<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 150

Libro 2 – Capítulo 33. Buscando Ayuda

“¡Todos los invasores son demonios! E incluso si no lo son, serán tratados como si lo fueran. ¡Cualquiera que se asocie con ellos será tratado como sus aliados, amarrado en la iglesia y quemado en la hoguera! Tú… ¿Cómo pudiste hacer algo así?” Kocat se enfureció, su voz deliberadamente baja por temor a ser escuchado.

Marvin estaba sentado cómodamente en el sofá frente a él, bebiendo un fragante té negro. Esperó a que la ira de Kocat se calmara un poco antes de decir: “Padre, ya estoy trabajando con esos demonios. Ven, echa un vistazo!”

Extendió su mano mientras hablaba, y una llama carmesí apareció repentinamente sobre ella. La llama era tan oscura como la sangre después de siglos. Aunque la llama no duró mucho tiempo, aún así drenó suficiente maná como para dejar a Marvin pálido y sin aliento.

Kocat estaba abrumado por la impresión. Respiró hondo y exclamó: “¡Llama oscura! Tú, ¿te has convertido en un sacerdote caído?”

“Sólo estoy en el nivel 6, así que aún no califico para ser llamado sacerdote. Por ahora, soy un clérigo caído”, Marvin corrigió a su padre serenamente.

“¿Quién es el nuevo dios al que has empezado a adorar?”, preguntó el caballero frenéticamente, con una mirada inquebrantable.

“El Dragón Eterno”, contestó Marvin antes de agregar: “No es un dios de nuestro plano”.

Una expresión indescriptible se apoderó de la cara de Kocat, y tardó un poco en hablar de nuevo: “Este Dragón Eterno definitivamente tiene que ser una fuerza poderosa, si puede canalizar su energía a través de los planos”.

Marvin se sirvió otra taza de té: “Mi querido padre, estoy seguro de que entiendes que estoy atado a los demonios de ahora en adelante, incapaz de separarme de su campamento. En cuanto a ti, si se descubre que eres el padre de un clérigo caído, también serás quemado en la hoguera. En lugar de estar enfadado, ¿no sería mejor que pensaras en una forma de sacarme de esto?

Estos invasores evidentemente no son tan débiles como los sacerdotes pensaron. Aunque son jóvenes, a lo sumo veinte años de edad en su mayoría; tienen un poder asombroso. Piensa en esto: un número de invasores de nivel 10, a pesar de estar mal equipados, lograron aniquilar completamente a un ejército liderado por Sir Menta y Sir Hubert! ¡Esos son dos de los caballeros titulados del Barón!”

Sir Kocat gimió fuertemente, sin decir una palabra. Marvin era su hijo, naturalmente no le mentiría. Estos intrusos eran claramente de alto estatus en su propio plano, y probablemente tenían grandes poderes que los respaldaban.

Kocat caminó de un lado a otro del pasillo sin parar, llegando finalmente a una conclusión. “El Duque Direwolf podría ayudarte a resolver el problema. Su clan adora a sus ancestros, y está en desacuerdo con el Dios del Valor. Escribiré una carta de recomendación que puedes llevarle al Barón Fontaine, su hermano. Él podrá presentarte al Duque.

Pero…” hizo una pausa y miró a Marvin con preocupación, “El Duque Direwolf es conocido por su tiranía. Debes tener cuidado al tratar con él. Si su estado de ánimo empeora, ¡puede hacerte pedazos!

Además, aquí está el mapa del castillo del Barón Forza que querías. No te puedo ayudar mucho más. Cuando te vayas, toma precauciones extra para que nadie te reconozca”.

Marvin tomó la carta de recomendación de su padre, cuidadosamente guardando el grueso pergamino. Entonces se inclinó profundamente: “Padre, tengo la premonición de que no te arrepentirás de la decisión que has tomado hoy”.

Kocat sólo pudo resoplar, sin saber qué decir. Incluso el nivel 6 no era demasiado, dada la edad de su hijo, y la adivinación y profecía eran artes que sólo podían ser realizadas por verdaderos sacerdotes a partir del nivel 12. Tales sacerdotes también debían tener un gran favor de su Señor para poder realizar adecuadamente estos hechizos. Toda esta charla sobre premoniciones fue una tontería.

……

Al mismo tiempo, un jarrón de mayor valor que cualquiera de las posesiones de Kocat se estrelló contra la pared en el estudio del Barón Forza, rompiéndose en un millón de pedazos en el suelo. El Barón estaba evidentemente abatido, incluso después de destrozar el jarrón golpeó su mesa sin parar hasta quedar jadeando y resoplando.

Su mayordomo había estado escondido en un rincón durante esta rabieta. “Mi Señor,” finalmente se las arregló para hablar una vez que la ira de Forza se desvaneció, “El Sacerdote Essien te ha estado esperando durante la última media hora.”

Forza gruñó pesadamente, tratando de arreglarse su despeinado cabello mientras seguía lentamente al mayordomo hasta el salón. Essien ya era un sacerdote que estaba en el nivel 12, y fue quien coordinó el ascenso de su territorio en las filas divinas. Incluso con una influencia secular que no estaba lejos de Forza, y con el ejército del barón recibiendo un golpe significativo que redujo especialmente la fuerza de combate de sus élites a más de la mitad, el propio ejército del sacerdote de unos treinta paladines se había convertido en una fuerza formidable en la región.

El Barón Forza tenía una complexión alarmantemente delgada y una cabeza de pelo blanco. El haber permanecido en vela durante los últimos días le había dejado un cutis pálido y con profundas bolsas bajo sus ojos. Al entrar en el salón, el Barón vio a Essien admirando una pintura al óleo de la Diosa de la Primavera. Se dirigió al hombre, “Sacerdote Essien, si estás aquí para pedir ayuda con los invasores, me temo que no hay mucho de lo que podamos hablar”.

Essien se las arregló para sonreír, aparentemente sin molestarse por el frío comportamiento del Barón. “Mi Señor”, respondió, ” De hecho, estoy aquí para discutir ese mismo asunto. Conoces el oráculo”

“¡No me hables del oráculo!” Forza levantó la voz. “¡Sólo tú sabes lo que contiene! Si los intrusos eran tan débiles e insignificantes como usted decía, y menos de veinte en total, ¿cómo puede ser que los últimos tres caballeros y los cientos de tropas de élite que envié fueran derrotados por ellos?”

Sorprendido, Essien respondió “El oráculo nunca se equivoca. Como sacerdote que sirve al Dios del Valor, eso es algo sobre lo que nunca podría mentir. Sólo hay una razón para el resultado de las batallas. Si lo digo sin rodeos, mi Señor, debería entrenar a sus tropas apropiadamente.”

Forza gruñó, pareciendo incómodo, pero no dijo ni una palabra. Essien lo criticaba por su liderazgo ineficaz, pero cuando recibió el informe de batalla, él también concluyó lo mismo. Pero ahora estaba indefenso; los dos caballeros restantes no eran buenos en asuntos militares, ya que habían obtenido su posición debido a sus conexiones sociales y lazos de sangre. No sería muy útil enviarlos a la batalla.

“Mi Señor, se encuentra en una situación muy difícil en este momento. Mi humilde sugerencia es que busque rápidamente la ayuda del Conde Jayleon. Si envía un mensajero ahora, podrá llegar al castillo del Conde en tres días. Todavía podríamos ser capaces de atrapar a los invasores. Puede que pierdas algo de dinero y reputación, pero eso es mucho mejor que el incidente ocurrido en Joven.”

Forza respondió con frialdad: “Aunque el Conde acceda a mi petición, sus tropas necesitarán al menos diez días para llegar aquí. ¿Qué hará la iglesia hasta entonces?”

“Ya he enviado un mensajero para pedir ayuda a la iglesia más grande del ducado.”

La respuesta de Essien aturdió a Forza por un momento. Recurrir a una autoridad mayor para la ayuda significaba que Essien reconocía que no era capaz de manejar los asuntos de su región por sí mismo, lo que haría aún más difícil para él ser promovido o recibir la gracia divina.

Aunque sentía que la decisión de Essien fue un tanto peculiar, ya que se pondría él mismo en una situación desfavorable, hizo que Forza se sintiera un poco más a gusto. Llamó a su asistente personal para que escribiera una carta en el acto, y le ordenó que fuera entregada al Conde en un plazo de tres días.


Lista de Capítulos Donación: 5 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Pendiente 2-4.

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.