<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 363

BTTH – Capítulo 363: Matando a Yun Leng

Todos los que estaban dentro de la Secta Nube Brumosa levantaron la cabeza para ver las llamas verdes y blancas sobre las manos de Xiao Yan, que lentamente se estaban acercando. En ese momento, incluso los discípulos cuyas fuerzas eran débiles, comenzaron a sentirse un poco incómodos. Una conmoción comenzó a extenderse a través de los discípulos de la Secta Nube Brumosa.

“Xiao Yan, ¿qué planeas hacer?” Como Dou Zong, Yun Shan fue el primero en sentir el desasosiego que surgió en su corazón. Sus ojos inmediatamente se abrieron de par en par mientras gritaba severamente.

Xiao Yan ignoró su comentario. Sus ojos, que estaban llenos de una espesa intención de matar, miraron intensamente a las dos llamas de diferentes colores. A medida que las dos llamas diferentes comenzaron a fusionarse, el espacio entre sus dos palmas comenzó a ser tremendamente distorsionado. Numerosas y apagadas explosiones parecidas a truenos fueron emitidas desde su interior, impactando las almas de aquellos que estaban mirando.

Detrás de Xiao Yan, la Reina Medusa también estaba viendo la acción del primero conmocionada. Como en el pasado fue reprimida por el espíritu de ‘La Pitón Devora Cielos de Siete Colores’, sólo era consciente de algunas de las circunstancias que rodeaban a Xiao Yan. Esta ‘Llama Loto del Buda Enfadado’ fue casualmente algo que ni siquiera ella sabía que existía.

Fusionando dos diferentes ‘Llamas Celestiales’? ¿No es este tipo un poco loco?” La Reina Medusa frunció un poco el ceño. En ese entonces, sólo una “Llama Núcleo Loto Verde” la había torturado hasta que apenas estaba viva. ¿Qué clase de energía aterradora crearía la fusión de dos clases diferentes de ‘Llamas Celestiales’?

“¡Deténganlo!”

Al ver la conmoción transmitida por la colisión entre las palmas de las manos de Xiao Yan, la cara de Yun Shan se volvió poco a poco seria. Podía sentir lo aterrador que sería si las dos llamas se fusionasen. Inmediatamente, agitó la mano y dijo en voz baja.

Cuando oyeron a Yun Shan dar la orden, Yun Leng y algunos otros, que ya la estaban esperando, agitaron las alas de Dou Qi sobre sus espaldas inmediatamente. Sus cuerpos se convirtieron instantáneamente en rayos de luz que disparaban hacia Xiao Yan.

Xiao Yan miró fríamente a Yun Leng y a los demás que le rodeaban mientras se acercaban. Suavemente agitó las Alas de la Nube Púrpura en su espalda y su cuerpo disparó abruptamente hacia atrás. Cuando se echó hacia atrás, las dos llamas de colores que tenía en sus manos ya habían empezado a girar una alrededor de la otra. Numerosas llamas verde-blancas fueron disparadas repetidamente desde el punto de contacto como una corriente eléctrica. Ocasionalmente, una llama que salía de su interior caía sobre uno de los enormes árboles. Inmediatamente después, los grandes árboles, de más de diez metros de altura, se convirtieron en una pila de cenizas frente a numerosas miradas escandalizadas.

Las pocas figuras humanas en el cielo relampagueaban repetidamente y perseguían bajo las innumerables miradas que había debajo. Aunque la velocidad de las Alas de la Nube Púrpura de Xiao Yan no podía compararse con la de un verdadero par de alas de Dou Qi, se las arregló para escapar astutamente cada vez que estaba a punto de estar rodeado de ágiles movimientos evasivos, además de usar las “Llamas Celestiales” en sus manos, lo que Yun Leng y los demás temían.

Durante el tiempo que le persiguieron y huyó, los dos tipos de llamas en las manos de Xiao Yan habían completado más de la mitad del proceso de fusión. Las llamas verdes y blancas se cubrían mutuamente, como un racimo de fuego, proyectando repetidamente una corriente eléctrica verde y blanca.

“Humph. Este tipo está realmente loco”. Mientras miraba a Xiao Yan que repetidamente había evitado ser atrapado por Yun Leng y los demás, Yun Shan soltó un frío resoplido. Dio un paso hacia delante y su cuerpo apareció extrañamente por el camino donde Xiao Yan estaba retrocediendo como si se hubiese teletransportado. Extendió su mano derecha y una fuerza de succión surgió.

Justo cuando Yun Shan planeaba capturar a Xiao Yan de una sola vez, una figura humana apareció ante él y la Reina Medusa pareció bloquearle desde el frente. Ella dijo débilmente, “La Secta Nube Brumosa usó toda su fuerza para capturar a un mero Da Dou Shi, y al final de todo, incluso tú necesitas tomar acción. ¿No es esto un poco embarazoso?”

“Reina Medusa no creas que el viejo yo te tiene miedo. Es sólo que no quiero ofenderte. Hoy está claro que Xiao Yan ha venido a encontrar problemas con mi Secta Nube Brumosa. Espero que no te involucres en asuntos que no te conciernen! De lo contrario, mi Secta Nube Brumosa no es algo que puedas pisar descuidadamente”. Yun Shan miró a la Reina Medusa que le estaba bloqueando, y gritó con una expresión algo oscura y solemne.

“Si estás interesado, estoy encantada de acompañarte en mis ataques. Desde que recuperé el control de este cuerpo, no he usado toda mi fuerza”. La Reina Medusa sonrió dulcemente mientras decía. En realidad había algo de entusiasmo entre sus pupilas.

La cara de Yun Shan se movió un poco. Se volvió y le gritó a Yun Yun, “Yun-er, Detén que las ‘Llamas Celestiales’ en las manos de Xiao Yan no se fusionen. Voy a mantener a raya a la Reina Medusa.”

“¿Ah? Esto…” Yun Yun se asustó al escuchar las palabras de Yun Shan. Había una compliación en su cara y ella estaba en el aire sin hacer nada.

“Yun-er, ¿qué estás haciendo? La cosa en las manos de Xiao Yan es demasiado aterradora. Si la lanzara a la Secta Nube Brumosa, esta cima de la montaña sería completamente destruida. Cuando llegue el momento, los discípulos de la Secta Nube Brumosa definitivamente estarán muertos o gravemente heridos. ¿Seguirás siendo digno de la posición del líder de la Secta entonces?” Yun Shan comenzó a estar un poco aturdido cuando vio que Yun Yun en realidad no actuaba de acuerdo a sus palabras. Inmediatamente, emitió un severo grito.

“Sí, maestro.” La expresión de Yun Yun cambió rápidamente. Bajo las innumerables miradas de los discípulos de la Secta Nube Brumosa, apretó sus blancos dientes y asintió. El par de alas de su espalda se agitaron suavemente y su cuerpo se convirtió en una suave brisa que voló hacia Xiao Yan en forma de relámpago.

Yun Shan finalmente suspiró aliviado al ver como se movía Yun Yun. Volvió la cabeza y la Reina Medusa, de ojos fríos, dijo: “Incluso sin mí actuando, será definitivamente imposible para Xiao Yan fusionar con éxito las ‘Llamas Celestiales'”.

“Sólo te estoy reteniendo. No es de mi incumbencia si será capaz de tener éxito o no”. La Reina Medusa miró a Xiao Yan que volaba en todas direcciones mientras le perseguían y contestó perezosamente.

“Hmph.” Fríamente Yun Shan se rio. Giró la cabeza y trazó con sus ojos la persecución que estaba ocurriendo en el cielo sobre él. Su mirada miró intensamente al punto entre la mano de Xiao Yan. A medida que los dos tipos de llamas se fusionaban, una energía aterradora que incluso Yun Shan necesitaba tomar en serio se aglomeraba lentamente.

El par de alas en la espalda de Xiao Yan se agitaron mientras él estrecha y peligrosamente esquivaba los saltos de Yun Leng una y otra vez. Su expresión cambió repentinamente, y una luz blanca centelleó más allá del rabillo de sus ojos. Vio que Yun Yun había aparecido ante él como un fantasma. Un denso brillo blanco estaba unido a su larga y delicada mano. En ese momento, sus manos estaban disparando explosivamente hacia la bola de fuego en la palma de la mano de Xiao Yan. Por lo que parece, la bola de fuego que se había esforzado mucho en fundir se derrumbaría en el acto en caso de ser golpeada.

Xiao Yan rechinó los dientes ferozmente. Sus manos, que mantenían la fusión de las “Llamas Celestiales”, fueron abruptamente levantadas mucho más alto. Entonces agitó sus alas y usó su pecho para encontrarse con la palma de la mano de Yun Yun.

Yun Yun se asustó cuando vio que Xiao Yan estaba usando su vida para luchar sin temer a la muerte. Sus cejas estaban muy arrugadas mientras miraba intensamente a los oscuros y negros ojos que eran como tinta. En el momento en que la palma de la mano entró en contacto con el pecho de la primera, su corazón se ablandó involuntariamente. Con un suave suspiro, movió levemente su cuerpo y su mano estaba cerca del pecho de Xiao Yan mientras volaba junto a él.

“Xiao Yan, podemos sentarnos y discutir si hay algún asunto. ¿Puedes no darle la vuelta al asunto hasta que se vuelva así de rígido?” Una suave voz que contenía un sentimiento de mendicidad fue transmitida a los oídos de Xiao Yan.

“No hay nada que discutir. Es tu Secta Nube Brumosa la que ha ido demasiado lejos! ¡Una deuda de sangre debe ser pagada con sangre! ¡Definitivamente tomaré la vida de Yun Leng!” Xiao Yan apretó los dientes y rápidamente retrocedió mientras se reía con frialdad.

“Pero los discípulos de la Secta Nube Brumosa son inocentes. ¿Por qué quieres implicarlos?” La mano de Yun Yun estaba anidada cerca de los hombros de Xiao Yan mientras pasaba volando. Parecía un ataque extremadamente peligroso, pero ella lo hizo a propósito.

“Cuando Yun Leng irrumpió en mi Clan Xiao, ¿pensó en los pocos cientos de personas de mi Clan Xiao que casi mueren por su culpa? No me digas que no eran inocentes de nada.” El cuerpo de Xiao Yan tembló mientras decía con furia.

“Ah.” La boca de Yun Yun se ensanchó mientras miraba la cara de Xiao Yan que estaba completamente llena de una furia verde. Ella sólo podía dar un suave suspiro mientras decía con una amarga sonrisa: “Ahora mismo estás demasiado agitado. Esperemos a que te hayas calmado antes de seguir discutiendo. Sin embargo, esa cosa en tu mano es demasiado aterradora. No puedo permitir que continúes creándolo. Lo siento.”

Una vez que dijo esas palabras, Yun Yun agitó las alas del viento tras su espalda. Su velocidad se disparó abruptamente. En un instante, apareció ante Xiao Yan. Una tenue y delicada fragancia con la que Xiao Yan estaba familiarizado se metió inmediatamente en la nariz de Xiao Yan.

“El olor es exactamente el mismo que hace un año.” Mientras miraba la bella cara que estaba muy cerca, Xiao Yan repentinamente dijo esas palabras con una curiosa coincidencia.

La delicada mano, que se extendió violentamente, se detuvo abruptamente en ese momento. Un rubor rojo apareció repentinamente en la cara de Yun Yun sin ningún presentimiento.

En el momento en que Xiao Yan dijo esas palabras, ya se había recuperado. Inmediatamente suspiró y agitó sus alas, aprovechando el instante en que Yun Yun dudó. Rápidamente se apartó del ataque de Yun Yun.

“Tipo astuto”. Yun Yun también se recuperó justo cuando Xiao Yan se retiró. Su cara aún estaba enrojecida con un rojo intoxicante. Escupió suavemente antes de levantar su cabeza hacia Xiao Yan que estaba volando hacia atrás. Sin embargo, una palidez apareció gradualmente en su cara. Pudo ver que las dos llamas de colores ya se habían fusionado completamente en ese momento. Las serpientes de fuego disparaban en todas direcciones mientras se movían continuamente, como si algo estuviera a punto de estallar.

“¿Realmente lo ha creado? Es hora de darse prisa y retroceder. Esta vez, la Secta Nube Brumosa va a sufrir una severa pérdida”. Desde un lugar no muy lejano, Hai Bodong miró la bola de fuego de color verde-blanco que repetidamente se movía en la mano de Xiao Yan. Involuntariamente se tragó un bocado de saliva y dijo con voz temblorosa.

Bajo innumerables miradas, la bola de fuego en la mano de Xiao Yan se movió apresuradamente. Un instante después, la bola de fuego se rompió de repente. La luz del fuego brilló intensamente, y un loto de fuego de color verde-blanco, del tamaño de una palma enroscada desde adentro era la bola de fuego. Después de lo cual, fue suspendido por encima de la mano derecha de Xiao Yan.

“¡Este bastardo Yun Leng!”

Yun Shan quedó atónito al ver el loto de fuego verde y blanco. Un momento después, de repente, maldijo severamente. La energía que desbordaba de ese loto de la llama le dio el impulso de matar a Yun Leng con una bofetada. ¿Por qué no tenía nada mejor que hacer que encontrar a propósito a un enemigo así, a quien incluso él encontraría problemático?

“¿Este tipo todavía tenía algo tan poderoso?” La cara de la Reina Medusa también reveló algo de conmoción mientras murmuraba.

La cara de Xiao Yan contenía una expresión frenética mientras sus ojos miraban intensamente al loto de fuego que tenía en la palma de su mano. De repente apareció un vértigo en su mente, pero apretó los dientes y lo soportó. Girando abruptamente su cabeza, Xiao Yan lanzó su oscura y fría mirada hacia Yun Leng.

El corazón de Yun Leng tembló cuando vio a Xiao Yan mirándole. El actual él también había sentido claramente lo aterrador que era ese loto de fuego en la mano de este último. Inmediatamente, sudor frío cayó repetidamente de su cara. Una expresión de terror apareció en su cara.

“¡Viejo bastardo, ve y muérete!” Escupió eso Xiao Yan mientras sonreía ferozmente. Sus ojos eran carmesí mientras rugía furiosamente.

“Xiao Yan realmente no le hice daño a tu padre. ¡En serio! ¡Es realmente él mismo quien desapareció!” La expresión de Yun Leng se volvió mortalmente pálida cuando sintió la intención de matar de Xiao Yan. Su cuerpo descendió rápidamente mientras gritaba con fuerza.

“¡Xiao Yan, no! La bonita cara de Yun Yun estaba pálida mientras gritaba involuntariamente para intentar detenerle.

La mirada de Xiao Yan miró la bonita cara de Yun Yun. Una amargura brotó de la comisura de su boca. Agitó suavemente la cabeza y dijo en voz baja: “Es demasiado tarde”.

Xiao Yan levantó levemente su mano. El loto de fuego verde-blanco se levantó lentamente. Xiao Yan agitó suavemente su mano con una cara inexpresiva. El loto de fuego verde y blanco se convirtió instantáneamente en un rayo de luz ardiente que se disparó explosivamente hacia Yun Leng, que estaba intentando huir.

Bajo un sin número de miradas, el loto de fuego verde-blanco era como un meteoro que había venido del espacio mientras llevaba una fuerza destructiva, cortaba el aire distante, y rápidamente alcanzaba a Yun Leng, que tenía una cara asustada.

“¡Hah!” El sello en la mano de Xiao Yan se formó abruptamente mientras gritaba con una feroz expresión en su cara.

“¡Bang!”

Al caer el grito, el loto de fuego verde-blanco estalló repentinamente frente a numerosas miradas escandalizadas. En ese instante, una explosión que era como un trueno se pudo escuchar en el radio de unos pocos cientos de kilómetros alrededor de la Secta Nube Brumosa!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.