<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 279

Libro 2 – Capítulo 162. Territorio (3)

 

Richard roció una solución sobre el hombro del Duque Bevry, recitando en voz baja el hechizo para ranurar la runa mientras la colocaba cuidadosamente en posición. La piel comenzó a chisporrotear en el momento en que la runa entró en contacto con ella, una fina capa ardía permitiendo que la runa se fusionara con él. Medio minuto más tarde, las matrices mágicas comenzaron a brillar, la piel en el hombro se veía algo diferente del resto del cuerpo.

Flowsand agitó su mano, lanzando un hechizo de curación menor para eliminar el dolor de adjuntarla. El daño era insignificante para cualquier persona con un mínimo de poder; el objetivo principal de este acto fue permitir que el Duque viera sus hechizos.

Bevry estiró su cuerpo, sin sentir signos de incomodidad. De hecho, sintió una oleada de poder que le dio una inesperada sorpresa. “¡Vamos!”, Dijo mientras se ponía su túnica, “Deberíamos dirigirnos a los campos de entrenamiento para ver el poder de esta cosa.”

Muy rápidamente, la guardia personal del Duque había instalado tres muñecos de práctica en el campo de entrenamiento, cada uno cubierto con cota de malla, placa ligera y placa pesada. El último fue construido para simular las capacidades de una armadura encantada, mientras que el propio Bevry solo blandía un hacha común a dos manos. No había encantamientos en el arma, hecha simplemente con acero ordinario.

El Duque Lobo Terrible empuño esta hacha gigante con una sola mano, haciéndola lucir tan ligera como un trozo de piel. No vaciló en lo más mínimo, dando grandes pasos hacia delante y cortando instantáneamente los dos primeros muñecos. Luego se acercó al que tenía una armadura de placa gruesa, respiró hondo y balanceó el hacha con pura fuerza. Incluso sin el apoyo de su energía, ¡un golpe devastador aterrizó en la armadura!

Inmediatamente apareció una profunda grieta en la placa gruesa. El muñeco de madera dura fue aplastado en un instante, la armadura se deformo en chatarra. Sin embargo, no se rompió; por el contrario, el hacha en la mano del duque se dobló por completo mientras la superficie estaba distorsionada. El mango de acero también se retorció, arruinada sin posibilidad de reconocimiento. Esta hacha ordinaria no podía soportar la tremenda fuerza del Duque, completamente reducida a chatarra.

Habiendo sentido ese estallido de poder, Bevry arrojó el hacha casualmente al suelo mientras se reía efusivamente, “¡Bien! No, genial! ¡Me encantaría ver lo que ese viejo tonto Roca Blanca puede usar para resistir mi hacha ahora!”

——–

El banquete de la noche fue excepcionalmente ruidoso, lleno de emoción. Todos podían sentir la gran alegría del Duque Lobo Terrible.

El Duque habló con gran entusiasmo, acerca de un asalto directo al Ducado de Roca Blanca. Su poderoso lenguaje corporal y su penetrante voz hicieron que incluso la adrenalina de Richard se disparara. Esta era la primera vez que veía la habilidad de Bevry como orador y líder.

El banquete fue mucho más grande de lo esperado. Todos los hijos adultos del duque, el jefe mago, el tesorero, el primer ministro … incluso los marqueses de la corte que no tenían un territorio correspondiente a su estatus, y varios comandantes del ejército … hubo muchos asistentes. Básicamente, todos los poderes de la Ciudad Acantilado Profundo estaban presentes.

Frente a una atmósfera tan ferviente, Richard ya no podía estar seguro de si era la runa lo que le había traído alegría o la esperanza de la supervivencia de Perrin.

El banquete solo terminó cuando se hizo muy tarde en la noche. Poco después, el mayordomo del duque llamó a su puerta, con dos sirvientes que trajeron una caja de cuero sellada con magia. Informándole que se trataba de un regalo del duque, el mayordomo se retiró de la habitación.

Richard abrió la caja y descubrió que había más de diez pequeños compartimentos dentro. Cada compartimento tenía un tipo diferente de material mágico, con una nota que indicaba su nombre, usos, orígenes y precio estándar. Algunos de los compartimentos solo tenían la nota; los materiales de los que hablaban eran demasiado preciosos para estar simplemente acumulando polvo en la tesorería del Duque. Tales materiales fueron comercializados por gramo.

Esta caja de muestras era mucho más importante para Richard que una sola caja de materiales mágicos. Recolectar y clasificar los recursos naturales de este plano fue uno de los objetivos más importantes de Richard, algo que le permitiría encontrar formas de maximizar los beneficios una vez que se formara el portal entre los dos.

Tales cosas fueron cruciales para la conquista planar, y formaban una piedra angular de la estrategia. Blackgold le había dado previamente un ejemplo de la vida real como una vívida ilustración de la importancia de la calidad de la gestión en el comercio interplanar. ¡Dos planos extremadamente similares tenían más que un orden de diferencia en las ganancias! Esta caja de muestras del Duque reduciría a la mitad el trabajo de Richard en el futuro.

Richard pasó casi todo su tiempo durante los días siguientes reuniéndose con varios funcionarios. Una verdadera posición noble era completamente diferente a la de un caballero fronterizo, que solo requería un documento nominal. Resultaba extremadamente complicado y tedioso verificar las fronteras de su territorio, informando al consejo del Reino para confirmar su escudo y símbolo.

Contrariamente a las expectativas, Kars era en realidad un asistente capaz. Aunque un poco incompetente y perezoso, todavía tenía el aplomo y la capacidad básica de un verdadero noble. Hizo un buen trabajo en el manejo de los documentos, especialmente con el formateo de los textos.

<< Nota: Aplomo; Seguridad y serenidad con que una persona actúa. >>

Marvin, a quien Richard no había visto desde que llegó, también apareció después del banquete. Dijo que estuvo viviendo en una posada bajo el control del duque todo este tiempo, tratado como un enviado oficial por los subordinados de Bevry. Sin embargo, todos sabían que el clérigo caído probablemente nunca volvería a ver la luz si las negociaciones fracasaban.

Con dos nobles de Faelor bajo su mando, todas las tareas iban progresando en orden, aunque todavía eran difíciles de cumplir. El mayor problema era que Richard tenía que reportar un árbol genealógico completo: a los ojos de la clase alta, sería impensable que una familia poderosa no tuviera historia. Afortunadamente, Marvin ya había afirmado que Richard provenía de una casa muerta, así que todo lo que tenía que hacer era rellenar algunos detalles.

Una vez que el árbol fue finalmente preparado, Richard dudó por un largo tiempo antes de escribir el nombre de Archeron. El trabajo posterior sería asumido por Marvin y Kars, donde ingeniosamente lo agregaron como una rama de un verdadero clan antiguo. Los funcionarios del duque fueron lo suficientemente inteligentes como para ignorar las pequeñas discrepancias.

Tomó una semana completa para que se completaran todos estos procedimientos. Ya habían llegado noticias de las tropas que fueron enviadas de vuelta a su territorio, afirmando que los aldeanos de Bran estaban todos muertos. Richard suspiró ante el conocimiento; no es de extrañar que Sinclair hubiera aparecido en el Castillo Crepúsculo.

Los ciudadanos resultaban indispensables para el desarrollo de un territorio. Las tierras entregadas por el duque eran ricas y fértiles, pero la mayor parte del lugar eran bosques, montañas o pastizales. Bordeando tanto la Tierra del Caos como las Tierras Ensangrentadas, el lugar era susceptible a un ataque en dos frentes por bestias mágicas. El lugar estaba desolado, con pocos signos de presencia humana. Solo había de tres a cinco aldeas en todo el área, con una población total que oscila en torno a las 2.000 personas.

La agricultura, la minería, la reconstrucción de las carreteras, la construcción de un castillo, la fabricación de armas y herramientas … Incluso la construcción del altar del Dragón Eterno requería mucha gente. Lo único de lo que Richard no tenía que preocuparse era del ejército; la madre cría se encargaría de eso. Sin embargo, incluso en ese frente las cosas no estaban muy bien. Tenía menos de un centenar de guerreros del desierto y unos treinta bárbaros a sus órdenes, con menos de veinte de los soldados humanos rendidos aún vivos. A Zendrall solo le quedaban cuatro guerreros de la oscuridad, pero eso ni siquiera era lo peor. Casi todos sus caballeros también estaban muertos, quitándole una cadena de mando digna de confianza.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.