<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 1244

Libro 8 – Capítulo 107. Sistema De Puntos De Recompensa (2)

 

 

Con la información sobre los caballeros rúnicos revelada, todos los ojos se posaron en Rakis. Como el mago más poderoso estaba participando, la mayoría no estaba dispuesta a luchar contra él. Por su parte, el viejo mago mantuvo su sonrisa, aunque ahora tenía indicios de amenaza. Había atraído la atención sobre esos caballeros rúnicos específicamente porque no quería que nadie se le opusiera.

Echando un vistazo a las expresiones de sus compañeros, Rakis finalmente sonrió, “Quiero quedarme con todos los caballeros rúnicos, pero me temo que no tengo tantos puntos. Hay otras cosas por las que también quiero canjear, así que solo me quedaré con quince sets por ahora.”

Esto aclaró las expresiones de muchos; tal nivel de ambición era todavía aceptable y dejaría algunos restos para los demás.

Mirando desde la distancia, Romney le preguntó a su amigo con preocupación, “No nos darán runas más débiles, ¿verdad?”

Su amigo resopló, “Los Archerons tienen una sólida reputación. Las dos veces que abrieron la lista hasta ahora han dado a todos lo que querían.”

“Bien, bien,” se rió con vergüenza, “estaba un poco preocupado porque no sabía cómo funcionaban las cosas.”

Rakis suspiró, “Ahora que tenemos todas estas opciones, creo que habrá sorpresas aún mayores en la lista de recompensas en el futuro. Parece que mis viejos huesos tendrán que quedarse aquí un poco más de tiempo.”

Otro mago se rió, “Esta lista incluso tiene una runa santa, ¿qué más podrían ofrecer? No podría ser… Oh.”

Se detuvo a mitad del discurso, dándose cuenta de lo que Rakis había insinuado. Richard había mostrado personalmente la fuerza de Midren a todos ellos solo unos días antes. ¿Y sí? ¿Y sí… este set de runas aparece en la lista de recompensas? Parecía impensable, pero nadie había esperado que los Archerons pusieran runas santas y sets de caballeros rúnicos tampoco.

Los mismos pensamientos se extendieron por el resto de la multitud, haciendo que muchos corazones poderosos comenzaran a latir en conjunto. Nadie mencionó el set de runas, pero eso no fue porque no lo quisieran. En cambio, lo querían demasiado, pero era obvio que el set completo sería inimaginablemente caro. ¿Qué sentido tenía pedir algo que era imposible de comprar?

Sin embargo, el sistema de puntos de recompensa los dejó a todos con un rayo de esperanza. Mientras pudieran obtener el set de runas con puntos, podrían acercarse cada vez más día tras día de batalla. No importaba si necesitaban 100.000 puntos, podrían quedarse aquí durante décadas si eso significaba obtener el set de runas más poderoso que jamás hayan visto. Después de todo, las leyendas vivieron durante siglos como mínimo, y muchas de ellas pasaron docenas de años seguidos explorando planos al azar para nada.

Lo más atractivo de la edición de batalla de Midren fue su accesibilidad. Ya sean guerreros o magos, todos podrían obtener un gran impulso de poder. Richard era un legendario mago, pero había usado la fuerza bruta para aplastar incluso a los dragones con este equipado. Los magos definitivamente no entrenaban para tener tanta fuerza; la única explicación para eso tenía que ser sus runas. Por el bien de tal poder, estas potencias estaban dispuestas a desafiarlo todo. Tiempo, soledad, peligro… todo eso no significaba nada para las almas que vivían para la batalla. Mientras pudieran trepar por la lista y obtener más puntos, nada era un problema.

Aun así, hubo algunas personas que se mantuvieron prácticas. Escudo de Hierro sacudió la cabeza. “Ni siquiera voy a considerar al Rey de los Ángeles, no puedo soportar su poder. ¿Qué más podría haber para nosotros?”

“Esos cañones del trueno,” dijo el asesino en voz baja, empujando los pensamientos de todos en esa dirección. Todos habían visto el poder de los cañones del trueno; requerían fuerza y ​​cierta destreza para manejarlos, pero serían monstruosos a escala. Incluso si los Archerons los liberaran en el futuro, serían suficientes por sí solos para convencer a muchos de los presentes de quedarse y luchar.

Afortunadamente, el Plano del Dragón tenía dragones más que suficientes para matar. Esta guerra no terminaría por algunas décadas al menos, lo que les daría tiempo para acumular puntos.

……

Una vez que todos se fueron, Richard tomó una copia de la lista de Nasia y la miró de cerca. Un rato después, frunció el ceño, “¿Qué es esto?”

“Un simple sistema de puntos de recompensa, todas las reglas están en la parte posterior.”

Dándole la vuelta, encontró una explicación de cómo se acumulaban e intercambiaban los puntos. En el núcleo del sistema había una asignación de puntos de mérito en la batalla. Cada parte del botín en el campo de batalla iría a los Archerons, otorgando al resto de los participantes una cantidad de puntos que podrían intercambiarse por bienes en una fecha posterior. Algunos artículos tenían un valor estable, como 100 puntos para una ofrenda mayor estándar, que a cambio les dio a estos puntos un valor discernible.

Por supuesto, también hubo algunas diferencias con el valor de mercado. Una ofrenda de primer nivel era de 500 puntos, que era un poco más alto que su valor de mercado en Norland, pero la cuestión era que normalmente no había intercambio directo. Incluso una docena de ofrendas mayores podrían no ser suficientes para obtener una ofrenda de primer nivel a veces.

Evidentemente, el valor de este sistema dependía completamente de la longitud de la lista y la rareza de los artículos ofrecidos. Al ver la lista en sus manos, Richard sintió que estaba mirando esa larga lista de bendiciones del viejo dragón de hace tantos años. La calidad de estas opciones era un poco peor comparadas con las que el Dragón Eterno lo había estado tentando, pero no estaba muy lejos. Con runas de grado 5, ofrendas, materiales y suministros militares a la venta, ¿quién no podría encontrar algo que quisiera?

Con solo está lista, Richard podría decir que ninguna de las leyendas se iría pronto. De hecho, a medida que se difundiera la noticia de este sistema, cada vez más potencias abandonarían su exploración planar para entrar en la batalla en el Plano del Dragón. Muy pronto, tendría aún más leyendas peleando que cuando les había permitido explorar el Plano del Dragón.

Cuando el Plano del Dragón se abrió por primera vez, incluso la mayoría de los santos se negaron a escuchar sus órdenes y actuaron por su cuenta. Ahora, con la poderosa legión de caballeros rúnicos y druidas a mano, incluso el luchador más solitario tendría que cooperar. Por el bien de los puntos, estas potencias serían obedientes.

Pero, ¿cómo se suponía que iban a garantizar el suministro?

Cuando hizo esta pregunta, Nasia no mostró preocupación alguna. Tomó una copia y dibujó un círculo grande alrededor de todos los materiales draconicos, “Estos serán los que tienen mayor demanda, y solo tendremos que hacer un procesamiento simple que incluso los aprendices puedan terminar. Necesitará una expansión de nuestro centro de procesamiento, tal vez incluso construir algunos más. Podríamos tener que manejar una docena de dragones en un día pronto.”

Ella continuó señalando a continuación, “Ni siquiera necesitamos discutir las ofrendas. El viejo dragón tomará partes de la mayoría de sus parientes, y no necesitamos demasiadas de primer nivel. En cuanto al equipamiento, tenemos nuestros talleres. Las escamas y las pieles pueden ser una buena armadura, y los dientes para hacer armas. Huesos para pociones, y penes… ¿quieres comer algunos?”

“¿Qué?” Richard frunció el ceño confundido, “¿Por qué iba a comer eso?”

Incluso a través de la máscara, podía sentir el brillo de sus ojos mientras se reía, “He escuchado que cada vez que te vienes, te secas. Esto es realmente efectivo, pruébalo. No cambiará el resultado, pero al menos podrás luchar, ¿verdad? Podrás pasar un poco más de tiempo en ese límite.”

“¡Vete a la mierda!” Refunfuñó, “Sigue con lo tuyo.”

Nasia se rió disimuladamente, continuando con la lista, “El Deepblue tiene bastantes personas sin nada que hacer, puedes usarlas para convertir todos estos materiales en equipamientos. Por supuesto, no necesitamos emplearlos como es habitual. Haz que Blackgold organice algunos magos más jóvenes, solo dándoles algunas lecciones más de refinamiento. Como parte de las lecciones, pueden ayudarnos a encargarnos de los materiales. Nos ahorrará una gran suma de dinero.”

“¿Cómo puede ser eso una buena idea?” Richard se quedó boquiabierto.

“¿Por qué no? ¿No se necesita experiencia real? Les estamos dando materiales de alta calidad para practicar, y sin costo alguno.”

Al sentir un dolor de cabeza, Richard decidió no discutir más con ella.

Ella continuó, “En cuanto al extremo superior absoluto, solo usa las ofrendas. Consigue todo el equipamiento que se te ofrezca durante tu próxima ceremonia; no lo necesitamos, pero seguro que habrá alguien que sí. Esta lista tiene que ser más larga, eso es todo lo que importa. Una vez que el sistema esté funcionando a toda velocidad, nunca tendrás que preocuparte por las ofrendas en el futuro.”

“¿Y adónde iré para la ceremonia? No voy a volver a Fausto, y el Imperio Árbol Sagrado es imposible. En cuanto a—”

“¡Solo ve al Imperio Milenario!” Nasia lo interrumpió antes de guiñarle el ojo, “¿Casi no se vuelve loca esa chica, Macy, por tu toque?”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.