<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 123

Libro 2 – Capítulo 6. Aniquilación (3)

Capítulo extra, Patrocinador por: ¡El Legendario Jóse López! ¡Muchas Gracias!

Las cejas de Richard se arrugaron al recordar el intento de asesinato de los Josephs. Sin embargo, tenía apenas dieciséis años… ¿Quién pagaría un precio tan alto por matarlo? Pero éste no fue el momento para reflexionar sobre tales asuntos. “Escuché que al entrar por primera vez en un plano, los nativos nos tratarán como enemigos.”

Flowsand asintió, “La teletransportación a gran escala como la de nuestro grupo alertará definitivamente a los expertos que han comprendido las leyes del plano. Si este plano es tan fuerte como afirmas, entonces albergará al menos a algunos expertos legendarios. Ahora estamos en una situación extremadamente grave, ¿qué planeas hacer?”

¿Qué hacer?

Richard mostró una sonrisa irónica internamente. Por mucho que lucharan, si los expertos de este plano llegaban aquí, no tendrían ninguna posibilidad de sobrevivir. Flowsand, Gangdor, Waterflower, los trolls, Olar… Todos lo miraban atentamente, esperando que tomara una decisión.

Richard de repente se alarmó y recordó una vez más que él lideraba a este grupo. Incluso sin su absoluto poder, él tendría que tomar las decisiones. La fuerza de su grupo, junto con los exploradores ya enviados, debería haber asegurado que las cosas no fueran demasiado difíciles. Sin embargo, el destino había sido cambiado a un plano intermedio, por lo que ¡su prioridad ahora era la mera supervivencia!

Richard miró a Flowsand, haciendo la pregunta crítica: “No hay posibilidad de regresar, ¿verdad?”

“Hay tres métodos si deseas regresar. El primero, sería conquistar el plano entero. Eso me dará los recursos para construir una torre que pueda buscar las coordenadas del Dragón Eterno. El segundo, es si tenemos la suerte de poder encontrar algunas ruinas del Dragón Eterno aquí. Podemos activar la iglesia una vez más, realizando un sacrificio por las bendiciones para reabrir el túnel a Norland.

El útlimo, es capturar a otro grupo que venga a este plano”. Flowsand hablaba con indiferencia. Como sacerdotisa del Dragón Eterno, estaba naturalmente familiarizada con estos asuntos.

Richard inspeccionó la zona de nuevo, antes de hablar en voz alta, “Realmente quiero tener esa suerte, para poder encontrar el vestigio de una iglesia y luego regresar a Norland. Pero incluso si encontramos una iglesia, ¿dónde conseguiremos los objetos para sacrificar? ¿Obtener lo que necesitamos sacrificar para el Dragón Eterno será más fácil que conquistar las tierras de aquí? ¡El objeto que nos envió aquí fue la cabeza de un diablo mayor!

Ya estamos aquí. Como un Archeron, no quiero volver a casa con la cabeza agachada. Preferiría elegir la primera opción. ¡De hecho, es nuestra única opción!”

La voz de Richard resonó en el campamento. Archeron… Sólo que esa palabra parecía tener un efecto extraño en el grupo. El pulso de cada uno se aceleró, sus corazones cobraron vida estremeciendose mientras estaban sedientos de fuego y sangre. ¡Y Richard era el líder de esa vehemencia!

Gangdor rugió en ese momento,  ¡Eh, jefe! Tus artes marciales eran extremadamente elegantes cuando luchaste, pero si quieres levantar nuestros espíritus de lucha, ¡necesitas beber vino! ¡Eso te dará la atmósfera!”

Richard miró a Gangdor inexpresivamente: “¿No estarás nervioso?”

Gangdor se encogió de hombros, “Al principio tenía un poco de miedo, pero ahora que lo pienso, el campamento de la muerte era mucho más peligroso. ¡Todas las criaturas querían tu vida! Ya que esa muchacha Waterflower no tiene miedo, ¿por qué debería tenerlo yo?”

Waterflower tenía su espada abrazada, apoyada contra la pared. Sus párpados estaban medio cerrados, como si estuviera a punto de dormir. Fue como si no oyera la provocación de Gangdor. Parecía que las circunstancias actuales no le importaban demasiado. Con sus túnicas blancas y sus piernas descubiertas, era una escena llamativa.

Richard miró a los dos trolls. Término Medio se rascó la cabeza, diciendo lentamente: “¡Sólo temo que no haya nada sabroso para comer!”

Tiramisú levantó el puño y lo golpeó contra el cráneo de Término Medio, “¡Todo lo que sabes es comer! Será perfecto si hay trolls en este plano. Podemos infiltrarnos en sus campos.

¡Las diez más bellas son mías! ¡Puedes tener desde la undécima!”

Término Medio saltó y gritó: “¡De ninguna manera! Te quedas con la mejor, ¡eso es todo!”

“¡Soy un mago!”

“¿Y qué?”

Los dos trolls se estaban peleando entre sí, por eso Richard se giró hacia Olar. La cara del bardo aún estaba pálida, él aún no se había recuperado completamente. Tal vez fue la pérdida de sangre debido a la lesión, o sólo tenía miedo, pero sonrió débilmente ante la mirada de Richard.

Sin embargo, vaciló un poco antes de mirar a Flowsand. Se armó de valor, “¡Si la bella Srta. Flowsand pudiera darme un poco de ánimo, quizás con un dulce beso, me llenaría de valor!”

Flowsand sonrió suavemente: “Estás jugando con una sacerdotisa del Dragón Eterno. ¿No tienes miedo de perder la esperanza de vida?”

Olar estaba perplejo, no se atrevió a continuar. Se dirigió a otra parte en busca de valor, esta vez a Waterflower: “¡Si esta bella dama puede darme un poco de ánimo, seré lo suficientemente audaz como para conquistar el plano entero!”

Las cejas de Waterflower se agitaron al abrir un ojo. Miró fijamente al bardo elfo y dijo con indiferencia: “Cuando el ambiente sea mejor”.

La cara de Olar se enrojeció de repente. Abrió los brazos hacia el cielo, como si quisiera abrazar algo. Luego se dirigió hacia Richard, arrodillándose antes de proclamar: “Tienes al guerrero más valiente, mi Señor”.

Richard no supo qué decir. Él podía sentir vagamente los pensamientos de la chica a través de su conexión, y ella no trató de ocultar sus sentimientos. Si bien ella había dicho la verdad, era sólo técnicamente así. Esta escena tenía muchas caras, pero no parecía apropiado decirle la verdad al romántico elfo.

Fue entonces cuando Richard se dio cuenta de que no sería fácil dirigir un grupo. No podía entender cómo Gatón había conseguido reunir a trece caballeros bajo su estandarte. Desde Mordred hasta Lina, todos tenían sus propias peculiaridades. Además no se debía juguetear con ninguno de ellos, y no eran santos.

Y ahora Gangdor apoyó su mentón con sus manos y miró a Olar como si fuera un tonto. Él había querido reírse, porque sintió una sensación de logro al ver a alguien actuando así.

“Las tropas del barón pueden aparecer pronto.” Flowsand intervino.

Richard inhaló profundamente: “Podemos tratar con un barón. Tengo que apurarme y tratar de entender la semilla.” De hecho, la semilla, ese huevo gris azur, era el único recurso que no habían usado.

“Semilla…” El cuerpo de Flowsand se estremeció. Richard la miró, pero sólo podía ver su cabeza inclinada con expresión en blanco.


Lista de Capítulos Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook

Capítulo 1 de 10…

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.