<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 819

BTTH – Capítulo 819: Xiao Gate, Xiao Yan

El grito de alegría de Wu Hao resonaba incesantemente en el valle, causando que un buen número de personas quedaran aturdidas.

La primera persona que se recuperó de su shock fue Xiao Yu, que era inusualmente sensible a este nombre. Una alegre incredulidad surgió instantáneamente en su bello rostro blanco pálido.

“¿Puedo saber qué amigo ha intervenido? Este asunto tiene que ver con el rencor de mi Valle de la Llama del Demonio y la Academia Jia Nan. ¡No tiene nada que ver con los forasteros!” El cuerpo de Xie Zhen también retrocedió apresuradamente mientras gritaba inmediatamente con voz grave. Cuando el grito salió de su boca, esa mirada se extendió rápidamente por el cielo.

“Hey Wu Hao, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos vimos. ¡Es inesperado que termine viéndote en un estado tan miserable en el momento en que te veo!” Una risa clara apareció de la nada poco después de que el grito de Xie Zhen sonara. Permaneció en el aire antes de que finalmente resonara sobre el valle.

“Todos en el valle de repente levantaron la cabeza cuando oyeron esta risa. Vieron a un joven vestido de negro que agitaba alas de llama verde jade en su espalda mientras estaba de pie en el cielo.

“Xiao Yan…. es realmente él. Estamos realmente salvados esta vez…” Xiao Yu suspiró aliviada cuando vio esa cara familiar. Su pálida y blanca cara también reveló una sonrisa como si hubiera liberado una pesada carga.

“Instructor Xiao Yu, ¿quién es?” Un par de jóvenes instructores junto a Xiao Yu preguntaron en voz baja, algo incierta. Todos ellos eran instructores juniors de la Academia Jia Nan. Habían sido seleccionados no hace mucho tiempo. Como tal, no reconocieron realmente el nombre de Xiao Yan. Además, dos años no fue poco tiempo. Por lo tanto, fueron momentáneamente incapaces de recordar claramente el significado que este nombre representaba.

Algunos de los jóvenes estudiantes que se encontraban a su lado también revelaron miradas inciertas. Antes de que pudieran expresar su pregunta, una joven que parecía haber recordado algo de repente exclamó: “¿Xiao Yan? ¿Ese Xiao Yan de la Academia Interior? ¿fundador de la ‘Pan Gate’?”

La exclamación de la joven inmediatamente explotó entre este grupo como una bomba. Todos levantaron la cabeza en estado de shock. Miraron al joven de túnica negra que estaba en el cielo. La mayoría de ellos podían relatar con fluidez los diversos acontecimientos de Xiao Yan en la Academia Interior al revés. La mayoría de la gente adoptó la admiración por este Mayor que podía luchar con los expertos Dou Huangs a su edad. Añadiendo la presencia de ‘Pan Gate’ y ‘Xiao Gate’, dejó un sabor legendario a la reputación de su fundador Xiao Yan.

Xiao Yan simplemente se encogió de hombros mientras observaba las numerosas miradas de asombro que había debajo. Después de lo cual, las alas de fuego de su espalda desaparecieron lentamente. Su cuerpo se movió y se deslizó suavemente hacia abajo antes de aparecer finalmente ante Wu Hao. Presionó con su mano sobre la pesada regla de Xuan y sonrió a esta última. “No está mal, ya has llegado a la clase de Dou Wang.”

Wu Hao luchó por ponerse de pie. Estudió el rostro familiar, que estaba muy cerca, y su tenso corazón finalmente se relajó. Mientras apareciera este hombre, sabía que el asunto de hoy terminaría con éxito. Wu Hao siempre había tenido la mayor confianza en Xiao Yan. Durante los pocos años en que se conocieron, él había sido testigo de un gran número de milagros.

“Compañero. Han pasado dos años desde que desapareciste…” Wu Hao se frotó el rastro de sangre de la comisura de la boca y soltó un par de toses intensas. Un puño golpeó inmediatamente el pecho de Xiao Yan. Su fría y severa cara estaba llena de una rara sonrisa.

Xiao Yan sonrió vagamente. Le dio una pastilla medicinal a Wu Hao y le dio una palmadita en el hombro. Él se rio: “Cómetelo. Estarás bien después de descansar a un lado. Déjame el resto de los asuntos aquí a mí.”

La mirada de Xiao Yan retrocedió mientras hablaba. Después de lo cual, aterrizó sobre una alta belleza vestida de rojo. Él se rio suavemente: “¿Estás bien?”

Xiao Yu involuntariamente sintió como su nariz se volvía amarga al sentir la gentil mirada de Xiao Yan. Sus ojos estaban llenos de niebla. Pasó mucho tiempo antes de que apretara sus dientes de plata y dijera: “No dejen huir a esta gente”. Esta vez, tres estudiantes han muerto en sus manos.”

“Relájate, no quedará ni uno.” Xiao Yan se rio suavemente y asintió.

Xiao Yu involuntariamente puso los ojos en blanco cuando escuchó la respuesta de Xiao Yan. Inmediatamente volvió la cabeza y vio un parpadeo inusual en los ojos de un buen número de estudiantes femeninas a causa de la respuesta de este tipo.

“Tsk tsk tsk, qué tono más arrogante. “La gente de la Región Esquina Negra que puede hablarle a los viejos de tal manera no incluye a un mocoso joven como tú”. Los ojos de Xie Zhen a poca distancia se volvieron fríos mientras se reía de una manera oscura.

Xiao Yan ignoró completamente la risa de Xie Zhen. Giró su cuerpo y sus ojos miraron a Xie Zhen. Después de lo cual, caminó lentamente hacia adelante. Su mano agarró aleatoriamente la empuñadura de la regla cuando pasó la regla pesada de Xuan. Ese enorme objeto fue levantado al azar por él mientras caminaba lentamente hacia Xie Zhen.

Los ojos de Xie Zhen se oscurecieron cuando vio la acción de Xiao Yan. Al sentir su aura, pudo darse cuenta de que el joven vestido de negro que tenía ante él era también una élite Dou Haung. Sin embargo, el nivel de este último era claramente inferior a él.

“Parece que la Academia Jia Nan sólo produce algunos tipos arrogantes e ignorantes.” Xie Zhen se rio involuntariamente después de haber sido interrumpido por una persona de un nivel inferior. El poderoso Dou Qi repentinamente salió de su cuerpo. El Dou Qi blanco era como el hielo frío, ya que hacía que aparecieran algunas virutas de hielo en el suelo. Su gran mano garra se apretó. Sus uñas parecían incomparablemente afiladas al ser teñidas por ese aire frío y blanco.

“Mocoso, hoy, el viejo yo te permitirá ver lo que significa decir que siempre hay alguien mejor que tú. No asumas que puedes ver a todos en el mundo como nada sólo porque tu talento es aceptable”. Xie Zhen dio una risa densa. De repente, sus pies pisaron el suelo y su cuerpo salió disparado. Ambas garras bailaron e incluso hicieron que el aire se desgarrara. El fuerte sonido del viento apresurado hizo que el corazón de muchas personas se volviera a poner ansioso.

Una extraña expresión apareció en los ojos de Xiao Yan cuando escuchó estas palabras de Xie Zhen. Inmediatamente dio un paso e inclinó su cuerpo hacia delante de una manera extraña. Uno solo podía ver una afilada mano garra que contenía una frialdad moviéndose a lo largo del pecho de Xiao Yan. Pasó volando con un viento fuerte.

“Xiao Yan esquivó aleatoriamente este rápido ataque de Xie Zhen mientras hablaba de forma débil.”

Xie Zhen se sorprendió momentáneamente cuando su ataque falló. Claramente, se sintió extremadamente sorprendido de que Xiao Yan fuese capaz de esquivarlo. Sin embargo, esta distracción sólo duró un instante. Sus ojos se volvieron repentinamente severos cuando su mano garra se movió. Era como una espada cuando de repente cortó hacia delante.

El rabillo de la boca de Xiao Yan se rizó mientras miraba a Xie Zhen cambiar repentinamente su postura atacante con un par de ojos desgarrados de viejo. Su puño se apretó abruptamente antes de golpear hacia delante. Finalmente, chocó fuertemente con la garra de Xie Zhen.

El puño de Xiao Yan se abrió repentinamente cuando su mano y la garra chocaron. Su palma tembló violentamente y una fuerza caliente y oculta surgió repentinamente de ella.

“¡Bang!”

Apareció un sonido bajo y apagado. El cuerpo de Xiao Yan no se movió mientras las piernas de Xie Zhen se frotaban contra el suelo cuando rápidamente dio diez pasos hacia atrás. Sólo entonces estabilizó su cuerpo. Él gritó con asombro: “¿Has escondido tu fuerza?”

Xie Zhen no podía ser culpado por estar tan asombrado. En el momento en que el puño y la garra chocaron, el helado Dou Qi dentro de su cuerpo fue suprimido por Xiao Yan hasta que no pudo ser liberado. Además, esa extraña fuerza caliente finalmente invadió su cuerpo, haciendo que el interior de su cuerpo se volviera completamente caótico.

Viendo que Xiao Yan había tomado la delantera en su batalla contra Xie Zhen, los estudiantes de la Academia Jia Nan se llenaron de alegría. Inmediatamente sonaron vítores bajos. Aunque un buen número de rumores sobre Xiao Yan se extendieron durante estos dos años, ninguno de ellos había sido testigo personal de su fuerza. Por lo tanto, la mayoría de la gente todavía sentía preocupación en sus corazones incluso cuando Xiao Yan había aparecido. Sin embargo, tales preocupaciones se habían desvanecido instantáneamente después del intercambio de relámpagos anterior.

“Wu Hao se rio involuntariamente antes de suspirar suavemente cuando vio este intercambio.”

Una sonrisa llenó la cara de Xiao Yu. En su corazón, parecía que mientras este tipo apareciera, cualquier tipo de situación desesperada se resolvería fácilmente.

La Pequeña Hada Doctora y los otros se pararon en la cima del valle y miraron hacia abajo a la batalla que estaba ocurriendo en el valle desde su alto punto de vista. Los asesinos del Valle de la Llama del Demonio que les rodeaba ya habían caído muertos al suelo. Mai Di y esa joven llamada Mo Ling a su lado estaban un poco aturdidos mientras observaban el interior del valle. Xiao Yan fue realmente capaz de obtener la ventaja en una batalla con el experto Dou Huang. Esto fue una gran conmoción para ellos. Después de todo, tampoco habían visto a Xiao Yan luchar. Aquellas batallas con las que sus oídos estaban familiarizados eran cosas de las que sólo habían oído hablar. Escucharla era un concepto completamente diferente cuando se comparaba con el grado de conmoción que producía el ser testigo personal de tal fuerza.

Los rostros de la gente del Valle de la Llama del Demonio se habían vuelto extremadamente feos comparados con la alegría contenida en las expresiones del grupo de Wu Hao. Fue inesperado que ni siquiera el Cuarto Anciano pudo obtener la ventaja en su lucha con este hombre. ¿De dónde salió este mocoso?

Los cinco dedos de Xiao Yan giraron suavemente antes de volver a apretarlos. Sintió el Dou Qi que parecía ser ordenado por su brazo y no pudo evitar sonreír. Los cinco meses de viajar a través del bosque de la montaña y matar a un sin número de Bestias Mágicas habían hecho que el Dou Qi en su cuerpo se volviera más puro. También se había familiarizado aún más con este tipo de combate a corta distancia.

Xiao Yan levantó los ojos. Un resplandor plateado brilló bajo sus pies antes de que desapareciera inmediatamente de una manera extraña.

Los ojos de Xie Zhen se encogieron cuando vio que Xiao Yan había desaparecido de repente. Su cuerpo inmediatamente se apresuró a volver. Sin embargo, su cuerpo acababa de moverse cuando una figura negra apareció detrás de él en forma de fantasma. Un puño que contenía una fuerza caliente golpeó cruelmente hacía la espalda de este último.

Xie Zhen, al mismo tiempo, lanzó violentamente un puñetazo detrás de él en un reflejo condicional cuando el puño de Xiao Yan estaba a punto de golpear a su objetivo. Ambos puños chocaron inmediatamente.

Una fría sonrisa apareció repentinamente en la cara de Xiao Yan cuando chocaron. Una llama verde jade surgió de su cuerpo en todas direcciones.

“¡Bang!”

El poderoso Dou Qi, que contenía una llama caliente, se derramó sin piedad hacia Xie Zhen desde todas las direcciones, como si el fuego se extendiera sobre los pastizales.

“¡Grug!”

El viento aterrador que llegó de repente hizo que la cara de Xie Zhen cambiara drásticamente. Los huesos de su muñeca emitieron un ligero crujido. Inmediatamente, se escupió involuntariamente un bocado de sangre fresca. Su cuerpo voló hacia delante, partiendo el suelo antes de chocar fuertemente con una enorme roca.

“¿Quién es usted?”

Gritó Xie Zhen con voz ronca. El shock finalmente apareció en su cara después de recibir un golpe tan fuerte.

“De la Xiao Gate, Xiao Yan.”

Una llama verde jade ardió ferozmente dentro del valle. Una voz tranquila y suave se dirigió suavemente a los oídos de Xie Zhen, sólo para hacer que los ojos de este último se encogieran abruptamente.

 

 

 

 

Nota Deadend: Solo un capítulo diario el aproximo mes, Saludos.

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.