<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 139

Libro 2 – Capítulo 22. La Caída

La noche cayó, y Flowsand regresó a la base. Revisó el estado físico de los prisioneros y se reunió con Richard a la hora acordada.

La habitación de Richard estaba en un pequeño patio en el lado norte de la base. Era la residencia del líder de las tropas de reconocimiento, por lo que era tranquila, espaciosa y confortable.

Cuando Flowsand entró en el dormitorio de Richard, vio decenas de ingredientes sobre una mesa, divididos cuidadosamente con la precisión y disciplina de un verdadero maestro de runas. La hizo sentarse en la cama, y le dijo: “He hecho algunas pequeñas alteraciones en la runa de amplificación de maná. Basado en los materiales que tengo a mano, debería ser alrededor del 20%. No tenemos tres materiales importantes, así que no puedo alcanzar el máximo teórico de 30, incluso el 25% será difícil”.

“Eso ya es bastante bueno, podré usar otra curación mayor.” Flowsand sonrió mientras preguntaba: “¿Dónde se dibujará?”

“En tu brazo derecho. Puede doler un poco, quítate la ropa primero”. Richard bajó la cabeza mientras se concentraba en preparar los materiales, no en ver a Flowsand quitarse la ropa. Para cuando volvió a levantar la vista, no pudo evitar mirar fijamente, desconcertado.

Flowsand en realidad se había quitado todo excepto la ropa interior, dejando la parte superior de su hermoso cuerpo completamente desnuda ante Richard. Ella era ligeramente delgada, pero aunque sus pechos no fueron tan grandes como los de Venica, su arco era perfecto. Sus pezones no eran increíblemente rosados, sino el mismo ámbar claro de sus cejas y pupilas. Eran ligeramente translúcidos, haciendo que parecieran tallados de lo más refinados.

“No tienes que quitarte tanto”. La voz de Richard fue tan baja en ese momento que ni siquiera él podía oírse bien.

“No es tanto. De todos modos, podrás ver claramente de esta manera”, declaró Flowsand con indiferencia. Lo que ella había dicho resultó ser verdad; aunque la runa iba a ser tatuada en la parte superior de su brazo derecho, Richard tendría que desnudarla por completo en su lado derecho para determinar la dirección del flujo de maná. No había mucha diferencia entre revelar un seno o ambos, pero para Richard sonaba muy extraño.

Viendo a Richard un poco angustiado, Flowsand añadió: “Todo esto es por el bien de la supervivencia.”

Richard cogió su pluma mágica y se dijo a sí mismo: “Bien, entonces empezaré”.

La punta de la pluma utilizada para tatuar la runa era en realidad una aguja extremadamente fina y hueca. Todos los materiales fluían a través del agujero, lo que le permitía trazar las líneas sobre el sujeto con propiedades mágicas designadas. Esta era la razón por la que cualquier pluma utilizada para crear runas era un elemento alquímico de primera calidad.

Richard agarró el brazo de Flowsand con la mano izquierda, mientras que con la derecha sostenía la pluma. Tan tranquilo como siempre, le dio un leve golpe en el brazo. Su respiración se hizo más nivelada, la pluma era tan estable que no parecía natural. La punta tocó suavemente su piel, dejando un fino y poco profundo trazo. La tinta mágica goteaba de la punta, dejando una línea extremadamente meticulosa en su brazo. A pesar de la curva natural del brazo humano, el arco de esta línea era tan preciso que parecía inimaginable.

Mientras la pluma tocaba su piel una y otra vez, una hermosa y complicada formación mágica comenzó a emerger en el brazo de Flowsand. Pequeñas gotas de sudor ya habían empezado a aparecer en la frente de Richard, pero su mirada seguía concentrada, su respiración tranquila y prolongada. Quienes lo escucharan tendrían una sensación de paz y tranquilidad.

La mano izquierda libre de la sacerdotisa sostenía las notas del interrogatorio que Richard había preparado, y ella estaba examinándolas detenidamente. El material constaba de dos partes principales: una se refería a la estructura política, las costumbres sociales y la jerarquía de poder del Ducado Roca Blanca, mientras que la otra era un mapa topológico de las tierras del Barón Forza y sus alrededores. Este mapa era mucho más detallado que el que habían dibujado antes, con señales que indicaban todos los pueblos más grandes, incluyendo Osfa.

Flowsand terminó de repasar todo el material con bastante rapidez, para luego mirar en silencio a Richard. El joven en cuestión no se dio cuenta de su mirada.

Otra línea complicada estaba a punto de llegar a su fin, una de las más cruciales y largas de la formación que se extendía hasta el interior del brazo. En el último momento, cuando estaba a punto de retirar su pluma, un brillante pezón de color ámbar entró en su línea de visión.

Su respiración instantáneamente se agitó, el poder que había controlado meticulosamente en su mano fluctúo. La punta de la pluma bajó, pinchando la piel de Flowsand y generando una gota de sangre.

“¡Mierda!” Richard estaba enojado. Incluso un pequeño error como este reduciría la amplificación final en un medio por ciento. Rara vez cometía tales errores, así que ¿cómo podía explicarlo? ¿Podría decir que el pecho de Flowsand era tan hermoso que se conmovió al verlo? ¿Que perdió el control por eso?

Richard levantó la vista y observó a Flowsand mirándolo. Sus ojos brillaban como piedras preciosas, mientras que tenía una leve sonrisa que le hacía parecer consciente de todo.

Antes de que Richard pudiera decir algo, su voz ronca y ligeramente áspera, que era como un grano del tiempo, sonó indiferente: “Creo que incluso un gran maestro de runas ya habría cometido de tres a cinco errores”.

Richard se sintió inmediatamente relajado, dando un largo suspiro. Estaba a punto de explicar que esta fue la primera vez que dibujó una runa en el cuerpo de otra persona, pero para su sorpresa Flowsand continuó: “Pero realmente no deberías haber cometido un error como ese.”

Todas las explicaciones fueron forzadas a volver a su garganta.

Flowsand entonces continuó, “En realidad, puedes mirar como desees. También puedes tocar si quieres”.

Si estas palabras pudieran considerarse golpes poderosos, sus últimas serían el definitivo: “Cuando quieras”.

“Yo… um, eso no es lo que quise decir…” Richard de repente sintió que su don de sabiduría le abandonaba.

Ella sonrió, “Está bien incluso si lo decías en serio. En el futuro mirarás y tocarás de todos modos. Una vez que te acostumbres, no te importará mucho”.

Richard se quedó sin palabras una vez más, y decidió no explicarse mientras continuaba con su trabajo. Sin embargo, ya que podía, echó unas cuantas miradas más a los pechos de Flowsand antes de continuar.

Como se esperaba, eso fue efectivo. Llegó a un tercio del camino de la runa según lo planeado, sin cometer más errores. Richard miró hacia arriba después de terminar la última línea, su mirada aterrizó naturalmente en el pecho de Flowsand mientras alababa, “Muy hermoso.”

Flowsand enderezó su espalda y respondió: “También son elásticos. ¿Quieres probarlo?”

Y de esta manera, Richard sufrió una completa derrota.

Para cuando terminó de guardar sus materiales y herramientas, Flowsand se había puesto la ropa. Inmediatamente suspiró aliviado, sintiendo que la sacerdotisa ejercía mucha menos presión cuando estaba vestida.

Flowsand agitó las notas en su mano, “Todas estas notas, ¿estás planeando tomar algunas de las personas de este plano?”

Richard asintió, “Eso es esencial. Es imposible para nosotros tomar un plano entero con números tan pequeños.”

Flowsand miró una de las páginas, “Tres caballeros y nueve guerreros… ¿Por qué no está ese sacerdote aquí?”

Richard se congeló, “Es un sacerdote de Neian. Hay fe en la ecuación ahora, ¿cómo podríamos traerlo?”

Flowsand sonrió: “Ya tiene 25 ó 26 años, pero sólo está en el nivel 3. Su devoción es obvia, y lo convierte en la mejor persona para incorporar. Alguien de fe no puede volver atrás una vez que abandona a su dios. Cuando llegue el momento, su cabeza será una prioridad mayor que la nuestra para los devotos de Neian”.

“¿Pero cuál es el punto? Sin el favor de su dios, ¿no le será imposible subir de rango?” Richard frunció el ceño.

“Ese es el segundo paso, del cual no tienes que preocuparte. Déjamelo a mí, la fe del Dragón Eterno es mucho mayor que la de los dioses de un plano secundario”.

Richard asintió y preguntó: “¿Qué sigue, entonces?”

“Usa los métodos que empleaste contra aquellos dos guerreros en él.”


Lista de Capítulos Donación: 5 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Diario 2-2.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.