<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 91

Capítulo 91: Un Encuentro Nocturno

“¿Quién eres?”

Al oír la voz tranquila de esta jovencita, la persona vestida de negro se encogió de hombros impotente. Después de un corto silencio, una voz vieja sonó lentamente, “¿Creo que me has visto en la casa del Clan Xiao?”

Sacudiendo ligeramente sus piernas blancas como la nieve, la mirada de Xun Er vagaba alrededor. De repente, ella preguntó en voz baja: “¿Por qué fuiste al clan Jia Lie?”

“Me fue confiado por alguien para arreglar algunos problemas.”

“¿Confiado por alguien?” preguntó Xun Er apresuradamente, entrecerrando los ojos.

“Uh, esto es algo que no puedo revelar.” Yao Lao agitó sus manos y dijo.

“Pero quiero saber.” Con una leve sonrisa en su exquisita cara, Xun Er saltó hacia delante. Su cuerpo parecía flotar en el aire. En su dedo, una llama de oro pálido y en espiral con un borde puntiagudo se estaba formando rápidamente.

“Heh heh, niña, sé que eres muy fuerte ahora, pero eso no es suficiente para detener a este viejo”, dijo Yao Lao con una sonrisa.

Xun Er arqueó las cejas pero no habló. Levantó el dedo, haciendo que siguieran apareciendo varias cuchillas de llamas doradas en espiral.

Al ver que Xun Er se negaba a darse por vencida, los dos hombres en la manta negra tuvieron un dolor de cabeza. Suspirando una vez más, Yao Lao, impotente, dijo: “No quiero pelear contigo. Si te hiriese accidentalmente, ese tipo estaría con el corazón roto.”

“Bien bien. Te tengo miedo de ti. Hoy, hubo alguien estúpido que se aprovechó de una chica que fue cortejada por otro hombre. Este otro hombre me conoce y me pidio que realizara alguna tarea. Oh, ¿crees que es fácil para un anciano como yo correr por todo el lugar en medio de la noche?”

Las largas pestañas de Xun Er parpadearon ligeramente, su rostro exquisito se fue volviendo cada vez más ruborizado. Ella volteó su mano y las cuchillas llameantes desaparecieron lentamente. Mirando al hombre vestido de negro, dijo con una amplia sonrisa, “Como era de esperar. El viejo señor y Xiao Yan ge-ge tienen una relación.”

“Heh, qué cambio tan rápido en la forma en que usted se dirige a mí.” Yao Lao dijo con una sonrisa. “Me temo que ya has adivinado mi relación con Xiao Yan hace mucho tiempo.”

“En el pasado, fue sólo una suposición de la que no podía estar seguro.” Xun Er sacudió la cabeza con una sonrisa. Ella hizo una reverencia a Yao Lao mientras permanecía en el aire y dijo: “Aunque no conozco los antecedentes del viejo señor, creo que usted tiene algo que ver con Xiao Yan ge-ge siendo capaz de librarse de su yo débil hace un año.”

Yao Lao se echó a reír débilmente, sin negar ni confirmar su conjunción.

Con sus hermosos ojos mirando al hombre vestido de negro, Xun Er sonrió dulcemente y susurró: “Independientemente de cuál fuera el motivo original que el viejo señor tenía al acercarse a Xiao Yan ge-ge, espero que no tenga ninguna otra intención hacia él. Xun Er mirará a cualquiera que represente una amenaza para Xiao Yan ge-ge con enemistad. El viejo señor puede ser muy fuerte, pero créame, tengo la capacidad de decir esas cosas.”

“Tsk tsk. Qué chica tan fuerte.” Al oír las palabras ligeramente amenazadoras de Xun Er, Yao Lao quedó atónito mientras comentaba.

“Mi único deseo es que Xiao Yan ge-ge no sea engañado y herido por otros.” Con una leve sonrisa, Xun Er una vez más se inclinó ante Yao Lao y dijo: “Ya es tarde. Necesito regresar a casa. Espero que no le digas a Xiao Yan ge-ge lo que has presenciado esta noche.”

“Este segura. No voy a mencionar ni una sola palabra.” Yao Lao asintió con la cabeza. Dentro de él, añadió en broma: “Porque ya ha sido testigo de todo.”

Al oír la respuesta de Yao Lao, Xun Er sonrió. Apenas giró su cuerpo, una sombra verde apareció repentinamente. Después de estar momentáneamente aturdida, la pequeña mano de Xun Er se extendió y la atrajo hacia sus palmas.

Xun Er se sorprendió al mirar la botella de jade. Ella cambió su mirada hacia el hombre envuelto en negro,

“Después de haber utilizado una técnica secreta, probablemente estara débil durante los próximos días. Esta botella contiene “Polvo de Reposición de Energía”. Consérvela y te recuperaras rápidamente. De lo contrario, alguien se sentirá herido viendo su apariencia enfermiza.” Yao Lao dijo indiferente.

Al oír esto, la pequeña cara de Xun Er se puso roja. Tomando la botella de jade en sus manos, asintió con gratitud al hombre envuelto en el manto negro antes de presionar ligeramente sus pies en el aire. Su cuerpo se disparó rápidamente en la oscuridad y desapareció de la vista.

Yao Lao respiró hondo y murmuró: “En ese momento, cuando entró sigilosamente en la habitación de la chica y extrañamente se le ocurrió la idea inútil de calentar los vasos sanguíneos, se había apoderado accidentalmente del corazón de la chica. Oh, ahora que lo pienso, tu suerte es algo de lo que otros estarían celosos. ”

Bajo el manto negro, Xiao Yan se frotó la nariz. Él sabía muy bien que si no hubiera sido por el incidente en su infancia, la adulta Xun Er lo habría tratado con la misma actitud que les mostraba a otros.

Por supuesto, estos pensamientos hipotéticos no contenían agua frente a la realidad. Heh heh, había entrado en silencio en el corazón de una niña en su momento más frágil e involuntariamente dejó un recuerdo que sólo consistía solo en él dentro de su corazón.

Riendo un poco orgullosamente, Xiao Yan puso las manos detrás de su cabeza y le permitió a Yao Lao controlar su cuerpo. Su cuerpo se disparó rápidamente hacia la casa del clan Xiao.

Una vez que llegó a la casa del clan Xiao, Xiao Yan evitó cuidadosamente el patio donde se encontraba la habitación de Xun Er, no debía alertarla sobre su presencia. Desembarcó en el patio cerca de su habitación y corrió a su habitación, cerrando suavemente la puerta tras él mientras lo hacía.

En su habitación, Xiao Yan se apresuró a quitarse el manto negro y la guardó dentro del anillo de almacenamiento. Sólo entonces levantó un suspiro de alivio. Se quedó débilmente en su cama y murmuró perezosamente: “¡Oh, qué hermosa noche!”

……

En la madrugada del día siguiente en la casa del clan Jia Lie.

La expresión actual de Jia Lie Bi era sombría y aterradora. Hilos de aura fría fueron emitidos de su cuerpo, aterrorizando a la hermosa sirvienta de rodillas que temblaba de miedo.

Barriendo su fría mirada a través de la habitación donde Liu Xi había residido, Jia Lie Bi dijo enérgicamente: “¿Dijiste que Liu Xi ha desparecido?”

“Sí, líder del clan. Ayer, esta humilde criada se desmayó sin razón y sólo despertó a la mañana siguiente. El Maestro Liu Xi ya había desaparecido para entonces. Esta humilde criada le habia preguntado a los guardias afuera, pero tampoco habían visto al Maestro Liu Xi.” La sirvienta dijo cautelosamente temblando de miedo.

“Desde el momento en que regresó a su habitación ayer por la noche, no he detectado su partida. Por otra parte, hay guardias de nivel de Dou Si colocados en las dos entradas en la casa del clan Jia Lie. Con la habilidad de Liu Xi no podría salir del lugar sin que nadie se diera cuenta”.

“Esta chica tampoco lo sabe.” El rostro de la sirvienta se encendió. Tenía miedo de que Jia Lie Bi le echara la culpa.

Jia Lie Bi sintió las esquinas de sus ojos se contrajeron. Sus sentimientos estaban en un lío mientras tomaba una respiración profunda e ignoraba a la sirvienta temblando. Lentamente, caminó hacia todos los rincones de la habitación.

Al ver la acción de Jia Lie Bi, la sirvienta no se atrevió a hablar. Su cuerpo arrodillado ni siquiera se atrevía a moverse una pulgada.

Mientras caminaba por la tranquila habitación, Jia Lie Bi de repente se detuvo en una esquina. Sus ojos miraban el pequeño montón de cenizas en la esquina de la habitación.

Con su corazón latiendo salvajemente, Jia Lie Bi se agachó. Usó su dedo para extraer parte del polvo y lo olisqueó bajo su nariz. Al instante, la expresión fría se convirtió en miedo.

Jia Lie Bi dejó escapar un profundo suspiro. De repente sintió que sus piernas estaban un poco entumecidas. Una sensación de frío descendía lenta pero incontrolablemente desde lo más profundo de su corazón.

“¡¿Liu Xi… realmente fue asesinado bajo mi vigilancia?!”

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.