<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 137

Libro 2 – Capítulo 20. Responsabilidad

Limpiar el campo de batalla fue una tarea ardua. Los caballeros sacaron los cadáveres de la base, recogiendo sus armaduras. Richard comenzó a interrogar a los prisioneros sobre la geografía, la religión y las costumbres de la región. Incluso les preguntó acerca de la idiosincrasia del barón, escribiendo página tras página de notas de interrogatorio en interrogatorio.

Ya casi había anochecido para cuando se limpió el lugar. Cientos de cuerpos estaban amontonados afuera, mientras el olor de la comida se agitaba dentro. Flowsand despertó de su meditación, entrando en el bar para ver a Richard interrogando a un guerrero. Había una gran pila de registros sobre la mesa.

A pesar de su visible agotamiento, los ojos de Richard estaban alerta. Sus escritos se mantenían limpios y ordenados, la fatiga no les afectaba en absoluto.

Ella se sentó a su lado y le dijo seriamente: “Necesitas descansar. Un mago sin maná es inferior incluso a un guerrero común”.

Richard miró al cielo y respondió, “Sólo quedan dos más, cuando termine comeré”. Dio unas palmaditas sobre la gran pila antes de continuar, “Esta información es más importante que mis reservas de maná. No sabemos nada de este plano, y no tenemos ni idea de qué esperar. Tengo que elaborar un esbozo rápido para ayudarnos en nuestras futuras decisiones.

Un tercio de las élites de Forza han sido eliminadas, y tres de sus cinco caballeros subordinados han perdido la vida. No creo que puedan atacarnos en un futuro cercano. Sólo tienen la mano de obra y los recursos necesarios para proteger el núcleo de su territorio, así que tengo tiempo más que suficiente para recuperarme”.

Richard suspiró en ese momento, “Tch, me acabo de dar cuenta de que cometí un grave error. Debimos haber perseguido a los que escapaban y haber tomado Osfa. Los caballos de los caballeros estaban allí, al menos unas pocas docenas. ¡Eso habría sido una gran ventaja, una gran fortuna! Pero ahora, esos tipos definitivamente se habrán llevado todos los caballos”.

“Richard. Es imposible no cometer ningún error. Tu actuación en esta batalla estuvo a la par de un general sobresaliente. No seas tan duro contigo mismo, apenas tienes dieciséis años”. Flowsand podría parecer poco emotiva, pero sus palabras estaban llenas de preocupación.

Richard se despeinó y sonrió amargamente: “Estamos en un plano con el que no estamos familiarizados, enfrentándonos a fuertes enemigos que nunca antes habíamos visto. Los dioses de este plano ya enviaron un oráculo prediciendo nuestra llegada, ¿y nosotros? Ni siquiera sabemos cómo llegamos aquí, y no tenemos nada aparte de los recursos básicos. Nuestras tropas de avanzada se perdieron en esa grieta de tiempo que mencionaste, y tres de nuestros veteranos murieron en el momento en que cruzamos el portal. Ni siquiera sabemos si lograremos que los lugareños nos ayuden en la batalla. ¡No tenemos lugar para errores!”

Flowsand puso su mano sobre la de Richard para consolarlo, “Tienes que calmarte. No puedes estresarte así, eres nuestro líder. Y eso no lo digo por decir. Tienes el mayor poder entre nosotros, y eres un maestro de runas en lo alto. También tienes la bendición del propio Dragón Eterno. La madre cría y yo somos la mejor prueba de eso, ¿no?

En cuanto al oráculo del dios del valor, sólo debería haber predicho la posición de nuestro portal a partir de las fluctuaciones del espacio-tiempo que causó. Es poco probable que sepa nuestros próximos planes. Si su dios realmente fuera tan poderoso, Kojo no habría sido el único esperándonos.

También debes recordar esto: si algo te pasa, ninguno de aquellos que contrataste sobrevivirá.”

“Esa parece ser una gran responsabilidad,” Richard suspiró abatido, pero Flowsand lo miró a los ojos, “Pero fue tu elección. ¿No es así?”

Richard asintió, una sonrisa finalmente volvió a su sombrío rostro. “Ahora sé qué hacer. Tenemos suficientes recursos para hacer un total de cuatro runas. Te crearé una runa de amplificación de maná más tarde, es la única que se adapta a ti teniendo en cuenta nuestros ingredientes actuales”.

“De acuerdo, pero primero tendré que ocuparme de los cuerpos. Envía a dos caballeros y a diez de los prisioneros conmigo”.

Richard estuvo de acuerdo, llamando a dos caballeros y escogiendo diez prisioneros para ayudar a Flowsand. Ya había interrogado a la mayoría de ellos para entonces, y dada su extraordinaria memoria sabía en qué estado se encontraban. Había elegido sólo guerreros normales, e incluso si sus heridas eran leves, todos eran de naturaleza bastante dócil.

Gangdor entró justo cuando Richard terminó de asignar el trabajo a los hombres, gritando bárbaramente: “¡Maestro, hora de cenar! ¡Cualquier otra cosa puede ser tratada después de que hayamos comido!”

El aroma que golpeó las fosas nasales de Richard provocó un hambre casi instantánea. Sin embargo, Richard logró aguantar hasta terminar el último interrogatorio antes de caminar hacia una cocina temporal con Gangdor.

El olor a comida llenó todo el piso. Tres caballeros, Waterflower y Olar estaban sentados alrededor de la mesa, cada uno con un gran tazón ante ellos devorando todo lo que había dentro. Richard vio a Tiramisú solo en la cocina, revolviendo una olla con todas sus fuerzas. Parecía que esta comida de la que todos estaban enamorados venía de él.

Gangdor también le trajo un tazón a Richard, diciendo: “¡Maestro, no puedo creer que tus trolls sean tan buenos cocineros! Su estofado de carne es mucho mejor que los del campamento”.

Olar se mofó a un lado: “Ya he comido un buen estofado de carne en el pasado, ¿qué tiene de especial? Aún así, éste está realmente bien cocido”.

Olar había trabajado antes para un puñado de familias reales, así que naturalmente tenía buen gusto para la comida. Para que el elfo lo reconociera, la comida debía ser realmente buena.

Justo en ese momento, el troll que estaba ocupado en la cocina gritó en dirección de Gangdor: “¡Eh, enano! Tengo un nombre, no me llames troll!”

“¡Ah, me equivoqué!” Gangdor levantó los brazos en rendición, “De acuerdo, Término Medio.”

Pero entonces, Término Medio rugió desde afuera, “¡ESE SOY YO! ¡Él es Tiramisú, enano!”

El troll más grande se asomó al restaurante, mirando a Gangdor como si estuviera a punto de atacar al hombre. Richard se levantó rápidamente para evitar que las cosas se intensificaran, “Muy bien, Gangdor no…”

Sin embargo, cuando se giró para ver la furtiva cara de Gangdor, se vio forzado a guardar un silencio incómodo. Quería decir que Gangdor no lo hizo a propósito ¡pero este tipo en realidad lo había hecho intencionadamente!

Gangdor se rió a carcajadas frente a la escena que tenía ante él. “Sí, lo hice a propósito. ¡Los llamaré por sus nombres, pero no pueden llamarme enano!”

“¡Trato hecho!” Repitieron Tiramisú y Término Medio.

Richard agitó la cabeza y se sentó, listo para comer. Probó una cucharada de estofado; en verdad era delicioso, estaba cocinado a la perfección. Esto resultó mejor que cualquier cosa que los chefs Archeron hubieran cocinado, sólo ligeramente por detrás de los chefs del Deepblue.

“¡Esto es realmente bueno!” Richard hizo un cumplido.

“¡Por supuesto!” los dos trolls respondieron con orgullo, “¡Somos gourmets!”

……

Richard se detuvo abruptamente a mitad de la comida. Esto atrajo la atención de Waterflower mientras Gangdor preguntaba: “¿Está bien, Maestro?”

Richard rápidamente regresó a su yo normal. “¡Estoy bien, come!”, dijo, y siguió terminando su comida.

Acababa de sentir una preocupante disminución en el poder de la madre cría, pero se había recuperado tan rápido que se sintió aliviado.


Lista de Capítulos Donación: 5 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Diario 2-2.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.