<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 314

Libro 2 – Capítulo 314. Llamas Embravecidas (2)

Gangdor y Término Medio intercambiaron miradas, saltando a la refriega sin decir una palabra para comenzar una masacre desenfrenada. Los cuatro dioses de la muerte mostraron su fuerza, dejando a la mayoría de los enanos muertos antes de que los bárbaros pudieran acercarse.

Richard estaba asombrado; él nunca había esperado esta situación. Estos enanos pistoleros solo tenían el nivel 5 en promedio, y sin ninguna munición en sus armas, sus cuatro seguidores eran demasiado poderosos como para que ellos pudieran soportarlos. Aparte de Phaser, que estaba apuñalando a los enemigos uno por uno, el resto estaba cosechando vidas en tandas.

“¡Dejen a unos pocos con vida!”, Ordenó Richard de inmediato, mentalmente y con un fuerte grito. Solo entonces se contuvieron.

Sin tener en cuenta el accidente con los enanos, Richard había matado al gran mago mientras la mayoría de la caballería también había sido exterminada. La caravana de Cosaco Rojo estaba al final de la línea, y todo lo que quedaba era una masacre unilateral. Su líder había estado en el nivel 14, pero Gangdor, los trolls, Zendrall y Waterflower se habían unido contra él en medio de la batalla. Después de haber luchado codo a codo durante tanto tiempo, todo el grupo había desarrollado una buena química. Después de la batalla con Sinclair, también aprendieron a eliminar primero a las potencias del oponente.

La batalla terminó muy rápido. La mayoría de los guardias y mercaderes restantes decidieron rendirse, mientras que los obstinados terminaron muertos. El ejército de Richard normalmente estaba lleno de entusiasmo por tales masacres. Sufrieron pocas bajas, pero muchos de los enemigos murieron. A pesar de que Richard les pidió que se detuvieran casi de inmediato, menos de diez de los enanos pistoleros sobrevivieron.

Richard llevó a su caballo en un círculo a través del campo de batalla, estudiando la situación antes de dar una serie de órdenes, “¡Revisen los carruajes, busquen prisioneros, sanen a los heridos! ¡Tráiganme también a todos los enanos!”

Los diez enanos pistoleros fueron puestos frente a Richard, todos con enormes moretones en la cara. Los enanos tenían temperamentos terribles y eran muy tercos; seguían murmurando en voz baja incluso después de que los tomaran cautivos. Naturalmente, los guerreros del desierto que los escoltaban no eran caballeros. Un par de patadas y golpes sirvieron lo suficientemente bien como para calmarlos.

“¿Quiénes son ustedes? ¿De donde vienen? ¿Por qué había una caravana de Cosaco Rojo aquí? “, Preguntó Richard en el lenguaje común de Faelor.

Todos los enanos comenzaron a hablar de inmediato, pero ninguno de ellos hablaba el lenguaje común, así que Richard no entendió ni una palabra. Inmediatamente lanzó un hechizo de comprensión del lenguaje, escuchando atentamente durante mucho tiempo antes de que apenas entendiera el lenguaje.

Todos estos enanos venían de la Meseta Cenicienta, uno de los tramos más grandes del mundo oscuro en Faelor. En lo profundo de la meseta había reinos de muchas razas no humanas. Estos tipos provenían de la tribu enana más grande, el Yunque de Rayo.

Un equipo de esclavistas del Cosaco Rojo se había topado con el Yunque de Rayo, coaccionándolos con alcohol, oro y otros artículos de lujo para vender todo su mineral. Una compañía de pistoleros también había sido enviada como mercenarios.

Richard frunció el ceño, reflexionando sobre lo que acababa de aprender. Los enanos también fueron una gran raza en Norland. Incluso allí podían crear y usar armas, pero las suyas eran mucho más débiles de lo que acababa de ver. ¡Las descargas del Yunque fueron más poderosas que las de sus lanzadores! Los lanzadores eran comparables a los guerreros de nivel 8, y los arqueros normales no podían compararse en igual número.

Los ojos de Richard brillaron repentinamente mientras ordenaba a un guardia cercano que le pasara algunas de las armas.

El bárbaro rápidamente le dio una de las armas largas y cortas. Él las miró cuidadosamente, rápidamente desarmándolas. Momentos después, las dos armas se habían reducido a una pila de piezas. Sus estudios en el Deepblue habían sido exhaustivos y profundos, abarcando diversos campos. La mecánica era uno de esos campos de estudio.

Después de haberlas desarmado, Richard descubrió que estas armas eran bastante diferentes de las de Norland. Eran mucho más complicadas, requiriendo trabajo preciso y materiales exquisitos. Los cañones requerían corte, pulido y otras técnicas diferentes a las de Norland, que eran solo un montón de piezas sin procesar. El agujero estaba hecho de una aleación que nunca había visto antes, extremadamente resistente a las altas temperaturas y la presión, lo que le permite contener más municiones.

Richard se sorprendió mientras jugueteaba con las armas en sus manos. Estas armas parecían casi un milenio delante de las de Norland, en parte porque el progreso de Norland en armas de fuego era muy lento. El estado actual de las armas de fuego en casa no era muy diferente de lo que era hace tres siglos.

Los grandes magos del Deepblue pensaban en las armas enanas como una broma. Eran simples tubos de metal grueso colocados toscamente en la parte superior de las manijas de madera. Eran solo efectivos dentro de los veinte metros, e incluso solo contra el cuero y la cota de malla. Un caballero con una placa completa podría ignorar por completo el poder de un arma.

Siempre y cuando estuvieran a más de diez metros de distancia, un arma no podría destruir las barreras de defensa a distancia de un mago. Sin embargo, dado lo lento que se movían los pistoleros, ¿cómo se podía intentar acercarse tanto a un mago? El mago los bombardearía con bolas de fuego antes de que pudieran acercarse, quemándolos hasta dejarlos crujientes. Además, incluso si pudieran acercarse tanto solo abalanzarse sobre ellos y patearlos podría tener mejores efectos. En cuanto a los luchadores cuerpo a cuerpo, cualquiera que pudiera protegerse con su energía no tenía por qué temer su minúsculo poder.

Todo lo que había aprendido sobre las armas en el Deepblue era que se trataban de herramientas que los enanos usaban para cazar animales salvajes, no útiles incluso contra las bestias mágicas más poderosas. Eran un buen invento, pero su uso principal era la minería.

Sin embargo, las armas del Yunque de Rayo eran muy diferentes. Richard había visto personalmente su tremendo poder a una distancia de cincuenta metros a través de los ojos de los murciélagos de élite. Tenían el poder de amenazar a los magos más débiles, siendo diez veces o quizás incluso más poderosas que las de Norland.

Según las estimaciones de Richard, estas armas tenían el poder ofensivo de la infantería pesada incluso contra la caballería pesada con armadura de cuerpo completo, siempre que estuviese a menos de veinte metros. Estas armas fueron extremadamente poderosas; aunque no pudieran perforar las armaduras, las monturas todavía se perderían. Peor aún fue el efecto de los sonidos explosivos y el humo. Los caballos normales se volverían inestables a causa de ambos, haciéndose cada vez más difíciles de controlar. Un asalto de caballería contra una formación concentrada de estos pistoleros sería básicamente un suicidio.

Los lanzadores de Richard podrían amenazar a cualquier caballería pesada que estuviera en el nivel 10 o inferior dentro de los cincuenta metros. Sin embargo, si bien tenían mucho más poder que los enanos, no podían atacar más de diez veces como máximo. Los pistoleros, por otro lado, podían disparar continuamente siempre que tuvieran suficientes armas cargadas.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.