<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 215

Libro 2 – Capítulo 98. Expedición (2)

 

La batalla que siguió fue corta pero intensa. Apenas diez minutos después, la totalidad del equipo de esclavistas se había reducido a un montón de cadáveres.

El caballero más débil del equipo estaba en el nivel 10, y el más fuerte en el nivel 13. Su feroz defensa había matado a treinta de las personas del desierto, y hubo algunas bajas entre los bárbaros y los semi-orcos también.

Pero una vez finalizada la batalla, treinta guerreros heridos le juraron lealtad por sus ancestros. A cambio, Richard dejó libres a los bárbaros restantes, permitiéndoles intentar regresar a sus planicies ancestrales.

El proceso fue inusualmente fluido, en parte porque los bárbaros pico nevado les habían contado a estos nuevos compatriotas en detalle sobre la amabilidad de Richard de liberarlos después de veinte asesinatos. En un lugar como las Tierras Ensangrentadas que estaba constantemente envuelto en la guerra, matar a veinte personas no resultaba una tarea difícil.

En cuanto a los esclavistas muertos, todo el valor posible fue extraído de ellos. Zendrall logró convertir a la mitad de su número en guerreros de la oscuridad, reemplazando a su ejército de miles de efectivos por un pequeño grupo de guerreros eternos de élite. Esto había sido a petición de Richard, ajustándose a los estándares en Norland. No se podía contar con un gran número de debiluchos en la guerra; bajo algunas condiciones, ciertas élites podían destruir cualquier cantidad de carne de cañón.

Tras limpiar las secuelas de la batalla, el ejército de Richard siguió vagando sin rumbo por las Tierras Ensangrentadas. No menos de diez batallas se libraron en los siguientes quince días, todas de diferente escala. Había destruido otros dos equipos de esclavistas y luchado contra un centenar de ladrones de caballos. También había capturado una pequeña caravana, aunque terminó comprando sus bienes en lugar de saquearlos. Dicho esto, los adquirió a su precio de coste.

Richard ahora tenía más de 300 personas del desierto y 100 bárbaros bajo su mando. Seis de los habitantes del desierto y once guerreros bárbaros habían alcanzado el número requerido de muertes, ganando la libertad y el oro. Los bárbaros estaban muy encariñados con su tierra natal, y todos los que aseguraban su libertad elegían irse.

Su magnanimidad había valido la pena. Aquellos que aún no habían alcanzado la cuota se mantuvieron y lucharon valientemente, convenciendo a todos los otros bárbaros que se encontraron para que le prometieran lealtad y trabajaran duro por su oportunidad de libertad. El número de guerreros bárbaros bajo su mando crecía rápidamente.

Esto no ocurrió igual con la gente del desierto. Ya había cinco intentos de fuga, en uno de los cuales escapó toda una pequeña tropa. Sin embargo, incluso si en el desierto fueran bestias feroces, Waterflower era una hija de lo salvaje. Ella sola fue suficiente para cazar a esos traidores, ejecutándolos a todos.

Richard también cumplió su promesa hacia ellos, mostrando un equilibrio de crueldad y gracia. Cinco líderes habían sido ejecutados a causa de subordinados que intentaban escapar.

Sin embargo, lo sorprendente fue que los guerreros del desierto que se ganaron su libertad eligieron quedarse. Sus tierras en el desierto del noroeste habían sido arrasadas cuando fueron capturados, así que, aunque decidieran irse no había lugar al que pudieran llamar hogar. Eran personas feroces, muy interesadas en el oro que Richard tenía para ofrecer.

Cada pelea terminó con muertes y recompensas.

En medio de toda esta batalla, Richard finalmente alcanzó el nivel 10. La sangre de los elfos en él continuó evolucionando, dándole una afinidad hacia la naturaleza. Esta afinidad fortaleció pasivamente cualquier hechizo de naturaleza que lanzara, elevando también su percepción y habilidad para ocultarse.

Los trolls crecieron hasta el nivel 11 y mutaron, ambos endureciéndose. Su fuerza, resistencia, vitalidad y tasa de recuperación se incrementaron, lo que puso a Tiramisú en el camino de convertirse en un mago de batalla.

Lo que conmocionó a Richard fue Gangdor. Acababa de entrar en el nivel 11 antes de que partieran, y creció rápidamente hasta el nivel 12 aunque no estaba completamente estable allí. Este hombre buey finalmente había superado a Waterflower en dos niveles, esta última aún un poco lejos del nivel 11. Sin embargo, aunque estuviese dos niveles por encima de la joven dama, con el Aliento de la Oscuridad, sería una oponente formidable.

En medio de todo esto, ninguno de los caballeros experimentados que vinieron con él avanzó de nivel. Además de eso, sólo uno de los caballeros novicios capturados posteriormente avanzó, llegando al nivel 11. Las diferencias de talento innato entre su equipo y el resto se hicieron cada vez más evidentes.

Sin embargo, aquel cuyos poderes habían crecido más fueron los del nigromante, Zendrall. Ahora tenía casi veinte guerreros de la oscuridad a los que podía llamar a voluntad, aunque solo tenía la reserva de maná para mantener a diez a la vez. Cualquiera que sea el caso, estos guerreros estaban todos en el nivel 12 o superior, e incluso con sus lentas reacciones estaban definitivamente por encima del nivel 11 en términos de capacidad de combate. Jugarían un papel decisivo en cualquier pequeña batalla.

Richard se había hecho un nombre en el último mes, su reputación se extendió a muchos bandidos de caballos, grupos mercenarios, caravanas y esclavistas. Pero eso fue todo; poderes se alzaban y caían todos los días en las Tierras Ensangrentadas, siendo el poder y el oro el único orden de la tierra.

Este nuevo día se había vuelto mundano. Richard sintió que el mes pasaba como si fuera un año, mezclándose en un mundo rojo de recuerdos rojos. Se despertó en una mañana roja, viendo la tierra y las rocas rojas por todas partes mientras avanzaba. En cada batalla veía destellos de sangre escarlata, y el atardecer bañaba toda la tierra de carmesí. En esta caótica tierra de asesinatos, el color rojo ya era sinónimo de sangre. No había forma de distinguirlos.

En medio de este mundo rojo sangre, otros dos de los caballeros Archeron dejaron a Richard para siempre. Los que vivían no tenían tiempo para recordar o llorar.

……

Al acercarse la noche un día, Richard se levantó sobre una roca alta. Se agachó en el borde de un acantilado, mirando hacia abajo para barrer el campamento de los orcos en el valle.

Se trataba de una tribu de orcos promedio, compuesta por unos 250 miembros. Había tiendas de campaña de diferentes tamaños a su alrededor, con un altar erigido en la parte trasera del campamento. Un chamán vestido con mucho colorido podía ser visto bailando una danza esotérica frente al altar, un solemne golpe de tambor sonaba continuamente desde lejos y tentaba al corazón de Richard a bailar.

Había una hoguera encendida en el centro del campamento. Las mujeres y los ancianos cocinaban la comida para la noche, mientras que varios jóvenes jugaban a pelearse a un lado.

Flowsand y Waterflower estaban a la izquierda y a la derecha de Richard, observando también el campamento. Un cazador orco y su mascota que era un lobo del desierto estaban en un charco de sangre detrás de ellos, ya convertidos en cadáveres.

Este pico estaba en una excelente posición, revelando los movimientos de todo dentro de unos pocos kilómetros. Por eso la tribu había puesto a un cazador en guardia aquí. Tristemente, fue su posición precisa la que expuso la ubicación de su campamento. La visión de Richard era ahora muy superior a la de un orco.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.