<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 111

Capítulo 111. Guarda-alma

Schiller habló con franqueza: “No, estamos aquí para elegir. Esta noche, un afortunado será elegido como guarda-almas. ¡Tienes que presumir de tu destreza para matar en otro plano!”

Los ojos del grandote parpadearon como un relámpago, su mirada pasó sobre Lina mientras sus pupilas se estrecharon. Luego miró a Richard, inmediatamente cogió a dos manos un hacha mal hecha y la agitó varias veces en el aire. “¡Oye!” Rugió, “¡Joven maestro, elígeme a mí! ¡Mira, mi hacha ya no soporta el hambre!”

Ante una petición tan ferviente, Richard sólo podía sonreír con ironía. Schiller señaló al hombre: “Éste es Gangdor, de 21 años. Es un guerrero de nivel 10 con la línea de sangre de los gigantes, habiendo despertado la Fuerza de Gaia. Cuando se activa, aumenta enormemente su fuerza y defensa. Es uno de los mejores candidatos”.

Varias personas salieron de las cuevas de la montaña. Schiller señaló a otro joven flaco, diciendo: “Este es Kerfe, un asesino de nivel 10 con 19 años de edad. Tiene una línea de sangre mixta de humanos y elfos oscuros, su habilidad es el Sigilo. Él también es bueno”.

Finalmente, los dedos de Schiller señalaron a una mujer con una expresión fría y distante. “Dify de los Kamires, descendiente de los magos de las tierras altas con un poderoso talento innato para la magia. Es una bruja de nacimiento, poseedora de un gran potencia de fuego en cualquier momento. Su habilidad de la línea de sangre también es un impulso mágico. Ella es la última candidata que quería presentarte.”

El campamento de la muerte Archeron sólo entrenaba a sus participantes hasta el nivel 10. Sus talentos y habilidades se habrían despertado para entonces, por lo que su crecimiento futuro dependería de sus resultados en batalla.

Los tres candidatos que Schiller había elegido fueron obviamente mucho más fuertes que el resto de participantes. Eran extremadamente adecuados para los requisitos de Richard. El plano al que viajaba no tenía un portal permanente todavía, de modo que el nivel 10 fue el límite del portal. Cualquiera que estuviera por encima de ese límite probablemente afectaría el túnel del espacio-tiempo con su abrumador poder, siendo arrojado a las corrientes del espacio-tiempo. Incluso un ser legendario no querría ser atrapado en una corriente tan caótica.

Richard levantó las manos y comenzó a recitar un canto, pero Lina fue un paso más rápida. Ella lanzó un hechizo de detección grupal, evitando tener que lanzar uno sobre cada individuo.

Richard detectó vívidamente la respuesta mágica de cada uno de ellos, confirmando su capacidad rúnica. Con el requisito estándar de una runa elemental en 10 puntos, Kerfe tenía un total de 43 puntos de capacidad, Dify 41, y Gangdor un enorme 72! Este sujeto con su hacha sedienta podía soportar un total de cuatro runas, y una de ellas podía ser incluso de grado 3, siempre y cuando estuviera en el extremo más débil. ¡Si estuvieran dispuestos a gastar varios millones en él, se convertiría inmediatamente en un caballero rúnico!

Gangdor sintió cómo la mirada de Richard sobre él cambiaba, por lo que gritó aún más fuerte que antes. Pero esta vez fue hacia los otros candidatos: “Oigan, inútiles gusanos. ¿Vieron eso? ¡El joven maestro me quiere! ¡A mí, Gangdor! ¡Quien no esté feliz puede dar un paso al frente, y luchamos! ¡Permítanme mostrarle cómo usar el ingenio en una pelea! Venid, ¿alguien? ¡Mi hacha ya no soporta el hambre!”

Nadie se movió, ni siquiera Kerfe o Dify. El rugido de Gangdor parecía intimidar a todos los demás, y su comportamiento indicaba que él los había vencido con frecuencia en peleas anteriores. Richard estaba bastante satisfecho con este bruto: Ya tenía el nivel 10 a los 21 años, así que no sería un problema para él llegar al nivel 14 o 15 en el futuro. Incluso si no mejoraba a partir de allí, su alta capacidad de carga le permitiría convertirse en un caballero rúnico de alto rango. Ocuparía un puesto importante en el equipo de Richard en el futuro.

Sin embargo, Richard continuó pensando profundamente, incapaz de decidirse. Gangdor era un candidato ejemplar, pero no parecía apropiado usar un contrato del alma con él. Un buen guerrero era diferente de un buen guardaespaldas, y el talento de Gangdor no impresionaba tanto a Richard. Habiendo vivido en el Deepblue durante tanto tiempo, el apetito de Richard ya había crecido.

Richard notó que varias cabañas aún estaban vacías y le preguntó a Schiller al respecto. Fue entonces cuando se enteró de que algunos de los participantes aún estaban en el bosque, cazando. No habían podido regresar a tiempo debido a la distancia, pero el hombre dijo que no era un problema ya que los candidatos prometedores ya estaban ante Richard. No había necesidad de esperar a nadie más.

En ese momento, un grito penetrante dividió los cielos sobre el bosque, seguido por los sonidos de ramitas y ramas rompiéndose. Un hombre ensangrentado salió corriendo en un abrir y cerrar de ojos, saltando al arroyo y agitándose en el agua mientras trataba de nadar lo más rápido posible. El arroyo era bastante profundo, con corrientes rápidas y arrecifes escabrosos en el fondo. El hombre parecía estar gravemente herido en su pánico por huir. En unos momentos, la sangre fresca ya había teñido el arroyo de un tenue rosa.

“Guerrero de nivel 11, sin habilidades especiales. Este tipo es presa de los participantes del campamento de la muerte”, susurró Lina al oído de Richard.

Entre las presas del campamento de la muerte había bestias mágicas, pero también había muchos humanos. Muchos guerreros de diferentes razas y clases fueron colocados en el bosque, y a los participantes se les encomendó la tarea de cazarlos y matarlos antes de que escaparan. Por lo general, las “presas” tenían un nivel más alto que los participantes, siendo las de mayor nivel 14 ó 15. Por lo tanto, la caza era peligrosa, con muchos casos en los que el depredador se convertía en la presa.

Richard miró hacia los bordes del bosque, con la extraña sensación de que el cazador le daría una sorpresa.

Una delgada figura blanca emergió silenciosamente del bosque. Era una joven con un vestido blanco hecho jirones, con sus ropas tan desgarradas que sólo podían llamarse harapos. No tenía defensas, y la ropa ni siquiera cubría todo su cuerpo. Si no fuera por las ropas envueltas alrededor de su pecho y cintura, estaría básicamente desnuda.

Estaba parada en lo alto de una rama, sus largas y hermosas piernas contrastaban con el sombrío telón de fondo del bosque. La vista de sus pies descalzos agarrando la rama era un tanto llamativa – cada uno de sus dedos se podía ver claramente. Tenía un cabello salvaje y desgreñado que parecía cortado por ella misma. La silueta de su rostro lucía bastante hermosa, pero sus ojos verdes intensos resplandecían como un cazador mirando a su presa.


Lista de Capítulos Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.