<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 81

Capítulo 81: Detección

La aparición del Polvo de Coagulación de Sangre, como un rayo, comió rápidamente más de la mitad de la cuota de mercado para los medicamentos de curación y permitió a los mercados del Clan Xiao no sólo recuperar su popularidad, sino superarla en dos días.

Dos días después del debut del “Polvo de Coagulación de Sangre”, el Clan Jie Lie había reducido gradualmente el precio del “Polvo del Retorno de la Primavera” de nuevo a lo que era inicialmente. Sin embargo, la práctica de especulación del Clan Jia Lie apenas días antes había rechazado a muchos mercenarios, dando por resultado a que sus mercados no regresen a ser los lugares bulliciosos que eran una vez.

Puesto que la Ciudad Wu Tang estaba cerca del borde de la Cordillera de las Bestias Mágicas, la escala de mercenarios que la ciudad necesitó era muy grande. Además, la Cordillera de las Bestias Mágicas estaba llena de peligro, estimulando una gran demanda de medicina curativa. Por lo tanto, a pesar de que el Clan Xiao arrebató más de la mitad de la cuota de mercado de la medicina curativa, el Clan Jia Lie siguió siendo rentable. Sin embargo, en comparación con el pasado, el beneficio se había reducido a la mitad de lo que era…

Las furiosas ventas de la medicina curativa habían superado ampliamente las expectativas del Clan Xiao que se estaba aventurando en esta profesión por primera vez. Todos los días, el mercado del “Polvo de Coagulación de Sangre” sería comprado rápidamente por la mañana por los mercenarios que habían estado esperando de antemano. Por la tarde, toda la medicina curativa habría sido agotada. En este momento, los mercenarios que no habían comprado ningún “Polvo de Coagulación de Sangre” no tenían otra opción que ir al mercado del Clan Jia Lie para comprar el “Polvo Retorno de la Primavera”, un poco inferior.

Con la ayuda indirecta de la abrumadora demanda de la medicina curativa de los mercenarios, el Clan Jia Lie apenas logró sobrevivir a la feroz represalia del Clan Xiao. Sin embargo, sus futuros respectivos dependerían en última instancia de quién tenía un mayor stock de medicina.

….

Sentado en la sala de reuniones, Xiao Yan miraba con impotencia a Xiao Zhan, que no podía dejar de sonreír. Desviando ligeramente la mirada, descubrió que los tres ancianos también estaban llenos de sonrisas. Una risa tonta también penetró continuamente en el vestíbulo. La causa de todo esto fue el stock de “Polvo Coagulación de Sangre” que Xiao Yan había entregado esa mañana bajo el disfraz del hombre de túnica negra.

“¡Jaja! Las ventas del ” Polvo Coagulación de Sangre” eran simplemente demasiado loco. Si el estimado anciano no hubiera entregado otro lote, me temo que nuestro almacén estaría vacío a estas alturas.” Xiao Zhan sonrió mientras sostenía una botella verde con ambas manos de una manera que sugería que tenía un tesoro.

“Cierto. En sólo unos pocos días, la popularidad de nuestro mercado se había más que duplicado de lo que era nuestro pico. Las pérdidas que sufrimos anteriormente han sido recuperadas lentamente. Hehe, agregando las ventas de la medicina curativa… El beneficio de los últimos días ya equivale a unos dos meses de nuestros ingresos anteriores.” El primer anciano normalmente tranquilo no fue capaz de controlarse a sí mismo y se volvió un hablador frente a una ganancia tan enorme; Las arrugas de su cara envejecida eran como un crisantemo floreciente.

Xiao Zhan sonrió y asintió. Volviendo la cabeza para mirar a Xiao Yan, sentado y un poco aburrido, no pudo evitar reprender: “Usted pequeño bribón, siempre desaparece cuando el estimado anciano está aquí. ¿Por qué no puedes ser menos activo y quedarte en casa?”

Siendo injustamente reprendido, Xiao Yan puso los ojos en blanco mientras pensaba: “Si no me movía, ¿de dónde sacarías la medicina curativa?”

“Ai, el estimado anciano es demasiado generoso. Por suerte, me las arreglé para preguntar sobre los ingredientes necesarios. Avanzando, seremos responsables de los ingredientes. El Clan Xiao ya ha obtenido tanto de él. Si somos demasiado codiciosos, me temo que nos hará más daño que bien.” Xiao Zhan murmuró mientras sacaba un pedazo de papel de su bolsillo.

“Sí.” Los tres ancianos asintieron rápidamente con las palabras de Xiao Zhan. Si Xiao Zhan no hubiera sido meticuloso, se habrían olvidado de este asunto.

“Heh. Saber dónde dibujar la línea en la cara de un beneficio tan grande… no está mal. No es de extrañar por qué tu padre pudo convertirse en el jefe del clan.” La alabanza de Yao Lao se oyó en el corazón de Xiao Yan.

Asintiendo con la cabeza y sonriendo, Xiao Yan ganó algo de paz mental. Aunque podía ayudar temporalmente al Clan Xiao materialmente, el éxito final del clan dependía de la habilidad del líder. Si el líder era alguien con un carácter horrible, sin importar cuán grande era la capacidad de Xiao Yan, no podía evitar que los inútiles triunfaran. Sin embargo, por la apariencia de las cosas, parecía que Xiao Zhan era capaz de ser un gran líder.

“Líder del Clan, ancianos, la señorita Ya Fei de la Casa de Subastas Premier está esperando afuera”, un miembro del clan se apresuró a entrar en el salón y habló justo cuando Xiao Yan estaba alabando a su padre.

“¿Ya Fei?” Al oír las palabras del miembro del clan, Xiao Zhan guardó silencio por un momento antes de hablar apresuradamente: “Rápidamente, invítala a entrar.”
Poco después de que el miembro del clan fue a transmitir la orden, una mujer graciosa y encantadora lentamente apareció en su campo de visión. Su risa de murmullo también comenzó a esparcirse y permanecer en el pasillo. “Jaja. El Líder del Clan Xiao parece sentirse orgulloso del reciente éxito de su Clan. ”

Apoyando la cabeza en la fría silla, Xiao Yan volvió su mirada hacia la entrada principal y quedó un poco aturdido cuando sus ojos se llenaron de una vista impresionante.

Al lado de la entrada principal había una mujer sonriente y madura envuelta en una bata roja. El ajustado vestido rojo abrazó su exquisito cuerpo. Su cintura se balanceaba tan radiante y graciosamente de un lado a otro que causaba que otros la codiciaran. Desde la parte inferior del vestido apareció un corte recto que subía hacia su muslo, revelando y ocultando su deslumbrante pierna debajo.

“Zorra…” Mirando el aura de madurez que la dama emitió instantáneamente, los jóvenes, de mediana edad y tres ancianos en el vestíbulo expresaron involuntariamente sus dudas.

Xiao Zhan sonriendo se puso de pie y comenzó con las bromas: “Ya Fei Xiao-Jie, el beneficio anual del Clan Xiao no se puede comparar con ni siquiera una rama de su Casa de Subastas Premier. ¿Qué derecho tenemos para estar contentos?”

“Ke Ke. El Lider del Clan Xiao es realmente elocuente. Recientemente, la popularidad del mercado Xiao ha superado con creces la de nuestra casa de subastas. Esta verdad es algo que todos hemos presenciado con nuestros propios ojos.” Ya Fei se enfrentó a los tres ancianos en el pasillo y los saludó respetuosamente. Parpadeando sus ojos brillantes, su mirada lentamente se desplazó a Xiao Yan, sólo para ser sorprendida. Con una voz un poco aturdida, ella dijo: “Mirando el estado actual del joven maestro Xiao, parece que es más fuerte que la última vez que lo vi”.

“Ya Fei Xiao-Jie, por favor, deje caer los honoríficos y simplemente diríjase a mí por mi nombre. Este joven maestro tiene miedo de escucharlos.” Xiao Yan dio una sonrisa aparentemente pura mientras hablaba. La forma de la dirección le ha causado gran inquietud.

Al oír esto, Ya Fei no pudo evitar sonreír.

“¿Hay algún asunto que te traiga al Clan Xiao?” Preguntó Xiao Zhan con una sonrisa.

Ya Fei asintió mientras sonreía. Se sentó en la silla vacía al lado de Xiao Yan, lamió sus labios rojos y cortó la persecución. “Líder del Clan Xiao, la Casa de Subastas Premier ha dejado de suministrar el Clan Jia Lie con sus ingredientes medicinales”.

Una vez que estas palabras cayeron, una cantidad significativa de té de la taza de Xiao Zhan se derramó sobre la mesa. Sus pupilas en secreto saltaron sobre su extrema felicidad mientras limpiaba el té, sin dejar pruebas. Cambiando su mirada a los tres ancianos, el resplandor en sus ojos también era evidente.

El gran salón lentamente se hizo silencioso. Xiao Zhan vació el té en su taza de té de un trago antes de preguntar con vacilación. “¿Por qué razón? ¿La Casa de Subastas Premier no ha adoptado siempre una posición neutral?

Ya Fei sonrió sin contestar.

Apretando los dientes, Xiao Zhan preguntó suavemente: “¿Qué precio esperas que paguemos por esto?”

“Nada,” Ya Fei siguió sonriendo mientras hablaba.

“¿Eh?” Estando sorprendido una vez más, Xiao Zhan miró a la sonriente Fei Ya dudoso. No creía que la Casa de Subastas Premir les ayudara a dañar al Clan Jia Lie sin un precio. Tocando su barbilla, Xiao Zhan se movió abruptamente. En un susurro, él dijo: “¿Es… esto debido a a que el estimado anciano está haciendo algo?”

Lamiendo sus labios rojos, Yan Fei asintió ligeramente y respondió con una sonrisa: “El estimado anciano ya ha pagado nuestra recompensa, así que no hay necesidad de que el Líder del Clan Xiao se preocupe de que vamos a exigir algo del Clan Xiao. De ahora en adelante, estamos luchando uno junto al otro”.

Al oír esto, su rostro finalmente mostró extrema felicidad cuando se volvió hacia arriba y se echó a reír. Su risa provocó temblores en todo el clan.

Gradualmente frenando su risa, Xiao Zhan repentinamente se dio cuenta de que su conducta sugería que su cabeza estaba abrumada por el éxito. Bajó la cabeza y se dio cuenta de que tres ancianos estaban rizando sus bocas en impotencia.

Sonriendo vergonzosamente, Xiao Zhan miró a Xiao Yan que estaba cubriendo su boca y secretamente riendo. No pudo evitar volar el asa y gruñir: “Pequeño bribón, ¿por qué te ríes? ¿Dónde están tus modales? Ve y sirve el té a Ya Fei Xiao.”

(N/T: Xiao es un honorífico)

Rodando los ojos impotente, Xiao Yan se acercó a la mesa a su lado y tomó una taza de té caliente y corrió a servirle a Ya Fei con ambas manos.

Dando a Xiao Yan una sonrisa gentil, Ya Fei recibió la taza de té de Xiao Yan. De repente, su cara bonita cambió. El par de hermosos ojos se centró en el par de manos de Xiao Yan, o más bien, el anillo negro en su mano derecha.

Siguiendo la línea de visión de Ya Fei, la mirada de Xiao Yan se congeló ligeramente. Sin dejar rastros de evasión, recuperó las manos. Con la espalda hacia su padre y a los demás, entrecerró los ojos y miró a la bella dama que tenía delante.

Siendo abiertamente mirado fijamente, el corazón de Ya Fei se apretó ligeramente. Después de eso, ella bajó la cabeza y sorbió su té. La expresión de su rostro también estaba bien escondida.

Al ver el comportamiento obediente de la belleza, Xiao Yan se relajó y se frotó la nariz. Regresó perezosamente hacia su asiento, frunciendo el ceño, como si estuviera sumido en sus pensamientos.

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.