<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 11

Capítulo 11. El primer hechizo

La lección del día siguiente también era de filosofía mágica, pero el profesor era un mago de nivel 17 llamado Riley, el cierto individuo que tanto mencionaba Popovich. El hombre de contextura delgada, llevaba unas gafas mágicas doradas y estaba vestido perfectamente de pies a cabeza. Su mirada era profunda y sabia, parecía como si hubiese visto más allá de lo que está a simple vista.

Con él realizando la conferencia, la clase seguía siendo tan tranquila como era posible. Un mago nivel 17 estaba a punto de convertirse en un gran mago, y ese avance podría tomar desde un instante hasta la eternidad. Había que saber que la ranura de hechizo extra de grado 8 que poseía un mago de nivel 17 les permitía ser muy superior en batalla a un mago de nivel 16. Esto era algo que hasta un niño sabría.

La ventaja también se extendía a los hechizos de nivel inferior. Aunque el grado 7 y los hechizos inferiores no serían tan útiles en ese nivel de batalla, todavía le darían al mago de nivel 17 una ventaja. Esta fue la razón por la que Riley perfeccionó muchos aspectos cuando avanzó inicialmente al nivel 17, incapaz de preocuparse por los asuntos de los insignificantes  de otros idiotas, y mucho menos hablar de ellos.

De pie detrás del atril, Riley se sentía bien. Por lo menos en ese momento, dentro del salón de clases, él era el más superior; el que tenía control sobre todo. Sería perfecto si no se acordara de Sharon.

La voz de Riley era gentil pero no suave, resonando en los oídos de todos los estudiantes en el mismo tono: “¡Todo tiene su fundamento, el mundo se construye sobre la fuerza de origen, y los planos y las leyes se sustentan entre sí. Nosotros y las otras razas somos seres que vivimos en los diversos planos, y aunque somos diminutos no somos insignificantes! No hay dos almas similares en este mundo, ni personas similares. Entonces, ¿cuál es el punto de nuestra existencia? Es comprender el mundo, ser más fuerte y conseguir recursos que a su vez nos den libertad. Vivimos en un mundo donde el poder es capaz de arreglarlo todo, y las regulaciones básicas del mundo pueden decidir la mayoría de nuestros destinos aquí. Intenta quebrantarlas, y serás destruido antes de que puedas si quiera romper cualquiera de las leyes derivadas”.

La mayoría de los estudiantes asintieron, el punto resonaba aún más en la mente de los mayores.

Las lecciones de hoy fueron mucho más dinámicas que las de ayer, introduciendo en sus cuerpos una fuerza espiritual. Riley sonrió ante sus positivas reacciones, explicó sin prisas:” Los grandes magos pueden sentir las leyes derivadas del plano, y aquellos con un poder legendario podrán comprender las leyes básicas. ¿Cuántos de nosotros realmente podremos alcanzar esos niveles? Inclusive los genios fallan.

Sí, puedo decirles de qué está hecho el mundo, y cuáles son las leyes de los planos, pero todo esto es irrelevante porque en este mundo de magia cualquier cosa es posible siempre y cuando tengan un gran poder. ¿De dónde viene este poder, entonces? Desde la comprensión de uno mismo y desde el hecho de aprovecharse del entorno que nos rodea. Todos somos complicados, y puede que te lleve toda la vida entenderte a ti mismo. Debes estar arraigado, aumentando tu poder con tu ser siendo la raíz. Empieza desde el fondo, y sube a la cima; visualízate a ti mismo ante el mundo. ¡Así es como controlarás tu destino!”

Riley agitó su mano, y una proyección de un cuerpo humano surgió ante él. Señaló varias partes de la proyección y comenzó a explicar el contenido central de la lección: “El poder no es algo complejo, pero no es tan simple como tener más ranuras de hechizo. Aunque todos sabemos que tres casillas de hechizo de nivel 8 son definitivamente más fuertes que dos, tenemos otros factores a considerar también. En general, el poder de una persona puede categorizarse en 4 clases principales: sus atributos, su equipamiento, sus habilidades y su línea de sangre.

También está la inteligencia, pero eso varía de una persona a otra y tendrán que trabajar en eso tú mismo. No voy a entrar en ese tema, así que vamos a empezar con los atributos.

“Entonces, ¿qué es la fuerza espiritual?”

Richard se benefició mucho de esta clase. Por primera vez aprendió que la fuerza espiritual venía del alma, y la magia venía del maná. Los luchadores acumulaban poder entrenando sus cuerpos físicos, mientras que los clérigos tomaban prestado el poder de los dioses a los que servían. Todos los seres legendarios, independientemente de su camino original, comenzarían a tomar prestado el poder de las leyes, mientras más poder fueran capaces de obtener de las leyes, más poderosos serían.

Al final de la lección, Riley no hizo una conclusión que estaba a la par con su elegancia, “No seas codicioso con metas poco realistas. Manténganse siempre con los pies en la tierra. Lo que deben hacer es dar un paso a la vez en su camino hacia el poder, aprovechando el mayor período de vida de ese poder extra para crecer aún más. Así que… conócete a ti mismo, conoce el entorno, aprende a distribuir recursos y explota tu poder al máximo. Cuanto más poderosos seáis más influencia tendrán vuestras acciones. La diferencia entre los magos de nivel 17 y 16 no es tan pequeña como creerías…”

El siguiente profesor, Philip, añadió otra cucharada al caldo antes de que Richard pudiera digerir completamente lo que ya se le había enseñado. Dibujó un círculo en el aire y lo dividió con una línea, haciendo que el lado izquierdo fuera rojo y el lado derecho azul.

“Hay toneladas de misterios en el mundo. ¿Pero podemos conocerlos todos? Aquí es donde las opiniones comienzan a discrepar; algunos creen que pueden y otros que no. El primer grupo incluye a la mayoría de los magos, mientras que el segundo es mayormente adoradores y clérigos que creen que sólo los dioses pueden hacerlo”. Había dividos el círculo en dos mitades exactas, no por la proporción, sino para demostrar que no se inclinaba hacia lo que creía correcto, manteniéndose neutral en su introducción del tema.

Después de explicar puntos de vista, sobre si las infinidades del mundo podrían romperse, también menciono una docena de otras perspectivas. Richard y el resto no entendieron realmente lo que estaba sucediendo, pensando en cuán útiles serían estas lecciones ya que no ayudarían a incrementar el maná.

Pero, por supuesto, nadie le planteó una pregunta al respecto. Técnicamente, la diferencia entre los niveles 17 y 18 era sólo de una ranura. Una ranura de grado 9, eso es. No solo  nadie cuestionó a Philip, a pesar de que el contenido… era poco realista, también  todos en el salón de clases escucharon atentamente. Ni siquiera uno de cada diez magos podría tener tanta suerte, incluso durante toda su vida, de poder asistir a una lección impartida por un gran mago.

Un aturdido Theodore se levantó detrás del atril al cuarto día, dibujando un círculo y dividiéndolo. La única diferencia era que el trazo comenzaba en una posición diferente. El rojo ocupaba la mayor parte del círculo, dejando el azul como una delgada franja.

“El mundo es profundo, no podemos saberlo todo, sólo los Dioses son capaces…”

Richard se enteró poco tiempo después de que Theodore no era un mago. Era un clérigo de nivel 16 o 17. El Deepblue era un mundo de magos, así que era bastante extraño tener a alguien de creencia divina allí. Es más, Theodore no tenía una sola fe. Adoraba a tres dioses diferentes, de alguna manera sin que su fe se contradiga entre sí. Le permitía lanzar hechizos divinos desde tres sistemas, otorgándole un poder que puede supera a los clérigos en su mismo nivel. Pero cuando Richard pensó en ello, y con el conocimiento previo que obtuvo de varios libros, se percató de que la única manera de tener tres o más religiones era haciendo trampa.

¿Podía engañar a los dioses? ¿Y a tres de ellos? Sólo este hecho le aseguró a Richard que Theodore no era un hombre común.

Al quinto día, Teslifa hizo también el círculo y la línea, y cuando puso casi todo azul, Richard supo inmediatamente que era un mago. Uno que creía en el agnosticismo. Sin embargo, un juicio tan preciso y rápido no ayudó mucho.

En el sexto día, el Maestro Fuchsia señaló un montón de números irregulares y dijo: “Cuando veas belleza en estos números, habrás completado la mitad de tu viaje en matemáticas.” El Maestro Komu quería que los estudiantes vieran números en una serie de complicadas y hermosas imágenes tridimensionales en la séptima. La intención era abstraer números con estética.

Richard entonces entró en un ciclo, intentando con todas sus fuerzas ver la belleza en números y los números en imágenes hermosas.

……

Transcurrió un mes en un abrir y cerrar de ojos, pero Richard sólo aprendió teoría y conocimientos insignificantes que en su mayoría no tenían nada que ver con la magia o la hechicería. Muchos de los profesores incluso se contradijeron entre sí, presentando grandes cantidades de información construidas alrededor de cuatro palabras claves: Sharon, especial, jefe y dictador. Esto dejó un gran impacto en Richard.

Otra cosa que les gustó a los maestros; desde Popovich hasta Teslifa, fue decir “el mundo es así de simple”. Parecía el lema de las diversas escuelas de pensamiento en el Deepblue.

El mundo puede ser simple, pero Richard estaba más confundido que nunca. Sin embargo, él también había obtenido sus logros. En alguna casualidad, había dado su primer paso en la magia.

Había aprendido a crear una bola de fuego.


Lista de Capítulos Facebook
Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.