<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 329

Libro 2 – Capítulo 212. Volver a casa

 

Las habilidades de línea de sangre han sido estudiadas extensamente en Norland. No salieron de la nada, sino que tomaron poder en función de la clase del portador. Para un guerrero era energía y para un mago mana, pero había otras opciones como el poder astral, el fuego y la fuerza lunar. Este poder absorbido luego se transformó en la habilidad, ya sea poderosa o inútil. Por eso, solo unos pocos afortunados tenían el don de nacer con ellas. La mayoría de las personas desbloqueaban habilidades a medida que crecían en nivel.

Aquellos como Richard, que poseen múltiples líneas de sangre que podrían otorgar habilidades, a menudo se encontraban con un dilema de elección. Cuanto más usaran una de sus líneas de sangre, más se desarrollaría. Con el tiempo, crecería para dominar al resto.

Richard dejó que su mente se calmara una vez más, su fuerza del alma se extendió gradualmente. El mana dentro de su cuerpo comenzó a irradiar hacia fuera, aparentemente sintiendo algo.

Con el mana saliendo de su silencioso mar de conciencia, reveló el rayo ocasional de luz astral azul cercano. Estos rayos fueron atrapados por el mana, atraídos hacia su cuerpo para fortalecerlo ligeramente. Esta luz se disolvió inmediatamente una vez que entró en su cuerpo, pero hizo que una pequeña porción de su maná se volviera azul.

Esta fue la parte inicial de la técnica de meditación única de Sharon, la Fantasía Deepblue. Este método permitía percibir los rayos de luz astral que tenían propiedades desconocidas, sin usar maná elemental. Esta energía azul era algo similar al poder astral, pero no era exactamente lo mismo. Fuera de la capacidad de sustituir todas las otras clases de mana, Richard no había podido encontrar ninguno de sus puntos fuertes únicos todavía.

Richard solo empezó a usar la Fantasía Deepblue después de avanzar al nivel 10. Cada rayo que capturó equivalía a una décima de un punto de maná. Normalmente podía capturar de uno a tres rayos por cada hora de meditación, haciendo que la técnica fuera tres veces más rápida que cualquier otro método ordinario. Estos detalles fueron una prueba de cuán rica era la herencia del Deepblue.

La meditación no fue fácil. A Richard le resultaba difícil adentrarse en lo más profundo de su mente, razón por la cual solo logró encontrar un solo rayo astral en una hora. Además de eso, su línea de sangre Archeron de repente se volvió bulliciosa en el momento en que este entró en él, ¡absorbiendo el poder rápidamente!

Esta fue la primera vez que su línea de sangre absorbía el poder por sí misma. De repente, brilló una imagen en su mente, una que le era extremadamente familiar: un fragmento de las escenas futuras que había presenciado debido a la gracia divina. Era una imagen de Sharon, con su cuerpo flotando en el vacío ilimitado.

Richard abrió abruptamente los ojos, escupiendo una bocanada de sangre. ¡El líquido carmesí ni siquiera llegó al suelo, vaporizándose en el momento en que salió a borbotones!

*¡Bang!* La puerta de su habitación se abrió de repente; Flowsand había entrado desde la puerta de al lado, apenas a tiempo para ver el jirón de niebla sangrienta. Ella no pudo evitar gritar, “¿Qué pasa?”

Se escucharon algunos sonidos de arrastre, entrando Waterflower y Phaser también, en ese orden. Ambas estaban estrechamente conectadas con el alma de Richard, e inmediatamente lo sintieron vacilar. Esta angustia era como una bruma que se extendía para empujarlas hacia abajo, como si estuviera a punto de devorar al mundo entero en un momento.

Richard se tambaleó, sintiéndose repentinamente fatigado y débil. No pudo evitar apoyarse en el abrazo de Flowsand, pálido cuando cerró los ojos y dijo suavemente, “Estoy… estoy bien. Yo… solo quiero irme a casa.”

Al ver la sangre aún fluyendo por la esquina de su boca, Flowsand lo abrazó con fuerza, “¡Lo haremos! ¡Volveremos muy pronto! ¿Qué sucede contigo? No… no me asustes!”

Ella trató de limpiarle la sangre de la cara, pero sus manos heladas temblaban. Solo consiguió esparcir más las manchas de sangre.

La sangre que Richard derramó apestaba con el aura de la magia, sintiéndose muy similar a la mayor catástrofe que un mago podría sufrir – la desintegración del maná. La mente de Flowsand se había quedado en blanco en el momento en que cruzó la puerta para ver la niebla que se evaporaba. Ya no era la clériga divina que estaba tan tranquila como el agua, sino que sostenía al joven fuertemente en sus brazos ya que se sentía tan indefensa como cualquier otra.

Aunque sus almas no estaban conectadas, ella todavía podía sentir la bruma de desesperación que aparecía en las profundidades de su alma, cubriendo prácticamente la última luz de su conciencia. Sentía como si los cielos mismos se derrumbaran, dejándola sin la fuerza para extender su mano y resistir.

De pie a un lado, Waterflower simplemente sostuvo el Pastor del Descanso Eterno con fuerza permaneciendo desconcertada. Ella solo sabía matar, no curar. Aunque sus delicados dedos ya estaban pálidos por el esfuerzo, sabía que su espada no podía hacer nada en esta situación.

En cambio, Phaser, parada en silencio en la esquina hasta ese momento, dijo algo rígidamente. Esta era todavía una lengua divina, pero era el mismo lenguaje utilizado en Norland, por lo que Flowsand podía entender. “Hechizo divino. Restauración.”

Flowsand volvió repentinamente en sí misma, solo entonces recordando que ella era una clériga. Ayudó a Richard a levantarse y rápidamente comenzó un canto, preparando el hechizo de curación. No arreglaría la desintegración del maná, pero al menos trataría las heridas. Sin embargo, incluso este hechizo que ella podía recitar hasta en sus sueños, fracasó dos veces, solo logró lanzarlo correctamente en el tercer intento.

El poder rejuvenecedor se filtró de inmediato en cada parte del cuerpo de Richard, devolviendo un tinte rosado a su rostro pálido. Los movimientos violentos de su línea de sangre Archeron finalmente disminuyeron, el mana enloquecido se calmó.

Richard cerró los ojos, recuperándose por un momento antes de abrirlos de nuevo, “Estoy bien. Hubo solo algunos pequeños problemas durante la meditación. No hay necesidad de preocuparse.”

Flowsand abrió su boca, pero finalmente decidió no continuar con el tema, “Está bien… Pero no medites más esta noche. El hechizo necesita tiempo para funcionar.”

Richard asintió, sonriendo como siempre lo hacía, “Bien, no hay problema. ¡Deberían volver a dormir ahora!” Su elegante rostro de elfo había sido agudizado y frenado por numerosos viajes a la puerta de la muerte.

De hecho era tarde. Justo como habían llegado, Waterflower y Phaser se convirtieron en dos sombras que silenciosamente salieron de la habitación. Cuando Flowsand estaba en la puerta, de repente se volteó y dijo con seriedad, “Volveremos rápidamente.”

Richard mantuvo esa sorprendente sonrisa mientras negaba con la cabeza, “No hay prisa. No deberíamos apurar el asunto, solo sigamos trabajando en nuestro propio horario.”

“¡Mm!”, La clériga asintió con fuerza antes de regresar a su habitación, dándole un poco de espacio.

Richard se acostó en la cama, pero no podía dormir. El hechizo de restauración estaba mostrando sus efectos: el poder divino había activado las habilidades de curación de su cuerpo, sanando las heridas muy rápidamente. En el momento en que la fuerza divina se agotó por completo, una fatiga mordaz devoró cada nervio de su cuerpo dejándolo ansioso por descansar. Sin embargo, en el momento en que cerró los ojos, esas premoniciones que lo sacudieron hasta el fondo aparecieron en su vista una vez más. Fue imposible deshacerse de ellas.

Como no podía dormir, se vistió y se levantó de la cama, sacando sus herramientas mientras empezaba a hacer runas.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.