<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 117

Capítulo 117: Técnica Dou de Vuelo: Ala de Águila

Xiao Yan llevó las llaves a las cajas y una vez más, tocó la cálida cerradura de metal. Inclinando su cabeza y mirando a la Hada Doctora que había terminado de excavar todas las plantas medicinales, sonrió y dijo: “Apresúrate y ven aquí. No quiero que ser acuse de intentar embolsarme todo cuando abra estas cajas”.

“Al menos tienes algún tipo de conciencia.”

La Hada Doctora levantó la nariz, llevó las diez botellas más en su pecho y las colocó en la mesa de piedra. Finalmente, ella escogió seis botellas y las entregó a Xiao Yan: “Oye, estas son tuyas”.

Xiao Yan las recibió con una sonrisa, dio una breve mirada y las guardó en su anillo de almacenamiento. La Hierba Ardiente del Espíritu de Hielo ya estaba en sus manos por lo que las otras plantas medicinales valiosas no eran muy importantes para Xiao Yan.

Xiao Yan agitó las tres llaves negras delante de la Hada Doctora y sonrió: “Entonces las abriré”.

“¡Ábrelos!” Después de lanzarle a Xiao Yan una mirada irritada, la Hada Doctora rápidamente colocó las botellas de jade alrededor de su cintura y pecho. Inmediatamente, su estrecha cintura parecía mucho más llena que antes.

Xiao Yan se lamió los labios mientras miraba los contenedores de piedra. Seleccionó al azar una de las llaves, levantó la primera cerradura y la insertó cuidadosamente.

“Esto no…” La llave se quedó a medias, haciendo que Xiao Yan se encogiera de hombros y la reemplazara con una segunda llave.

“Nuevamente incorrecto.”

Sacudiendo la cabeza sin poder hacer nada, Xiao Yan sostuvo la última llave con fuerza y una vez más la introdujo cuidadosamente en el ojo de la cerradura.

Al ver que la llave desaparecía lentamente en la cerradura, Xiao Yan y la Hada Doctora, sin querer, contuvieron sus respiraciones. El único ruido en toda la habitación provenía de la llave que se empujaba a través del ojo de la cerradura metálica.

“Clang…” De repente, un claro y ligero ruido se emitió desde dentro de la habitación, lo que provocó que la mano de Xiao Yan se congelara.

“Está desbloqueado.” Viendo el grillete de la cerradura siendo lanzado desde la cerradura, Xiao Yan soltó un suspiro aliviado y dijo.

“Date prisa y abrelo.” El rostro de la Hada Doctora estaba lleno de deseo y felicidad, dijo con una voz impaciente.

Xiao Yan miró a la ansiosa Hada Doctora, pero no le prestó atención a su llamada. En lugar de eso, él la agarró su mano y dio un paso atrás. Él entonces alineó su palma con la caja y soltó una fuerza intensa de su palma que levantó la tapa de la caja de piedra.

Después de levantar la tapa, Xiao Yan esperó un momento más y suspiró aliviado al ver que no había reacción. Echando un vistazo a la Hada Doctora que tenía sus manos alrededor de su pecho mientras lo miraba fríamente, Xiao Yan simplemente se encogió de hombros, “Siempre es bueno tener un poco de cuidado”.

“Si te lanzan a la Cordillera de la Bestia Mágica, pienso que tendrás un tiempo más feliz viviendo allí que en el mundo exterior. La razón es que incluso esas Bestias Mágicas no son tan cuidadosas como tú.” La Hada Doctora curvó sus labios y dijo.

“Comparto los mismos pensamientos.” Xiao Yan se tocó la nariz y se rió.

Después de lanzar una mirada cortante al hombre desvergonzado a su lado, la Hada Doctora se dirigió hacia la mesa de piedra. Miró a la caja de piedra abierta y se sorprendió. Con una cara llena de alegría, ella rápidamente estiro su mano a ella y recuperó un antiguo rollo de color arco iris.

“¿Qué es esto?” Xiao Yan curiosamente miró y preguntó.

“Un Libro de Venenos que registra los métodos de hacer veneno.” La Hada Doctora abrió el pergamino y dijo con una sonrisa.

“¿Un Libro de Venenos?” Alzando la ceja con sorpresa, Xiao Yan tomó el pergamino de la mano de la Hada Doctora y lo miró. Viendo las pocas palabras escritas en el lado del pergamino de siete colores, Xiao Yan dijo con asombro: “¿Libro de Veneno Arcoíris? ¿Hay realmente algo que se centra en cómo crear venenos? ¿No me digas que el que dejó esto también era médico?”

Los médicos solían ser los únicos en el Continente Dou Qi que usaban veneno para protegerse. Estas personas que sobresalieron en el uso de tales posiciones se llamaban generalmente Maestros de Venenos en el continente. Sin embargo, el estatus de un Maestro de Veneno era todavía muy lejos del de un alquimista.

“Quizás. Pero no se te permite dividir esto conmigo. Debido a mi afinidad elemental, no puedo convertirme en un alquimista, así que sólo puedo confiar en estas cosas.” Una expresión de abatimiento apareció en la cara de la Hada Doctora después de que ella habló. Estaba claro que su mayor deseo era convertirse en un alquimista y no en un Maestro de Veneno al que la gente odiaba y disgutaba.

Mirando a la desconsolada Hada Doctora, Xiao Yan sonrió, entregó el pergamino de siete colores y dijo: “Esto es bastante bueno, pero requeriría mucho tiempo y esfuerzo para dominarlo. Sólo entrenando… el Dou Qi consume toda mi energía. No soy tan estúpido como para empezar otra cosa, mordiendo más de lo que puedo masticar”.

“Gracias.”

La Hada Doctora sintió un profundo alivio en su corazón al oír las palabras de Xiao Yan y le dio a éste gesto de gratitud.

“Puedes guardar lo que tienes en tus manos. No puedo ser considerado un caballero, pero dada nuestra relación actual como socios, no intentaría tomarme todo por mí mismo.” Mirando a la Hada Doctora que estaba guardado el rollo de arcoíris lentamente, Xiao Yan sonrió y dijo en una voz suave.

El rostro de la Hada Doctora quedó aturdido cuando apareció la vergüenza en su rostro. Ella abrió la mano, revelando una pequeña bolsa de polvo verde sobre ella.

“Yo…” Al ser atrapada con las manos en la masa por Xiao Yan, la cara de la Hada Doctora se tornó roja, no sabía qué decir.

“Olvídalo. Siendo mujeres, es natural que tomen algunas medidas preventivas cuando vienen conmigo en busca de tesoros.” Xiao Yan se encogió de hombros y dijo con indiferencia.

“Gracias.” Una vez más, la Hada Doctora dio un agradecimiento mientras se apresuraba a guardar el polvo verde en su mano.

Xiao Yan tocó su cara y cambió su mirada hacia el segundo contenedor de piedra. Inserto una llave y examino lentamente el interior.

“¿Cuál era el efecto del polvo verde?” Mientras la llave en su mano se introducía lentamente en la cerradura, Xiao Yan lanzó una pregunta aleatoriamente.

“Esto se hizo con Hierba del Dragón Borracho y un par de otros ingredientes medicinales con un efecto sedante. Una vez que se respira en el cuerpo, haría que uno se quede dormido durante al menos medio día. Pero este polvo es sólo un simple veneno. Cualquier persona con algo de fuerza sería capaz de usar Dou Qi para suprimir el efecto y forzarlo fuera del cuerpo.” La Hada Doctora replicó embarazosamente.

“Por suerte no es un veneno letal. Al menos no eres tan viciosa.” Xiao Yan se frotó los labios, giró su muñeca y sonrió: “Está abierto”.

Siguiendo la voz de Xiao Yan, la caja de piedra bien cerrada comenzó a abrirse lentamente.

Bajo la luz de las piedras lunares, todo en la caja de piedra fue revelado inmediatamente a Xiao Yan y al doctor de hadas.

“¿Otro rollo?” Xiao Yan alzó una ceja al notar un rollo negro que se colocó en la caja.

Él alcanzó su mano en la caja, sacó el rollo y lo volteó. Finalmente, su mirada se detuvo en las pequeñas palabras en el borde del pergamino: “Técnica Dou de Vuelo Alto: Ala de Águila”.

“¿Técnica Dou de Vuelo?” Los ojos de Xiao Yan poco a poco se hicieron más grandes como él murmuró las palabras desconocidas. En su conmoción, dijo con una voz ronca: “¿Esto es en realidad una rara Técnica Dou de Vuelo?”

¿Técnica Dou de Vuelo? ¿Qué es eso?”

Al oír este nombre por primera vez, la Hada Doctora parpadeó dudando. Había oído hablar de Técnicas Dou de Ataque, Técnicas Dou de Defensa, Técnicas Dou de Agilidad y muchos otros, pero era la primera vez que había oído hablar de una Técnica Dou de Vuelo.

“Como su nombre sugiere, esta Técnica Doy puede permitir que una persona vuele en el aire.” Xiao Yan golpeó sus labios en sorpresa mientras que él explicó.

“¿volar? ¿No es eso algo que requiere la fuerza de al menos un Dou Ling?” La Hada Doctora mostró un choque inicial ante la explicación tal explicación antes de confundirse.

En el Continente Dou Qi, sólo con la fuerza de un Dou Ling uno puede dejar el suelo y volar por una corta distancia. Sólo después de que la fuerza de uno haya alcanzado la de un Dou Wang o Dou Huang se podrá utilizar el Dou Qi para formar un par de alas de energía en la espalda. Estas alas les permitiría superar su vínculo con el suelo y volar entre las nubes.

En cuanto a las Técnicas Dou de Vuelo, eran técnicas secretas y extremas que le podía permitir al practicante formar dos pequeñas extensiones que sobresalían de las venas de su espalda. Con estas dos extensiones, uno podría formar un par de alas y volar en el aire incluso si uno no poseía la fuerza de un Dou Wang.

Volar era algo que era una gran tentación para muchos. Con el fin de satisfacer esta tentación, muchas personas fuertes ponen todos sus esfuerzos para alcanzar el sueño inalcanzable de convertirse en un Dou Wang. Al mismo tiempo, también hubo muchos que querían encontrar un atajo al encontrar esta rara y valiosa Tecnica Dou de Tipo Vuelo.

Xiao Yan lentamente soltó un largo suspiro mientras sostenía el rollo negro en su mano. Él reprimió con fuerza la felicidad en él antes de agitar su mano a la Hada Doctora.

“Lo sé. Esto va a usted, ¿no es verdad? “Después de observar la acción de Xiao Yan, la Hada Doctora comprendió su intención y asintió con impotencia.

“Haha, todo el mundo toma lo que requieren.” Xiao Yan sonrió. Sus adquisiciones de hoy casi habían causado que su cara quedara paralizada por la sonrisa.

“Todavía hay uno más. Vamos a prisa. Nos iremos una vez que la abramos.” La Hada Doctora cambió su mirada a la última caja de piedra y la abrio.

“Hum”. Con sus dos adquisiciones, el cuerpo de Xiao Yan estaba lleno de energía. Él sostuvo la última llave que no se usó y se preparó para abrir la caja de piedra.

La espaciosa habitación volvió a ser silenciosa. Justo cuando Xiao Yan inclinó su cuerpo y estaba a punto de abrir la caja, de repente se puso rígido. Rápidamente se dio la vuelta y su rostro de repente se hizo oscuro.

“¡Alguien viene!”

“¿Qué?” Al escuchar sus palabras, la Hada Doctora también se sorprendió. Un instante después, sacudió la cabeza: “Eso es imposible. Sólo nosotros dos sabemos de este lugar.”

“No he escuchado mal. Hay bastantes personas.” Xiao Yan miró a la Hada Doctora con una cara terrible. Una frialdad brilló en sus ojos.

“¿Sospechas de que he llamado a esta gente?”

Viendo la expresión de Xiao Yan, la ira irrumpió en la cara de la Hada Doctora. “Si hubiera querido hacerte daño, habrías muerto muchas veces.”

Viendo que la ira de la cara de la Hada Doctora parecía genuina, Xiao Yan presionó sus cejas juntas y rápidamente se dio la vuelta. Trató de introducir la llave en su mano en la cerradura, pero en su ansiedad, repetidamente no lo hizo.

“¡Maldición!” Dejando escapar un grito de ira, Xiao Yan agarró la caja de piedra con ambas manos en un intento de levantarla. Desafortunadamente, encontró que el contenedor estaba atascado en la mesa de piedra.

“Estúpido.” Xiao Yan una vez más gruño con una cara pálida antes de soltar lentamente una respiración. Con una voz fría, dijo: “Están aquí.”

Escuchando las palabras de Xiao Yan, la Pequeña Doctora rápidamente dirigió su mirada hacia la puerta de roca. Sus oídos también habían captado el sonido de pasos que se acercaban.

“Ke ke, Hada Doctora. Gracias por liderar el camino. Parecía que la información que logramos era verdadera”.

Más de diez figuras entraron lentamente de la oscuridad afuera de la puerta mientras la risa familiar y complaciente resonaba dentro de la habitación.

“¡Mu Li!”

Al oír la voz, la Hada Doctora cerró los dientes con fuerza.

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.