<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 322

Libro 2 – Capítulo 205. Futuro

 

Cuando la ceremonia estaba llegando a su fin, los tres pálidos puntos de luz entraron en Kars, Marvin y Richard. Kars y Marvin habían ayudado con la ceremonia, aportando su propio poder divino para permitir la comunicación con el Dragón Eterno. Ellos recibieron una pequeña cantidad de gracia a cambio, lo que les permitió crecer en un nivel para llegar al 9.

Sin embargo, un simple espectador como Richard recibiendo un poco de la gracia dejó a Flowsand incapaz de evitar sentirse indignada. Incluso recibió una bendición relacionada con el tiempo, aunque en menor grado.

Bendición divina – Gota de Rocío de Vida. Su cuerpo no envejecería hasta dentro de seis meses.

‘¡Seis meses! Puedes hacer mucho con solo seis meses. Si hubiera treinta rocíos…’ Flowsand pensó con enojo, convirtiendo las cosas a la gracia divina una vez más. Por supuesto, su expresión seguía siendo tranquila, incluso solemne.

Cuando Kellac salió de la habitación, parecía una vez más un hombre de mediana edad. Su piel incluso relucía con un brillo dorado pálido. La enorme gracia divina no había sido totalmente absorbida aún, por lo que necesitaría unos días más para parecerse a una persona normal una vez más. Se envolvió por completo con una túnica con capucha, y se fue tan silenciosamente como llegó.

De vuelta en el nivel 13, Kellac ahora calificaba para ser llamado sacerdote incluso en Norland. Habia muchos buffs masivos entre los hechizos divinos de grado 6, por lo que su presencia aumentó en gran medida la fuerza del ejército de Richard. Por supuesto, Richard también aceptó a un enemigo de un sumo sacerdote del Dios de la Guerra de las Tierras Altas, tal vez incluso de toda la iglesia. Por supuesto, como invasor era el enemigo natural de todos los dioses de Faelor; no había diferencia si los ofendía mucho o solo un poco.

<< Nota: Buff; Efecto positivo que mejora alguna de las características de un personaje, generalmente de manera temporal, como aumentar la velocidad, la salud, la fuerza de ataque, etc. >>

Se fue esa misma noche, yendo a los Lanzas Cazadoras de Demonio para traer a todas las tropas directamente bajo su mando, también para ver si podía contratar al resto de ellos. Tenía setenta élites y quince ateos bajo su mando, los últimos de los cuales pronto se convertirían en seguidores del Dragón Eterno. No tenían el problema de cambiar su fe, así que, a diferencia de un sacerdote caído como Kellac, se convertirían en verdaderos clérigos.

A Richard no le importaba en absoluto la Gota de Rocío de Vida. Sin embargo, el conocimiento de que valía una treintava parte de un diablo mayor le dijo que esta gota no era tan fácil de obtener. Con su poder actual, cualquier diablo mayor podría derrotarlo con facilidad. Además, se había quedado parado a un lado viendo la ceremonia y aún así obtuvo algo de gracia; ese hecho hizo que Flowsand se enfureciera más.

Aunque esta hermosa clériga era un miembro titulado de la Iglesia, esta era la primera vez que se hacía cargo de un ritual tan importante por sí misma. Eso significaba que era también la primera vez que veía tantas opciones de regalos divinos. La gran cantidad de tesoros la cegó por un momento, convirtiéndola en una especie de adicta a las compras. Su lista de deseos era tan larga que no se podía ver el final, así que cada gota de gracia divina era extremadamente importante.

Sin embargo, ese pequeño regalo mostró el valor que el Dragón Eterno le daba a Richard.

El proceso de absorber la gracia esta vez fue mucho más breve, y Richard también estaba acostumbrado al creciente poder del tiempo. Sin embargo, numerosas cintas de luz de colores pasaron junto a él durante el proceso.

Anteriormente, habría pensado que esto era solo un fenómeno normal cuando uno estaba absorbiendo la gracia divina. Sin embargo, ahora que había leído el Libro del Tiempo una vez, sintió que le era familiar. Algo parecía estar oculto en esos rayos de luz, por lo que utilizó toda su energía y llamó a sus dos bendiciones para maximizar la velocidad de su pensamiento. Estaba tratando de encontrar una forma de atrapar lo que estaba escondido detrás de ese resplandor.

Con las bendiciones mejoradas de sabiduría y verdad, la percepción de Richard ya era igual a la de un santo. Finalmente logró ver las escenas detrás de ese velo de luz, solo que había demasiados destellos a la vez. Casi mil imágenes diferentes cruzaron su vista por segundo, algo que los hombres comunes no podían captar. El corazón de Richard latía salvajemente mientras hacía su mejor esfuerzo, pero aún así solo logró captar algunas escenas con dificultad. Incluso entonces todo estaba borroso, tanto que apenas podía distinguir las siluetas.

Pero cuando organizó las imágenes secundarias en su memoria y vio estas escenas con claridad, Richard de repente sintió que todo su cuerpo se congelaba.

———

Flowsand todavía tenía mucho trabajo para concluir la ceremonia. Para el momento en que terminó con todo, ya era de noche. La clériga exhausta se dirigió a la habitación de Richard, solo para verlo parado frente al gran mapa mientras estaba absorto en sus pensamientos. Su rostro era tan oscuro como el agua turbia.

Ella se sentó detrás de él sin decir una palabra. Los dos tenían sus propias preocupaciones, cada uno inmerso en su propio mundo. La habitación estaba en silencio, se podía escuchar el latido de los corazones, y el tiempo se deslizaba silenciosamente en la quietud. Cuando por fin salieron de sus ensoñaciones, habían pasado dos horas.

Richard parecía haber decidido algo, golpeando fuertemente el mapa con su puño.

Flowsand se levantó y se quedó detrás de él, mirando el mapa para ver que el puño había aplastado el marcador de un campamento de esclavos. Este campamento pertenecía al Cosaco Rojo y no estaba lejos de Agua Azul, un importante punto de intercambio en el comercio de esclavos del Cosaco.

Flowsand frunció el ceño. La incursión en la caravana de Cosaco Rojo aún podría considerarse una venganza por el atentado contra su vida, pero una emboscada contra su campamento de esclavos les sorprendería por su debilidad. Se verían obligados a enfrentarlo de frente, lo que llevaría a una inevitable batalla total entre las dos partes.

Un plano se desarrollaba sobre sangre y cuerpos. Flowsand no era una chica ingenua; ella también tenía la intención de eliminar por completo al Cosaco Rojo, pero el problema principal era el tiempo.

“¿No estás siendo un poco impaciente?”, Preguntó ella. No era inteligente hacer demasiados enemigos al mismo tiempo.

Richard no respondió, claramente aún en conflicto. El ataque sorpresa podría comprarles algo de tiempo, pero los beneficios no justificaban el riesgo. Ambos fueron bendecidos por el Dragón Eterno, el tiempo siempre estuvo de su lado.

“Flowsand. Vi algunas escenas borrosas al absorber la gracia divina. ¿Qué significan?” Preguntó Richard.

Flowsand se sobresaltó y se puso seria al preguntar, “¿Fueron claras?”

Richard vaciló por un momento, “No, todo estaba increíblemente borroso. Solo pude ver que algo estaba pasando, pero no distinguía en absoluto quién estaba involucrado.”

“Oh”, Flowsand no siguió presionando para obtener más detalles, sino que explicó, “La gracia divina del Dragón Eterno es una condensación del poder del tiempo. Por lo tanto, tu mente y tu alma podrían entrar en el río del tiempo al absorberlo, teniendo una premonición de posibles eventos futuros…”

“¿Una premonición del futuro?” La expresión de Richard cambió mucho.

Todavía mirando el mapa, Flowsand no notó su expresión inusual. Ella solo asintió, diciendo, “Lo que absorbiste fue el poder del tiempo, por lo que hay una posibilidad de ver el futuro. Sin embargo, debes ser un santo al menos para distinguir realmente lo que ves. No tienes esa habilidad ahora mismo.”

La habitación estaba muy poco iluminada. Flowsand no había superado su propia preocupación, así que estaba demasiado distraída para notar cuán inusualmente pálida estaba la cara de Richard.

Ella no creía que él ya tuviera la capacidad de obtener una visión rudimentaria de estas escenas. La mayor parte de lo que vio fueron campañas empapadas de sangre a través de planos extranjeros. Incluso en las situaciones más desesperadas, su voluntad era indomable. Sin embargo, dos cosas específicas lo hicieron sentir como si hubiera caído al abismo.

La primera era un vacío negro como la boca de un lobo. Sharon flotaba en el espacio vacío, desprovista de todo signo de vida.

La otra fue cinco años más tarde, donde Mountainsea se despidió de él y caminó hacia adelante sin mirar atrás. Frente a ella había un mar de enemigos, como un mar de negro opresivo.

Mirando el mapa una vez más, la mirada de Richard se volvió tan fría que podía arder.

Si… ¡Si esto era inevitable, eso sólo significaba que necesitaba tomar un rol más activo!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.