<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 359

BTTH – Capítulo 359: ¡Él Debe Morir!

El ambiente era tan tranquilo en la espaciosa sala que ni los loros ni los gorriones hacían ruido. Todos los miembros del Clan Xiao apretaban fuertemente los puños mientras escuchaban los numerosos gritos sangrientos que venían de fuera de la puerta. Había una gran satisfacción en sus rostros. El reciente giro de los acontecimientos del Clan Xiao había hecho que sus corazones se llenasen de quejas. Ahora que Xiao Yan había vuelto, finalmente había tirado de todo al Clan, que estaba a punto de llegar a su fin, hacia arriba. Los agravios que habían experimentado durante los últimos días estaban desapareciendo con cada grito horrible que salía de la puerta.

Los horribles gritos que había fuera continuaron durante menos de un minuto antes de que gradualmente se callaran. Cuando los gritos que hacían rugir la sangre se acabaron, las miradas dentro de la gran sala comenzaron a concentrarse de nuevo en el lomo de Xiao Yan, que estaba sentado en silencio en una silla con la espalda hacia ellos. En ese momento, había un poco más de fanatismo y respeto en esas miradas.

“Líder Junior del Clan”. El primer anciano dio un emocionado paso adelante y rompió el silencio de la gran sala.

“Primer anciano, llámame Xiao Yan. Realmente no tengo derecho a que me llamen el ‘Líder Junior del Clan'”. Xiao Yan lentamente se levantó de su asiento, se dio la vuelta, sonrió y contestó en un tono suave.

El primer anciano se asustó un poco al ver el rostro sonriente que era completamente diferente del rostro severo que antes había estado lleno de intención de matar. Inmediatamente, asintió con una sonrisa, “Actualmente, en este Clan Xiao, tus palabras son capaces de representar las órdenes del líder del Clan”.

“Padre no estará de acuerdo con eso.” Xiao Yan agitó la cabeza y bromeó. Movió suavemente el dedo y aparecieron sobre la mesa más de diez frascos de jade: “Estos son algunos medicamentos curativos para tratar lesiones internas. Que los miembros del Clan que resultaron heridos los consuman primero”.

Al oír esto, el primer anciano asintió apresuradamente con la cabeza. Agitó la mano y dos miembros del Clan se adelantaron. Cogieron las botellas de jade y empezaron a distribuirlas en el orden adecuado.

Xiao Yan observó a los que habían consumido la medicina curativa antes de agarrar con una mano la Regla Pesada de Xuan y colocarlo descuidadamente sobre su espalda. Después de lo cual, salió del gran salón.

“Chirriar”. Xiao Yan abrió la puerta, y entró la luz del sol. La cálida luz del sol expulsó toda la melancolía que había envuelto la gran sala.

Xiao Yan cruzó el umbral de la puerta. Su mirada miró a su alrededor. La esperada escena de cadáveres por todas partes no apareció. Sólo la Reina Medusa se apoyaba perezosamente en un sauce bajo el brillo de la luz del sol. Su delicada mano estaba jugando al azar con una hoja verde esmeralda. Su bella y curvilínea figura se reflejaba en el suelo, se movía ligeramente y parecía extremadamente atractiva.

Viendo salir a Xiao Yan, la Reina Medusa levantó la cabeza y le miró. Ella dijo débilmente: “No quedan ni los cadáveres ni los huesos, ni uno de ellos ha quedado. Recuerda, ese ‘Tomb Monster Needle Fruit’ es ahora mío”.

“Esta mujer es realmente muy despiadada.” Xiao Yan suspiró en su corazón. Asintió con la cabeza antes de girarse para mirar a los miembros del Clan Xiao que le habían seguido y salir. Actualmente, tenían expresiones de asombro al barrer el suelo vacío frente a ellos. Debido al terror de la mujer hechicera no muy lejos, sin embargo, incluso el tercer anciano, que tenía mal genio, no se atrevió a tomar la iniciativa de abrir la boca y preguntar.

“En el futuro, Wu Tan City ya no tendrá el Clan Jia Li y el Clan Aoba.” La voz de Xiao Yan hizo que los miembros del Clan Xiao suspirasen aliviados.

“Así es.” Xiao Yan parecía haber recordado algo. Frunció un poco el ceño y preguntó con voz grave: “Primer anciano, ¿dónde están los otros miembros del Clan Xiao? El Clan Xiao no parece tener sólo a estas pocas personas, ¿verdad?”

“Ke ke, no tienes que preocuparte. Si sólo quedan estas pocas personas en el Clan Xiao, ¿qué cara tendré cuando conozca a nuestros ancestros?”. El primer anciano agitó la cabeza con una sonrisa y explicó: “Ya había esperado que hubiera gente que nos saqueará en nuestro miserable estado. Por lo tanto, he arreglado que los dependientes del Clan se muden a la montaña que hay detrás por adelantado. También hay un buen número de miembros del Clan que son muy fuertes protegiéndolos allí.”

Xiao Yan solo suspiró aliviado al escuchar esto. Volteó la cabeza mientras observaba una pequeña cabeza que había salido de entre la multitud. En ese momento, esta hermosa niña que se había atado una cola de caballo estaba mirando intensamente a Xiao Yan con un par de ojos grandes y llorosos que estaban llenos de tanta adoración que casi aparecieron pequeñas estrellas.

“Niña, ve a la montaña y llama a los miembros del Clan. Biao-ge ha vuelto. Nada le pasará al Clan Xiao”. Xiao Yan hizo un gesto con la mano a Xiao Qing y habló con una sonrisa.

TL: Biao-ge – primo mayor hermano

Al escuchar la orden de Xiao Yan, Xiao Qing rápidamente salió de entre la multitud humana. Dio una respuesta clara antes de rebotar y animar mientras corría hacia la parte de atrás de la casa del Clan Xiao. En el camino, la risa de una pequeña niña sonó repetidamente. El biao-ge en su corazón que ella pensaba que podía hacer cualquier cosa

no la decepcionó. Incluso un difícil problema que había causado la impotencia de los ancianos del Clan fue completamente resuelto por él en menos de una hora.

Xiao Yan dio un largo suspiro. Giró la cabeza y observó al primer anciano. “Ahora, primer anciano, ¿puedes contarme todo lo que le ha pasado recientemente al Clan Xiao en detalle?”

“Ah.” Al escuchar las palabras de Xiao Yan, la cara del primer anciano, que originalmente llevaba una sonrisa, inmediatamente se volvió amarga. Suspiró suavemente, giró la cabeza y agitó la mano. Después de despedir a los miembros del Clan para ordenar el Clan Xiao, que era un completo desastre, se dio la vuelta, se enfrentó a Xiao Yan y dijo: “Entra y hablaremos”.

Mientras hablaba, se puso a la cabeza dando la vuelta y entrando en el pasillo. El segundo y el tercer anciano intercambiaron miradas y siguieron de cerca con caras igualmente sombrías.

Mirando el comportamiento de los otros tres, el dedo de Xiao Yan tembló un poco mientras levantaba los pies y le seguía.

Los cuatro volvieron a entrar en la sala. En ese momento, los miembros del Clan Xiao ya habían limpiado rápidamente el desordenado lugar. Los cuatro se sentaron sucesivamente y los miembros del Clan que estaban al lado trajeron apresuradamente té caliente.

Las manos de Xiao Yan sostenían la taza de té, sintiendo el calor que gradualmente se filtraba en su cuerpo. Miró el rostro solemne del primer anciano y dijo en voz baja: “Dime, ¿qué ha pasado?”

El primer anciano asintió con la cabeza. Estaba a punto de abrir la boca cuando la cerró. Su mirada se detuvo en la silla junto a Xiao Yan. Este último siguió la mirada y lentamente giró la cabeza para darse cuenta de que la Reina Medusa ya se había sentado allí con una cara tranquila desde un momento desconocido en el tiempo.

“No tienes que preocuparte por ella. Sólo habla.” Xiao Yan agitó la cabeza y dijo.

El primer anciano asintió con la cabeza con una amarga sonrisa y suspiró: “Desde que dejaste la ciudad de Wu Tan, nuestro Clan Xiao, con la ayuda de la gran cantidad de medicina curativa que dejaste atrás, gradualmente fortaleció nuestra posición dentro de la ciudad de Wu Tan. Aunque el Clan Jia Li y el Clan Aoba pensaron en unirse y suprimir al Clan Xiao durante este período de tiempo, nuestro Clan Xiao resistió una y otra vez con el apoyo de Ya Fei xiao-jie. A medida que los beneficios que el Clan Xiao obtuvo de la venta de medicamentos curativos durante estos dos años se hicieron demasiado grandes, nuestro conflicto con los Clanes Jia Li y Aoba se hizo cada vez más intenso. Tres meses antes de que volvieras, finalmente no pudieron resistir y empezaron a usar la fuerza. Pero fue una suerte que la fuerza del Clan Xiao se hubiese disparado durante estos dos años. En términos de pura fuerza, incluso con la unión de sus dos Clanes, no pudieron obtener mucho beneficio”.

TL: xiao-jie – se refiere a una hija de cierto Clan acomodado (soltero)

“Pero…” Después de hablar de este punto, la expresión del primer anciano de repente se volvió volátil. Cerró el puño. Un sonido ‘crujiente’ hizo que Xiao Yan se diera cuenta de qué tipo de furia se escondía actualmente en el corazón del primer anciano.

“Hace sólo tres días, el Clan Xiao recibió su golpe más trágico.”

El rabillo de los ojos de Xiao Yan tembló mientras sorbía lentamente un bocado de té.

“Era tarde en la noche cuando la defensa del Clan Xiao estaba en su punto más débil. Tres misteriosos hombres vestidos de negro que superaron las expectativas de todos descendieron repentinamente del cielo. Aunque no tomaron la iniciativa de hacer daño a la gente, dañaron al Clan Xiao hasta que quedó en un completo desorden. El daño que causaron alertó a todo el Clan Xiao. El Líder del Clan estaba extremadamente furioso. Dirigía a la gente fuerte del Clan Xiao, queriendo detenerles. Sin embargo, la fuerza de la otra parte era demasiado aterradora. Los tres ni siquiera duramos un intercambio contra la persona vestida de negro que era el líder antes de que todos fuéramos gravemente heridos. Todos sabíamos que la persona se había contenido. De lo contrario, los tres no hubiéramos vivido de esa revuelta”. El viejo cuerpo del primer anciano tembló un poco al bajar la cabeza y dijo.

“Crack”. De repente apareció un sonido claro. El primer anciano y los otros se apresuraron a levantar la cabeza solo para ver que la expresión de Xiao Yan se había vuelto abruptamente muy fea. La taza de té que tenía en la mano ya había sido amasada hasta que se rompió. El polvo mezclado con té se movía a lo largo del hueco entre sus dedos y goteaba.

“¿Dónde está padre?” La mirada de Xiao Yan miró intensamente a los tres ancianos. Su respiración era rápida y su voz algo ronca.

Al oír esto, la expresión del primer anciano y de otros dos ancianos se volvió sombría mientras agitaban la cabeza amargamente.

“¿Padre no está en la montaña detrás?” La expresión de Xiao Yan era tan fea que era un poco aterradora. Miró a los tres ancianos cuyos rostros estaban llenos de amargura. De repente, se levantó y un rugido salió de su garganta: “¡Dime!”

“El tres misterioso hombre de túnica negra había ido tras el líder del Clan. El Líder del Clan también parecía ser consciente de su intención. Por lo tanto, para evitar cualquier lesión o muerte de los miembros del Clan, sólo él desvió a las tres misteriosas personas y hasta ahora, aún no ha regresado”. El primer anciano apretó los dientes y dijo con una amarga sonrisa.

“¡Bang!”

Un feroz Qi surgió abruptamente de entre la gran sala. La mesa del lado de Xiao Yan estaba directamente destrozada en ese momento. Los miembros del Clan en el gran salón que se habían movido de un lado a otro mientras limpiaban el lugar endurecieron sus cuerpos mientras miraban al feroz Xiao Yan que estaba sentado en medio del salón.

“¿Tiene información sobre las tres personas misteriosas?” El cuerpo de Xiao Yan estaba envuelto alrededor de una llama caliente de color verde. Su voz era actualmente como la de los que venían del más allá. Dentro de la frialdad, había una intención salvaje de matar.

“El primer anciano apretó los dientes, miró a la alta temperatura que se abalanzaba sobre él y agitó la cabeza amargamente.

“Aunque no sabemos la condición exacta del líder del Clan, podemos determinar que su vida no está en peligro.” El primer anciano repentinamente sacó cuidadosamente una vieja caja del bolsillo de su pecho. La abrió y un jade color esmeralda apareció dentro de ella. Un punto de luz nadaba lentamente en medio de la pieza de jade, como si poseyese una espiritualidad.

El primer anciano cautelosamente cogió la pieza de jade. Lo estudió en detalle antes de suspirar aliviado. Con voz suave, dijo, “Esta pieza de jade fue dejada por los ancestros de nuestro Clan Xiao. Cada Líder de Clan dejará un poco de energía espiritual dentro de él. Si el líder del Clan muere, este punto de luz desaparecerá junto con él. Viendo que el punto de luz espiritual sigue siendo muy fuerte, creo que no debería estar en peligro de muerte”.

Las palabras del primer anciano hicieron que el corazón de Xiao Yan, que era como un volcán en erupción, se calmara un poco. Recibió la pieza de jade del primer anciano y la acarició suavemente.

“¿Puede decirme la posición actual de padre?” La voz de Xiao Yan era oscura y fría mientras preguntaba.

“No puede.” El primer anciano tembló con una amarga sonrisa.

Xiao Yan inhaló un profundo soplo de aire fresco. Lentamente cerró los ojos que estaban llenos de intención asesina. La intención salvaje de matar en su corazón estaba afectando su razonamiento, que estaba a punto de alcanzar su límite.

“Hay rastros de energía dejados por la gente de la Secta Nube Brumosa dentro de ellos tres.” La Reina Medusa, que estaba sentada tranquilamente a un lado, de repente miró débilmente a Xiao Yan y dijo: “Es un poco como el Primer Anciano de la Secta Nube Brumosa.”

Los ojos cerrados de Xiao Yan se abrieron de repente. Una oscura y fría intención de matar que incluso hizo que la Reina Medusa se asustase lentamente se filtró fuera del

cuerpo de Xiao Yan. Levantó un poco la cabeza. Ese rostro delicado y hermoso estaba ahora completamente lleno de ferocidad y locura.

“¡Esta vez, Él debe morir! ¡Quien me trate de detener morirá!”

Descarga:

2 Comentarios Comentar

  1. drakon91

    Lector

    Nivel 8

    drakon91 - hace 3 meses

    El primer anciano de la secta nube fue a hacer lo mas tonto que podia hacer

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.