<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 213

BTTH – Capítulo 213: Corriendo por Tiempo

En el momento en que la persona vestida de negro destruyó el cuerpo de energía de la Reina Medusa, la furia se elevó sobre las caras de Yue Mei y Mo Basi al mismo tiempo. Este último giró repentinamente la cabeza y rugió hacia los innumerables guardias de la muralla de la ciudad: “¡Maten a estos humanos!”.

Oyendo la orden de Mo Basi, un sordo reconocimiento sonó airadamente desde la muralla de la ciudad. Un innumerable número de Gente Serpiente agarraron con fuerza las lanzas venenosas en sus manos, dando dos pasos hacia atrás y abruptamente cargando hacia delante. Las lanzas venenosas fueron liberadas de sus manos e instantáneamente, una lluvia negra que presionaba de lanzas venenosas disparó hacia la persona vestida de negro que estaba cerca y el grupo de Gu He. El agudo silbido hizo sonar los oídos de la gente.

La persona vestida de negro no movió su cuerpo mientras observaba con indiferencia la gigantesca lluvia venenosa en el cielo. Se agitó suavemente las mangas. Inmediatamente, un enorme tornado de color verde apareció repentinamente frente a ella. El tornado verde giró a alta velocidad y la arena amarilla del suelo fue arrastrada hasta el punto en que se elevó al aire.

Mirando el tornado que estaba creciendo en tamaño, la persona con el manto negro aleatoriamente balanceó su mano al azar como si alguien fuera a ahuyentar a un mosquito. Instantáneamente, el tornado de color verde fue liberado repentinamente. La lluvia venenosa proveniente de todas las direcciones fue destruida en pedazos por la fuerza salvaje de succión del tornado. La lanza venenosa ocasional que pasaba por el tornado tuvo dificultad para amenazar al grupo de Gu He detrás del tornado.

El par de ojos bajo la túnica negra miraba fijamente a las incesantes olas de lluvia de lanza venenosa que se disparaban sobre ellos, permitiendo que el tornado los bloqueara. Volteando su cuerpo, ella se dirigió al grupo de Gu He y dijo débilmente: “Acérquese. La Reina Medusa está en un momento crucial. En este momento, ella es extremadamente débil. Si quieres obtener la “Llama Celestial”, esta es tu única oportunidad.”

Escuchando esto, Gu He tejió sus cejas. Después de meditar un rato, asintió con una cara seria. No era una persona indecisa. Cuando llegó el momento de tomar una decisión, no dejaba pasar la oportunidad debido a una estúpida cuestión de moralidad y justicia.

“Viejo Shi, Feng Li ataquen”, Los dos ayudan a bloquear a Mo Basi y a Yue Mei. entraré en la ciudad para buscar la “Llama Celestial” La mano de Gu se agitó repentinamente como dijo en voz grave.

“Hee hee, desde que lo pones de esta manera, hagamos algo grande. De todos modos, tú eres la persona rica. Cuanto más grave sea la lesión, mayor será la recompensa”. Yan Shi abrió la boca y se rio a carcajadas.

Al oír esto, Gu He se sintió incapaz de reír o llorar mientras agitaba la cabeza. Su cuerpo tembló un poco y apareció un enorme par de alas de Dou Qi. Sus pies pisaban el aire y su cuerpo conducía rápidamente hacia el interior de la ciudad.

“¡Deténganlo!” Viendo la acción de Gu He, Yue Mei y Mo Basi se precipitaron rápidamente desde lo alto de la muralla de la ciudad. Sus rostros estaban llenos de una expresión oscura y fría mientras lo bloqueaban.

“¡Haha, sus oponentes somos nosotros!” Una feroz fuerza explosiva se estrelló contra Yue Mei y Mo Basi.

Yue Mei y Mo Basi rápidamente evitaron el ataque de la fuerza. Yan Shi y Feng Li aparecieron rápidamente frente a Yue Mei y Bo Ba Si, sonriendo mientras los bloqueaban.

“Guardias de Medusa, ¡deténganlo!” Viendo que Gu He estaba cargando directamente en la ciudad, la cara de Yue Mei se puso fría. Volteó la cabeza y, con un escalofrío en la voz, dio órdenes a los guardias de la muralla.

“¡Sí!” Voces gélidas y ordenadas respondieron con un grito. Inmediatamente, más de diez brillantes figuras utilizaron la altura de la muralla de la ciudad para colocarse rápidamente en su lugar y bloquear a Gu He de una manera similar a un rayo.

“¡Mátenlo!” Los más o menos diez Gente Serpiente que estaban vestidos de una extraña manera miraban fijamente a Gu He con oscuras y heladas miradas que eran como una serpiente venenosa. Después de su frío grito, las más de diez personas movieron rápidamente sus cuerpos al unísono. La feroz fuerza que emitían voló hacia el aire y comenzó a fusionarse. Tras la extraña fusión de las fuerzas, la energía que contenía se multiplicó.

Gu He miró indiferentemente el ataque de los más de Diez Serpientes. Con sólo una mirada áspera, fue capaz de distinguir claramente sus fortalezas. Dos Dou Lings y más de diez Da Dou Shis. La diferencia de nivel era demasiado alta y no podía ser ignorada a pesar de su extraña habilidad que les permitía combinar su fuerza ofensiva.

Abriendo una palma mientras cerraba la otra, Gu He invocó una llama azul pálida que instantáneamente cubría su cuerpo. El par de alas de su espalda se agitaron y sus manos formaron un sello de una manera relámpago. Suavemente gritó: “¡Monstruosa Llama Azul!”

Al caer su llanto, la pálida llama de color azul apareció repentinamente frente al cuerpo de Gu He. En el momento en que agitó la mano, Se disparó violentamente hacia los más de diez más Gente Serpiente desde todas las direcciones. La fuerza combinada de los más de diez de la Gente Serpiente se convirtió en nada bajo la Llama azul pálida.

Gu He batió su par de alas y pasó por la defensa de los más de diez Gente Serpiente a un ritmo aterrador. Extendió sus manos y disparó sigilosamente contra una fuerza oculta. Instantáneamente, Los más de diez vomitaron sangre y se retiraron.

Usó la velocidad más rápida para derrotar a la gente que bloqueaba el camino. Estaba a punto de entrar en la ciudad cuando una feroz fuerza, que hizo que su expresión cambiara un poco, de repente le disparó violentamente desde abajo. Inmediatamente agitó sus alas y se echó hacia atrás apresuradamente, evitando por poco una lanza de serpiente que le había sido disparada.

“¡Comandante de la Guardia de Serpientes de Medusa Hua She Er!” Una dama con un grácil y encantador cuerpo irrumpió en el cielo y gritó fríamente.

“Dou Wang… hu. Hay un buen número de personas fuertes de la raza de la Gente Serpiente”. Viendo a la dama que había aparecido delante de él, Gu He sintió ásperamente su fuerza e inmediatamente suspiró impotente en su corazón.

La dama que estaba delante de él no parecía tener ninguna intención de conversar con Gu He. Ella sostuvo una afilada lanza de serpiente con una mano mientras sacudía su cola de serpiente en el aire. Después de lo cual, cargó con una fuerza feroz sin restricción mientras atacaba a Gu He, con la intención de matar.

Sin embargo, justo cuando Gu He se preparaba para mover su cuerpo y luchar, la persona vestida de negro repentinamente se puso frente a él. Él dijo débilmente: “Déjamela ve y encuentra la “Llama Celestial”. No tenemos mucho más tiempo. Una vez que la Reina Medusa evolucione con éxito, creo que en ese momento nuestra única opción será correr lo más lejos que podamos”.

“Sí.” Gu asintió apresuradamente mientras miraba a la persona vestida de negro que aparecía frente a él. Después de su advertencia, entró en la ciudad como un relámpago bajo la furiosa mirada de Hua She Er.

Cuando el muro de la ciudad estaba en un caos total, nadie notó que una figura entrara sigilosamente desde fuera del muro de la ciudad. Después de deshacerse de unas cuantas de la Gente Serpientes a las que ocasionalmente se encontraba en el camino, abrió su paso y corrió hacia dentro de esa enorme ciudad. Su espalda tembló un poco y las Alas de Nube Púrpura se extendieron. Xiao Yan voló rápidamente a baja altitud y preguntó ansiosamente en su corazón: “Maestro, ¿Dónde está? ¿Has sentido la posición de la “Llama Celestial”?”

“La Reina Medusa es realmente astuta. No sé lo que hizo, pero dividió la presencia de la “Llama Celestial” en cuatro porciones. Las ubicaciones de las cuatro presencias se sitúan en cuatro esquinas de la ciudad. Si los registráramos uno por uno, perderíamos mucho tiempo”. Dijo Yao Lao con una sonrisa.

“Ugh, una mujer astuta… ¿qué hacemos ahora?” Escuchando esto, Xiao Yan entretejió sus cejas y sonrió amargamente mientras cuestionaba.

“Hehe, relájate. Aunque su método es muy inteligente, a pesar de cómo te eh dicho, he estado interactuando con una “Llama Celestial” durante tanto tiempo. todavía puedo diferenciar la pequeña diferencia entre ellos.” La risueña voz de Yao Lao tenía un débil orgullo.

“¿Por dónde?” El corazón de Xiao Yan suspiró aliviado al preguntarse apresuradamente.

¡”Este”! Yao Lao contestó rápidamente

“Haha, ese Gu He va en la dirección equivocada.” Al oír la respuesta de Yao Las, Xiao Yan se rio inmediatamente. Estaba claramente regodeándose por la desgracia de los demás. Esto se debía a que había visto a Gu He volar hacia el norte justo ahora.

Los pies de Xiao Yan se bajaron rápidamente de una azotea para evitar unas cuantas serpientes lanzadas hacia él de forma ágil. Bajó la cabeza para echar un vistazo a la sucia ciudad de abajo, agitó sus alas de nube púrpura y voló hacia la parte este de la ciudad.

Después de volar cuidadosamente durante más de diez minutos, un enorme altar apareció gradualmente en su vista.

“Está aquí dentro. Ten cuidado, la presencia de la “Llama Celestial” se está enriqueciendo mucho más”. Cuando el santuario apareció, la advertencia de Yao Lao resonó en su corazón.

“De acuerdo”. Xiao Yan asintió levemente con la cabeza y gradualmente ralentizó su velocidad de vuelo. Después de lo cual entró en una oscura región, entrecerrando un poco los ojos al ver la apretada defensa fuera del altar.

“No pierdas más tiempo. Date prisa. Si la Reina Medusa evoluciona con mucho éxito, no podré con ella. Para entonces, sólo podrás huir por tu vida”. Yao Lao dijo gravemente

“Muy bien”, Xiao Yan asintió rápidamente y silenciosamente se movió hacia el altar. Tomando prestada la ayuda de Yao Lao para ocultar su presencia, se deslizó en un pasillo como el humo, y luego corrió con todas sus fuerzas hacia la dirección que Yao Lao señalaba.

Con la extremadamente fuerte Percepción Espiritual de Yao Lao, Xiao Yan fue capaz de evitar por poco las patrullas cada vez que se encontraba con ellos. Después de que este tipo de corrida alarmante y peligrosa hubiera persistido durante unos diez minutos, la vista de Xiao Yan se volvió repentinamente abierta y clara. Un pequeño lago transparente apareció en sus ojos.

En medio del lago había una pequeña isla. Las olas de agua circundantes brillaban sin señales de puente hacia la isla.

Parado junto al lado del lago, Xiao Yan miró al agua transparente del lago donde se podía ver el fondo. Se lamió los labios y el par de alas de su espalda aleteó. Sin embargo, cuando entró aproximadamente un metro a través de la superficie del lago, una extraña energía le obligó de repente a caer hacia el agua del lago.

Cuando su cuerpo estaba a punto de tocar el agua del lago, el corazón de Xiao Yan se apretó repentinamente. Un inquietante sentimiento de inquietud le relampagueó rápidamente. Sacó una regla de jade del anillo de almacenamiento por instinto y la tiró hacia abajo. Luego, la punta de sus pies presionó ligeramente sobre ella, tomando prestada esta fuerza flotante para seguir la superficie del lago y volver a correr hacia el lado del lago.

Xiao Yan estaba peligrosamente al costado del lago, se giró y vio la regla de jade que instantáneamente se había corroído en la nada. No pudo evitar tragar su saliva…

“Ten cuidado. Hay una prohibición de energía en el espacio sobre el lago. Cualquier objeto volador será empujado con fuerza al lago. Hay claramente un veneno muy potente en el lago. Si tuvieras el más mínimo contacto con él… incluso un Dou Wang tendría algún problema.” La voz de Yao Lao sonaba en su corazón.

“Maldita sea…” Xiao Yan maldijo suavemente e impacientemente apretó el puño. Un rato después respiró hondo y preguntó con una amarga sonrisa: “¿Qué hacemos ahora?”.

“No tenemos otra opción que usar el método más estúpido. Como la última vez que entraste en el lago de magma, usaré la “Llama Celestial” para cubrirte. Te moverás lo más rápido posible para apresurarte a la isla. De lo contrario, podrías ser corroído hasta que no dejes restos”. musitó Yao Lao antes de decir impotente.

“¡Date prisa… el tiempo es precioso!” Xiao Yan se frotó las manos con emoción y recordó.

Yao Lao suavemente comando y una espesa llama de color blanco apareció gradualmente en el cuerpo de Xiao Yan y lo envolvió. Un momento después, cubrió completamente el cuerpo de Xiao Yan.

“Maldita sea, vamos…” Parado al lado del lago, Xiao Yan miró el agua transparente del lago, apretó los dientes y cerró los ojos. Con un sonido de salpicadura, se metió en él.

Descarga:

1 Comentario Comentar

  1. Chavezz17

    Lector

    Nivel 24

    Chavezz17 - hace 2 meses

    Me da como que lo va a conseguir, pero con un resultado un tanto… Especial xD

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.