<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 1226

Libro 8 – Capítulo 89. La Sorpresa De Blackgold

 

Al colocar la carta sellada a Martín en una pila de otras que serían enviadas pronto, Richard comenzó a preguntarse sobre sus propios problemas. El avatar de la madre cría había dicho que despertaría su nombre verdadero en el nivel 10 u 11, pero eso implicaba que era completamente independiente del cuerpo principal. Era imposible que dos espejos de la misma alma tuvieran nombres verdaderos diferentes.

Pasó un tiempo pensando en cualquier problema potencial que pudiera surgir de esto, pero al final las madres cría eran como el resto de sus seguidores. Tener dos sería mejor para él, y aunque los peligros técnicamente aumentaron, no estaba particularmente preocupado.

Ahora, todo lo que necesitaba era tiempo suficiente y una tropa de élite de temibles elfos de la noche se formaría en el plano forestal, alcanzando rápidamente las alturas de los soldados de invierno y las bestias flecha de la madre cría principal. Cuando el avatar llegara al nivel 10, sus zánganos serían igual de poderosos. Una vez que este ejército madurara, estaría seguro de barrer los ejércitos de los tres imperios.

En este punto, las fuerzas de las madres cría se estaban convirtiendo rápidamente en el núcleo de su ejército. Con todos los guerreros Archeron elegibles ya habiéndose unido a su causa en los últimos años, eran la única forma de expandir rápidamente su ejército aparte de otros guerreros no pertenecientes a la familia. Ahora mismo, solo alrededor del 60% de sus 120.000 guerreros eran Archerons, de los cuales alrededor de 20.000 podrían convertirse en algún tipo de caballero rúnico. Cada caballero rúnico consumía una enorme cantidad de dinero, pero también eran una fuerza aterradora en el campo de batalla.

Con el cuello de botella de la madre cría principal justo antes del nivel 12, el avatar pronto la superaría con el tiempo. Sin embargo, el cuerpo principal tenía un sistema mucho más complicado con crisálidas, hornos de carne y cerebros clonados que el avatar no poseía. El ejército del clon era solo una horda de guerreros, mientras que ella tenía un complicado sistema logístico y de exploración junto a los combatientes de alto nivel; era una máquina de guerra totalmente autosuficiente. Si las dos fueran a la guerra, el clon perdería en cada oportunidad.

Dicho esto, Richard tuvo que reconocer que el clon era mucho mejor como una pieza en su conjunto. Si bien no podía crear soldados de invierno y bestias flecha, sus elfos de la noche eran muy fuertes para su costo.

Pensando en las cosas durante toda la noche, finalmente decidió concentrar más de sus recursos en los elfos de la noche. Por ahora, eso significaba diseñar armas y armaduras para su uso, y no había mejor lugar para hacerlo que el Deepblue. Sus inversiones ya se estaban volviendo rentables, y todo el proceso había enseñado a los profesores el concepto de la relación calidad-precio. Ahora podrían maximizar el rendimiento sin ninguna noción inocente de solo elegir la mayor fortaleza. Incluso un idiota comprendía que un cristal de dragón de fuego convertiría una espada larga en un arma legendaria, pero no había un suministro infinito de esos. En realidad, ni siquiera sus seguidores tenían un equipo legendario; los artículos de grado superior que proporcionó a sus tropas ya estaban al límite de lo que era factible.

Decidió hablar con Blackgold, haciendo bocetos de guerreros, arqueros y druidas de elfos de la noche y añadiendo datos relevantes para ayudar en el diseño. Una vez que terminó con eso, pensó por un momento antes de agregar el diseño para un mago elfo. El clon todavía no tenía la capacidad de hacer magos, pero el cuerpo principal sí. Aunque estos solo podrían tener una selección limitada de hechizos, casi como bestias mágicas, en lo que a él respectaba, era suficiente. No esperaba ningún rayo, ácido o veneno, todo lo que necesitaba de ellos eran bolas de fuego.

El propio Richard había lanzado bolas de fuego hasta el reino legendario, incluso si estas se habían hecho más grandes, más numerosas y más azules a lo largo del camino. Sabía exactamente cuán potente era un aluvión de ellas; realmente no había necesidad de otros hechizos a menos que el oponente tuviera una forma de resistirlo.

Una vez que terminó con los preparativos, Richard llegó ante el círculo de comunicación de larga distancia y lo activó. Tomó medio minuto, pero Blackgold finalmente respondió al otro lado. El enano gris tenía un aspecto bastante extraño, con moretones en las esquinas de sus ojos, mientras que su cabello y barba parecían haberse quemado por secciones. Parecía que acababa de escapar de un volcán en llamas, pero no había ni un solo signo de dolor en su rostro.

“¿Está la Maestra cerca?” Richard comenzó como siempre.

“No, todavía está buscando algo de comida con otro mago. Ha estado comiendo mucho últimamente, ¡casi tres veces más!” Blackgold sonrió radiante. Todos en el Deepblue estaban felices si Sharon comía mucho; después de todo, su ley universal era que el apetito determinaba la habilidad.

Richard también sonrió, “Cierto, me pediste que viera algo la última vez que estuve ahí, pero entonces…. ocurrieron cosas. ¿Eran buenas noticias?”

Los ojos del enano gris brillaron cuando su voz bajó, “Finalmente te acordaste, pequeño bastardo. Sí, tengo una gran sorpresa para ti, ¡pero asegúrate de tener suficiente oro en tus bolsillos!”

“¿Debería ir?” Richard nunca había visto a Blackgold comportarse así antes. Nunca fue de los que exageran, así que esto debía ser una gran sorpresa que realmente lo convenciera de tirar su oro con imprudencia.

“Claro, ¿por qué no?”

Esa respuesta no hizo más que convencerlo. Un viaje de ida al Deepblue costaba 100.000 de oro, y el enano con mentalidad de dinero nunca pasaría por alto esa suma. Richard inmediatamente hizo que la gente preparara el portal de larga distancia, llegando al Deepblue después de unos minutos. Esperando en el otro lado, Blackgold lo llevó inmediatamente a un campo de experimentación subterráneo e hizo que algunos ayudantes prepararan una fila completa de objetivos humanoides. Cada objetivo se colocó exactamente a treinta metros de distancia, armado a diferentes niveles, desde un soldado de infantería normal hasta un caballero rúnico justo por debajo de la santidad. Unos cuantos magos empujaron un carrito cubierto de tela negra.

“Verás un milagro, chico. ¡Incluso esos gnomos de sangre de dragón tendrán que llamarme Maestro Blackgold después de hoy!” El duergar se levantó de un salto, quitando la tela del carrito para revelar un extraño objeto que tenía casi dos metros de largo. Sacó la cosa para revelar lo que parecía un cañón con cinco tambores alrededor, pero un mango y un gatillo en el medio revelaron que en realidad era una pistola.

Richard estaba bastante confundido por la vista. Solo una mirada superficial mostró que la máquina pesaba más de sesenta kilogramos, y aparte de los tambores también tenía una serie de tuberías y engranajes en la parte posterior que dejaban en claro que esto no era solo una pistola.

“¡Mira los fuegos artificiales!” Blackgold se rió entre dientes como si acabara de terminar un barril lleno de cerveza, agarrando el extraño dispositivo con el mango central y colocándolo contra su cadera. Luego puso otra mano en el gatillo.

Incluso cuando Richard comenzó a preguntarse acerca de la extraña forma de sujetar esta cosa, un rugido ensordecedor resonó en el campo cuando el arma de fuego disparó llamas a unos cuantos metros de distancia. Se sintió como si todo temblara cuando la figura humanoide que representaba al caballero rúnico tenía su pecho hundido, las bolitas de metal habían atravesado la coraza. ¡Esto fue suficiente fuerza para dañar incluso a un caballero rúnico!

Richard calculó rápidamente la fuerza de ese disparo, y por lo que pudo ver, estaba justo por debajo de un caballero rúnico cuando estaba armado con un escudo. El caballero sentiría algo de entumecimiento en el brazo, pero el daño podría recuperarse en unos instantes.

Sin embargo, esto fue solo el comienzo. Los engranajes del arma comenzaron a chirriar mientras giraban rápidamente, los tambores giraron una sexta parte de una vuelta para revelar que en realidad había seis en total. Incluso cuando el vacío se mostró, ¡otra fuerte explosión resonó cuando el contenido de su vecino también fue descargado en el muñeco!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.