<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 1227

Libro 8 – Capítulo 90. Cañón Del Trueno

 

 

*¡BOOM! ¡BOOM! ¡BOOM!* Las explosiones casi parecieron fundirse en una sola cuando los tambores de la pistola giraron por completo, deteniéndose lentamente. Las secuelas continuaron sonando en los oídos de Richard durante casi medio minuto después, solo desaparecieron cuando vertió un poco de energía para curar el daño en sus tímpanos. Al final de la arena, el pecho del objetivo había sido hecho trizas; ningún caballero rúnico normal podría sobrevivir a eso.

Richard miró la misteriosa pistola de Blackgold con una luz diferente. Con una velocidad de disparo tan alta, era formidable dentro de su alcance de treinta metros. Lo que es más importante, no requería mucha capacitación para usar; la única limitación era que necesitaba guerreros con la fuerza suficiente para manejar el retroceso.

“¿Crees que ese es el final, chico?” El enano gris sonrió ante su expresión, girando la cámara principal para sacar un disco de metal. Luego tomó un disco idéntico del carrito móvil, lo volvió a insertar y volvió a ensamblar la pistola en unos instantes antes de apuntar a otro muñeco.

Otra ronda de explosiones resonó por el lugar, llamas ardiendo desde la pistola como si fuera la boca de un dragón. Un muñeco más a nivel de un caballero rúnico fue hecho trizas, demorando solo tres segundos desde el cambio del disco hasta el final del bombardeo. Su significado era claro.

El estado de ánimo de Blackgold se elevó, su bigote arqueado tembló mientras gritaba salvajemente. Girando la pistola para insertar un nuevo disco de metal, hizo girar los tambores de la muerte una vez más. Esta vez, un objetivo de nivel 10 fue diezmado. Solo entonces pareció calmarse, insertando un nuevo disco y apuntando el mango hacia Richard, “¿Quieres probar? Se siente increíble.”

Richard obviamente no lo rechazó, pero una sensación de peligro repentinamente se apoderó de él cuando extendió una mano hacia la pistola. La pistola de repente comenzó a inflarse, los ojos del enano gris se abrieron de par en par, “¡Otra vez no!”

*¡BANG!* El humo cubrió instantáneamente la arena, el olor punzante del aceite esparciéndose por el aire. Una barrera translúcida apareció alrededor de Richard, deteniendo firmemente un engranaje del tamaño de una palma que se deformó con el impacto, pero cuando el aceite lubricante salpicó formando una flor negra, el cercano Blackgold gritó de dolor.

Cambiando su mirada, Richard encontró al enano gris luciendo extremadamente patético. Su atuendo de cuero estaba lleno de agujeros, el cuerpo y la cara salpicados con aceite lubricante y cubiertos de marcas de quemaduras. Un enorme engranaje estaba atascado en su frente, la carne comenzando a hincharse.

No esto de nuevo, eh… Finalmente entendió por qué Blackgold se veía tan harapiento. Afortunadamente, los enanos grises tenían un físico fuerte; este tipo de explosión solo dejó al magnífico mago con algunas heridas leves y mareos. Los otros magos también parecían estar preparados, ya que se habían escondido en el momento en que la pistola estaba siendo probada con barreras y escudos de torre que los protegían.

Cuando una luna verde se formó sobre la cabeza de Richard y comenzó a curarlo, Blackgold se limpió la cara del aceite negro. Mirando a su antiguo alumno que no sufrió ningún daño, sonrió torpemente, “Todos los grandes inventos se encuentran con algunos accidentes, ¿cierto? No te preocupes, esto no es común, solo ocurre unas pocas veces cada… pocos días.”

Richard no tuvo respuesta. La explosión había sido limitada porque había ocurrido en la mano del enano, pero un caballero de nivel 10 habría muerto en el acto. Por lo que parece, esta cosa explotaba con frecuencia.

“¿Qué están haciendo? ¿Dónde están los de respaldo?” Gritó Blackgold, lo que provocó que algunos magos trajeran varios carritos más. Cada uno tenía un arma de fuego con seis tambores en la parte superior, con varios discos de metal en la parte inferior.

Richard agarró una de las armas, pero en lugar de sostenerla a la cintura, la apuntó directamente hacia delante con una mano. Apuntando a un muñeco, apretó el gatillo. El arma comenzó a temblar violentamente mientras escupía bolitas de metal, pero desplazó su mano con un movimiento constante que golpeó a seis enemigos diferentes con seis disparos. Girando el cuerpo, sacó el disco al rojo vivo y metió otro. No pasó mucho tiempo antes de que seis objetivos más fueran destruidos.

Blackgold se rascó la cabeza con asombro, murmurando suavemente, “Tuve que entrenar durante un mes para ser tan preciso…”

La pistola había dejado de retumbar, pero el engranaje seguía girando con su inercia. Richard comenzó a examinarlo con feroz concentración, entendiendo la magnitud de esta sorpresa. Había muchas áreas que podrían mejorarse, pero esto era como el taller de runas de Rosie; podría cambiar por completo cualquier guerra que se avecinara.

“Esta cosa—”

“Lo llamo el cañón del trueno. Es un nombre elegante, ¿no? ¡Jajaja!” Blackgold arrancó la pistola de las manos de Richard, desarmándola en sus componentes básicos.

Un disco se estrelló contra el suelo, “Cuerpo de cobre, y las bolitas son una combinación de plomo y acero flexible.”

Después de eso vino el tambor, “Hierro.”

Seguido por un montón de engranajes, “Hierro.”

La mayoría de los componentes del cañón del trueno resultaron ser materiales comunes, y teniendo en cuenta ese valor físico, con uno solo de los viejos rifles de dos tambores de Blackgold se podrían hacer una docena de cañones del trueno. Sin embargo, él era el único que podía forjar ese rifle, mientras que estos componentes parecían lo suficientemente crudos como para provenir de herreros novatos.

“¿Ves? ¡Por eso es maravilloso! ¡No es el poder, sino el costo! He gastado cinco millones de oro tuyo, ¿cómo podría no saber lo que quieres?” El enano gris estaba tan satisfecho consigo mismo que casi escupió a Richard en la cara.

Richard tomó cada componente y lo examinó meticulosamente, cerrando los ojos en un pensamiento profundo mientras simulaba la construcción de un cañón del trueno. Uno solo ni siquiera costaba 10.000 monedas de oro, un número que bajaría aún más a escala. Soltó un largo suspiro, “Esto no es simplemente maravilloso… ¡Es un milagro!”

Con una valoración tan alta, Blackgold solo podía reír.

Richard agitó las manos y volvió a ensamblar los componentes con magia, “Pero no puedo permitir que explote todo el tiempo. Mis guerreros no son tan fuertes como tú, perderán un brazo como mínimo”.

“¡Pero los costos subirán!” Se quejó Blackgold, “Si pudiéramos cambiar algunos materiales en las secciones críticas, no explotaría tan fácilmente.”

“¿Cuál es la diferencia?”

“El tambor debe estar hecho de hierro helado, y algunos engranajes deben estar hechos de acero con alto contenido de carbono. ¡Subirá a 20.000 de oro cada uno!”

“Entonces hazlo. Necesito que pongas esto en producción de inmediato, 3.000 para comenzar.”

“Espera… ¿Cuántos?” El enano gris se estremeció.

“3.000.”

“Eso es… ¿Te escuché mal?” Con cada cañón del trueno que cuesta 20.000 de oro, tres mil serían 60 millones. ¡Esto era una serie de ofrendas de primer nivel! Incluso como tesorero del Deepblue, nunca había tenido tanta riqueza en sus manos. ¡Solo las cosechas de Sharon podrían compararse!

“3.000,” repitió Richard nuevamente, “Pero cambia un poco el diseño, principalmente las dimensiones y la potencia. Necesito una variante un poco más ligera, incluso si baja la potencia. Fíjate si puedes hacer que se adapte a estos tipos.”

Al recibir un plano, Blackgold lo leyó por un momento antes de casi saltar de sorpresa, “Maldición, ¿volverán los elfos de la luna plateada?”

“¿Oh? Estos no son ellos, son solo algunos… otros guerreros elfos que subyugué en un plano secundario.”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.