<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 199

Libro 2 – Capítulo 82. Oasis

Dos días después, a primeras horas de la mañana, las tropas de Richard abandonaron el Campamento Piedra de Sangre. Usaron el aire fresco de la mañana para apresurarse hacia el Oasis Agua Azul, el Oasis más cercano a este extremo de las Tierras Ensangrentadas.

Su grupo contaba ahora con más de diez caballos, algunos carruajes y treinta guerreros semi-orcos. Los diez adicionales habían sido dados a Richard por su valentía en la lucha en términos del consumo de alcohol. También se debió en parte a los pergaminos de Flowsand.

La inesperada experiencia con Martillo Tormenta y los otros semi-orcos habían cambiado la visión de Richard sobre estos guerreros. Originalmente había planeado tratarlos como carne de cañón, pero ahora los trataría como parte de sus tropas principales.

En cuanto a los otros subordinados de Sam y Mark, se les encargó quedarse en el Campamento Piedra de Sangre. Su deber era administrar el manantial y todos los demás negocios cercanos. Las palabras de despedida que Richard había dejado a Gran Hacha fueron muy alegres: “Siempre pongo una enorme confianza en mis subordinados”.

El Campamento Piedra de Sangre estaba a unos 80 kilómetros del Oasis Agua Azul. Sin embargo, este viaje aparentemente corto fue en realidad bastante peligroso. Muchas caravanas utilizaban el oasis como un lugar para reabastecerse y comerciar, y como el número de caravanas que se dirigían allí aumentaba, los bandidos y ladrones se sentían naturalmente atraídos por el lugar. Muchos grandes traficantes de esclavos también encontraron oportunidades adecuadas para unirse a estos pícaros y asesinos.

El equipo de Richard era de tamaño moderado. Aunque tenían varios carruajes que los acompañaban, estaba claro que estos carruajes tenían sus propias pertenencias y no mercancías para el comercio. Los poderosos grupos de ladrones no creían que valiese la pena el esfuerzo.

Además, el equipo tenía dos trolls fuertemente armados, treinta guerreros orco, y una docena de lobos de viento siguiéndolos. Parecían bastante tribalistas. La mayoría de las tribus creían en la adoración ancestral, y tenían nociones profundamente arraigadas sobre la venganza. Hazte enemigo de alguien, y la implacable disputa mortal duraría generaciones. Como tal, los bandidos que ejercían su oficio en las Tierras Ensangrentadas a menudo temían provocar a los orcos a menos que confiaran en poder destruir a toda la tribu.

Incluso entonces, apenas había beneficios para hacerlo. Los orcos eran todavía primitivos, sin mucha riqueza material. La mayoría de los adultos de la tribu eran guerreros fuertes, y destruir incluso a la tribu más pequeña requeriría mucho esfuerzo por poco dinero. Muy poca gente estaba interesada en un modelo de negocio tan desproporcionado.

Los orcos piedras de sangre fueron una excepción. Los guerreros santos habían aparecido entre sus filas en varias generaciones, permitiéndoles mantener un firme control sobre el Campamento Piedra de Sangre. Incluso sin santos en la generación de Martillo Tormenta, la tribu de semi-orcos había duplicado su fuerza militar desde la última generación. Es más, la tribu estaba más abierta y ordenada, no rechazando completamente la influencia de los forasteros. Es por eso que aquellos como Bowen, Howie, y similares tenían voz en el campamento. Y fue precisamente esta disposición lo que determinó que estos ‘forasteros’ ayudarían en caso de que el campamento se enfrentara a una amenaza externa.

Más de la mitad de la riqueza acumulada durante el siglo pasado por la tribu Piedra de Sangre; había entrado en las manos de Richard, y la mayor parte de la riqueza había sido invertida en el Aliento de la Oscuridad de Waterflower. Al propio Richard sólo le quedaban materiales suficientes para crear dos runas más, e incluso éstas tendrían un poder limitado.

Montado en su caballo de guerra, Richard entrecerró los ojos y miró de cerca los bosques de piedra y la tierra roja de las Tierras Ensangrentadas. El sol brillaba sin obstrucción, el aire bastante caliente para que el paisaje se distorsionara. Este lugar era estéril, pero muchas razas inteligentes sobrevivieron aquí. De hecho, llevaban vidas muy emocionantes. Nadie estaba seguro de lo que pasaría mañana y por eso todos vivían frenéticamente, tratando de lograr muchas cosas a la vez. Asesinatos sedientos de sangre, servicios sexuales, trata de esclavos, incluso drogas… todo crimen concebible podría encontrarse en algún lugar de esta tierra.

La dureza del medio ambiente dio a la gente de aquí una energía tremenda y una libertad ilimitada. Tal era la belleza de las Tierras Ensangrentadas – un lugar completamente libre, donde los débiles empeoraban y los fuertes continuaban creciendo sin restricciones.

Mirando esta tierra roja como la sangre, Richard sintió de repente una leve inspiración. Toda su inspiración para la serie Salvajismo de la Oscuridad, dirigida a emboscadas letales, había sido empleada en la creación del Aliento de la Oscuridad. Sin embargo, al observar la arena carmesí y la forma en que la gente luchaba por sobrevivir aquí, empezaron a surgir nuevos sentimientos en su mente. Quizás todavía necesitaba algo de tiempo, pero podría ser capaz de empezar una nueva serie de runas. Sin embargo, hasta ahora no tenía ni idea de si realmente sería capaz de hacerlo, ni de lo que eso significaba.

Después de la larga y ardua batalla con Flowsand que les trajo dolor y felicidad, había llegado a conocer mucho mejor a esta hija predilecta del Dragón Eterno. Este entendimiento podría dar lugar a otra serie de conjuntos de runas en el futuro. Ya estaba a punto de captar la esencia del primer conjunto, e incluso había pensado en un nombre para este.

Asumiendo que todas las demás circunstancias permanecieran iguales, Richard creía que Gloria Mística sería una serie no inferior al Salvajismo de la Oscuridad.

Su mente se ocupó de tales pensamientos durante todo el viaje hacia el Oasis Agua Azul, nada imprevisto ocurrió hasta que llegaron a su destino.

Agua Azul fue llamada un oasis, pero en realidad era un gran lago de agua dulce que abarcaba unos pocos cientos de kilómetros cuadrados. Los manantiales subterráneos habían mantenido el lugar abastecido todos estos años, y nunca se había secado. Los humanos y otras razas similares sólo ocuparon ciudades al borde del oasis. También había otras criaturas, con una gran variedad de flora inimaginable a su alrededor. Probablemente había muchas criaturas aterradoras nadando en las profundidades de las claras aguas azules.

El Oasis Agua Azul estaba a sólo 200 kilómetros del Reino de Sequoia, que estaba a sólo unos días de viaje. Como tal, el alimento y otras cosas necesarias podrían ser traídas por caravanas de los reinos humanos. Esta proximidad también lo convirtió en uno de los mayores centros de comercio de esclavos de las Tierras Ensangrentadas.

Como resultado de la amplia gama de intereses en el control de este lugar, ningún grupo gobernó sobre todo el oasis. El Reino de Sequoia, los traficantes de esclavos, e incluso los grupos de bandidos más grandes de las Tierras Ensangrentadas tenían sus propios papeles que desempeñar. Después de muchos años, habían alcanzado un delicado equilibrio de poder.

Situada a orillas del lago había una gran ciudad caótica que formaba el núcleo de Agua Azul. Esta ciudad no tenía murallas, resultado de todas las luchas de poder que se habían desarrollado en el pasado. Estaba rodeado de campamentos grandes y pequeños, la mayoría de caravanas foráneas que se instalaban en las afueras para llevar a cabo sus negocios dentro de la ciudad. Un gran número de esclavos fueron mantenidos cautivos en campos especializados con altos muros y guardias pesados, con la estricta seguridad visible desde lejos. Dada la existencia de centenares de estas bases, era fácil determinar cuántos esclavos se comerciaban regularmente.

La tropa de Richard pasó lentamente por estos campos de esclavos sin llamar mucho la atención. Docenas de grupos de este tamaño entraban y salían de la ciudad todos los días.


Lista de Capítulos Donación: 7 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Pendiente 2-2.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.