<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 226

Libro 2 – Capítulo 109. Riqueza (3)

 

La exquisita carita de Sharon se llenó inmediatamente de un resplandor deslumbrante, como si fuera una niña pequeña hablando de su juguete favorito, “¿Por qué no? Saqueé a esas miserables cosas a ciegas. Solían huir antes incluso de verme, dejándome ir a recoger sus tesoros sin tener que luchar, pero ahora están actuando de forma extraña. Un viejo tipo está liderando el camino, y ahora no escapan. ¡Ni siquiera reúnen tesoros! ¡Cada vez que voy a visitarlos todo lo que veo es un nido completamente estéril, y un dragón que me mira impotente y débil!”

En ese punto, la expresión de la maga se volvió viciosa. “¿Puedes imaginarte a un dragón mirándote como si fuera un debilucho? ¿Realmente pensaron que no los mataría? dijo con los dientes apretados.

“¿No los mataste a todos?” Preguntó Gaton, desconcertado.

“¡No! ¡Ni siquiera a uno!” Sharon rechinó los dientes, “Ya le he robado a ese viejo trece veces, y me conoce muy bien. Por eso les dijo a los demás que no los mataría mientras no se resistieran. A lo sumo, les daría una paliza. Ya tengo suficientes materiales de dragón a mano, y básicamente no puedo usarlos todos. No hay necesidad de que reponga mis existencias ahora mismo. ¡Ese viejo bastardo astuto!”

“Así que estás creando un weyr…” Gaton se sumergió en sus pensamientos. Se frotó con fuerza la barba corta, sin darse cuenta de que estaba usando demasiada fuerza y arrancándose unos cuantos pelos.

<< Nota: Weyr; es el hogar de una colección de dragones, sus jinetes y el personal de apoyo en el mundo ficticio de Pern de Anne McCaffrey. >>

La voz de Sharon se elevó un octavo entero, ” ¡Sí! Ya que esas cosas perezosas no planean ir a buscar tesoros, ¡al menos deberían trabajar y luchar por mí! ¡No creo que haya dragones que deban comer y dormir todo el día! Una vez que haya terminado mi weyr, los meteré a todos dentro y les haré saber a esos vagos huesos que existe un ser legendario más grande en este mundo, ¡y ella es la jefa!”

Gaton entrecerró los ojos hasta que su mirada se estrechó en rendijas, hablando lentamente, “¿Quieres decir que serás capaz de convocar a los dragones en tu weyr para la batalla?”

Sharon parecía completamente ajena al sondeo de Gaton, eufórica por mostrar su nuevo juguete, “¡Por supuesto! Una vez que el weyr esté hecho, podré convocar a un buen número de ellos de golpe. ¡Mis enemigos definitivamente no se esperarán verdaderos dragones en medio de todos los mágicos! Mientras mueren, se preguntarán por qué mis invocaciones pueden luchar tanto tiempo en el campo de batalla. ¡Jeje, JAJAJA!”

El rabillo de los ojos de Gatón tembló y declaró con calma: “Su Excelencia, este hechizo de Invocación Weyr… Debería ser su mayor secreto…”

“¡Está bien! ¡No es un problema que tú lo sepas, ni tampoco para otros! Tendré tantos dragones, y seré tan poderosa de todos modos. ¿Qué sentido tiene ocultar mi fuerza?” Los ojos de Sharon resplandecían como estrellas de la mañana.

Gaton sólo podía reírse irónicamente en respuesta. ¿Qué importa si sus técnicas no sorprendían a sus enemigos? Incluso si esperaran a los dragones, serían muchos. ¿Qué podría hacer uno en tal situación?

Este fue otro famoso dicho de la maga legendaria. Cuando uno podía despreciar la estrategia del enemigo, también podía ignorar sus tácticas.

“Um, Su Excelencia…” Gaton todavía no estaba dispuesto a perder, tratando de averiguar cualquier debilidad, “Este weyr tuyo será muy poderoso, pero sería muy costoso de constr -” Antes de terminar de hablar, incluso el mismo Gaton se dio cuenta de que no tenía nada que aportar a esa conversación. El inmenso costo no fue nada para Sharon. Con ese bosque de árboles de absorción de energía, construir un weyr era simplemente una cuestión de tiempo, no de costo.

“Pero mantener el Weyr necesitaría muchos recursos. Los dragones son grandes comedores”, inmediatamente cambió de tema.

“¡Eso es verdad!” Sharon realmente estuvo de acuerdo, asintiendo con vehemencia. Entonces ella usó su pequeña mano para golpear salvajemente a Gaton en la espalda, casi derribando al hombre fuerte contra el suelo, “¡No te preocupes, tú estarás a cargo de su comida!”

“¿Yo? ¡¿POR QUÉ YO?!” gritó Gaton. Esta no fue la primera vez que pasaba algo así.

Había hecho grandes esfuerzos en numerosas expediciones, nutriendo a un grupo de elites valientes y poderosos generales sanguinarios. En un corto período de tiempo logró el control de numerosos planos, y casi había terminado con una expedición a un plano secundario también. Esto fue una hazaña verdaderamente inolvidable para cualquiera en Norland. Sin embargo, lamentablemente todavía no se le consideraba rico, teniendo que preocuparse por los suministros para cada guerra.

Mucha de su riqueza fluía en el bolso de esta maga legendaria junto a él, y siempre de una manera que él no podía entender. Aunque esto no afectó los beneficios que daba a sus seguidores para mantener su lealtad, sus fondos personales no existían, no coincidían con su estatus actual.

Sharon a menudo patrocinaba sus expediciones. Los bienes y el material estratégico resultaban baratos, y a veces incluso le daba tesoros de valor incalculable de forma gratuita. Por ejemplo, el corazón de un señor demonio menor que ella le había presentado a Gaton para la ceremonia de Richard no era algo que pudiera medirse con dinero o poder. Cualquiera de los tres grandes imperios estaría dispuesto a convertirla en duque a cambio del corazón. Usado sólo para intercambiar por tiempo, ese sacrificio podría otorgar de 300 a 500 años de vida. Todos los monarcas en el mundo de los mortales deseaban la inmortalidad.

Aun así, la tremenda riqueza que estaba adquiriendo fluía directamente en las manos de Sharon. Gaton no sabía si estaba obteniendo ganancias o pérdidas en todos sus intercambios, sólo que sus deudas de ese único contrato en el pasado seguían aumentando sin señales de detenerse. Olvídese del principal, incluso los intereses que tenía que pagar cada año le dejarían asfixiado.

Y ahora, Sharon le dejaba los gastos de la comida de los dragones a él. Aunque el líder Archeron estaba intentando defenderse, sabía que todo eso sería en vano. Cuando se trataba de eso, la maga legendaria nunca luchó en una batalla en la que no estuviera segura.

Sharon hizo algunos cálculos sencillos, explicándole a Gaton que tenía un malentendido. Para poder pagar sus intereses del año, tenía que alimentar a decenas de dragones hasta que estuvieran llenos, y la calidad de la comida también tenía que ser alta. La cara de Gaton hace tiempo que se había oscurecido, pero afortunadamente, ninguno de sus subordinados lo notó.

Las pocas docenas de personas finalmente estabilizaron sus mentes. Una vez que se acostumbraron a la alta gravedad, los mareos desaparecieron.

La mayoría de ellos estaban bien, pero Lina no estaba en buen estado. La Maga Dragón aún estaba sentada en el suelo, sosteniendo su pecho mientras miraba ferozmente a sus compañeros. La desafortunada maga había quedado atrapada en el fondo de todos ellos, aplastada por el gran Berserker Ward y Kayde, que parecía de acero.

Todos sabían que se trataba del semiplano de Sharon, así que miraron con curiosidad a su alrededor en el momento en que se pusieron de pie. Era una rara oportunidad para ver un lugar que sólo se mencionaba en leyendas, especialmente porque pertenecía a Sharon. Sin embargo, cuando miraron hacia afuera, todo lo que pudieron ver fue una barrera alta que tenía casi docenas de metros de altura, con un vacío negro en la parte superior donde algunas rayas de color ocasionalmente cruzaban.

Algunos trataron de atravesar la pantalla, pero fueron devueltos brutalmente. Este era el territorio de Sharon, y su poder se incrementó enormemente aquí. La pantalla era extremadamente poderosa, e incluso aquellos que ya habían cruzado al reino legendario serían enviados a volar de vuelta. ¿Qué se podía esperar de los subordinados de Gaton?


Lista de Capítulos Donación: 7 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Pendiente 4-6.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.