<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 334

BTTH – Capítulo 334: Acuerdo de Tres Años

Las palabras aburridas y simples lentamente se deslizaron por la inmensa plaza. Hicieron que la atmósfera de calma que había estado presente en todo el terreno se encontrara en un ligero desasosiego y desorden.

En el campo abierto, incontables discípulos de la Secta Nube Brumosa llevaban todo tipo de emociones en sus miradas mientras miraban al joven vestido de negro cerca del borde de las escaleras de la roca. No desconocían a este joven que se llamaba Xiao Yan. La relación entre Nalan Yanran y él ya se había convertido en un tema de conversación cotidiana de muchos discípulos de la Secta Nube Brumosa. Por supuesto, cada vez que se mencionaba su nombre, la mayoría de la gente se refería a él burlonamente con desdén. Un hijo de un pequeño Clan quería casarse con Nalan Yanran, cuyo estatus dentro de la Secta Nube Brumosa era tan noble como el de una princesa. A los ojos de esta gente, sin duda parecía que Xiao Yan había sobrestimado su habilidad. Esto fue especialmente así después de que el acuerdo de tres años se extendiera dentro de la secta. Este ridículo se hizo aún más fuerte. Naturalmente, una de las razones del ridículo no les excluía de los celos.

Como líder de la secta juvenil de la Secta Nube Brumosa, que estaba más allá del alcance de muchos, incontables discípulos de la Secta Nube Brumosa la veían como la diosa en sus corazones. Cuando se conocieron, estas personas siempre se habían enfrentado a un rostro exquisito que había mantenido una expresión indiferente y mundana. Cualquiera que quisiera entrar en contacto más cercano con ella regresaría fracasado. Xiao Yan como el hombre que casi se había convertido en el marido de Nalan Yanran recibiría natural y fácilmente algunos celos anormales.

Debido a los celos, junto con algunos rumores, estos discípulos de la Secta Nube Brumosa tendrían naturalmente una mala impresión de Xiao Yan a quien nunca antes habían conocido. Cuando hablaban, la mayoría de ellos le degradaban tanto como les era posible, pareciendo como si no se detuvieran hasta que describieran a Xiao Yan como totalmente inútil.

Sin embargo, mientras miraban al joven que aún mantenía la calma y la tranquilidad a pesar de enfrentarse al Qi unido de casi mil discípulos de la Secta Nube Brumosa, algunos de los discípulos más astutos se sintieron un poco asombrados en sus corazones después de descartar las emociones negativas dentro de sus corazones. Esta actitud indiferente no parecía ser algo que pudiese hacer la basura del Clan Xiao, del que sus camaradas habían hablado habitualmente.

Los brillantes ojos de Nalan Yanran miraron al joven con una figura ligeramente delgada a poca distancia. Su mirada se detuvo en esa delicada y hermosa cara. En ese lugar, aún podía reconocer vagamente la silueta del joven de entonces. Sólo que tres años habían acabado con la ternura y la agudeza de la juventud. El joven que estaba frente a ella ya no tenía el vigor vanguardista que repentinamente había estallado en el vestíbulo de la casa del Clan Xiao en aquel entonces. Reemplazarlo fue una profunda restricción.

“Realmente ha cambiado.” Una frase apareció silenciosamente en su mente. La mirada de Nalan Yanran era un poco complicada. Ella nunca había pensado que la persona inútil en ese entonces realmente sería capaz de venir a la Secta Nube Brumosa sin miedo, mucho menos permaneciendo tan indiferente como el viento sin revelar la más mínima ansiedad o palidez, incluso cuando se enfrentaba a casi mil discípulos de la Secta Nube Brumosa.

“Clan Nalan, Nalan Yanran.”

Nalan Yanran se levantó lentamente. Su bonita figura era alta y recta como un orgulloso e inflexible loto de la nieve. Sus brillantes ojos miraron a Xiao Yan mientras su voz era tan tranquila como la de este último.

“¿Ese es el pequeño compañero del Clan Xiao?” ¿No se decía que era una persona inútil que no podía almacenar a Dou Qi?” En el enorme árbol, Jia Xing Tian miró a Xiao Yan con un par de ojos que contenían algo de asombro. Se rio a carcajadas: “Ke ke, pero al ver su porte, no parece una persona que pretenda a la fuerza tener un exterior fuerte mientras está vacío por dentro. Por otra parte, incluso si su serenidad se hace realidad, ser capaz de mantener esta calma frente a la fuerza unida creada por esos viejos compañeros de la Secta Nube Brumosa no es algo que una persona ordinaria pueda hacer”.

Fa Ma, que estaba a poca distancia de Jia Xing Tian, asintió ligeramente. Sus viejos y agudos ojos lentamente se extendieron por Xiao Yan. Un momento después, se detuvo en la cara de este último. De repente, sus cejas se entretejieron un poco y dijo: “Por alguna razón desconocida, parece tener un sentimiento familiar hacia él”.

“Ke ke, ¿tú también tienes ese sentimiento?” Escuchando esto, Jia Xing Tian se rio suavemente. Sus ojos se llenaron de un profundo significado cuando miró a Xiao Yan y dijo: “Parece que lo hemos visto antes en alguna parte”.

El ceño fruncido de la frente de Fa Ma se profundizó un poco. Sus ojos parpadeaban mientras miraba a Xiao Yan, pero no continuó diciendo nada más.

“Oye, viejo Nalan, ¿es este el joven del Clan Xiao que casi se convierte en el yerno del Clan Nalan? No parece ser la persona inútil de los rumores. Este porte y esta fuerza mental es algo que apenas he visto en los jóvenes que he conocido”. Mu Chen giró la cabeza y dijo. Sonrió a Nalan Jie, cuyos ojos se habían detenido en el cuerpo de Xiao Yan desde el principio. Se regodeó un poco con su sonrisa. Un yerno que fue abandonado porque se pensaba que era inútil había aparecido actualmente aún más sobresaliente que algunos de los que se llamaban genios. Aunque Nalan Jie no sentiría dolor hasta el punto de que no quería vivir a causa de esto, más o menos se sentiría un poco molesto.

La expresión de Nalan Jie era fea mientras cortaba ferozmente a Mu Chen con su mirada. Era demasiado perezoso para decirle cualquier cosa innecesaria. Con una risa fría, continuó enfocando su mirada en ese hombre delicado y guapo. Las emociones en su corazón rodaban.

Aunque Nalan Jie ya sabía que Xiao Yan había abandonado la reputación de ser una persona inútil durante bastante tiempo, la calma y la fuerza mental que este último mostraba actualmente hizo que su corazón sintiera una gran conmoción. Además de esta conmoción, también suspiró suavemente y de manera arrepentida. Una vez que la situación ha llegado a este punto, decir algo más no ayudaría a cambiar la situación. Solo podía esperar que los rencores entre Xiao Yan y Nalan Yanran se derritieran después de que este Acuerdo de Tres Años terminara. Era mejor si podían reconciliarse. Por supuesto, esto puede ser un sueño poco realista. Incluso si los dos ya no pudiesen estar juntos en el futuro, permitir que Xiao Yan dejase de llevar odio hacia el Clan Nalan en el futuro haría que Nalan Jie se sintiese un poco mejor. Después de todo por como Nalan Jie lo veía actualmente, este joven básicamente poseía todos los requisitos para ser una persona fuerte.

Una fuerza mental sobresaliente, un excelente talento para el entrenamiento y la perseverancia para seguir luchando durante tres años sólo por una promesa. Con estas pocas cosas, el camino futuro de Xiao Yan para convertirse en una persona fuerte será mucho más suave y sin obstáculos. Nalan Jie no creía que ser el blanco del rencor de un joven con un potencial ilimitado fuera algo de lo que uno pudiera alegrarse.

“Parece que debería enviar a alguien a ponerse en contacto con el Clan Xiao.” Nalan Jie suspiró suavemente en su corazón mientras agitaba la cabeza. Arrojó su atención al campo abierto. El actual sólo podía esperar el Acuerdo de Tres Años que estaba a punto de comenzar.

Después de que Nalan Yanran se puso de pie, los más de diez hombres con túnicas blancas que estaban encima de la plaza finalmente habían empezado a abrir lentamente sus ojos. Sus miradas se dirigieron al joven de túnica negra que estaba en las escaleras de la roca. Mientras intercambiaban miradas, sintieron asombro. La incertidumbre en sus corazones era exactamente la misma que la de Nalan Jie y los demás. No importaba en que dirección se mirase al actual Xiao Yan, no se podía ver la basura del Clan Xiao que sufría todo tipo de burlas en aquel entonces.

“¿Eres Xiao Yan del Clan Xiao?” Un viejo con túnica blanca que estaba en el centro levantó los ojos y miró a Xiao Yan. Después de un rato, lentamente abrió la boca y pronunció esas palabras.

La mirada de Xiao Yan miró al viejo de túnica blanca que estaba en el medio. Se dio cuenta de que esta persona debía tener una posición bastante alta dentro de la Secta Nube Brumosa. Desde que este último abrió la boca, los ancianos que lo rodeaban, vestidos con una túnica similar, permanecieron en silencio.

“Soy el Primer Anciano de la Secta Nube Brumosa, Yun Leng.” Antes de que Xiao Yan pudiera responder, el anciano simplemente continuó como quiso y dijo: “El líder de la secta aún no ha regresado hoy. Por lo tanto, el Acuerdo de Tres Años esta vez será presidido por el viejo yo. El propósito de la competición esta vez es aprender unos de otros. Detente cuando…”

“La vida y la muerte son dictadas por los cielos.” Una suave voz de repente sonó, interrumpiendo las palabras de Yun Leng.

Las miradas sobre el terreno abierto se volvieron hacia la voz. Finalmente se detuvieron sobre el cuerpo del silencioso joven de túnica negra. Todas sus expresiones eran diferentes. Mucha gente no esperaba que Xiao Yan dijese tales palabras. Uno debería saber que su oponente era el sucesor de la Secta Nube Brumosa, a quien la secta se había concentrado en preparar.

“Ke ke, un joven valiente.” Por encima de los altos árboles, algunos viejos con caracteres extraños no podían resistirse a reír. Algunos de ellos incluso levantaron los pulgares ante Xiao Yan.

Los ojos de Nalan Yanran se levantaron un poco. Miró al joven de túnica negra que tenía delante. Dentro de esos oscuros ojos negros parecía haber una luz pulsante y fluctuante, que era difícil de ocultar. ¿Eso fue resentimiento?

Mucho tiempo después, Ella asintió con la cabeza. Su voz era tranquila. “Como desees.”

Al escuchar la respuesta de Nalan Yanran, Yun Leng se entretejió un poco las cejas. La repentina interrupción de Xiao Yan había disgustado a este Primer Anciano que ocupaba una posición bastante alta en la Secta Nube Brumosa. También era consciente de que Xiao Yan ya había sido quitado de su reputación de ser basura hacía mucho tiempo. Sin embargo, el talento de Nalan Yanran tampoco fue menor que el suyo. Además, estaba la Secta Nube Brumosa preparándola. El crecimiento de su fuerza podría llamarse extremadamente rápido. Si tuviesen que luchar, Yun Leng no era optimista de las posibilidades de Xiao Yan.

“Jovencito, siempre debes dejar algo de margen en todo lo que hagas. Pero ya que has hecho esa petición, haz lo que quieras. La vida y la muerte serán determinadas por los cielos.” Yun Leng agitó sus manos y dijo débilmente.

Se levantó un arco en la esquina de la boca de Xiao Yan. En su corazón, no podía resistirse a reír con frialdad. ¿Dejar algo de margen? En ese entonces, Nalan Yanran había sido despiadado. ¿Alguien le pidió que dejara espacio para otros?

La mano de Xiao Yan lentamente sostuvo la empuñadura de la regla. La sacó abruptamente y la Regla Pesada de Xuan llevaba el sonido del viento comprimiéndose. Se inclinó hacia el suelo y se creó una brisa a partir de su cuerpo, removiendo todo el polvo del suelo. Un débil Dou Qi de color verde cubrió la superficie de su cuerpo mientras Xiao Yan miraba fijamente a Nalan Yanran. “He venido de acuerdo con el acuerdo de tres años. Hoy, resolvamos todos nuestros rencores del pasado. Por favor, devuelve toda la humillación que le has dado al Clan Xiao en ese entonces.”

Nalan Yanran extendió su mano y un anillo de color esmeralda brillaba en su dedo. Apareció una larga espada de color verde pálido. El filo de la espada estaba ligeramente inclinado, reflejando una densa frialdad bajo la luz del sol.

Los bonitos ojos de Nalan Yanran intercambiaron miradas con ese par de oscuras pupilas negras. Ella suspiró un poco arrepentida mientras decía débilmente: “Yo me encargaré de mi propio matrimonio”. Aunque han pasado tres años, no creo que haya hecho nada malo en aquel entonces. Tengo derecho a elegir mi destino. Tal vez algunas de mis acciones fueron inapropiadas cuando estaba eligiendo, sin embargo, creo que aún así tomaría esta decisión aunque pudiera retroceder en el tiempo”.

“¿Tus acciones fueron inapropiadas?” Xiao Yan rio en voz baja. ¿Sólo una simple acción inapropiada y ella quería alejarse de su propio comportamiento grosero e irrazonable? ¿No era esto demasiado simple?

La expresión de Xiao Yan volvió gradualmente a su indiferencia. La palma de la mano que sujetaba la empuñadura de la regla estaba cada vez más apretada. Un momento después, su pie dio abruptamente un paso adelante. En el lugar donde aterrizó, la superficie dura y verde de la roca tenía unas cuantas líneas de grietas que se extendían. Un feroz y creciente Dou Qi de color verde que contenía algunas plántulas de llamas de color verde surgió violentamente en la superficie de Xiao Yan.

“Comencemos.”

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.