamente.

“Quizás no estoy destinado a ser rico… Para mí, las Piedras Espirituales son solo algo que necesito para copiar objetos mágicos y otras cosas. Además, si decidiera cultivar el Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos, que absorbe objetos mágicos en mi cuerpo, entonces el desperdicio de Piedras Espirituales sería prácticamente infinito.”

Suspiró. ¡El Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos era la Magia Daoísta que había adquirido en la Pagoda del Demonio Inmortal, la que podría usarse para templar su cuerpo carnal!

Era una Magia Daoísta que, incluso en la Antigua Secta del Demonio Inmortal, podría considerarse un famoso Dao. De hecho, la única razón por la que se clasificó detrás del Arte de la Santificación de Carne fue porque este último era un Arte Secreto. El Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos requería un Cultivo de año tras año, y la técnica de sellado no era difícil. Sin embargo, los recursos que terminarían siendo desperdiciados eran algo que la mayoría de las Sectas no podían pagar.

La combinación de la Magia Daoísta y el Arte Secreto podría usarse para templar el cuerpo a un nivel máximo. Sólo combinándolos su verdadero poder podría explotar.

“La Santificación de Carne es un Arte Secreto, lo que significa que seguramente tiene otras funciones. Mi base de Cultivo no es suficiente para invocarlos.”

“Cultivar el Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos… es un atajo para mejorar mi cuerpo carnal. Para otros, sería demasiado difícil. Sin embargo, mientras tenga suficientes Piedras Espirituales, la cantidad de objetos mágicos que puedo duplicar no tiene fin. Por lo tanto, podría seguir cultivando el Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos indefinidamente. 

Meng Hao suspiró. Las razones de por que no había comenzado a practicar el Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos se debía no sólo a cuestiones de iluminación, sino, lo que era más importante, el hecho de que era pobre…

“Piedras Espirituales. ¡Necesito Piedras Espirituales!” Los ojos de Meng Hao estaban rojos mientras levantaba su cabeza; su sed de Piedras Espirituales había alcanzado un pináculo. Toda su persona irradiaba un aura sombría mientras volaba.  *

Cuando el Santo Alma del Sol, Lin Tao, llegó y vio a Meng Hao, se sorprendió al instante.

“¿Quién te molestó?”, Preguntó.

Meng Hao no dijo nada, pero su expresión sombría se hizo aún más obvia. Su cuerpo brilló mientras volaba a la distancia. El Santo Alma del Sol lo siguió, aún más perplejo. Los dos se movieron a la máxima velocidad y, en un abrir y cerrar de ojos, desaparecieron de la Bodega del Mar.

Cuando estuvieron bastante lejos de la Bodega del Mar, Meng Hao se detuvo en el aire y luego miró hacia el mar.

“Muy bien, estafador, ¿Estás listo?”, Dijo, mirando al Santo Alma del Sol.

“No tienes respeto por tus superiores…”, respondió el Santo Alma del Sol, frunciendo el ceño. “¿Dime cuántos años tienes? Vamos, deja de perder el tiempo. Empecemos.”

Meng Hao respiró hondo. Sin decir nada más, comenzó a suprimir su base de Cultivo. En cuanto al Lirio de la Resurrección, se había vuelto mucho más activo después del encuentro con la Inmortal del Amanecer. Tan pronto como vio una oportunidad, hizo su aparición.

Cuando apareció el aura, los ojos del Santo Alma del Sol se oscurecieron y retrocedió, mirando a Meng Hao sospechosamente.

“Ese aura…” pensó. “Es similar a la de los Diablos del Mar… Sin embargo, es claramente un Cultivador.” Fue en ese momento que el mar comenzó a agitarse repentinamente, y grandes olas comenzaron a formarse en los alrededores de los diversos distritos marítimos del Tercer Anillo. Un Demonio del Mar tras otro tembló, y luego comenzó a dirigirse hacia Meng Hao, con sus ojos rojos.

En el tiempo que toma quemarse la mitad de una varilla de incienso, cientos de Demonios del Mar ya estaban en el área, acercándose.

“No, no es el aura de un Diablo del Mar…”, pensó. Podía sentir que algo al respecto era diferente. “Si apareciera el aura de un Diablo del Mar, la mayoría de los Demonios del Mar huirían. Pero en este caso, lo están atacando como si fueran sus archienemigos. Parece que quieren comérselo, incluso si se destruyen en el proceso.”

¡BOOOM!

Cientos de Demonios del Mar salieron del agua para atacar salvajemente a Meng Hao.

Él soltó un frío suspiro y luego levantó su mano derecha. Inmediatamente, 10,000 símbolos mágicos parecieron barrer el área. Cuando sonaron las explosiones, miles de Demonios del Mar más aparecieron en la distancia.

“No muchos…”, se burló el Santo Alma del Sol.

Meng Hao no respondió. Se hundió hasta el fondo del mar y permitió que el aura del Lirio de la Resurrección se extendiera aún más. Todo el mar temblaba como si estuviera en llamas.

Por supuesto, ese fuego no era otra cosa que innumerables Demonios del Mar, quemando sus propia fuerza vital a cambio de una velocidad impactante para precipitarse hacia el aura del Lirio de la Resurrección. En un abrir y cerrar de ojos, decenas de miles de Demonios del Mar aparecieron en la distancia. Incluso más lejos había cientos de miles, lo que hizo que en el mar aparecieran olas enormes.

Además, hubo siete u ocho rugidos especialmente impactantes que resonaron desde el horizonte.

Con su rostro oscurecido, el Santo Alma del Sol se hundió en el agua, con lo que vio a Meng Hao rodeado de cien Espadas de Madera, que se movían en diez figuras con forma de lotos. Mientras giraban alrededor de Meng Hao, se hizo evidente que cada una de las flores era en realidad un pétalo, todo lo cual conformaba… ¡Una enorme Formación de Hechizos que parecía un loto!

La Formación se extendía a unos trescientos metros alrededor de Meng Hao, y cualquier Demonio del Mar que se acercaba se marchitaba y desaparecía. Era como si en un abrir y cerrar de ojos, hubiera pasado el tiempo de toda su vida.

De hecho, incluso el agua en el área parecía mostrar signos de marchitarse. ¡Aparentemente no había nada que pudiera escapar del Poder del Tiempo!

La escena hizo temblar el corazón del Santo Alma del Sol.

 

* No estoy seguro de si fue intencional o no, pero esta línea es una repetición exacta de lo que dijo en el Capítulo 7. De hecho, era el título del capítulo.

 

Capítulo 672: ¡Duplicando la Punta de Espada!