<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 375

Libro 3 – Capítulo 40. Gloria (2)

 

Muchas personas habían trabajado incansablemente para venir aquí desde todo el país. Incluso hubo algunos del Imperio Árbol Sagrado y del Imperio Milenario; el largo viaje significó que tuvieron que tomar una ruta laboriosa con varias bestias voladoras. Incluso los países hostiles a la Alianza Sagrada habían enviado a sus agentes. La información de segunda mano no era tan confiable como tener un par de ojos reales en el evento.

En lo que respecta a los grandes imperios, un creciente número de maestro de runas normales significaba un ejército cada vez mayor de caballeros rúnicos. Además, cualquier avance por parte del maestro de runas real fortalecería en gran medida a las potencias de la Alianza. Esto significaba que había mucho interés en la convención de runas de Lunor, incluso los no humanos probaban suerte para obtener información sobre la convención.

La convención se llevó a cabo en el templo público más grande de Fausto, y el maestro de runas real había reservado un salón entero. El Templo de la Gloria era tan antiguo como el mismo Fausto, habiendo existido en la ciudad desde que fue descubierta por primera vez. El templo había sido sede de numerosos eventos a gran escala en la historia, desde actuaciones musicales hasta convenciones de runas. Con el tiempo, se había convertido en una ubicación habitual para todas las convenciones de runas.

Además de la convención oficial, el estudiante más orgulloso de Lunor estaba anunciando una runa propia. Aunque parecía que Foster solo tenía una runa ordinaria de grado 2 para mostrar, aún significaba la incorporación de un nuevo maestro de runas a la Alianza Sagrada. Esto aumentaría en gran medida su poder estratégico.

Aún así, no muchas personas estaban interesadas en él. La mayoría estaba aquí únicamente para ver a Lunor, sabiendo que la Alianza Sagrada era el más joven de los tres imperios humanos y tenía una fundación superficial. La creación de runas en la Alianza no era tan avanzada como los demás, pero una runa de grado 4 de Norland compensaría una gran parte de la diferencia. Además, Lunor avanzando también aumentaría las habilidades de sus estudiantes.

Y sin embargo, un día antes de la convención, una noticia explosiva resonó en toda la Alianza. ¡Richard Archeron celebraría una convención de runas el mismo día!

En cualquier otra situación, esto sería simplemente un nuevo maestro de runas que se presenta a la vista del público. No se podría ganar mucho de tal convención. Sin embargo, sorprendentemente, la convención de Richard también se celebraría en el Templo de la Gloria. Además, ¡él también había reservado un gran salón directamente frente a Lunor!

Aquellos que fueron agudos rápidamente sintieron lo extraño de todo esto. Su interés en Richard creció considerablemente, con información sobre él siendo compartida en todas partes. El tema más discutido fue la evaluación de que él era un futuro santo maestro de runas. Aunque sonaba ridículo, era algo que había salido directamente de la boca de una legendaria maga, ¡Su Excelencia Sharon!

Por supuesto, hubo pocas personas que entendieron cuán valiosa y confiable era tal evaluación de Su Excelencia.

Richard no estaba preparado para tal circunstancia. Fue solo cuando Noelene personalmente le entregó los detalles de la convención que se dio cuenta de que era incluso en el mismo lugar. Por muy magnánimo que fuera Lunor, probablemente tomaría esa acción como un desafío directo inaceptable. Y Lunor nunca había sido conocido por su generosidad.

Mirando a través de los detalles una y otra vez, Richard levantó la cabeza y miró directamente a los ojos de Noelene, “Sacerdotisa Noelene… Pareces muy interesada en vernos a mí y al Magnífico Maestro Lunor en extremos opuestos, creando una situación donde la mediación no es una opción.”

Noelene sonrió, “Sí, pero esa no es la verdad completa. Hicimos estos arreglos en parte para que más personas puedan ver tus runas. Un precio pequeño como este debería valer la pena para convertirse en un maestro de runas real, ¿no?”

“¿Un maestro de runas real?” Richard había escuchado esto muchas veces.

“Mm. Si te desempeñas bien en la convención, puedes abrir las puertas a una asociación potencial con la familia real. Si logras obtener un contrato con la Alianza Sagrada, te apoyarán con una gran cantidad de materiales preciosos. Cuando te conviertas en un maestro de runas real oficial, se te otorgará acceso irrestricto al depósito real.

“Además, puedes mirarlo desde otro ángulo. Sin importar dónde estes, ser notado por la familia real automáticamente te haría un enemigo de Lunor. Por lo que de todos modos lo estarás ofendiendo, ¿por qué no echarle sal en la herida?”

Habiendo escuchado sus palabras, Richard siguió con otra pregunta, “¿Estoy en lo cierto al decir que tú no planeaste esto?”

Noelene sonrió, “Chico inteligente. La Iglesia del Dragón Eterno siempre toma una posición neutral… Hmm, por supuesto, eso está fuera de circunstancias especiales; siempre hay excepciones. Solo estoy haciendo un favor a alguien con este arreglo.”

“¿A quién?” Preguntó Richard.

“No puedo decírtelo, pero lo sabrás lo suficientemente pronto. La única información que necesitas es saber que esto no te hará ningún daño. La persona en cuestión no alberga mala voluntad hacia ti.”

Richard no continuó insistiendo en el asunto, simplemente asintiendo y despidiendo a la estimada sacerdotisa.

———

El Templo de la Gloria.

Una hora antes de que comenzaran las convenciones, muchas personas ya estaban dentro de los salones. Se agruparon en varias camarillas, bromas y discusiones en abundancia. Todo el mundo estaba adivinando la relación entre Richard y Lunor.

Los diseños de los dos salones eran completamente diferentes. La convención de Lunor fue obviamente más lujosa, con un escenario alto que parecía impresionante. Por el contrario, el montaje de Richard parecía simple. A diferencia de Lunor, no había preparado bocadillos ni vino para sus invitados.

Ambas convenciones comenzarían oficialmente a las diez de la mañana.

La mayoría de la multitud estaba naturalmente en la convención de Lunor. Las mercancías de un maestro de runas establecido eran siempre más atractivas que las de alguien que acababa de avanzar. Por mucho que Richard fuera un futuro santo maestro de runas, eso no significaba nada en el ahora.

Si un poder enviaba una delegación, el principal responsable de la toma de decisiones estaba en el salón de Lunor mientras un asistente o seguidor era enviado a ver los eventos en la convención de Richard.

Cuando Lunor subió a su escenario alto para mirar a las muchas personas que había debajo, no se sintió particularmente feliz. La llegada de Richard había atenuado severamente su espíritu. Él aclaró su voz y comenzó a hablar, “Señoras y señores. Me complace tenerlos a todos aquí hoy para presenciar la presentación de mi nueva runa. Como todos saben, las runas son la joya de la corona de la magia. Si deseas profundizar en el mundo de las runas, debes pasar muchos años arduos y aislados explorándolo. No existen maestros de runas genios…”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.