<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 172

Libro 2 – Capítulo 55. Las Tierras Ensangrentadas

<<Importante:Las Tierras Machadas de Sangre” cambian a “Las Tierras Ensangrentadas.” (Editor)>>

“Aunque te di el duelo que deseabas, sigues siendo un nigromante…” La expresión de Zendrall se atenuó ante las palabras iniciales de Richard, aunque lo siguiente reavivó su esperanza, “Sin embargo, puedo considerar darte una oportunidad. Después de todo, un gran mago de nivel 12 es digno de respeto. Pero debes saber esto: antes de tomar una decisión final, serás mi cautivo. Espero que como nigromante sigas siendo tan noble como cualquier otro mago. Estoy tomando un gran riesgo aquí, en caso de que intentes escapar o atacar…”

Zendrall no se preocupó por el dolor en todo su cuerpo, enderezándose mientras hablaba orgullosamente: “En términos de magia, no soy peor que un gran mago. ¡Además, mi orgullo y dignidad es incluso mayor que el de los magos que han sido corrompidos por los placeres mortales! Juro en nombre del Rey Lich, que no haré nada que no sea digno de mi estatus en cautiverio. Sin embargo, me gustaría preguntarle por qué desea capturarme. Si planeas ofrecerme a algún reino, entonces por favor, ejecútame ahora. ¡No estoy dispuesto a terminar clavado en una estaca y quemado para ser exhibido!”

Richard escarbó a través de la información que tenía en su memoria, hablando tranquilamente: “Supongo que seré muy recompensado o bendecido si ofrezco un nigromante de nivel 12 a un rey o a un dios”.

Zendrall se quedó en silencio por un momento, pero luego dijo: “Sí. Como mínimo, puedes convertirte en un caballero titulado si me ofreces a un rey o a un gran duque. La cantidad de gracia divina que ganarías por sacrificarme a un dios también sería grande, suficiente para que un sacerdote avance al nivel 10.”

Richard asintió, pero antes de que pudiera hablar, Flowsand se acercó por detrás de él y dijo: “Los nigromantes también serían un gran sacrificio para el Dragón Eterno. Aunque no hay ninguna iglesia aquí, podemos realizar el sacrificio a través del Libro del Tiempo”.

La mirada de Richard hacia Zendrall cambió inmediatamente con las palabras de Flowsand. La expresión en la cara del nigromante tampoco era muy buena. Las llamas sagradas de la clériga habían causado un daño tan grande a sus no muertos que le temía a pesar de que tenía un nivel inferior.

Mirándolo unas cuantas veces, Richard negó con la cabeza y suspiró: “Aunque soy reacio a renunciar a tal bendición, no hay necesidad de preocuparse. No te ofreceré a un dios o a un rey, al menos por ahora. Nuestro destino en este viaje son las Tierras Ensangrentadas, donde solo hay ladrones, esclavos y bárbaros. No hay rey allí, ni siquiera un gran duque. Sin embargo, aunque el juramento al Rey Lich demuestra tu sinceridad, no es suficiente. Es evidente que nuestras creencias son completamente diferentes, necesitas persuadirme para que crea en ti.”

“Por favor, espere un minuto”, dijo Zendrall asintiendo. Volvió a entrar en el pequeño edificio en ruinas, saliendo poco después con una caja exquisita que entregó a Richard.

“Esta es una caja mágica hecha de un cráneo de diablo que preparé para mí. Si puedo avanzar al nivel 16, estoy preparado para convertirme en un Lich cuando mi vida se acerca a su fin. Esta es mi futura filacteria, una herramienta invaluable para un nigromante”.

Richard asintió, guardando el objeto: “Bienvenido, Zendrall. Ahora tenemos otro miembro en nuestro equipo para el viaje a las Tierras Ensangrentadas!”

Mientras Zendrall empacaba sus cosas, Richard se paró frente a la madre cría y le dio algunos cristales mágicos que había pedido.

Uno realmente sentiría el formidable tamaño de la criatura al pararse cerca. Cuando el caparazón negro cubría toda la visión de uno, se sentía una opresión que hacía parecer estar frente a un agujero negro. Incluso con su conexión, Richard sintió que el temor por su forma fue un poco demasiado fuerte.

Arrojó los cristales uno por uno, y la madre cría los devoró instantáneamente. Se detuvo después de veinte piezas, recostándose en silencio durante unos minutos. Luego, hubo un repentino crujido desde el interior de su caparazón mientras su conciencia ardía una vez más.

“Maestro, ahora tengo suficiente energía para avanzar al nivel 2. Debes elegir otra habilidad para fortalecerme, ya sea para mí o para los zánganos de ataque.

“Hay tres opciones si deseas fortalecerme; velocidad, defensa, o el ritmo de creación de zánganos. En cuanto a los zánganos, puedes fortalecer más a las raptors o añadir una de las dos nuevas formas”.

La mente de Richard se inundó inmediatamente con información sobre los dos nuevos zánganos de ataque. Uno era una criatura chupasangre que parecía un murciélago, una bestia voladora de rápido movimiento con gran percepción que podía ser usada para explorar. Aunque estas cosas no serían fuertes por sí solas en combate, un enjambre de ellas se volvería aterrador, especialmente porque podrían desarrollar toxicidad en el futuro. Un solo huevo de la madre cría podía eclosionar un raptor, pero si él queria estos, entonces sería capaz de eclosionar seis.

En cuanto al segundo tipo de zánganos de ataque, eran lobos de viento. Estas criaturas se veían exactamente igual que los lobos ordinarios, excepto por sus garras extraordinariamente grandes. También eran bastante rápidos, capaces de moverse velozmente por terrenos complicados. Para la ofensiva, su capacidad característica de disparar cuchillas de viento los hizo especiales, siendo los efectos similares a los de un hechizo mágico. El ciclo de recuperación se asemejaba al de un mago humano, y podían lanzar el hechizo tres veces en un día. En general, eran comparables con los soldados de nivel 7 en términos de capacidad de combate integral.

Con una cantidad suficiente de lobos de viento protegiéndola, la madre cría no habría sido tan hostigada en la batalla por el pantano. El alcance de las afiladas cuchillas de viento habría sido de gran ayuda en una batalla grupal.

Después de repetidas consideraciones, Richard decidió empezar por aumentar la agilidad de la madre cría. Aunque era fuerte en combate, su lento movimiento se había convertido en su talón de Aquiles. Luego apartó veinte cristales más para que se los comiera, lo que le permitió ganar la habilidad de engendrar lobos de viento.

La consideración básica detrás de todo había sido la supervivencia. Los lobos de viento no se veían diferentes de los lobos demoníacos normales, y ya fueran humanos, orcos o bárbaros, todos tenían la tradición de domesticarlos. No sería extraño para este equipo tener diez lobos a su lado.

Una vez que el equipo de Richard emprendió su viaje una vez más, la madre cría había terminado su transformación. Su caparazón se había abierto en el pecho, revelando órganos translúcidos que habían reducido su peso en un tercio. Las diminutas extremidades mudaron y fueron reemplazadas por otras nuevas, más gruesas y fuertes. Una vez que la mutación se completó, la madre cría pudo moverse a diez kilómetros por hora. Incluso si esto seguía siendo lento, fue el doble de lo que antes podía manejar.

La mente de la madre cría se hizo más fuerte y clara con esta mejora, y se puso en contacto con Richard una vez más, “Maestro, si encuentras estatuas o altares de adoración ancestral, por favor tráemelos. Estoy en extrema necesidad de poder divino; si consigo lo suficiente, puedo acelerar mi progreso y posiblemente formar mi segunda mente”.

“¿Segunda mente?” preguntó Richard.

“Una nueva conciencia, capaz de pensar independientemente y ayudar a comandar los zánganos de ataque. Aumentará en gran medida mis capacidades de combate”.

“Adoración ancestral…” Richard anotó la petición, recordando inmediatamente la estatua de Neian en las tierras de Forza. Sin embargo, la madre cría respondió que aún no podía absorber el poder divino de un verdadero dios, y que tal hazaña sólo sería posible después de alcanzar el nivel 7.

El equipo pasó a través de montañas y bosques, pero otros tres lobos de viento los rodeaban cada día. Cuando llegaron a las fronteras, Richard decidió que su equipo se apresurara mientras dejaba los raptors con la madre cría para su protección y caza. La madre cría se movería lentamente a través del área que era abundante en comida y sin ningún enemigo, reponiendo su energía a medida que Richard encontraba una base para establecerse.

Diez días después, finalmente lograron salir a un vasto y desolado mundo.


Lista de Capítulos Donación: 5 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Pendiente 2-3…

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.