<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 1222

Libro 8 – Capítulo 85. Resistencia

 

El árbol de la vida dudó durante dos minutos, pero luego su aura cambió repentinamente y gritó, “¡No, no me someteré a los demonios! No me convertiré en un sirviente de una mente retorcida; ¡muere, invasor!”

Muchas de las hojas del árbol se marchitaron inmediatamente, un rayo blanco salió disparado hacia el cielo oscuro. Una antigua conciencia descendió repentinamente sobre el área, cambiando la voz del árbol a un estruendo bajo y resonante, “Tú y tu árbol demoníaco serán destruidos, invasor…”

Antes de que las palabras se completaran, la figura de Richard repentinamente brilló carmesí. El set completo de Midren lo cubrió, la armadura plateada irradiando un aura que dejó temblando de miedo a cada elfo. Incluso la antigua conciencia se vio obligada a retroceder cuando parpadeó justo delante de las raíces del árbol, hundiendo la espada de Michael profundamente en el tronco. Un enorme agujero se abrió en el otro lado cuando las llamas carmesíes estallaron desde dentro.

Una sola estocada había creado una enorme cavidad en el tronco del árbol, pero esto era solo el comienzo. Cuando Richard retiró la espada, las llamas dentro parecieron convertirse en cuchillas afiladas que atravesaban el interior. Mientras tanto, desenvainó al Juez y lo hundió profundamente, el golpe provocó aullidos de dolor desgarradores al consumirse tanto el árbol de la vida como el fragmento del Árbol del Mundo.

“Malditos árboles,” resopló con desdén, la espada divina atravesando lo que quedaba de una sola vez. El plan del Árbol del Mundo de descender y dañar su alma había sido diezmado al instante, siendo la reacción tan poderosa que no se recuperaría en mucho tiempo.

En lo profundo del bosque, un enorme árbol que podía ocultar el sol de repente retumbó de dolor. Una sección de la copa al sureste se marchitó instantáneamente, las hojas cayendo como lluvia.

Al ver caer el árbol de la vida, Richard miró nuevamente hacia abajo a los aturdidos guerreros de Hoja de Jade, “Entonces, ¿se rendirán, o prefieren la muerte?”

Lo que siguió fue una lucha corta pero intensa. Después de la muerte de unos 250 cazadores, los demás, sorprendentemente, optaron por rendirse. El que bajó las armas primero fue en realidad el santo. Luego pidió volver a mirar la rama, pero cuando Richard se la ofreció, retrocedió horrorizado. Sintiendo esa aura una vez más, todos los guerreros de Hoja de Jade se rindieron y se reunieron a un lado.

Esto estaba fuera de las expectativas de Richard. En realidad, había planeado matar a todos los Hojas de Jade, solo ofreciendo una rendición simbólica para que los otros elfos lo observaran, pero no había esperado que los elfos del bosque normalmente tercos e inflexibles se sometieran realmente. Por experiencia pasada, incluso había estado preparado para matar a toda la tribu si fuera necesario.

Por lo que parece, la rama fue la clave para cambiar de opinión. El caso de Lora evidenció que incluso la mente infantil del árbol estaba empezando a afectar al bosque y a los elfos que lo rodeaban. La guerra había pasado de ser una entre invasores y locales a una entre dos árboles del mundo.

El resultado era obvio. Por un lado, los nativos estaban limitados al nivel 23, y por el otro lado estaba un árbol del mundo dorado dirigido por un descendiente de la Luna Plateada. La única oportunidad del árbol local era un intento de asesinato antes de que el Árbol del Mundo Dorado se convirtiera en un adulto, pero eso también era básicamente imposible. Incluso quitando a los 10.000 soldados estacionados en Ciudad Esmeralda, un ejército de zánganos lo protegía en todo momento.

Una vez que los guerreros de Hoja de Jade se rindieron, la tribu local no persistió por mucho tiempo. Muchos de ellos ya habían sentido el llamado del Árbol del Mundo Dorado, aunque no con tanta fuerza como Lora y Hoja de Viento. Una parte de ellos ya comenzaba a verse afectada por el talento, razón por la cual sus hijos eran prodigios en primer lugar. Con este árbol de la vida talado, perecerían tarde o temprano de todos modos.

Gracias al santo guerrero, Richard pronto tuvo la ubicación exacta de los árboles de la vida cercanos e incluso del Árbol del Mundo. Solo uno de los primeros se encontraba a una distancia de 3.000 kilómetros, mientras que el siguiente se encontraba a decenas de miles de kilómetros de distancia. Aunque técnicamente podía ir allí y luego formar un portal para su regreso, Richard no quería pasar semanas, tal vez incluso meses simplemente caminando.

Dirigiendo a sus nuevos súbditos a Ciudad Esmeralda, les hizo romper el árbol de la vida y llevar los materiales de vuelta a la base. Mientras tanto, la esencia del árbol se extrajo en unas pocas gotas de líquido transparente que él embotelló. Dejando a los elfos solos, se apresuró hacia la siguiente tribu.

…..

La Tribu Raíz Vital era ligeramente más pequeña que la Tribu Pantera, poseyendo solo un magnífico druida y poco más de un centenar de guerreros adultos. Richard ni siquiera tuvo que hacer nada él mismo, ya que sus treants se ocuparon de todo el asunto.

El Árbol del Mundo ya no fue tan estúpido como para ocupar este árbol, pero mostró un lado despiadado de sí mismo que dejó a Richard asombrado. Este árbol de la vida fue igual que el otro, negándose obstinadamente a cambiar de bando, permitiéndole al Árbol del Mundo borrar su conciencia y así matarlo. Antes de que pudiera hacer algo, el árbol estaba comenzando a caerse.

Una vez que el árbol de la vida se marchitó, la resistencia de la Tribu Raíz Vital también desapareció. Se quedaron allí aturdidos, sin saber qué les esperaba, ya que su mayor apoyo les había abandonado. Todos los guerreros fueron destrozados rápidamente, y ni siquiera pudieron acercarse a Richard, que tenía dos docenas de treants protegiéndolo. Al final, 300 sobrevivientes decidieron someterse.

 

Los pocos cientos de elfos fueron una cosecha sorprendente, todo gracias a la rama del Árbol del Mundo Dorado. Richard había traído la rama para facilitar el movimiento. Podía suprimir la supresión de la voluntad del bosque, así que no necesitaba hacerlo él, y también fortalecía sus hechizos de la naturaleza.

Después de destruir la Tribu Raíz Vital, Richard renunció a sus planes de conseguir otros árboles. Las partes internas del árbol Raíz Vital se habían marchitado, dejándolo casi inútil para él. Solo por los elfos no valdría la pena el esfuerzo, y estaba casi garantizado que ya habrían comenzado a migrar de todos modos, un árbol muerto y algunos rezagados no valdrían la pena el tiempo y el esfuerzo.

Ahora, no tenía mucho sentido atacar los árboles de la vida. Todo lo que Richard pudo hacer fue esperar a que creciera el Árbol del Mundo Dorado, extendiendo su influencia y sometiendo a los árboles de la vida de forma natural. Considerando estas batallas y las otras en las que había luchado antes, comenzó a sentir que el primer árbol que había sucumbido ante él era cada vez más un bicho raro.

……

Dejando diez antiguos treants para ayudar a la Tribu Raíz Vital a transportar los materiales, Richard regresó a Ciudad Esmeralda por su cuenta. En su camino, contactó a la madre cría y le preguntó, “¿Qué tan lejos está tu análisis de los elfos del bosque?”

“180%, Maestro, no tenía demasiadas muestras.”

Esto no estuvo tan mal; significaba que actualmente podía crear elfos de nivel 12, pero eso era más que suficiente, “¿Qué tal fusionarlos con otras razas?”


Nota: Si quieres leer capítulos adelantados, visita www.novelawuxia.com y ahí encontrarás 2 capítulos adicionales a la publicación actual, además también podrás disfrutar de otras novelas.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.