<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 426

BTTH – Capítulo 426: El Fin de la Competición

El repentino ataque de Xiao Yan en la arena superó todas las expectativas. Además, el ataque anterior se completó en un instante. Por lo tanto, mucha gente en el área de observación sólo podía ver una sombra negra parpadeando dentro de la arena. Inmediatamente después, hubo tres sonidos apagados, y finalmente Bai Shan, Hu Jia y Wu Hao vomitaron sangre y fueron forzados a retroceder antes de estrellarse fuertemente contra las rocas.

El público observó a Bai Shan y a los otros dos, que estaban apoyados contra paredes de roca, luchando inútilmente mientras intentaban levantarse con gran dificultad, todo el estadio estaba en silencio. Numerosas miradas, casi aturdidas, miraron al alto y joven hombre en la arena. En ese momento, hubo un escalofrío que se filtró de los corazones de un sin número de personas. Este tipo, que por lo general parecía sonreír, era en realidad el más aterrador…

En el área de observación, el instructor Ruo Ling y Xiao Yu quedaron igualmente atónitos. Pasó mucho tiempo antes de que intercambiaran miradas. Anteriormente, la manera de Bai Shan y los otros dos indicaban claramente que estaban en un estado derrotado. Fue realmente inesperado que Xiao Yan diera otro feroz golpe adicional. Mucha gente, incluso ellos dos, entendieron que esta era la venganza que Xiao Yan tomó en nombre de Xun Er por esa patada…

El Subdirector Hu Gan, y los demás en medio de la plataforma del organizador en el estadio también quedaron atónitos. Mucho tiempo después, Hu Gan miró a la pálida Hu Jia, que tenía un rastro de sangre en la comisura de su boca. Su corazón se sintió un poco dolorido. Finalmente, sin embargo, solo podía suspirar impotente. Antes había dicho que no intervendría en los asuntos entre las generaciones más jóvenes. Como no había dicho nada cuando Hu Jia y los otros dos se habían unido para atacar a Xun Er y Xiao Yan antes, ahora que la fuerza de Xiao Yan se había disparado y derrotado abiertamente a los tres delante de un sin número de personas, no tenía razón para abrir la boca para reprender las acciones de Xiao Yan. Hu Jia y los otros dos sólo podían culparse a sí mismos. Por lo tanto, no tuvo otra opción que suspirar y agitar la cabeza.

“Ke ke ke, este Xiao Yan es lo suficientemente despiadado.” Por un lado, la mirada del Viejo Huo miraba a Xiao Yan en la arena, e ignoraba la indefensa expresión del Subdirector. Asintió con la cabeza y una fea sonrisa apareció por primera vez en su rígida cara.

“Subdirector, ¿esto va contra las reglas?” Un juez de mediana edad en los asientos de los jueces tenía la cara llena de una sonrisa amarga mientras miraba al Subdirector y a los demás en la plataforma de arriba, tal como él cuidadosamente le preguntó. Si Hu Jia no estuviera presente en la arena, no tendría mucho que temer. Desafortunadamente, esa Pequeña Bruja estaba entre ellos. Además, fue golpeada hasta llegar a un estado tan

miserable. Honestamente hablando, habiendo estado en la Academia Jia Nan durante muchos años, era la primera vez que veía a alguien que se atrevía a golpear a Hu Jia ,sin piedad, hasta llegar a tal estado. Esto se debió no sólo a sus antecedentes, sino también a que la propia Hu Jia era una mujer muy bonita. Aunque su carácter era desenfrenado, causando que la gente fuera incapaz de entenderla, pero su cara de ángel y su figura de demonio también resultaron en que le gustara a un buen número de personas en la academia. Al luchar contra este tipo de mujeres, había mucha gente en la academia que se rendía ante ella, incluso si podían ganar. Muy pocas veces se vería a una persona como Xiao Yan, que no mostraría piedad alguna debido a ningún escrúpulo.

“Esta vez, la competencia no se consideró en un principio absolutamente justa. Por lo tanto, tampoco se puede considerar que Xiao Yan haya violado las reglas. Después de todo, todos hemos visto claramente su fuerza.” El Subdirector hizo un gesto con la mano y suspiró. Inmediatamente volvió su mirada hacia Hu Jia en la arena y dijo en su corazón: “Chica, trátala como si fuera a comprar una lección esta vez. Estar bajo mi protección todos estos años ha resultado en que todo sea demasiado suave para ti. Ser capaz de tener a este Xiao Yan golpeándote tiene algunos beneficios para ti.”

Xiao Yan exhaló un largo soplo de aire en la arena. Ignoró las torpes miradas de todo el estadio y giró la cabeza para permitir que su mirada se encontrara con la de la joven vestida de verde que estaba en la cima de una roca dentro de las ruinas. Una cálida sonrisa se dibujó en su fría cara. Moviendo su cuerpo, Xiao Yan se convirtió en una sombra negra que apareció junto a Xun Er. Extendió la mano y limpió el resto de la sangre de la comisura de su boca antes de preguntarle: “¿Estás bien?”

“Ni siquiera puede considerarse una herida superficial.” Xun Er rio en voz baja. Sus ojos fluyeron inmediatamente sobre el cuerpo de Xiao Yan mientras fruncía los labios y decía con una sonrisa: “Fue realmente inesperado que Xiao Yan ge-ge avanzara durante la pelea. Fue realmente impactante.”

Xiao Yan agitó su cabeza impotente cuando escuchó esto. Dio una palmadita en la cabeza a Xun Er antes de mirar a los asientos de los jueces. Preguntó con voz clara: “¿Puedo preguntar si la ronda final de la competición preliminar ya ha terminado? Si no, puedo seguir jugando con ellos tres”.

“Sí, sí. La competencia ha terminado. fin.”

Una persona de los asientos de los jueces se levantó apresuradamente y contestó rápidamente cuando escuchó la voz de Xiao Yan. El grado de crueldad que Xiao Yan había mostrado antes ya había superado con creces sus expectativas. Si le dejaran continuar así, si Bai Shan y los otros dos podrían salir vivos del campo de competición podría ser cuestionable. Los antecedentes de los tres no eran ordinarios. Si algo sucediera, se crearía un montón de problemas.

“La Competencia Calificatoria de la Academia Interna de este año ha terminado. Después de una intensa lucha, los cinco primeros ya han aparecido. ¡Son Xiao Yan, Xiao Xun Er, Wu Hao, Hu Jia, y Bai Shan!” Un juez, que era mayor, se levantó de los asientos de los jueces, miró alrededor del estadio antes de anunciarlo inmediatamente en voz alta.

Una vez que sonó su voz, de repente sonaron gritos abrumadores desde todo el estadio. En esta onda sonora de torrente, todo el estadio temblaba al emitir un crujido. Un sin número de personas en el área de observación se pusieron de pie y miraron al joven y a la joven, que estaban de pie solos entre los escombros. Los ojos de esas personas estaban llenos de envidia y respeto. Xiao Yan había usado su propia fuerza para anunciar a todos quién era la persona más fuerte en la Academia Jia Nan esta vez. ¡Al mismo tiempo, les hizo saber que él, Xiao Yan, tenía el derecho de estar con una chica extremadamente dotada, favorecida por los cielos, como Xun Er!

Todo esto fue construido sobre su fuerza y sus puños. En esta academia, donde se honraba la fuerza, ¡sólo este método era el razonamiento más convincente!

Mientras escuchaban los aplausos y gritos que resonaban por todo el estadio, Bai Shan, Hu Jia y Wu Hao en medio de las ruinas, cada uno de ellos se apoyaba contra la pared de roca. Sus rostros ligeramente espasmódicos indicaban el intenso dolor que se transmitía desde el interior de sus cuerpos. Ese golpe anterior que Xiao Yan había dado a cada uno de ellos no había mostrado la menor piedad. Actualmente, los tres ya habían perdido completamente su fuerza de combate. Además, era poco probable que sus heridas se recuperaran completamente sin siete u ocho días de descanso.

Su apresurada respiración era algo desordenada. Los tres levantaron la cabeza y miraron al joven y a la joven de pie sobre los escombros. Los protagonistas de toda esta arena eran ahora ellos.

“Este bastardo, atacó con tanta fuerza. ¡Él realmente no es un hombre!” La parte de atrás de los dientes de Hu Jia mordió su labio rojo. En ese momento, sus ingeniosas y astutas pupilas tenían quejas y humedad parcialmente visibles. En todos estos años, esta fue la primera vez que fue frustrada por un hombre. Además, la edad de ese hombre apenas difería de la de ella. Esto causó que su arrogante corazón realmente tuviera dificultades para aceptar el resultado.

“¡Xiao Yan, eres muy fuerte, pero creo que te superaré! Wu Hao sostuvo su pecho mientras soltaba un par de toses intensas. Un resplandeciente enrojecimiento apareció en su pálida cara. Un calor llenó sus ojos. El revés que recibió antes no solo no le hizo desanimarse sino que evocó un espíritu de lucha en su interior debido a la fuerza de Xiao Yan. Este tipo de carácter, en el que uno se volvía más valiente cuanto más era derrotado, era básicamente un acelerador para que se convirtiera en una persona fuerte. No es de extrañar que el Anciano de la academia haya revelado que incluso el misterioso Director dijo que si a Wu Hao se le diera diez años de tiempo, definitivamente se convertiría en una persona extremadamente fuerte siempre y cuando no fuera destruido por su aura asesina!

“¡Este asunto no se considera terminado! ¡Yo Bai Shan, definitivamente haré que pagues por la humillación de hoy cien veces más! ¡Xiao Yan, espera! Tarde o temprano, ¡te dejaré arrodillarte a mis pies!” Un pernicioso destello apareció sobre los ojos abatidos de Bai Shan. Cerró el puño con fuerza. En este momento, ni siquiera podía mover un poco la espalda. Ese fuerte golpe de Xiao Yan antes ya le había roto un par de huesos. Sin embargo, comparado con el dolor en su cuerpo, la frustración y el golpe en su corazón fue la que Bai Shan tuvo la mayor dificultad para soportar.

Durante estos dos años, fue empujado a ser una persona sobresaliente con el perfil más alto dentro de la Academia Externa a través de un sin número de cumplidos. Hoy, sin embargo, este título de la llamada “persona del año” fue fragmentado por los brutales ataques de Xiao Yan. En el futuro, cuando la gente de la Academia Jia Nan mencione a Bai Shan, no se llenarán de respeto como lo hicieron cuando lo admiraron en el pasado. Esto se debía a que siempre habría una persona de pie sobre su cabeza. Esa persona era la existencia que ellos respetaban y admiraban. Este tipo de situación era sin duda más difícil de aceptar para Bai Shan, cuyo carácter era excepcionalmente arrogante, que si hubiera perdido la vida.

Una vez que alguien caía después de montar el santuario del genio, a quien la gente admiraba, se sentía como si hubiera tenido una caída extremadamente grande. Mucha gente era incapaz de soportar el desánimo o la distorsión en su corazón por este tipo de caída. Era casi así para los Xiao Yan en ese entonces. ¡El actual Bai Shan era también el mismo!

Naturalmente, el actual Xiao Yan no se preocupaba por las diferentes emociones que había en los corazones de los tres. Sólo sabía que ahora que había obtenido el permiso para entrar en la Academia Interna, la distancia entre él y la “Llama del Corazón Caído” estaba mucho más cerca. ¡Incluso había comenzado a anticipar qué tipo de cambio drástico e inmenso ocurriría después de absorber el segundo tipo de ‘Llama Celestial’! Yao Lao había dicho una vez que para el ‘Mantra de la Llama’ tragar una clase de llama era sólo un fundamento. ¡Sólo después de que el segundo tipo de ‘Llama Celestial’ fuera también tragado exitosamente y las dos diferentes llamas se fusionaron causaría que alguien experimentara un cambio completo como si uno hubiera renacido! Xiao Yan anticipó este tipo de sentimiento. Esto se debía a que podía decir débilmente que después de renacer esta vez, ¡podría realmente permitirle convertirse en una persona verdaderamente fuerte!

¡Una persona fuerte que tenía la habilidad de buscar venganza y proteger a sus propios parientes! ¡Algo diferente de ahora y antes donde necesitaba tomar prestada la habilidad de Yao Lao para todo!

“¡Llama del Corazón Caído’, me perteneces!” Xiao Yan apretó el puño. Sus emociones aumentaron un poco. Mientras consiguiera esa cosa, ¡tendría realmente la calificación para estar entre la gente fuerte del continente!

Cuando el juez anunció que la competencia había terminado, algunos estudiantes vestidos con túnicas de alquimista brillaron por toda la galería de observación. Entraron en la arena y levantaron a Bai Shan y a los otros dos, que estaban gravemente heridos, antes de dispersarse y abandonar el lugar.

“Hei, Xiao Yan, excelente trabajo. Tus métodos… Yo, Lu Mu me quito el sombrero por ti. Sin embargo, puede que hayas obtenido la victoria hoy, pero es probable que hayas ofendido a esos tres compañeros. Si tienes la oportunidad en el futuro, ven y diviértete en el Departamento de Alquimistas. En esta Academia Jia Nan, ni el Subdirector ni la Unidad de Ejecución de la Ley se atreven a hacer nada drástico a la gente de nuestro Departamento de Alquimia”. Un joven que estaba dando órdenes a los estudiantes del Departamento de Alquimia para que se llevaran a los heridos de repente volteó la cabeza y lanzó su mirada hacia Xiao Yan. En realidad fue Lu Mu, quien fue derrotado ayer por Xiao Yan.

“Ke ke, si hay una oportunidad, naturalmente también quiero ir al Departamento de Alquimia a echar un vistazo.” Xiao Yan sonrió mientras respondía. ¿Qué parte de su calma podía uno ver un poco antes de la tiranía?

Lu Mu sonrió, se dio la vuelta y siguió al grupo de alquimistas fuera del campo de competición.

“Vamos, la competencia ha terminado. Ahora, esperemos el aviso de la Academia Interna.” Xiao Yan miró las ruinas circundantes antes de hablar con una sonrisa a Xun Er.

“Sí.” Xun Er asintió con una sonrisa. Los dos salieron lentamente del estruendoso y ruidoso estadio mientras eran observados por un sin número de miradas.

La mayor competición anual fue llegando a su fin a medida que los dos se iban despidiendo.

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.