<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 1053

Libro 7 – Capítulo 113. Sendero De La Leyenda

 

“Mi… mi hacha…” Gangdor tartamudeó, sus ojos bien abiertos en estado de shock. Realmente no le importaba el hacha— ya había sido abollada bastante en la batalla anterior y sería reemplazada pronto de todos modos— pero no podía entender cómo se había roto. Incluso atascado en el nivel 18, su aura debería haber sido lo suficientemente fuerte como para proteger el arma, pero un golpe sin mucha fuerza detrás le había cortado en dos la cabeza a su hacha. Incluso una espada legendaria no podía cortar armas épicas tan casualmente, necesitando también el poder de su dueño.

No obstante, sentía como si hubiera estado sosteniendo un trozo de madera cuando Richard la cortó, partiendo el metal en dos con una espada normal. Ni siquiera se debía a fallas en el arma, o lo hubiera descubierto en todo el tiempo que la había usado. Incluso inspeccionándola ahora, no pudo encontrar nada en la división que sugiriera un problema estructural.

El bruto frunció el ceño, confundido, creyendo que algo faltaba. Richard lo miró y se rió, agarrando un escudo al azar, “Ven, dame un golpe.”

Probando el nuevo equilibrio de su ahora hacha de un solo lado, Gangdor mantuvo el ceño fruncido mientras vertía toda su aura en el arma, el filo comenzando a irradiar luz. Aunque no creía del todo que el escudo aguantaría, sabía que Richard era lo suficientemente rápido como para esquivar un golpe suyo a toda potencia en el último segundo de todos modos.

Las chispas rápidamente rodearon el cuerpo de Richard cuando unas pocas bolas de rayos comenzaron a orbitarlo; una señal de que ya había activado Armamento de Maná. ¡Abrió su postura y se plantó, enfrentándose al hacha para detenerla!

El hacha fue incapaz de resistir el impacto, su eje rápidamente se distorsionó más allá de su reconocimiento. La cabeza permaneció clavada en el escudo, pero no atravesó por completo el hierro.

“¡¿Qué está pasando?!” El bruto finalmente rugió frustrado. El hacha que le había sido fiel durante medio año de repente se sintió tan extraña para él.

Sin embargo, Richard no parecía interesado en responder todavía, sino que tomó una armadura completa y la tiró. Gangdor fue instruido para sostener la armadura frente a él, no para usarla. Mientras el hombre calvo hizo lo que se le dijo con confusión, un resplandor verde repentinamente ondeó hacia él.

Gangdor no sintió nada afectarlo, pero la armadura en su mano crujió repentinamente y se distorsionó más allá de lo reconocible, formándose grandes picos en su interior. Inmediatamente se estremeció de miedo, imaginando qué le pasaría a alguien que la llevara puesta.

A estas alturas, incluso el torpe bruto entendía lo que estaba ocurriendo. La armadura había cambiado sin previo aviso, e incluso después de la contorsión no se dio cuenta de lo que había ocurrido. Había una categoría de habilidades que él sabía que tenían este efecto— ¡cualquier cosa que involucrara leyes!

“Así que, como dije, Acero Rey,” proclamó Richard, dejando a todos sus seguidores sin aliento. Todos estaban muy seguros de que se trataba de una runa santa, aunque Richard no lo había confirmado. Incluso Nasia escuchó con atención absorta mientras él explicaba sus habilidades.

La esencia de esta runa radicaba en la manipulación de metales. El primer y más directo uso fue para mejorar el equipamiento: la armadura más dura y ligera, las armas más pesadas y afiladas; efectivamente, fue un aumento de dos grados en la efectividad. El segundo era exactamente lo contrario; podía corroer y descomponer cualquier metal en un rango a su alrededor, el efecto era más poderoso cuanto más cerca estaba. Con su armadura y sus armas debilitadas, los oponentes se quedarían con la guardia baja y usarían muy poca potencia en sus ataques o ignorarían ataques que acabarían siendo mortales. Por último, la transformación completa, como cuando la armadura había formado picos. Este efecto se podía lograr silenciosamente, y aunque no era un control absoluto, era extremadamente útil. Incluso Gangdor sería herido hasta cierto punto, mientras que los que están por debajo de la santidad serían asesinados en un instante.

Por supuesto, estas fueron solo las aplicaciones obvias. La habilidad en sí misma era más abstracta y podía ser utilizada de otras maneras según fuera el caso. Richard podía sentirse como en casa en cualquier lugar con metal, siendo la única molestia potencial su alcance limitado. Por supuesto, sus seguidores sabían que esto no era realmente una limitación en absoluto; él ya podía causar una inmensa destrucción desde lejos.

El patio se quedó en silencio después de la presentación, con Gangdor solo preguntando después de mucho tiempo, “Jefe, ¿eres un santo maestro de runas ahora?”

“Sí,” Richard asintió.

Santo maestro de runas… Todavía tardaron un tiempo en captar la respuesta, pero muchos de los presentes de repente lo rodearon y lo arrojaron al aire. Estos primeros seguidores suyos eran ahora más amigos de la infancia que subordinados, personas cercanas a él que se confiaban mutuamente sus vidas.

Nasia se quedó callada a su lado, reflexionando sobre algo. Solo después de que las ovaciones en el patio se calmaron, ella le hizo una señal y le pidió una conversación privada. Las celebraciones continuaron hasta que solo faltaron unas pocas horas para que amaneciera antes de que todos se dispersaran bajo su mando, para descansar un poco. Mountainsea entró en su habitación y se desplomó.

Una vez que solo Richard y Nasia se quedaron en el patio, las cosas se volvieron extrañamente silenciosas. La Caballera Sin Rostro parecía estar pensando mucho sobre algo, y finalmente preguntó débilmente, “¿El alma mágica de la runa Acero Rey vino de Lyos?”

“¿Hmm? Sí. Encontré una pequeña conciencia en su mente y restos, me las arreglé para usar su espiritualidad como base para completar el alma.”

Nasia asintió, “Tú dices espiritualidad. ¿Entiendes la esencia de ese término?”

“Esencia… Por lo que sentí, era muy similar a un alma completa. Si tuviera que analizarlo más a fondo, en realidad se sentía como los restos de la comprensión de Lyos de las leyes. Lamentablemente, no tenía nada.”

“Jeje…. Esa ‘Espiritualidad’ no es simplemente similar a un alma. Es un alma, específicamente una parte de la de Lyos. Aunque murió, un fragmento de su alma sobrevivió unos minutos después de su muerte. No me hubiera imaginado que pudieras capturarlo…” Nasia hizo una pausa por un momento, “En realidad, capturarla ni siquiera es la parte más asombrosa. Incluso lograste analizar las habilidades que tenía, eso es aterrador. ¿Ya comprendes algunas leyes?”

“Algunas partes pequeñas, pero en su mayoría son leyes restringidas por el plano, como las leyes de la vida del Plano Forestal.”

“Ja, pero todavía no eres una leyenda.”

“Y no planeo serlo en un futuro cercano. Aún no he terminado mi sendero.”

“Pero lo hiciste. ¿No te has dado cuenta todavía?”

“¿Darme cuenta de qué?” Richard frunció el ceño, pero luego sintió un escalofrío en su columna vertebral al entender la implicación detrás de sus palabras, “¿Quieres decir… esa espiritualidad?”

“¿Puedes hacer más runas Acero Rey?” Ella preguntó.

Había una sensación de peso detrás de esta pregunta, así que Richard lo pensó mucho antes de responder, “Sí, pero será un poco diferente de la que tengo ahora, más débil. Aunque no habría mucha diferencia.”

“Mm. Esa alma mágica no fue fortuita, refinaste el alma de un ser legendario para lograrlo. Analizar las leyes de alguien para convertir un alma en un alma mágica no es difícil, la mayoría de las leyendas eventualmente llegan a ese punto, pero la habilidad de descubrir y capturar almas fragmentadas es muy rara. A partir de ahora, es mejor que nunca le cuentes a nadie sobre esta habilidad. La gente se enterará pronto, pero cuanto más tarde, mejor.”

Esta vez, Richard cambió un poco el tema, “¿Estás diciendo que la obtención de la conciencia no se debió al azar?”

“No es solo una conciencia. Si deseas el término correcto, debería ser el alma fragmentada de las leyes. Cuando los seres legendarios que pueden manipular las leyes mueren en batalla, su comprensión sobrevive a sus muertes durante un corto período de tiempo. Estos fragmentos desaparecen rápidamente y la mayoría de las personas son incapaces de notarlos. Afortunadamente… Quizás desafortunadamente… claramente no eres uno de la mayoría. Y también eres un santo maestro de runas.”

Él sonrió amargamente, “Entonces, ¿estás diciendo que potencialmente puedo tener un flujo constante de runas de grado 5?”

“Cada ser legendario existente puede teóricamente ser un material en tu creación. En la Oscuridad que el Dragón Eterno no puede tocar, la gente como tú es llamada cazadores de almas.”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.