<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 347

Libro 3 – Capítulo 12. Caballero

 

Un grupo de personas extrañas entró en las Llanuras Eternas en otoño, caminando en dirección a Fausto. Sus carruajes eran brillantes y coloridos, los guardias en su mayoría guerreros bárbaros. Entre ellos había un pequeño grupo de caballeros con una armadura extremadamente hermosa, cuyo emblema era una rama de árbol doblada en forma de anillo. Los caballeros de arce del Imperio Milenario eran una de las tres legiones de caballeros más grandes encargadas de proteger la capital imperial, y tenían una gran reputación en el continente.

Cuando entraron en las Llanuras Eternas, el guerrero bárbaro al timón del grupo, al menos una cabeza más alto que el siguiente hombre más grande, utilizó el extenso campo de visión de la meseta para seguir el camino que ascendía por el Pico Milagroso hasta la Ciudad de las Leyendas, Fausto.

Este era Steelrock, el guardia más cercano de Mountainsea. Su aura brutal se había desvanecido de su última visita a Norland, reemplazada por la desolada sensación de distancia de Klandor. Miró a la Ciudad de las Leyendas durante tres minutos enteros antes de asentir, “¡Esto está mejor!”

Cuando llegaron a la base de la montaña, la caravana fue detenida en el puesto de control. Cuando los soldados de guardia revisaban los documentos según el reglamento, un grupo de patrulleros se precipitó desde un costado. ¡Su líder era un caballero rúnico! Solo Fausto era tan lujoso que incluso los líderes del equipo de patrulla eran caballeros rúnicos completos.

Los soldados se detuvieron frente a la caravana y señalaron los grandes vagones, preguntando fríamente, “¿Qué hay dentro?”

Uno de los bárbaros habló, “El esqueleto de una bestia antigua, para el joven maestro Richard de la Familia Archeron.”

“¡¿Una ofrenda?!” El caballero rúnico gritó por reflejo, conmocionado. Incontables ideas comenzaron a pasar por su mente; ¡estas carretas ante él valían más que su peso en oro! También tomó una decisión increíblemente rápida, e inmediatamente hizo señas a los caballeros detrás de él mientras gritaba, “¡Esta gente podría ser espía! Llévenlos a la parte de atrás, ¡los objetos en las carretas deben ser inspeccionados cuidadosamente!”

Las palabras del caballero rúnico dejaron a los bárbaros conmocionados y enojados. Sin embargo, aquellos que estaban familiarizados con las circunstancias recientes de Fausto entendieron claramente el significado implícito detrás de esas palabras. El patrullaje de los alrededores de Fausto siempre fue realizado por las familias poderosas a su vez.

Este caballero rúnico era de la familia Joseph, que ya eran archienemigos de los Archerons. El guerrero bárbaro había revelado casualmente que las carretas eran entregas de esqueletos de bestias antiguas que podían ser usados como ofrenda, e incluso para Richard. Desafortunadamente, con Gaton atrapado en otro plano, la isla 7-2 estaba actualmente en su punto más vacío. Debido a eso, el caballero rúnico tomó la decisión de apoderarse de estos por la fuerza. Incluso se sintió orgulloso de su determinación y pensamiento rápido.

Eran solo un grupo de bárbaros, ¿qué podrían hacer en Fausto?

En el momento en que el caballero rúnico dio la orden, los caballeros detrás de él se apiñaron con la intención de rodear la caravana y tomar las preciosas carretas. Sin embargo, lo que sucedió después no fue tan hermoso como el caballero imaginó. Los primeros que avanzaron fueron lanzados hacia atrás mucho más rápido que su avance, como si fueran moscas que se alejaron. Un cuerpo enorme y fuerte apareció ante el caballero rúnico, con un dibujo escarlata sobre su pecho desnudo. Fuera de un collar de dientes de bestia colgando alrededor de su cuello, no había ni una sola arma o accesorio en su cuerpo.

Una sola barrida del brazo de Steelrock había enviado a todos los caballeros ante él volando.

Los ojos del caballero rúnico se estrecharon. Este bárbaro frente a él le infundía miedo en el corazón, pero no podía sentir ningún tipo de poderosa energía o aura en el cuerpo del hombre. Parecía que el tipo dependía puramente de la fuerza natural. Con la sangre de bestias salvajes fluyendo a través de las tribus bárbaras, esta era una cosa común que no valía la pena temer.

Al ver la segunda oleada de caballeros que el hombre arrojaba, el caballero rúnico se precipitó a sangre ardiente, rugiendo de ira, “¿Te atreves a comportarte de una manera tan atroz bajo la ciudad de Fausto? ¡Envíen la alerta!”

Una llamarada roja sangre voló hacia el cielo, dejando escapar un silbido penetrante. ¡Los caballeros rúnicos de servicio de la familia Joseph se apresurarían de inmediato, su líder un santo!

El caballero rúnico miró a los bárbaros frente a él con una sonrisa burlona. En su opinión, estos salvajes estaban casi muertos. Sin embargo, de repente frunció el ceño cuando vio a ese guerrero excepcionalmente grande; la mirada orgullosa de ese hombre era indomable, incluso con algún desprecio dentro. Fue como si sintiera que la señal de ayuda era increíblemente desdeñable.

El ojo del caballero rúnico se crispó, viendo rojo en un instante. No le gustaba que otros fueran arrogantes ante él, ¡y ahora no le importaba ocultar su intención de aniquilar a la caravana! Quitándose la máscara, espoleó a su caballo y activó todas sus runas. Corriendo hacia Steelrock en un instante, ¡cortó con una enorme espada que pesaba unos cientos de kilogramos!

“¿Quieres morir?” La mirada en los ojos de Steelrock cambió de repente, volviéndose feroz y aterradora como una bestia salvaje. ¡En realidad se rió frente al enloquecido caballero rúnico que estaba cargando hacia él, su poderosa aura se convirtió en un tornado que se elevó hacia el cielo cuando el suelo bajo sus pies se rompió en un instante!

El bárbaro levantó su pierna gruesa, simplemente pateando el caballo de guerra del caballero en el pecho. El abdomen de la criatura se hundió de inmediato, su cuello se torció de forma poco natural al volar de regreso desde donde provenía. ¡Una sola patada había detenido la carga salvaje de un caballero rúnico!

La sangre salió de repente de la visera del caballero rúnico, su cuerpo fuertemente acorazado salió volando del caballo. Aún así, era un maestro entre los caballeros, no admitiría la derrota tan fácilmente. Recuperando el control de su cuerpo en el aire, giró su enorme espada para atacar a Steelrock.

Steelrock permaneció de pie en el mismo lugar, solo enviando un golpe hacia delante. Su enorme puño derecho aterrizó con firmeza sobre el cuerpo del caballero rúnico, y después de un sonido penetrante de metal retorcido, la totalidad de su armadura quedó irreconocible. El hombre voló más de diez metros, cayendo con un golpe antes de rodar otros diez. La sangre fresca brotaba de las grietas en un torrente; una sola mirada sería suficiente para saber que estaba más muerto que un muerto.

Los sencillos movimientos de Steelrock que habían eliminado a su capitán sacudieron a todos los caballeros patrulleros. Su gran aura asustó a los caballos de guerra, forzando a los más débiles a arrodillarse.

Steelrock miró a su alrededor con una sonrisa burlona, ​​gritando, “¿Os atrevéis a robar los regalos de Mountainsea? ¡Tienen agallas!”

De repente, un grito de enojo resonó de lejos, “¿Mountainsea? ¿Que es eso? Perros salvajes, ¡todos ustedes morirán aquí hoy!”

Un escuadrón entero de caballeros rúnicos se desplazó a gran velocidad desde un kilómetro de distancia, las pezuñas de hierro de sus monturas levantando una tormenta de polvo no menos de lo que vendría de una compañía completa de caballería pesada. De hecho, ¡su poder era mayor que el de una compañía bien equipada! Al frente del escuadrón, un caballo voló por las llanuras como si caminara sobre el viento. El caballero encima de él estaba emitiendo un aura poderosa que hacía que pareciera que llamas ardían por todo su cuerpo. ¡Este era claramente una potencia santo! La mirada de Steelrock se volvió fría. De repente, reprimió su aura, la presión que rompía la tierra desapareció sin dejar rastro mientras avanzaba, el enorme cuerpo aparentemente perdiendo peso y volviéndose ágil.

Sin embargo, solo había dado un paso antes de que una mano lo detuviera.

Este era uno de los caballeros de arce, solo diferente de sus camaradas en que tenía dos espadas cruzadas sobre su espalda en vez de una. Tenía la figura del hombre promedio, pero aún así silenciosamente detuvo a Steelrock con esa única mano. “Eres demasiado brutal, déjame hacerlo.”

Steelrock se enfadó por eso, “¿Por qué? ¿Los bárbaros les tenemos miedo?”

El caballero negó con la cabeza, “No, pero si lo haces a tu manera, Richard tendrá muchos problemas innecesarios”.

Steelrock vaciló por un momento, pero luego asintió, “¡Está bien! Ustedes en el continente tienen un montón de reglas extrañas. ¡Pero no lo olvides, insultó a Su Excelencia Mountainsea!”

El caballero asintió en respuesta, “Entiendo.”

Luego se adelantó, deteniéndose ante la formación de caballeros rúnicos. Todavía estaba parado casualmente, pero un aura aguda repentinamente se elevó hacia el cielo. Toda la persona del caballero parecía una espada desenvainada, una de sus espadas dejó su vaina por sí sola para caer en sus manos. Un destello cegador envolvió toda el área, ¡la luz acuosa de la espada deslumbró instantáneamente a todos!

La potencia santo estaba inconsolablemente aterrorizada, apuñaló con la pica verde en sus manos en desesperación. Un ligero chillido resonó cuando el arma fue reducida a pedazos, ¡y la luz de la espada lo tragó entero! El santo de repente se sintió mucho más ligero, comenzando a flotar donde estaba parado. Luego vio al caballero aparecer frente a sus subordinados y caminar tranquilamente junto a ellos. La espada en sus manos ya no se podía ver, solo una luz tan brillante que no uno no podía mirarla directamente.

Los caballeros rúnicos mantuvieron su posición de avance, pero sus acciones fueron lentas como un caracol. Incluso después de que el caballero de arce había regresado a su posición original, todavía no habían avanzado la longitud de un caballo.

Por un segundo el mundo quedó incomparablemente silencioso, dejando al santo incapaz de oír una sola cosa. Un momento después, un sinnúmero de sonidos se arremolinaron en sus oídos. Fue solo entonces que se dio cuenta de que había volado alto y que estaba cayendo rápidamente, ¡y pronto fue plantado en el suelo!

Los otros caballeros rúnicos también fueron volteados, todos cayendo de sus caballos. Las bestias relincharon y saltaron varias veces en el lugar antes de caer también, muertas en un abrir y cerrar de ojos. Los caballeros rúnicos aún podían luchar un poco, pero ninguno de ellos podía ponerse de pie inmediatamente.

El santo finalmente se levantó con dificultad, sintiendo una ola de mareos. Sin embargo, descubrió que su mano derecha no se levantaba con el resto de su cuerpo. Forzándose a sí mismo, miró hacia atrás al suelo solo para que su visión se nublara. ¡El caballero ya había cortado su brazo derecho!

“Tú… Tú…” el santo señaló con una mano temblorosa al caballero, pero no pudo decir nada.

El caballero de arce habló con indiferencia, “¿Desde cuándo la Familia Joseph es tan agresiva y desvergonzada que están robando a la gente bajo las narices de Fausto?”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.