<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 192

Libro 2 – Capítulo 75. La Primera Visita

Tan pronto como entró en el patio trasero, Richard sintió de repente una extraña sensación envolviéndolo. Silenciosamente dejó de moverse, usando la puerta para apoyarse.

El patio de la posada era bastante grande, y la presencia de los establos y de una gran cantidad de trastos lo hacía parecer muy desordenado. Una figura blanca fantasmal volaba bajo el cielo nocturno, deslizándose por el aire como si fuera agua. Su llamativo atuendo blanco lucía borroso mientras el aire parecía deslizarse a su alrededor, como si un relámpago gris bailase alrededor de su cuerpo.

¡Se trataba de Waterflower!

Richard permaneció en silencio junto a la puerta sin molestarla. La joven pareció no darse cuenta, moviéndose por el desordenado patio trasero sin problemas. Era tan veloz como un rayo, pero completamente silenciosa, mezclándose con el cielo nocturno y sus alrededores. A juzgar por su velocidad, había subido de nivel, pero incluso así tendría que haber adquirido una habilidad para alcanzar este límite.

Tomó una cantidad de tiempo desconocida para que la chica finalmente se cansara, apareciendo frente a Richard con un destello. Levantó su pequeña cara, mirándole fijamente.

Richard la miró detenidamente mientras le preguntaba, “¿Has subido de nivel? ¿Y tienes una nueva habilidad?”

Waterflower se pronunció de acuerdo, hablando lentamente, pero con incomodidad, “Nivel 10 ahora. Una nueva habilidad… Se podría llamar pasos del viento, es lo que acabo de mostrar”.

Había un lado salvaje en los ojos puros de la chica, pero también había algo más en su mirada. Todavía tenía ese cabello corto y ralo que se cortó con su espada, y el tono incómodo y rígido mostraba lo poco que interactuaba con otras personas. Incluso ahora, como miembro del grupo de Richard, ella no era diferente.

Estas pocas frases fueron suficientes para que Richard finalmente se diera cuenta lo mucho que estaba descuidando a su guarda-almas. Parecía un lobo solitario, siempre evitando cuidadosamente a los humanos, pero él no había tomado la iniciativa de conocerla más a fondo.

Se murmuró a sí mismo de manera inaudible durante un rato antes de decir, “¿Pasos del Viento? Parece poderosa. Vendré a buscarte en unos días, veremos si puedo crearte una runa adecuada”.

Los ojos de la joven se iluminaron por un momento, pero permaneció en silencio y solo asintió.

El alcohol parecía estar desapareciendo del torrente sanguíneo de Richard en ese momento, pero el dolor de cabeza comenzó a empeorar. El dolor era extraordinario, como si algo dentro de él estuviera destrozando su mente. Soltó un leve gemido, frotándose la frente mientras se despedía de Waterflower y subía las escaleras hacia su propia habitación. El alcohol de los orcos era repugnante, pero era fuerte y la resaca violenta. Luchó para soportar el intenso dolor mientras volvía a su habitación.

Escudriñó toda su habitación por hábito al entrar, un hábito cultivado bajo la tutela de Naya en el Deepblue. Quienquiera que fuese, el ser atacado al azar cada pocos días al entrar en la habitación dejaría grabado ese hábito en uno mismo. Sin embargo, esto era simplemente un hábito, y una vez que terminó de escanear la habitación, Richard se preparó para arrojarse a la cama.

No obstante, su cuerpo de repente se puso rígido mientras todos sus pelos se ponían de punta. Su respiración se detuvo, y escaneó la habitación centímetro a centímetro de izquierda a derecha. Los detalles sobre las cosas que normalmente ignoraba se hicieron más claros y ampliados.

Ahora podía confirmar la anomalía en la iluminación del dormitorio, siendo más oscura de lo habitual. Incluso con las nubes cubriendo la luna y las estrellas, algo de luz normalmente se filtraba en el lugar, no debería estar tan oscuro como lo estaba.

Trató de mirar una vez más, esta vez concentrándose en las sombras de todos los lugares. Finalmente pudo ver el contorno de las sombras que lentamente avanzaban hacia él desde el otro extremo de la habitación.

Exhaló lentamente, moviendo su cuerpo hacia la derecha. A dos metros de distancia, la espada sin nombre estaba erguida contra una esquina de la pared. Pero las sombras parecieron sentir el inusual movimiento, deteniéndose repentinamente.

El corazón de Richard se llenó de una abrumadora sensación de peligro cuando las sombras comenzaron a converger en una posición. Una criatura que parecía una tigresa apareció en la habitación, una figura negra y lisa hecha de sombras sin formas. Un par de tenues puntos rojos parpadearon en su rostro, mirando a Richard con frialdad.

Todo lo que Richard vio en esos ojos fue una fría desolación. No había emociones detrás de esa existencia hueca, ninguna de las intimidaciones que un depredador ponía sobre su presa. Estaba simplemente… vacía.

Durante el corto período de tiempo que las sombras tardaron en tomar forma, había aprovechado la oportunidad para deslizarse dos pasos hacia delante y poner sus manos en la empuñadura de su espada. Su corazón se calmó de inmediato, ya que logró identificar a este ser e inconscientemente revisó la información que tenía al respecto.

Esta era una pantera de pesadilla, una criatura de pesadilla de bajo nivel conocida por su velocidad y astucia. Incluso siendo el nivel más bajo de una criatura de pesadilla, seguía llevando todo lo que venía con ese nombre. Estos seres pasaban la mayor parte de su tiempo viajando por el vacío entre planos, desafiando la violenta energía de su interior. Eran fuertes y misteriosas, a diferencia de un ser planar, donde incluso las panteras de pesadilla más débiles se encontraban entre los niveles 11 y 12. Su intelecto también superaba con creces a otras bestias, la media de su inteligencia era comparable a los chamanes y magos. ¡Las criaturas de pesadilla de nivel superior eran más inteligentes que los seres legendarios, ¡algunas incluso más inteligentes que los semidioses!

La pantera frente a Richard se agachó, inclinándose hacia delante preparándose para atacar. Sin embargo, justo cuando estaba a punto de levantar sus patas, un fuerte olor a azufre emergió del cuerpo de Richard, y una luna llena plateada apareció sobre su cabeza. ¡El filo de su espada larga comenzó a brillar con el poder de la luna plateada, la punta salió disparada para golpear a la criatura!

Erupción y una espada secreta de Luna Plateada. ¡Richard había sacado a relucir todo lo que pudo para resistir en un instante!

La pantera de pesadilla ya había saltado hacia adelante, pero seguía manteniendo torpemente la misma postura en cuclillas en el aire. Cayó sobre la espada de Richard, como si se hubiera dirigido a su muerte.

La sexta espada secreta: Luna Nevada. La fuerza lunar plateada invadió el área, formando una espiral de ataques que no se detendría hasta que el objetivo fuese asesinado. La punta de la espada penetró en el cuerpo de la pantera de pesadilla, pero la criatura no huyó en absoluto. Las sombras se volvieron más viscosas a medida que se envolvían alrededor de la hoja, haciendo que Richard sintiera que de repente se había hundido en un pantano. Incluso mover un solo paso resultó ser difícil.

Sin embargo, Richard reaccionó instantáneamente. Soltó un fuerte grito mientras colocaba ambas manos sobre la espada, la energía estalló de todo su cuerpo mientras la cuarta luna ocupaba su lugar sobre su cabeza. La fuerza lunar en el filo de la hoja se volvió azul en vez de plateada.

La cuarta espada secreta: ¡Aniquilación!

De repente, la habitación se llenó de una brillante luz lunar azul que desgarró todas las sombras. El cuerpo de Richard se estrelló contra la pantera de pesadilla, la energía la desgarró por completo. Cuando la criatura murió, él finalmente logró destrozar las innumerables sombras.


Lista de Capítulos Donación: 5 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Diario 1-2

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.