<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 101

Capítulo 101. Ceremonia

Richard se levantó y extendió sus manos para alcanzar las tres marcas divinas que flotaban en el aire. Cuando sus dedos entraron en contacto con ellos, el misterioso poder del Dragón Eterno tomó forma como una bendición apropiada.

Primero tocó el reloj de arena formado por el cráneo del diablo. Se rompió, y la fina arena dorada entró en su cuerpo para formar una complicada escritura dorada que desapareció en él.

Richard sintió una nueva fuerza misteriosa en su cuerpo, que llenó sus músculos de vigor. El significado de las escrituras surgió en su mente: Bendición divina, Torrente de Vida. En los próximos quince años, su cuerpo no envejecería.

Esta bendición equivalía a prolongar la vida de uno por quince años. Los seres humanos en Norland sólo experimentaban esto naturalmente en dos etapas de sus vidas – al entrar en el reino santo, y después de entrar en el reino legendario. Aparte de esto, la única alternativa para prolongar la vida era a través de las bendiciones del Dragón Eterno.

Prolongar la vida era el deseo de todas las criaturas inteligentes, por lo que las bendiciones de las arenas del tiempo eran las más valiosas de todas. Era innecesario enfatizar la importancia de la vida. Incluso durante las luchas por el poder, en épocas de estrellas deslumbrantes y héroes brillantes, muchas veces la victoria más fácil consiste en sobrevivir a tus oponentes.

Richard nunca había esperado recibir tal bendición en su primera ceremonia. Suprimió su euforia, y buscó la segunda marca divina.

El segundo reloj de arena también se rompió, los granos de arena dorada se convirtieron en un rayo de luz que entró en su cuerpo en forma de escritura. Una vez más, le fue dado el conocimiento de la bendición: Bendición Divina, Lentitud. Cuando entrase en un plano menor en el futuro que no poseyera una Iglesia del Dragón Eterno, el flujo del tiempo allí sería diez veces mayor que el de Norland. Este efecto duraría treinta años, pero no afectaría a Norland ni a un plano superior.

Pensando en ello, esto fue verdaderamente un regalo divino. Con esto, podría entrar en otro plano y entrar en guerra durante diez años, pero en Norland sólo pasaría un año. Aunque el flujo del tiempo variaba en la miríada de planos, las diferencias eran normalmente bastante pequeñas. ¡La falta de prisa en realidad le dio diez veces más tiempo! Por supuesto, uno todavía gastaría su fuerza vital en ese plano menor. Permanecer allí por treinta años envejecería su cuerpo correspondientemente. Sólo en conjunto con el Torrente de Vida se podía proceder incesantemente a las guerras planares.

Aunque las dos primeras bendiciones no le proporcionaron ninguna destreza de batalla, la vida y el tiempo fueron las mayores bendiciones para los humanos.

Richard apenas podía controlar su excitación y regocijo mientras una vez más extendía la mano para coger la bola de luz. Sentía una gran curiosidad en cuanto a esta misteriosa bendición, pero no albergaba mucha esperanza. Las matemáticas le dijeron que su suerte hasta ahora no influiría en el tercer intento.

Sin embargo, aunque esta bola de luz no revelara ninguna bendición preciosa, Richard no se decepcionaría. Porque su suerte ya había sido lo suficientemente buena hasta ahora. Sin embargo, la bola de luz había absorbido completamente la mayor parte del corazón del demonio, así que afirmar que no había ninguna expectativa era imposible.

Sin embargo, antes de que la mano izquierda de Richard pudiera tocar la bola de luz, un rayo de luz pasó repentinamente por encima del cordón de marfil de bestia que tenía en la mano. La pieza de mayor tamaño en el centro repentinamente destelló, absorbiendo ese rayo de luz. Pareció arder inmediatamente, irradiando llamas doradas al tiempo que quemaron la mano de Richard en el proceso.

“¡ARGH!” gritó Richard, tambaleándose hacia atrás mientras movía continuamente su mano izquierda. Afortunadamente, aunque las llamas del tiempo fueron violentas, se extinguieron en el momento siguiente.

Se quitó el brazalete de marfil de la mano, descubriendo una profunda cicatriz con la forma de ese marfil. El dolor que le infligieron las llamas del tiempo era diferente al del fuego común. Aunque le dolió terriblemente en ese momento y le había dejado una cicatriz, el dolor desapareció casi de inmediato. Richard movió su mano izquierda, pero no pudo sentir nada raro. Volvió a mirar el brazalete, y parecía estar como nuevo, sin rastros de estar dañado. Richard suspiró aliviado, sin saber por qué había preferido tanto este brazalete. Pudo haber sido por el bárbaro abrazo de despedida de Mountainsea, o por las palabras que había dicho.

Se puso el brazalete una vez más, queriendo continuar con la ceremonia, pero fue interrumpido. El aura omnipotente volvió a descender sobre el altar, esta vez aún más dominante que antes. Cuando el aura antigua y distante pasó junto a Richard, sintió el nacimiento y la destrucción de los interminables planos a través de los eones del tiempo.

Esta existencia abrumadora llenó el alma de Richard inmediatamente, y su cuerpo ya no hizo caso a su propia voluntad mientras se arrodillaba lentamente ante el altar.

“Mortal…” Una vez más, la poderosa voz resonó en la conciencia de Richard. Sin embargo, esta vez no era una voz fría y robótica, sino una voz antigua que inspiraba la máxima reverencia.

Richard de repente tembló y comprendió que ya no se trataba de un hilo de poder divino que daría respuestas automáticas indebidas, ¡sino de la conciencia directa del propio Dragón de la Eternidad y la Luz!

Estaba momentáneamente aturdido. Era simplemente indescriptible tener una audiencia directa con el Dragón de la Eternidad y la Luz, que era soberano incluso de los planos superiores.

En ese momento, fuera del pilar de luz, Gaton miró un reloj de arena dorado en sus manos, con su cara llena de incredulidad. Este pequeño reloj de arena estaba hecho de cristal translúcido, la fina arena dorada dentro de él caía continuamente sin importar el ángulo en el que se sostenía. Había un total de diez de estos relojes de arena, y cuando se juntaron no eran más grandes que las palmas de Gaton. Lo importante era que no eran simples ornamentos decorativos, sino que se formaban a partir de la energía divina del Dragón Eterno. Cualquiera que los rompiera obtendría bendiciones.

Hace tan sólo un minuto, diez rayos de luz se dispararon desde el interior del pilar, formando estos relojes de arena en miniatura que caían libremente al suelo. Este incidente ocurrió demasiado repentino, e incluso con la destreza física de Gaton fue sorprendido desprevenido, casi dejando caer al suelo dos de los relojes de arena. Afortunadamente, la Suma Sacerdotisa Ferlyn había agitado sus manos y dos rayos de luz los atraparon antes de enviarlos a sus manos.

“Esto es…” Gaton miró los relojes de arena en su mano, estupefacto.

Ferlyn miró los relojes de arena y entendió la situación. Ella dijo: “Estas son las bendiciones que el Dragón Eterno ha dado a los Archerons, cada reloj de arena está bendecido con el Torrente de Vida. Cualquiera que abra estos relojes de arena recibirá de tres a cinco años de fuerza vital”.

Ferlyn sonrió: “Tiene un buen hijo, Marqués Gaton”. Ella había oído las instrucciones de Gaton a Richard antes de la ceremonia. No había nada secreto para ella dentro de los límites de la iglesia.

Era simplemente insondable estar dispuesto a asignar una bendición tan masiva a su familia. Ferlyn había presidido muchas ceremonias, y era extremadamente raro que una familia las asignara a un solo individuo. Por otro lado, era inaudito que un individuo asignara las bendiciones a su familia.

Gaton levantó la cabeza y miró el pilar de luz. No podía ver nada por dentro, y solo sonrió irónicamente, sin decir nada.

Ferlyn notó la expresión que Gaton puso, parecía estar pensando. Las pestañas de ella se agitaron repentinamente, lo que le dio a esta venerada Suma Sacerdotisa un tinte de humanidad. Entonces le recordó a Gatón: “Marqués, las bendiciones que se concedieron a la familia Archeron excedieron con creces a estos diez relojes de arena. Será mejor que mires la situación de tu isla flotante”.

Gaton recibió otra conmoción, mientras levantaba la mano haciendo un gesto. Senma abandonó inmediatamente los terrenos de la iglesia y regresó en un minuto. Si bien su voz estaba reprimida, el ligero temblor aún era evidente. “¡Maestro! ¡Nuestra isla flotante está absorbiendo la energía elemental del vacío! El perímetro ha crecido cincuenta metros y sigue creciendo. Además, la trayectoria de las islas está cambiando. A mi juicio, pronto cambiaremos de lugar con la segunda isla”.

Después de escuchar esta impactante noticia, Gaton no parecía feliz. En cambio, entrecerró los ojos y murmuró: “¡Este mocoso apestoso!”


Lista de Capítulos Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook
Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.