<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 207

Libro 2 – Capítulo 90. Crueldad

Casi la mitad del ejército de Schitich aún no había aparecido, pero la noticia de su muerte había sido difundida por los soldados que lograron escapar. La formación de dragón que venía saliendo desde la ciudad se podía ver dando marcha atrás, lo que indicaba que el resto de los soldados probablemente no continuarían su ataque.

Después de todo, ochenta de los soldados más fuertes de Schitich, todos personalmente bajo su mando, habían sido aniquilados casi por completo. Si atacasen ahora, los capitanes restantes y la caballería de menos de cien hombres correrían la misma suerte.

Richard comenzó a moverse por todo el campamento, dando órdenes, “Limpia la zona de guerra. Cura a los heridos y reúne a los cautivos. Llévate los cadáveres, reúne los caballos…”

Todo transcurrió sin problemas, y se tomó nota de las consecuencias de la batalla. Hubo 16 cautivos y más de 50 caballos intactos. Once enemigos escaparon, mientras que casi sesenta murieron. Richard había perdido tres soldados de infantería y cinco semi-orcos. Aproximadamente una docena más resultaron heridos, pero Flowsand podía tratar cualquier cosa fuera de la muerte y las extremidades fracturadas. Pronto volverían a estar a su pleno rendimiento.

El grupo principal de Richard no participó en la limpieza. Se tomaron el tiempo para descansar y sanar, recuperando sus habilidades lo antes posible. Aparte de un segundo ataque desde la ciudad, también tenían que estar preparados para cualquier ataque desde los campamentos circundantes.

Todos aquí no eran santos, la mayoría buscaba aprovecharse del resto. Fue sólo que Richard había ganado aplastantemente, y los campamentos circundantes no sabían mucho sobre él. No tenían idea de si se beneficiarían mucho aunque ganaran, y después de ver la batalla no estaban seguros de poder hacerlo.

“Todos los cuerpos han sido registrados, mi Señor. ¿Cómo quieres que nos ocupemos de ellos?” Un soldado de infantería se acercó a pedirle instrucciones.

Richard murmuró para sí mismo durante un rato antes de decir, “Coloquen en estacas a los soldados ordinarios y déjenlos levantados a un lado del campamento. Envía los cuerpos de los capitanes a Zendrall. En cuanto a Schitich… ¡Zendrall!”

“¿Sí?” preguntó el nigromante sin levantar la cabeza. Estaba ocupado recuperando al herido guerrero de la oscuridad.

“Tengo algunos planes para el cadáver de Schitich. ¿Sería un problema dejarlo en las estacas por unos días?”

Zendrall se sorprendió un poco, diciendo impotente, “Si hacemos algunos preparativos de antemano, puede convertirse en un caballero esqueleto. Sin embargo, eso le dejará dos niveles por debajo de un guerrero de la oscuridad. Si tengo su cadáver ahora, podré convocar a un guerrero de la oscuridad con su alma”. Para ser honesto, la expresión y la respuesta parecían diferentes a las de un nigromante.

Habiendo visto las capacidades de los guerreros de la oscuridad, Richard no se hizo grandes ilusiones de sus poderes. Como tal, viendo a Zendrall enviar al actual de vuelta a su plano de invocación. Inmediatamente dijo: “Tienes treinta minutos para ocuparte del cadáver de Schitich, pero quiero que su rostro se preserve sin daños”.

El nigromante tuvo que extraer el alma del cuerpo de Schitich, inundando el cadáver con la energía de la muerte para preservar su poder original. Sólo le llevó unos minutos terminar la tarea.

Media hora más tarde, decenas de estacas fueron levantadas en las afueras del campamento de Richard en una tierra vacía, un cuerpo sin vida y sin armadura estaba clavado en cada una. En el centro había un pilar que era tres veces más alto que el resto, con Schitich colgando encima. Había diez antorchas encendidas cerca, iluminando al Dragón de Dos Cabezas y a sus subordinados.

Si no fuera por los requerimientos del nigromante, Richard les habría cortado las extremidades antes de mostrarlos.

Bajo el manto de la noche, innumerables pares de ojos fueron testigos de esta horrible escena. Los bulliciosos campamentos se calmaron, y las hogueras que originalmente ardían en la ciudad desaparecieron gradualmente.

“¡Quiero dar un ejemplo al resto de estas ratas, así es como acaba cualquiera que intenta matarme!” dijo Richard mientras contemplaba la ciudad. Luego hizo un gesto con las manos, “Parece que no habrá más incidentes esta noche, pueden irse a dormir.”

Gangdor estaba medio desnudo en un lugar vacío, usando un cubo de agua para limpiar las heridas de su cuerpo. Sus músculos compactos y la runa en su hombro derecho parecían llenos de energía. Una vez que Richard regresó a su tienda, Gangdor se acarició suavemente la barbilla, “El jefe se está volviendo más cruel”.

Olar apareció de repente de la nada, asintiendo de acuerdo. Él habló en un tono lleno de emoción, “Detrás de cada jefe cruel hay al menos dos mujeres crueles.”

Gangdor asintió vigorosamente, “Eso tiene sentido. ¿Quién lo dijo?”

“¡Yo!”

La sentencia del bardo hizo que la cara de Gangdor se deformara ante la decepción. Si hubiese sido un gran personaje histórico quien dijo esto, habría sido una gran cita. Viniendo de Olar, no tenían suficiente fuerza. Sin embargo, algo se iluminó en su gran cabeza cuando preguntó, “Dos mujeres crueles… ¿Provocaste a Waterflower y a Flowsand?”

La expresión de Olar se aminoró inmediatamente. La curiosidad en la mirada de Gangdor se desvaneció al instante, y tampoco hubo sarcasmo ni placer por la desgracia del otro.

“¿Cuál?”, preguntó, con una expresión llena de simpatía. No creía que el bardo elfo se atrevería a provocarlas a las dos. Si realmente lo hubiera hecho, no estaría aquí perfectamente intacto.

Olar dudó durante mucho tiempo antes de hablar, “…Waterflower.”

Gangdor se encogió de hombros, “¿Por qué no Flowsand?”

“Parecía que Waterflower estaba un poco interesada en mí, y es obvio que Flowsand no lo está. Sondearla sólo me haría un poco de daño a lo sumo, no iría tan lejos como para matarme. Flowsand, por otro lado… Si quisiera herirme o matarme, tendría muchas maneras.”

“¡Eres inteligente!” Gangdor lo elogió. Luego se acercó a Olar y dijo en un tono bajo, “¡Cómo provocaste a Waterflower, dame detalles!”

El brazo de Gangdor era más grueso que los dos brazos del elfo juntos, y también era al menos tres o cuatro veces más fuerte. El agarre férreo dejó a Olar con dificultad para respirar, y comprendió la amenaza. Gangdor no lo dejaría ir fácilmente si no le contaba todo. Pero eso no le importó, la única razón por la cual vino fue para buscar a alguien con quien compartir sus penas y estrés.

“Entonces toqué su trasero…” Olar se las arregló para sacar las palabras de su garganta.

“¿Tocaste su trasero? ¿Realmente lo tocaste?” Los ojos de Gangdor se volvieron extremadamente brillantes con expectación. Lamentablemente, el bardo seguía decepcionándole, aunque era de esperar.

“No fue un toque completo, mi dedo chocó con ella, y…” Aunque fue una emoción pequeña y barata, todavía resonaba fuertemente en el bardo.

“¿Y?” Preguntó ansioso Gangdor, aún más compasivo en su tono.

“Y…” Olar forzó una sonrisa y continuó, “Y me di cuenta del verdadero propósito de su pica de acero.”

<< Pica: Es una especie de lanza larga >>

Gangdor se rió a carcajadas, pasando su brazo por encima del cuerpo del bardo y dándole una palmadita en los hombros, “Descubriste la pica de Waterflower, pero esta noche todavía pudiste estar de pie y luchar con tanta fuerza. ¿También fuiste a buscar a la Señorita Flowsand?”

El cuerpo de Olar temblaba incontrolablemente mientras asentía, continuando con una inmejorable oscuridad en su tono, “Me dolía tanto que apenas podía caminar. Si no quería que el Maestro se enterara, no tenía más remedio que buscar a la Señorita Flowsand en secreto. Sin embargo… ¡sólo me lanzó curaciones menores a lo largo de la noche!”

El rabillo de los ojos de Gangdor se crispó un par de veces.

Todos los hechizos de curación fueron similares, utilizando magia para acelerar el proceso de curación. La única diferencia radicaba en la tasa de aceleración. Las curaciones menores también aceleraron el proceso, pero el efecto fue mucho menor.

En un plano que promovía la violencia y la guerra, ser capaz de soportar el dolor de una herida era fundamental para todo hombre. Ningún guerrero  vanidoso gritaría de dolor durante el proceso de curación, solo apretaba los dientes y lidiaba con ello.

Sin embargo, a pesar de que las heridas de Olar necesitaban una curación mucho más poderosa, Flowsand había insistido en curaciones menores. Gangdor estimó que habría tomado de veinte a treinta sesiones como mínimo, cada una de pocas horas de duración. El movimiento de las heridas cada vez intensificaría enormemente el dolor de Olar, y el bardo sospechaba que Flowsand había añadido secretamente un hechizo que aumentaba su percepción durante el proceso.

Olar había presenciado previamente el proceso de Richard y Flowsand para interrogar a criminales. Se estremeció al recordar cómo Flowsand maximizaba el dolor al tratar a los criminales con curaciones menores.

Gangdor tosió una vez y palmeó a Olar en los hombros con simpatía. “Te ha dado un susto.”

“¡No es tan simple como un susto! ¡No entiendes lo que se siente!”, el bardo se agitó de repente.

“Está bien, está bien. Mirando lo lamentable que eres, déjame darte un consejo. Waterflower no es tan simple como parece.”

“¿Waterflower?” Olar se sobresaltó. Para él, la chica usó su fuerza por instint

“Piénsalo. ¿Por qué Waterflower permitió que tu dedo rozara su trasero? Si ella no hubiera querido que pasara, definitivamente no habrías tenido la oportunidad. ¡Incluso con diez manos, ella las cortaría todas antes de que la alcanzaran!” Gangdor lo insinuó profundamente.

Olar estalló en un sudor frío, “No me digas… ¿Ella lo hizo para que yo no pudiera decírselo al Maestro? Después de todo, fui yo quien comenzó…”

Gangdor abrió su bocota, “La tocaste con un dedo, pero ella te lo devolvió con una pica. ¿No es eso justo?”

El bardo se volvió blanco como un fantasma, empezando a parecerse a un alma perdida. ¿Qué clase de justicia era esa? Sin embargo, se sentía incapaz de reclamar.

“Tú mismo lo dijiste. Detrás de cada jefe cruel hay dos mujeres que son aún más crueles”.


Lista de Capítulos Donación: 7 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Patrocinado 3-4.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.